Inicio Lanzamientos A-Z AVALANCH – Los Poetas Han Muerto

AVALANCH – Los Poetas Han Muerto

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Amigos, muchos de vosotros sabéis que AVALANCH son una de mis
debilidades junto a Saratoga y los extintos Dark Moor… lo reconozco. Las tres
bandas independientemente de que me encanten es claro que están en la
cúspide por meritos propios, es indudable, lo que me gratifica, ¿no
tengo tan mal gusto, no?.

Debo reconocer que éste “Los Poetas Han Muerto” era uno de
los discos que esperaba con más ansia, y más aún tras escuchar
varias veces el álbum, desde cuando solo era una maqueta, hasta cuando
aún no estaba masterizado y no había cantado Matos, pero hasta
que no lo he tenido a mi alcance en mi humilde morada no he podido darme cuenta
de la brillante joya que es éste último viaje por los mundos sonoros
de Alberto Rionda.

Hablando de Rionda, a modo de alegato debo decir por si alguien no lo sabe
que este álbum es el resultado del constante trabajo realizado con extremo
mimo, durante día y noche, a imagen y semejanza de un genio, el genio
Rionda; un genio demasiado criticado, y claramente menos respetado de lo que
merece. Es una especie de Brian May o Blackmore a la española… lo diré
cientos de veces, si fuera finlandés, americano o alemán le tendríamos
todos en la cima del pedestal, pero amigos, Alberto es asturiano y vive en su
humilde sótano de Bunker, eso no vende, no luce, ni se valora. Es claro
que Rionda es muy cabezota, y que se ha salido con la suya en éste trabajo,
en mi opinión superior a “El Angel Caido”. Muchos le acusan
de egocéntrico y egoísta, de hacer las cosas a su capricho, pero
digo yo, si el resultado final es este inmenso álbum, merece la pena
toda su notable obcecación y cabezonería , además, ¿no
hacen eso todos los grandes compositores y líderes?, ¿qué
compone para el mismo?, sí, ¿qué a veces le puede su ego?,
seguramente . No nos carguemos a un gran genio por decreto y sin saber su verdadera
labor, al menos respetémosle como merece… Los que amáis la música
sabéis por que lo digo, pero lo sabréis más aún
cuando os deleitéis con éste majestuoso disco.

Uno de los mayores retos de Alberto en éste nuevo viaje sonoro es demostrar
al Mundo entero que no se ha equivocado con el cantante Ramón Lage .
En mi opinión la labor de Rionda ha tenido un premio inesperado: un cantante
como el soñaba, con una preciosa y cálida voz, un timbre bien
administrado, gran calidad, un excelso lirismo y unas dotes interpretativas
excelentes. El único “pero” sobre Ramón es que a veces,
en algunos fragmentos de alguna canción parece un tanto encorsetado y
con el freno de mano echado, cuando debería volar a más altura,
desgarrando la voz con fiereza y rabia. Por lo demás me parece el vocalista
perfecto para los nuevos Avalanch. Reconozco que cuando le oí
cantar por primera vez en la demo que se colgó en nuestra web y en la
de la banda de “Delirios de Grandeza” me pareció que no era
vocalista para Avalanch, pero jamás me ha dado más placer equivocarme,
la verdad. Ahora solo falta que se quite las ligaduras en directo y vuele como
con el tiempo sabrá hacer.

Antes de desgranar algunas partes del c.d. dentro de ésta larga “review”
quiero dejar algunas cosas claras a mi modo de escuchar. “Los Poetas Han
Muerto” es un disco arriesgado. A muchos os parecerá cuando lo escuchéis
que algunos de sus temas y fragmentos recorren caminos diferentes. Es claro
que Rionda ha querido evolucionar tras los senderos que ya nos mostró
en “El Angel Caido” hacia territorios más frescos, sutiles
y arreglos más cargados de melodía y sentimiento. Es evidente
que el disco es una continuación de “El Angel…” pero con
guitarras más pulcras y cristalinas, más aportación de
piano y teclados, menos dobles bombos y ritmos galopantes, y melodías
vocales más redondas y no tan subidas de tono. Creo que con éste
disco quedan muy lejos “La Llama Eterna” y “El Llanto de un Heroe”.
Rionda ha sacrificado los himnos fáciles en pro de la calidad, la madurez
y la melodía.

Mis canciones favoritas son “Cien Veces” , “Niño”
y “Del Cielo a La Tierra” . Son temas complejos, con una dosis de
calidad fuera de toda duda, unas melodías impresionantes, unos arreglos
muy inteligentes, mezclas constantes de fragmentos heavys con partes sutiles
cargadas de “feeling”, una labor vocal de Ramón perfecta y
unos voces y coros magníficos.

En “Cien Veces” las guitarras cristalinas del principio se mezclan
con un riff oscuro, malvado, serio y heavy, hasta que Ramón comienza
a cantar en tonos ultra graves, combinados con unos coros susurrantes hasta
que llega el gran estribillo .

“Niño” es otra portentosa composición de principio
a fin que dejará a todos perplejos. Comienza con unas guitarras enfadadas
que te van metiendo en su globo sonoro. La colosal melodía de voz de
Ramón se enfrenta con una penetrante y profunda voz de una especie de
malvado narrador que habla del bien y del mal. El contraste es brutal. El estribillo
es uno de los más preciosos de todo el álbum. La canción
está repleta de cambios de clima sonoro. Suena el piano y los niños
lloran… ¡impresionante!.

“Del Cielo a La Tierra” será comparado por muchos con “Las
Ruinas del Edén” . Es otro temazo. Comienza con unas afiladas guitarras,
y resulta ser un viaje sonoro por partes power, progresivas y ultra heavy´s
donde Ramón vuelve a demostrar su categoría y André Matos
de Shaman aporta todo lo que lleva dentro en un estribillo demoledor, combinado
magistralmente con unos coros grandiosos.

También son maravillosos cortes como “Lucero”, un canto a
la melodía, fácil y comercial, y “Madre, Tierra” uno
de los más directos, heavy´s y apisonadores, con un gran estribillo
y una base poderosísima .

Mención a parte merecen los “baladones” “Ecos de Vida”,
elegante y con influencias célticas, y por supuesto la gran canción
“Alborada” , un regalo para los oídos más delicados,
con una interpretación prodigiosa por parte de Ramón, y el típico
peligro relativo de las posibles críticas de algunos detractores que
comentarán que Avalanch se han descafeinado en exceso haciendo éste
tipo de canción, pero si os quitáis los prejuicios y caéis
en la cuenta, tenemos que reconocer que de éste tipo de canciones “peligrosas”
están los mejores discos de heavy llenos.

Tengo que terminar de alguna forma esta larga review, y lo hago con una fácil
y obvia pregunta: “¿Los poetas han muerto?, yo creo firmemente que
no… nos queda Alberto Rionda” . Por cierto, las letras son muy buenas…

Rafa Basa.