Inicio Conciertos Crónica y fotos de ANVIL + GENGIS KHAN + HARSH en...

Crónica y fotos de ANVIL + GENGIS KHAN + HARSH en Valencia

6

 

ANVIL

+ GENGIS KHAN + HARSH

Martes 22 de noviembre – Sala Rock City – Almàssera, Valencia

La historia de ANVIL está repleta de dramas, decepciones, injusticias y mala suerte, pero también en ella encontramos lealtad, tesón, pasión y cabezonería. Una banda destinada a triunfar pero que acabaron en el olvido, y que hace unos años gracias a un documental donde se les ponía de nuevo en su sitio (sacando en él sus penurias y dificultades) volvieron a estar en boca de todo el mundo. Ahora, unos años después parece que su éxito ha vuelto a descender, pero eso no parece importarles, ya que aquí siguen, 41 años después, de forma ininterrumpida, sacando álbumes y tocando en todo tipo de salas para mantener su legado vivo.

En esta actual gira están presentando su último trabajo de estudio “Impact Is Inminent” y su paso por España les ha traído a Valencia, un martes, lo que ya me hacía vaticinar el fracaso de asistencia, y por desgracia, no me equivoqué. En las inmediaciones de la sala daba la sensación de que ese día no había concierto. Apenas un puñado de personas con pelos largos y camisetas de bandas se podían apreciar momentos antes de la apertura de puertas. El horario europeo tampoco ayudaba y a esas horas (alrededor de las 19:00 horas) mucha gente aún está trabajando o volviendo a sus casas, así que en los primeros compases de la velada, la sala estuvo prácticamente desierta.

Los que sufrieron fueron los teloneros, empezando por HARSH, formación francesa que actuaron, literalmente, delante de 20 personas que un servidor contó a dedo, en una sala que tiene aproximadamente una capacidad para 300 asistentes, ya podéis imaginar la desoladora estampa.

Eso no impidió que la banda lo diera todo y actuaran como sin en vez de 20, fuéramos 200, regalándonos una actuación digna de aplaudir. Su hard rock y glam de raíces ochenteras, acompañadas de su actitud e imagen, atrapó a los pocos que ahí estuvimos y lograron que nos involucráramos en su show que fue breve pero intenso.

Basaron su repertorio en su reciente y primer LP “Out Of Control” sonando canciones como “The Sound She Does” o “Fire At Will” donde el vocalista y guitarrista Albert se bajó del escenario para mezclarse con el público y regalar un cd y una camiseta a dos de los asistentes (la camiseta terminó en manos del que escribe estas líneas) además de tocar un solo.

También hubo tiempo para un breve duelo de guitarras donde ambos músicos se retaron para dejar clara su técnica y maestría y dieron paso a “Maniac” el famoso tema de la película “Flashdance” que adaptaron a su estilo y que quedó muy bien, siendo coreado por un público entregado.

Para finalizar “Good Lovin’” con la que se despidieron haciendo salir chispas de sus guitarras con un pequeño truco pirotécnico ante una sonora ovación de aprobación de un público escaso pero que disfrutó del concierto y que más tarde en el puesto de merchandising pudimos hablar con ellos y felicitarles por su trabajo. Una pena que bandas así, jóvenes y cargadas de ilusión y calidad, tengan esta pobre acogida. Se merecieron una sala más llena.

No tardaron mucho en aparecer la segunda banda invitada, GENGIS KHAN, donde se notó un enorme cambio respecto a la banda anterior, sustituyendo los pelos cardados por unos tipos ataviados con pieles y armaduras y pintados al más puro estilo KISS, como si la banda americana se hubiera ido a conquistar Asia. Pero no, en este caso eran unos italianos que con su heavy metal clásico y épico, dieron un show que a muchos gustó pero a otros no convenció.

Sonaban como si se tratara de una banda de la NWOBHM de los años 80 mezclados con grupos actuales como POWERWOLF o SABATON, pero se formaron hace 10 años y ante una sala que aumentó ligeramente de asistencia, desplegaron sus temas, centrándose en su último lanzamiento “Posssessed By The Moon” publicado este mismo año.

Destacaron cortes como “Long Live The Rebels” o “Extreme Power” del citado nuevo álbum, donde el vocalista Frank Leone hizo de maestro de ceremonias y presentó los temas. Como digo, esta propuesta dividió a los asistentes, ya que mientras unos se acercaban a las primeras filas a levantar el puño e intentar cantar los temas, otros se iban a la barra o al fondo de la sala a charlar y seguir el concierto con una actitud más pasiva.

Pero eso no amedrentó a la banda que fueron poco a poco sacando su arsenal, sonando “In The Name Of Glory”, más solemne y épica o “Reinventing The Fire” de su anterior disco “Colder Than Heaven”

La recta final llegó con “Taken By Force” y “Possessed By The Wolf” despidiéndose de un público que se mostró algo más frío y apático. Personalmente creo que no lo hicieron mal y que su estética es de lo más llamativa, pero que por lo que fuera, no caló entre unos asistentes que buscaban algo más clásico.

Y ahora sí, poco a poco la sala fue tomando otro color con la llegada de los asistentes más rezagados, que por el trabajo y otros asuntos aparecieron justos para el show de ANVIL, llegando a ser unas 60 personas, una cifra paupérrima pero que era lo que me esperaba. Valencia suele responder ante las giras internacionales, pero la avalancha de conciertos tanto dentro como fuera de la ciudad y el paso de muchas giras de bandas internacionales por todo el país mellaron el impacto de esta gira que muchos la obviaron por descarte y que a otros no atrajo lo suficiente, pero al menos los que fuimos disfrutamos de un concierto que fue memorable.

No se podía empezar de mejor manera como hicieron ANVIL, con el tema instrumental “March Of The Crabs” de su célebre álbum “Metal On Metal” en el cual el guitarrista y vocalista Lips se bajó con el público para tocar toda la canción rodeado de los fanáticos que quisieron estar lo más cerca posible del músico. La actitud y entrega de los canadienses fue de 10, ya que poco les importó la vaga asistencia, ellos vinieron para alegrarnos un martes frío de noviembre y lo lograron.

Con Lips ya en el escenario nos dieron la bienvenida y siguieron con “666” del también citado disco publicado en 1982, un año donde obras como “The Number Of The Beast” de IRON MAIDEN, “Screaming For Vengeance” de JUDAS PRIEST o “Battle Hymns” de MANOWAR vieron también la luz, siendo obras maestras indiscutibles del heavy metal. “Metal On Metal” influenció a bandas como METALLICA y sin embargo nunca se le nombra entre los mejores discos de ese año. Olvido? Mala suerte? Eclipsados? Sea cual sea el motivo, este gran disco siempre queda en el fondo.

Siguieron con ese repaso a sus primeros años con “School Love” de su primer trabajo “Hard ‘n’ Heavy” donde Lips bromeó con que han pasado unos cuantos años y que son más viejos, pero de ahí dieron un salto temporal para dar cabida a temas más recientes como “Legal At Last” de su anterior álbum homónimo publicado en 2020 y que la pandemia impidió que pudieran presentar en directo y donde Lips anunció contento que es una canción que habla de la legalización de la marihuana en Canadá, la cual celebra y que deseó que fuera algo que se propagara en más países.

Tampoco quisieron olvidarse de su última obra tocando el tema “Take A Lesson” el cual sonó tremendo, ANVIL siempre se han mostrado fieles a su sonido heavy metal clásico y pese a que han pasado años, se han mantenido al margen de otros estilos y modas, sonando igual ahora que en 1981, algo que les honra. “Badass Rock’n’Roll” es otro de esos cortes que explican su actitud y su filosfía y que fue bien recibida por un público más animado.

Lips presentó la canción “Winged Assassins” diciendo que fue un tema compuesto en 1983 para su disco “Forged In Fire” y que habla en contra de las guerras y que actualmente sigue siendo válido, mostrándose en contra de cualquier conflicto armado y guerra como buen pacifista que es. Le siguió un solo de bajo por parte de Chris Robertson que según palabras del vocalista, lleva 9 años en la banda y pidió un sonoro aplauso para él.

