Inicio Conciertos Crónica Concierto MOONSPELL en Barcelona. El reportaje y las fotos.

MOONSPELL en Barcelona. El reportaje y las fotos.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil



Untitled Document


 

Barcelona, 16 de Noviembre. Sala Razzmatazz
2.

Tras su fenomenal actuación en el Rock Machina de este pasado verano,
la banda de metal portugués más internacional de todos los tiempos
MOONSPELL, volvía a pasarse por tierras españolas siendo
esta la cuarta gira que les traía por aquí. Tras una anterior
visita a Barcelona un tanto desafortunada presentando “Butterfly effect”
junto a KREATOR, WITCHERY y NOVEMBRE, los portugueses rectificaron
su propuesta que cada vez se adentraba en terrenos más y más electrónicos,
optando por retomar algo del espíritu que les encumbró a mitades
de los 90 con lp’s de culto como “Wolfheart” o “Irreligious”
y crear un nuevo trabajo que sin ser nada del otro mundo, resultase altamente
superior a su anterior “Butterfly effect”.
De hecho con este nuevo “Darkness and hope”, la banda liderada por
Fernando Ribeiro ha vuelto a entrar en las listas del mercado alemán,
algo que no sucedía desde los tiempos de “Irreligious” y que
les ha vuelto a situar en el primer plano de la escena gothic metal en detrimento
de los ya extintos CREMATORY y junto a otras tantas bandas, desde los
emergentes TRISTANIA hasta los ya consagrados LACRIMOSA pasando
por toda la armada pop finlandesa.
Suponemos que esta reorientación de su carrera y su sonido característico
forma parte de una estrategia plenamente estudiada con el único objetivo
de recuperar a sus viejos fans y porqué no, conseguir las ventas de antaño
que a fin de cuentas es lo que hace que una banda siga o se hunda, para que
nos vamos a engañar.

Fernando Ribeiro
Fernando Ribeiro

Si bien en anteriores giras MOONSPELL siempre habían venido bien
acompañados, véase el caso de MORBID ANGEL en el 95 ( siendo
estos los cabezas de cartel ), LACUNA COIL en el 97 o KREATOR
y WITCHERY en su última visita hace poco menos de 3 años,
para esta ocasión los elegidos fueron una banda nacional llamada ADDICTION,
completamente desconocidos para un servidor y para el 100 % de los asistentes
al evento.
Su propuesta vendría a ser una especie de refrito entre sonoridades bastante
pausadas y melódicas tipo HEROES DEL SILENCIO o MARILLION
(los últimos, obviamente), junto con pasajes más oscuros característicos
de los propios MOONSPELL o cualquier otra banda del género, todo
ello mezclado y filtrado con elementos bastante atmosféricos e incluso
psicodélicos pudiendo llegar a recordar a unos PINK FLOYD.

He de reconocer que ante una propuesta tan arriesgada salieron victoriosos
todo y que al público no pareció importarle un pimiento lo que
sucedía encima del escenario, y es que su música me pareció
sumamente atractiva, pero la veo enfocada y dirigida sobretodo a una escucha
placentera en el sofá de mi casa y no de pie en un show actuando de teloneros,
quienes se supone que han de animar el cotarro y no hundirlo.
Tras varios problemas técnicos con los teclados y los micrófonos
de la batería y habiendo actuado poco más de media hora dieron
por finalizada su actuación, por mi parte pienso seguirles la pista.

Fernando Ribeiro
Fernando Ribeiro

Curioso fue el hecho de que la espera entre grupo y grupo no fuese agónica,
primero de todo por su corta duración y segundo porque por vez primera
en mi vida conseguía notar el aire acondicionado en una sala de conciertos,
todo sea dicho. El aspecto era un tanto desolador con apenas poco menos de la
mitad de la sala Razzmatazz II llena y por momentos de la poca actividad humana
que había ahí dentro hasta hacía frío y todo, inédito
señores.
Todo esto no influyó para nada en la actitud de MOONSPELL que
saltaron al escenario con ánimo de gustar e impresionar al público
gracias a una tratada puesta en escena, toda ella muy barroca y recargada consistente
en candelabros, velas, una especie de arbustos situados sobre el suelo y sobretodo
lo que más me llamó la atención, el soporte de teclados
de Pedro Paixao que venía a ser como una especie de árbol sin
ramas ni hojas, muy decadente todo ello 100 % de acorde con lo estrictamente
musical.

moonspell
Fernando Ribeiro

Abrieron con dos piezas pertenecientes a su nueva obra “Darkness
and hope”, “Than the serpents in my hands” y “Devilred”
donde Fernando Ribeiro sacó el faro creando así una de las primeras
imágenes visualmente atractivas de la noche, acto seguido atacaron su
primer clásico y probablemente el tema que les lanzó a la fama,
el archiconocido “Opium” perteneciente a su obra maestra “Irreligious”
del 96. Gracias a este tema empezaron a despertar y calentar al público
quien no las tenía todas consigo tras la actuación de ADDICTION
y las bajas temperaturas registradas en la sala. El siguiente tema en sonar
no fue otro que “Wolfshade ( a werewolf masquerade)”, uno de los grandes
clásicos de MOONSPELL que abría aquel lejano “Wolfheart”
de hace 7 años. Con este tema la gente ya se metió de pleno en
el show y recibieron muy gratamente la siguiente canción que no fue otra
que “Abysmo”, la única pieza salvable ( y con mucha distancia…)
de su no muy afortunado “Sin/pecado”, un disco que causó el
abandono de muchos de sus fans incondicionales que los seguían desde
el principio (entre los que me incluyo) y porqué no decirlo, la adquisición
de muchos otros atraídos por esta nueva faceta de la banda, más
comercial y digerible para el gran público.

Fernando Ribeiro
Moonspell

Si bien la cosa iba viento en popa, con el siguiente “Butterfly effect”
el ambiente volvió a enfriarse bastante puesto que este tema, y el album
homónimo en general son de lo más mediocre que han hecho MOONSPELL
en toda su carrera. Por suerte no le dieron más cancha y con ese tema
se cerró la aportación de “Butterfly effect” al setlist
exceptuando “Angelizer” donde Fernando Ribeiro sacó unas alas
de fabricación casera hechas a base de plásticos, cañas,
hierros y cables otorgando a la figura del propio frontman un aspecto bastante
futurista y visual.

El repertorio continuó con más temas nuevos como “Heartshaped
abyss”, “Firewalking” o “Nocturna” que junto con las
clásicas “Mephisto” y “Vampiria”, su tema más
conocido entre los ambientes góticos, dieron por finalizada su actuación
antes de los bises.

Fernando Ribeiro

En su vuelta al escenario tras el primer bis interpretaron su más reciente
“Darkness and hope” para dar paso seguido a 3 de los temas más
emblemáticos del combo portugués, “Awake” del “Irreligious”
y sobretodo los dos temas preferidos de MOONSPELL para quien os habla,
“…Of dream and drama” y la emotiva “Fullmoon madness”
que volvió a ponerme la piel de gallina por enésima vez. Tras
estos 4 temas la banda se volvió a retirar para salir al poco rato de
nuevo y atacar su nuevo himno “Os senhores da guerra” donde la banda
apareció enfundada en trajes militares y donde las sirenas esparcidas
por todo el escenario se encendieron creando uno de los paisajes luminosos más
cuidados que yo haya visto en bastante tiempo. Como era de esperar, el tema
que sirvió para cerrar su show no fue otro que su himno por antonomasia,
“Alma mater”, una de las mejores canciones escritas nunca por lo emotivo
de sus melodías y sus letras.

Tras poco menos de 2 horas, MOONSPELL se retiraron del escenario no
sin antes recibir una sonora ovación por parte de los allí presentes,
anonadados en su mayoría gracias al buen sonido en general, al buenísimo
y equilibrado repertorio y las ganas y actitud mostrados por estos chicos portugueses
que tras un pequeño bache en su carrera vuelven a retomar y enderezar
su carrera. Por el momento a mí me han vuelto a convencer.

Texto y Fotos: Javi Sodom

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchad sobre ellas.