Inicio Conciertos Crónica y fotos de PARADISE LOST + EVERGREY + VIRTUAL SYMMETRY +...

Crónica y fotos de PARADISE LOST + EVERGREY + VIRTUAL SYMMETRY + FRACTAL UNIVERSE en Madrid

4

 

PARADISE LOST

+ EVERGREY + VIRTUAL SYMMETRY + FRACTAL UNIVERSE

Jueves 20 de Octubre de 2022 – Sala La Riviera – Madrid

Por mucho que -afortunadamente- haga tiempo ya que la normalidad se ha vuelto a apoderar de nuestras vidas, lo cierto es que poco a poco uno se va re-encontrando con ciertos hábitos, antaño comunes -o con una repetición más o menos contínua- y ahora algo más espaciados. Uno de ellos es el visitar La Riviera, la cual no pisaba desde aquel lejano marzo de 2021 en el que veíamos a ANGELUS APATRIDA sentados en unas sillas en medio de la pista. Entre medias, una pandemia que poco a poco iba decayendo hasta la actualidad. Antes de aquello, una visita como mínimo mensual donde había ciertas cotidianidades, como la señora que vendía “chuches” en el vestíbulo del baño (espero que esté bien, porque no la volví a ver más).

Dejamos de lado los recuerdos para centrarnos en el presente, el cual nos dicta que tocaba asistir a un concierto tan deseado como curioso. Deseado porque PARADISE LOST presentaban su magna obra de nombre “Obsidian”, el cual fue mi álbum favorito del 2020 – ¡Que ya tocaba! – con el aderezo de “arrejuntar” dos conciertos en uno, ya que su gira se unía a la de EVERGREYy, aunque los teloneros de ambos también se unían a la fiesta, con un horario de apertura de puertas tan inusual como temprano (las cuatro de la tarde, ahí es nada), finalmente OBSIDIAN KINGDOM no tocaron, con lo que todo se atrasó una hora para adaptarlo al paquete de cuatro bandas.

Lamentablemente, por horario laboral, yo -JJ- no pude desplazarme tan temprano y no vi a las dos primeras bandas, pero mi compañero Álvaro sí, con lo que no sólo tenéis a vuestra disposición las pedazo de fotografías que sacó en el evento, sino las siguientes líneas que amablemente nos ha escrito relatando cómo fueron los shows de VIRTUAL SYMMETRY y FRACTAL UNIVERSE.

Los encargados de dar comienzo a la jornada fueron los Italianos asentados en suiza VIRTUAL SYMMETRY , comandados por su vocalista Marco Pastorino, los de Lugano salieron a escena con una sala La Riviera prácticamente vacía, pero aun así, supieron ofrecer un espectáculo bastante atractivo, presentando su más reciente lanzamiento discográfico VIRTUAL SYMMETRY del año 2022, entre los temas que se dejaron escuchar se encontraban “The Paradise of Lies” o “Eyes of Salvation”, a pesar de la poca asistencia dedo reconocer que los Italianos lo dieron todo y supieron entretener a los presentes con un metal progresivo complejo pero accesible, que se sostuvo en todo momento por un buen sonido y el buen hacer de Valerio, Alessandro, Marco, Mark y Alfonso.

Los siguientes serían los Franceses FRACTAL UNIVERSE, quienes para el momento de salir a escena ya contaban con mayor asistencia aún cuando faltaba todavía mucha gente por llegar, los de Nantes sorprendieron con su Death metal Progresivo que por momentos recordaba a bandas como OPETH, eso si, con guiños claros al Death metal Técnico, los franceses contaron con mas tiempo en escena y supieron aprovecharlo dejando caer temas como “Sons of Ignorance” de su primer álbum “Engram of Decline” o “Symmetrical Masquerade” de “The Impassable Horizon” de 2021, los Death Metaleros, contaron con buen sonido y una puesta en escena sencilla pero muy enérgica, despídiendose del público Madrileño con la interesantísima “Falls of the Earth” la cual cierra con un solo de saxofón ejecutado en directo por el mismísimo Vince Wilquin, guitarrista y cantante del grupo, la verdad es que los franceses nos dejaron con un buen sabor de boca.

Lamentablemente en esta ocasión no podríamos contar con la presencia de los catalanes OBSIDIAN KINGDOM, debido a una laringitis sufrida por su cantante Edgar, al cual le deseamos una pronta recuperación.

Álvaro Ochoa

En este punto, retomo yo -JJ- el texto, para deciros que EVERGREY volvieron a dar una lección de elegancia y maestría en Madrid.

Era ya la tercera ocasión en la que los veía y los de Tom Englund y, como siempre, son una delicia en directo. Cierto es que la banda no practica el tipo de música que encante a las masas. EVERGREY son “café para muy cafeteros” y como tal la disfrutamos.

Aunque venían presentando “A Heartless Portrait”, aprovecharon también para dar un somero repaso a parte de su discografía. De esta manera se fueron alternando temas como las iniciales “Save Us”, “Weightless” y “Distance” con otras como “Midwinter Calls” o “A Silent Arc”, obviando su otrora himno “The Masterplan” en detrimento de canciones más de nuevo cuño.

Toda la actuación vino caracterizada por un sonido pulcro al que la única pega que le puedo poner es un exceso apoyo de coros pregrabados, innecesarios cuando se supone que hay hasta tres personas para acompañar a la voz principal. Con un Tom Englund, por cierto, cantando excelentemente desde el primer instante, con esa voz tan melodiosa y característica suya.

Terminaron por todo lo alto, con un público que cada vez fue más entregado, convenciendo a propios y profanos con una gran interpretación de “King of Errors”.

Y llegaría el momento de volver a ver a PARADISE LOST una vez más. Banda que no me canso de disfrutar en directo, máxime con el aliciente de la presentación de un gran álbum, como es el caso de “Obsidian”. Aunque lo cierto es que los de Halifax llevan ya unas cuantas maravillas discográficas concatenadas, una detrás de otra.

Cierto es que son sobrios, sosos y no son “la alegría de la huerta precisamente”, aunque yo disfruto bastante de ese “humor inglés” que se gasta Nick Holmes en su twitter personal, por cierto. Pero lo importante, es lo grandes músicos que son y que cuando su vocalista tiene el día bueno (no como ese nefasto directo en el “The Mill” que editaron el año pasado), la banda sale muy reforzada y, si estás en su onda, aquello termina siendo un conciertazo.

Y aquella fue una de las noches en las que Nick lo hizo estupendamente bien. Cierto es que desde hace años le veo mucho más cómodo en el registro gutural que en el limpio, donde a veces tiene que forzar demasiado. De hecho, este verano pasado le vi con BLOODBATH y no bajó un ápice la agresividad de su voz. De todos modos, la noche del jueves estuvo cómodo y solventó la -cortísima, por cierto- actuación con notable.

Por cierto, ¿quién sería el bajista aquella noche? Porque no parecía que fuera Stephen Edmonson, pese a su cierto parecido en cuanto a la constitución física. Además, llamaba la atención que le tuvieran detrás, en segundo plano.

Arrancaron con su clásico “Enchantment”, de igual manera que lo hace su disco más apreciado, “Draconian Times”, metiéndonos muy pronto en esa atmósfera melancólica, depresiva incluso. ¡Qué maravilla cada vez que escuchábamos, cantábamos y sentíamos aquello de “all I need is a simple reminder”!

“Forsaken” pondría el foco sobre su último lanzamiento por vez primera aquella noche, siendo el disco del que más canciones tocarían. Aun así, me llamó la atención cómo dan bastante importancia a sus últimos lanzamientos, no centrándose sólo en los clásicos. De este modo llegaría “Blood and Chaos” del excelente  “Medusa” o por ejemplo, “Faith Divides Us – Death Unites Us”, tema título de uno de esos álbumes que parecen algo relegados al olvido pero que muchos apreciamos.

Una vez más, la banda sonaría perfecta, al igual que sus predecesores, sólo con el apunte de lo estridente que resultaba la guitarra acústica de Greg Mackintosh.

Eso no quiere decir que no tocaran clásicos, pues al citado “Enchantment” se añadiría “Eternal”, perteneciente a “Gothic”.

Primera pasada por la etapa más controversial del grupo con un “One Second” que fue coreado por todo el público.

“The Enemy” fue otro de los grandes ganadores de la noche, siendo el único representante de otro de esos álbumes escondidos (y que para muchos supuso la vuelta a los orígenes tras coquetear con los sonidos electrónicos); “In Requiem”.

Tras dejarnos absorber por la miserable melancolía de “The Devil Embraced” -uno de los momentos más densos de la noche- “The Last Time” pondría la sala patas arriba, uno de los himnos ya no sólo de la banda, sino del metal a nivel internacional y todo un referente para explicar qué es el doom metal a alguien ajeno al concepto.

Me encanta “No Hope in Sight”. ¡Me flipa! Es una grandísima canción de las de nueva hornada (no del último disco, pero sí de los últimos años, vaya) y en directo me parece matadora. ¡Una vez más, la gocé a tope!

“Say Just Words” volvió a ser una fiesta, con todo el mundo cantando, coreando su gran estribillo. Tras ella, una nueva mirada el último disco con la contundente “Darker Thoughts” y otra al pasado y más concretamente al disco “Icon” para revisitar “Embers Fire”.

Terminaron por todo lo alto y, a la vez, con la cadencia más melancólica a flor de piel con esa maravilla que se llama “Ghosts” que, desde su inicio acústico al crescendo le pone a uno la piel de gallina.

En definitiva, otro grandísimo concierto de esta enorme banda y la vuelta a una de las salas de referencia dentro del circuito madrileño.

Texto: Alvaro Ochoa y J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.com
Twitch: dj_phoenixYoutube

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


 

Galería de Fotos:

EVERGREY

 


 

VIRTUAL SYMMETRY

 


 

FRACTAL UNIVERSE

 

 

 

SARATOGA - Gira 2023
DELALMA - Delalma
Z LIVE FESTIVAL 2023
LEGION GIRA 2023
ABSOLOM - La Era Del Caos
DARK EMBRACE - Hueso producciones
Marcos Nieto - Second Chances
KIVENTS

4 COMENTARIOS

  1. A dia de hoy, ver a Evergrey es un experiencia alucinante.
    Y con esto que acabo de comentar, he de decir que Paradise Lost me gustaron aun mas. Con esto queda todo dicho el nivel del concierto. De diez, lo mejor del año.

  2. El bajista de Paradise Lost, es el de toda la vida, lo unico que ahora va con el pelo rapado y ha ganado más peso y siempre está en un segundo plano y a la izquierda de Holmes, siempre tienen la misma posición en el escenario, por lo menos las 8 veces que les habré visto.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre