Inicio Conciertos Crónica y fotos de MACHINE HEAD + AMON AMARTH + THE HALO...

Crónica y fotos de MACHINE HEAD + AMON AMARTH + THE HALO EFFECT en Madrid

30

 

 

MACHINE HEAD

+ AMON AMARTH + THE HALO EFFECT

Viernes 7 de Octubre 2022 – Palacio Vistalegre – Madrid

 Resultan curiosos los encarnizados debates que a veces mantenemos, dentro del mundillo del metal, sobre si habrá relevo generacional y, en caso de que lo hubiere, cuáles serían las bandas destinadas a liderarlo, a la vez que asistimos a conciertos como el del pasado viernes, con dos grandes grupos como MACHINE HEAD y AMON AMARTH obteniendo una muy buena respuesta de asistencia en el Palacio Vistalegre.

Y si bien es cierto que siempre habrá a quien el número de personas no le parecerá lo suficientemente relevante para soportar la teoría de que agrupaciones como éstas, ya son el manido relevo (o juegan en una liga algo por debajo de los dos más grandes, METALLICA y IRON MAIDEN, como prefiráis), no menos lo es el hecho de que, por ejemplo, MACHINE HEAD siempre fueron una banda de tocar en La Riviera y, aun sin sold out, han conseguido dar el paso a un recinto mayor, de parecidas proporciones al que la mentada MAIDEN tocara hace no tantos años (de hecho yo les he visto en el Wizink Center, que es, por decirlo de alguna manera, el competidor en cuanto a aforo “similar” de Vistalegre).

Reflexiones introductorias aparte, lo cierto es que el viernes vimos un conciertazo. Había ganas tras un verano de sequía (al menos para un servidor, que llevaba sin pisar un concierto desde los festivales) y la cita cumplió con las expectativas. Había buen ambiente entre el público y ni la ya -por desgracia- habitual descoordinación en cuanto a los accesos, llevándonos al personal de prensa de un lado a otro empañó la gran fiesta que supuso aquello; lo de los fotógrafos ya fue caso aparte avisándoles a la puerta del recinto de que no podían entrar con las cámaras para luego desdecirse justo con el concierto recién comenzado.

THE HALO EFFECT son una de las grandes novedades que recientemente han acontecido en el mundo del metal. Y como tal, no defraudaron. Hasta el punto de que lo único achacable es, dejando al lado el hecho de que a los teloneros no les suelan dejar usar el juego de focos y luces, el hecho de que su fundador Jesper Strömblad no esté tocando en gran parte de la gira y por ende, no le tuviéramos en Madrid.

Bajo un monocromático verde en los focos, en contraste con el riguroso negro con el que vestían sus integrantes, dieron un “señor concierto” repasando lo mejor de su álbum debut, “Days of the Lost”.

Arrancando con “Days of the Lost”, pronto se quedarían con la audiencia gracias a las melodías que desprende “The Needles End”. La oscura “Gateways” (que según comentaría Mikael Stanne fue la primera canción que compusieron juntos) les quedó genial, volviendo a levantar los ánimos con la pegadiza “Feel What I Believe”, una referencia al sentirse diferente del resto cuando empiezas a meterte en esto del metal siendo un adolescente.

Completaron su corto set con “Last of our Kind”, “Conditional” y su ya conocidísimo single “Sbadwminds”, con la que pusieron punto y final, dejándonos con ganas de más y esperando que el proyecto fructifique hasta el punto no sólo de tener un segundo álbum, sino de poder disfrutarlos en su propia gira de salas en un futuro no lejano.

El fenómeno AMON AMARTH puede ser visto de muchas maneras, desde varios puntos de vista distintos. No cabe duda de que todo lo que triunfa a estos niveles va a ser criticado por una gran cantidad de metaleros, aunque no menos cierto lo es el hecho de que los suecos están triunfando, afianzándose en recintos del tamaño de Vistalegre, en el que precisamente repiten con el formato de co-cabezas de cartel apoyados en otra banda de similares características (hace unos años fue con ARCH ENEMY, ahora con MACHINE HEAD).