También tuvimos un pequeño monólogo por su parte cuando quiso dedicar unas palabras a Lemmy Kilmister, el añorado líder de MÖTORHEAD y recordó la primera gira que compartieron con ellos, tras la cual el guitarrista “Fast” Eddie Clarke  abandonó la banda y Lemmy le llamó para pedir ser su nuevo guitarrista pero que él declinó para seguir en ANVIL . También contó anécdotas de sus noches de fiesta con Lemmy donde el alcohol y cierto polvo blanco fueron las protagonistas y finalizó dedicándole el tema “Free As The Wind” todo un homenaje a una de las figuras claves del rock y el heavy metal.

“On Fire” y “This Is Thirteen” (dedicada con sorna a los supersticiosos) siguieron con el desfile de canciones que fueron repasando el extensa trayectoria del combo canadiense. Uno de los puntos álgidos y esperado por muchos fue el tema “Mothra” himno de la banda y que fue acompañado por el ya conocido solo de guitarra con dildo, donde Lips, acompañado por un vibrador femenino, realizó un solo aplaudido y celebrado por todos, y es que este momento tan peculiar es una de las cosas que popularizaron a ANVIL en los 80 y que han mantenido como seña de identidad.

“Bitch In the Box” nos devolvía a la etapa más reciente de la historia de la formación y después el segundo tema instrumental de la noche “Swing Thing” adornada por el solo de batería de Robb Reiner, el otro miembro de ANVIL que ha estado en la banda desde sus inicios y que según Lips, es un miembro de su familia, inseparables desde el instituto y que han mantenido viva la banda juntos.

Como colofón, “Ghost shadow” (el segundo tema de su nuevo disco que poca cobertura le dieron) y la esperada “Metal On Metal” himno de ANVIL y del heavy metal con la que Lips volvió a mezclarse con el público en sus minutos finales para terminar la noche haciéndose fotos y firmando discos, demostrando que la banda está ahí por y para los fans, alejados de la fama, el dinero, que lo que realmente les importa es la música, un gesto que les honra y que los hace merecedores de todo nuestro respeto.

El veredicto es que mereció la pena el desplazarse un martes a ver un concierto de una banda que aunque la historia se empeña en olvidarlos, ellos luchan para que su legado siga estando vivo. Ojalá el yunque resuene por muchos más años.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Pedro J. Delgado

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

CONCEPTION - LAST TOUR
SARATOGA - Gira 2023
DELALMA - Delalma
Z LIVE FESTIVAL 2023
LEGION GIRA 2023
ABSOLOM - La Era Del Caos
DARK EMBRACE - Hueso producciones
KIVENTS

6 COMENTARIOS

  1. En España la afluencia en general en esta gira ha sido mucho menor que en otros lugares. Según alguien del personal que va con Anvil con quien pude charlar, en UK muy bien y ahora que la gira sigue por Alemania volverán a tener buenas afluencias (dentro de lo que es el número de gente que suele meter Anvil, claro). Al final menos grupos pasarán por aqui, ya lo estamos viendo.

    Por lo demás, conciertazo de los canadienses.

  2. Hola Lars , una pregunta por curiosidad …. Viendo algunas fotos con el público es que se bajaron a tocar alrededor con la gente o es que la sala no tiene escenario como tal …… Un saludo

    • Sí que tiene escenario. En la crónica se explica que empezó el concierto entre la gente y que ya luego se subió al escenario. Para acabar hizo lo mismo, tocó lo últimos compases de nuevo debajo entre la gente y ya se quedó ahi para hacerse fotos con todos. En la crónica de Sevilla de esta web también explica lo mismo.

      La última vez que vinieron a València también empezó el concierto así. Parece que si ve que es factible le gusta bajarse y tocar entre la gente aunque sea un poco. Saludos

  3. Grandioso el momento de la foto 5 en la que el tipo va a ponerse a grabar con el móvil y al seleccionar la cámara se activa la cámara interior y sale mirando su careto en la pantalla XDDDDD

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre