Inicio Lanzamientos A-Z EMPIRE – Trading Souls

EMPIRE – Trading Souls

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Seré sincero, cuando llegó a mis manos este segundo trabajo del
proyecto del guitarrista alemán Rolf Munkes, en realidad no sentí
demasiadas ganas de escucharlo inmediatamente, su anterior trabajo “Hipnotica”,
a pesar de contar con una formación de auténtico lujo, no terminó
de convencerme, pero he de reconocer mi equivocación a la hora de retrasar
la escucha de este “Trading Souls”, en el que desde el primer momento
observamos una mayor madurez a la hora de la composición, que influye
notablemente en la calidad de los temas y en la interpretación por parte
de todos los que contribuyen en el resultado final de la obra, grandes harmonías,
buenísimos riffs, potente base rítmica y una cuidada elaboración
en todas las canciones, hacen de “Trading Souls” sin duda uno de
los grandes discos que han visto la luz en este 2003.

Todo hay que decirlo y es que del anterior trabajo a éste
hay pocos cambios, pocos pero quizá significantes, en primer lugar la
elección del vocalista, si en “Hipnótica” era Lance
King (Balance of Power) quien ponía la voz, en este caso se trata de
Tony “The Cat” Martín (Black Sabbath, The Cage), quien pone
su garganta al servicio de Rolf Munkes, el resto de la gente, pues músicos
“desconocidos”, Don Airey a los teclados, Gerald Kloos y Anders
Johansson a la batería y Neil Murray al bajo, una verdadera constelación
de estrellas del Hard Rock.

Comenzando con los acordes clásicos de “One in
a Million” donde aparte de la magnífica voz de Martín, tienen
un gran protagonismo los teclados, ofreciéndonos ya desde el inicio del
disco un Hard Rock de una altísima calidad, pero sin duda el tema que
más me ha llamado la atención entre los 10 que componen el CD
es “Pay Back Time”, segundo corte, donde la atrayente melodía
es interpretada continuamente por unos magníficos coros, que dejan la
voz del solista para que rompa con una mayor sequedad la línea musical
de la canción, no es de inicio una composición para oídos
fáciles, puede parecer una horterada o por el contrario una enormidad,
pero no te dejará indiferente, simplemente se te queda en la cabeza,
quizá en gran parte debido al buen hacer de los coros. “Big World,
Little Man” nos ofrece de nuevo otra gran interpretación por parte
de Don Airey, con los teclados sonando en plan clásico, este hombre es
sin duda y tras muchos años uno de los grandes de verdad.

Es muy de agradecer, al tratarse del proyecto de un guitarrista, primero, que
no haya ningún tema instrumental, segundo la no saturación de
“sólos” rapiditos, pesaditos y a destiempo a lo que nos están
acostumbrando los grupos actuales, Rolf Munkes utiliza la guitarra con destreza,
pero ésta la demuestra en su justa medida, sin superponerse en ningún
momento a la melodía de la voz, apareciendo cómo soporte de la
base rítmica y entrando en las partes solistas a tiempo y con mucha coherencia
con el resto de la canción, quizá es en otro de los grandes temas
del disco “You”, también con una gran melodía por
parte de Tony Martín y unos espléndidos coros donde rompe en parte
la tónica general, pero la parte final merece realmente la pena. También
es gratificante poder escuchar medios tiempos de verdad, “Did You Ever
Love Me” o “Teenage Deadhead” creados con verdadero buen gusto,
con partes más cargadas de dramatismo y sin caer en la melodía
fácil y resultona demasiado melosa.

En resumen un espléndido trabajo, sí es cierto,
alguien lo pensará, con toda esta gente tocando, es muy fácil
hacer un buen disco, pero sin embargo el trabajo anterior no tenía, al
menos para mí, la calidad de éste, más elaboración,
temas con más gancho y a destacar también la cuidada producción
del disco, lo cual contribuye a completar una gran obra de Hard Rock de verdad.

Diego L. Pérez