A muchos les puede parecer ridículo y criticable el hecho de que gente que peina canas se siente a “hacer como que rema” en medio de un concierto. A mí sin embargo, me llama la atención el poder que tiene un frontman como Johan Hegg para conseguir que la audiencia haga eso; y bien es cierto que en España no tienen el mismo éxito como en otros países, donde es alucinante ver al 80% de la gente “remando al aire”… y es que si algunos hacemos “air guitar”, ¿podríamos denominar esto como “air oar”? ¡Qué difícil sería de pronunciar!

Lo que trato de decir es que sólo los grandes, son capaces de manejar un concierto y su audiencia de esta manera. Si además, le añadimos unos espectaculares trucos escénicos, luces, pirotecnia y un puñado de canciones que en algunos casos ya son himnos del viking metal, el éxito está más que garantizado.

Fueron además la banda que mejor sonó de la noche, al menos desde donde yo me encontraba, justo detrás de la mesa de mezclas, en la parte más baja de la grada.

Arrancaron con su himno “Guardians of Asgaard”, que fue el primero de los grandes hits (de hecho y al igual que luego sucedería con MACHINE HEAD , apenas tocaron un par de temas de su último álbum). No tardarían en llegar las llamaradas y los espectaculares juegos de luces, como tampoco lo hizo el temazo “Ravens Flight”, seguido de “Deceiver of the Gods”, protagonizado este último por una imponente figura de Loki que se paseó por el escenario con sus ojos encendidos.

Con toda la gente entregada a la causa, aprovecharon al máximo el precioso escenario presidido por un enorme casco vikingo donde los huecos para los ojos eran pantallas, secundado a ambos lados por dos imponentes figuras semejantes a los Argonath de “El Señor de los Anillos”.

“The Pursuit of Vikings” les quedó genial, seguida de las únicas concesiones a su nueva obra, un “The Great Heathen Army” brutalérrima y un “Heidrun” que contiene esas melodías hipnóticas para que todo el mundo coree en directo, con esos ritmos tan marca de la casa.

“Destroyer of the Universe”, dedicada a Surtur nos trajo el mismísimo Ragnarok a Madrid.

Y llegaría el momento de “arrimar el hombro” con “Put your Back Into The Oar” que ya mencioné antes. Sinceramente, creo que pocas cosas hay más sanas que el que la gente vaya a los conciertos a divertirse y, si eso requiere de hacer alguna cosa como esta de vez en cuando, ¡bienvenida sea!

Con “Cry of the Black Birds” me gustó mucho el efecto 3D de las pantallas en el casco vikingo, con los cuervos como saliendo de ellas. Para “The Way of the Vikings” tuvimos dos figurantes en escena luchando espadas y escudos en mano y no quiero dejar de reseñar lo cachondo que me resultó ver al que terminó “muerto” ayudando al otro a sacarle del escenario empujándose con sus propias piernas mientras el vencedor le arrastraba por el suelo.

“Hay un momento para todo”, nos contaría Johan. “Tu primer concierto, tu primera cerveza, tu primera muerte”, presentando “First Kill”.

Ya con el imponente barco vikingo y dos serpientes marinas secundándole en escena, tendríamos “Shield Wall” y la siempre bien recibida “Raise Your Horns”, en la que brindaría hasta el técnico de sonido, con un enorme cuerno negro.

Remataron de manera espectacular con “Twilight of the Thunder God”, con el público encantado mientras Hegg convocaba la tormenta con su martillo, el cual utilizó para machacar el enorme Leviathan que había en el lateral derecho del escenario mientras una lluvia de confeti hacía aparición.

¡Espectaculares como nunca!

Y nos quedaba el último plato de la noche, unos MACHINE HEAD que, fuera del formato “an evening with” en el que les habíamos visto las pasadas veces en Madrid, venían a presentarnos un nuevo disco del que poco sonaría en la pasada velada, tirando de sus muchos clásicos como baza ganadora.

Con una serie de módulos de luces romboidales como principal -y efectiva- atractivo escénico, los de Robb Flynn presentaban nueva formación tras la desbandada de la anterior y eso era algo que me  traía algunas dudas que pronto se disiparon. Y es que no cabe duda de que los nuevos integrantes son capaces de recoger el testigo con honores. Principalmente un Waclaw Kieltyka que calcó cada uno de los solos de Phil Demmel y eso es un piropazo por mi parte hacia este pedazo de guitarrista.

Arrancando con uno de los mejores temas de nuevo cuño, “Become the Firestorm”, aquello fue una fiesta de heavy metal tremenda. “Imperium” nos volvió locos ya desde su riff inicial, mientras que “Ten Ton Hammer” pondría a todos a botar, iniciando uno de los circle pit más brutales de la noche.

“I Am Hell” tiene una intensidad especial, con una banda que va de menos a más en cuanto a fiereza, desatándose por momentos.

“Choke on the Ashes of your Hate” fue tremenda, brutalérrima. Por desgracia fue lo último que tocaron del nuevo y ciertamente me dejaron con ganas de escuchar la enorme “Slaughter the Martyr” que espero pronto forme parte de los repertorios.

El mejor momento de la noche fue “Darkness Within”. Muchos podrán decir que la introducción es un poco larga, pero sentir a Flynn expresarse de esa manera, cada palabra suya extraída de lo más profundo de su ser acompañada de una canción tan especial para muchos (entre los que me incluyo), comentando cómo perdió a su madre y a un par de amigos durante la pandemia y cómo se alegra de tenernos a todos de vuelta, fue una maravilla.

“Now we Die” es otro de los temas que ya se han convertido en clásicos. Desde su inicio con violines a su frenético cambio de ritmo, ese estribillo que pone a todos a cantar, la parte central encrescendo… ¡Qué maravilla!

“From this Day”… ¡cómo me gusta esta canción desde la primera vez que la escuché en aquel “incomprendido” disco “The Burning Red! Pusieron patas arriba el recinto con ella, aunque no menos que con el clásico “Davidian” con un final, por cierto, mucho más acercado al original, dejando de ralentizar la coda, como venían haciendo en años anteriores.

Terminaron interpretando un fragmento del “South of Heaven” de SLAYER, haciendo un pequeño mutis y retomando con “Halo” que estuvo repleto de varios cánticos “oé, oé, oé oé” arengados por el frontman de la banda.

Un grandísimo concierto de los americanos que puso la rúbrica a una enorme noche de METAL, con mayúsculas (y acentuado en la letra “a”, por cierto). Sería la primera del largo fin de semana, pero el resto de la historia, os la contamos en un siguiente artículo.

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.com
Twitch: dj_phoenixYoutube

Fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

CONCEPTION - LAST TOUR
SARATOGA - Gira 2023
DELALMA - Delalma
Z LIVE FESTIVAL 2023
LEGION GIRA 2023
ABSOLOM - La Era Del Caos
DARK EMBRACE - Hueso producciones
KIVENTS

30 COMENTARIOS

  1. El concierto de A Coruña tambien ha sido una gran noche, mucha entrega de grupos y publico y un set list muy acertado de todas las bandas. Un poco pronto el horario pero bueno, una experiencia diferente la de salir e ir a cenar sin prisas.

    Por otro lado, ni rastro de lo que anunciaban los organizadores que seria este dia, que aunque nadie se queje ni respondan, es un sintoma de la deriva de comunicacion que llevan.

  2. Las luces de machine head impidieron verles actuar Yo estaba en grasa y jamás había asistido un concierto donde las luces del grupo enfocan todo el rato al público de tal manera que no ves al grupo. Surrealista, y además super molesto. Una locura que aún no termino de entender.

  3. Espero que el redactor no se refiera a Machine Head y Amon Amarth como el relevo de los grandes cuando son grupos que llevan 30 años en activo y sus integrantes van camino de los 60 años

  4. Muy buenos los 3 conciertos, además había relativamente espacio y mochiler@s de cerveza para poder beber sin perder un buen sitio. El ambiente muy bueno, aunque los pogos de Machine Head son demasiado agresivos para mí pero daba gusto ver a la gente dándolo todo y pasándoselo bien. Y grandísimos Amon Amarth, tremendo el espectáculo que llevan y divertidísimo lo de ponerse a remar.

    Lo único malo, para mí, el sonido. Estuve en The Halo Effect y en Amon Amarth muy adelante y centrado y se oía de pena, no sé distinguía un instrumento de otro. A la mitad de Machine Head me salí atrás, junto a la mesa de sonido (que es donde se supone que se escucha mejor), y aunque no era tan malo como adelante no era nada bueno.

    De todas formas en el conjunto pesó bastante más lo positivo que lo negativo.

  5. Pues ha sido un placer acudir a Vistalegre tanto el viernes como el sábado, saborcillo a festival veraniego, por mí que hubiera sido al aire libre los dos días, que hizo muy bueno. Una cosa Rafa, se lo atareados que vais en cubrir eventos, de los que no suele faltar detallada crónica, pero ¿sería posible actualizar algún día la sección «Agenda»? Es de gran utilidad, y bueno, lleva parada unos meses.
    Un saludo, y mil gracias por anticipado.

  6. Mi primera experiencia de concierto en Vistalegre, y ojalá que la última. Se cumplieron todos los comentarios de conciertos previos, y el eco de esa sala impide disfrutar de verdad del espectáculo. En el centro había zonas donde sonaba un eco descompasado inadmisible, y delante y cerca de los altavoces se escuchaba mejor, pero seguía siendo un barullo en el que tenías que esforzarte en seguir las melodías. Imagino que los técnicos quitarían cualquier atisbo de reverb en todas las salidas, y que todo lo que se escuchaba era de la propia sala. Cuenta la leyenda que hubo un concierto de Drean Theater que sonó bien en Vistalegre, aunque sinceramente lo dudo bastante. Madrid necesita urgentemente un recinto intermedio para este tipo de conciertos.
    Por lo demás, 3 grupazos. The Halo Effect vendrán más pronto que tarde como cabezas de su propia gira, Amon Amarth afianzadísimos como grupo grande, a pesar de sus últimos discos flojos, sinónimo de diversión y espectáculo. Y Machine Head, los que más sufrieron la falta de nitidez de sonido, ya que me conozco menos sus canciones, pero aun así cuando tocaban, eran un cañón. Aunque de su 1:20 disponible tocaron en realidad 1:15 y fácil se fueron a los 10 minutos de charletas y cosas varias como encestar vasos de cerveza en el público.

  7. A estas alturas no vamos a descubrir la pésima acustica de Vistalegre o la de la olvidada Cubierta de Leganés… pero he de decir, que en vistalegre vi a Slayer en su despedida, y sonaron incréibles. La acustica de estos recintos no es buena, pero también depende del técnico y el equipo que lleves, Scorpions en Vistalegre, también sonaron bastante bien en su falsa gira de despedida. El sonido el otro día fue flojito, pero lo peor, las luces de Machine Head, y que no pusieron el aire ni la extracción en el recinto y parecía que estabamos en una sauna con vapor y niebla. (Voy a revisar, a ver si el corrector ha puesto alguna palabra mal, que, GRASA a todos por vuestros comentarios).

    • No te enfades, Jabato, que mi comentario no pretendía ser una burla hacia ti, mi mucho menos. Solo que al leerlo, me hizo mucha gracia y tardé unos segundos en interpretar cual era la palabra correcta. Estos correctores son la leche… Un abrazote, hombre, y perdona si te ofendió!

  8. Comparto la opinión de varios de vosotros, el sonido fue lo peor de la noche del viernes porque el concierto en general de las tres bandas fue espectacular y como ya he dicho el de Machine Head el más salvaje que he visto en mi vida , y de joven fui a algún concierto punk jjjjjj , el ambiente también fue increíble yo fui con un amigo y conocimos mogollón de peña y nos lo pasamos de puta madre , y lo de remar con Amón Amarth que nos pilló en todo el centro , yo lo flipaba porque no lo habia visto nunca y es mi tercer concierto de Amón , como dicen que donde fueres haz lo que vieres nos unimos al barco y la verdad es que fue muy divertido ……. Nosotros hicimos doblete y el sábado a mí me pareció en líneas generales el sonido muchísimo mejor que el viernes , otro concierto cojonudo , como han dicho por ahí un mini festi en dos días , me sorprendieron muchísimo Behemot, nunca los había visto y dieron un concierto increíble , muy emotivo cuando el cantante presentó un tema con dos bengalas con los colores de la bandera de Ucrania …. Un fin de semana acojonante , 7 bandas en dos días y con un ambiente como los de antes ….. Un saludo

  9. Pues yo estaba en segunda fila a un lado y el sonido me pareció muy bueno en los tres grupos. Las luces tampoco me parecieron mal (un poco verdes de más en los Halo). Nunca he ido a grada en Vistalegre pero la gente siempre acaba quejándose y en pista nunca me ha parecido tan mal.
    Las melodías de los Halo se oían perfectamente y los Machine me gustaron todavía más que en Riviera en el 2019 (todos los que estábamos en ese lado comentamos lo bien que sonaban, por eso me extraña que en otras partes del recinto sonaran tan diferente…)

    • Yo estaba en el centro del escenario no se en quinta o sexta fila por decirlo de alguna manera y ya te digo que el sonido no me gustó mucho el viernes , y en cambio el sábado también en el centro pero un pelín más a la derecha y más adelante todavía y se escuchó todo el concierto muchísimo mejor ….. A Machine Head si que los vimos más atrás porque cuando la gente empezó a darse de ostias corriendo en círculos la marea nos llevó hacia atrás y por esa zona si se escuchaba un poco mejor , en cuanto a lo de las luces si que cuando se iluminaban los rombos del logo deslumbraban mucho y se hacía incluso molesto ….. Un saludo

  10. Quitando ese detalle del sonido el viernes ha sido un finde semana en Vistalegre espectacular , de verdad , para mí ha sido increíble , yo por diversas circunstancias nunca he podido ir a un festival y de alguna manera este ha sido mi festival y me lo he pasado en grande , y destacaría también el buen ambiente que había en general con la gente y volver a un concierto como antes y conocer a gente y compartir cervezas y Head banging o como cojones se diga , por cierto Rafa , me alegré mucho verte por allí , soy el que se acercó a saludarte el sábado ya por la noche después del concierto cuando estabas tomando unas cervezas en una terraza con dos colegas …… Un saludo

    • Yo solo pude acudir el viernes. Pese al sonido, me lo pasé como un enano y tanto Amon Amarth como Machine Head me encantaron. También saludé al jefe que ya tenía yo ganas, hombre.

  11. He visto a Machine Head 4 veces y el del Viernes es el peor concierto suyo al que he asistido, tocar solo 80 minutos y que el señor Flynn se dedique a meter charlas al estilo Joey DiMaio y tirar vasos con bebida a una chica subida a hombros de alguien es ridículo y te joden todo el concierto que podía haber sido brutal.
    Para mí los mejores de la noche THE HALO EFFECT estuvieron brutales, y ya podían haber cerrado ellos el concierto y AMON AMARTH estuvieron bien, pero creo que ha perdido fuerza su estilo, aunque eso sí cantó muy bien Johan Hegg

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre