Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de AMON AMARTH – The Great Heathen Army

Critica del CD de AMON AMARTH – The Great Heathen Army

26

 

AMON AMARTH – The Great Heathen Army

Discográfica: Napalm Records

Puntuación Popular

(8 votos) 5.63/10
AMON AMARTH - The Great Heathen Army

30 años de carrera, 12 álbumes de estudio, cabezas de cartel en festivales, giras mundiales exitosas… la carrera de AMON AMARTH es envidiable y sus triunfos merecidos, a tal punto de convertirse en una de las bandas más importantes de los últimos años. Su nutrida base de seguidores, cada vez más numerosa, es debido a muchos factores, desde su sonido, un death metal melódico que cada vez se hace más accesible, su estética, sus letras, sus potentes directos… la banda vive un momento dulce que se han ganado con mucho trabajo y constancia.

Coincidiendo con su tercera década de existencia, los suecos publican su doceavo disco, “The Great Heathen Army”, con el cual siguen con su apuesta hacia lo melódico y por temas asequibles y fáciles de corear, algo que llevan repitiendo en sus últimos trabajos y que hace tiempo que les hizo perder a parte de un público más purista que se decanta por el metal extremo más tradicional pero que a su vez ha hecho que muchos otros se suban a su drakar y se envuelvan en esa temática e imaginería vikinga.

“The Great Heathen Army” es un álbum donde AMON AMARTH han ido a lo seguro, sin salirse de su zona de confort y donde en ciertos momentos parece que han puesto el piloto automático, dándonos unas canciones que en ocasiones están faltas de garra y otras interesantes, pero por lo general, un trabajo donde creo que han pecado de confiarse.

Vuelven a contar con Andy Sneap, quien está tras los mandos desde “Deceiver Of The Gods” de 2013, lo que es una garantía y nos encontramos con una de sus peores portadas en mi humilde opinión, que sin ser mala es poco épica y menos impactante que sus anteriores, algo que sin ser lo más importante, es un poco un aviso de lo que vamos a escuchar.

El disco abre con “Get In The Ring”, tema que han dedicado al luchador de WWE Erick Rowan, que comienza de forma épica y rotunda con ese riff de guitarra reconocible acompañado de doble bombo y un Johan Hegg agresivo e imponente en lo vocal. Es una buena canción, poderosa y marca de la casa, un buen inicio como nos tienen acostumbrados y que ya adelantaron en su día en forma de videoclip, otro de los puntos fuertes de la banda, ya que al ser la punta de la lanza de la discográfica Napalm Records siempre tienen un despliegue de medios digno de las bandas de primer nivel.

Le sigue la propia “The Great Heathen Army”, medio tiempo más denso donde vuelven a su temática a la que nos tienen acostumbrados, en este caso abordando el gran ejército vikingo que asoló Inglaterra en el S. IX. Un corte con tintes bélicos y donde no falta la épica y los coros grandilocuentes. Una de esas canciones que en directo convertirá al público en un ejército que rugirán ante la arenga de la formación sueca.

Llegamos al que es para mí el primer tema de la discordia, “Heidrun”. Canción que dedican a una cabra, pero no a una cualquiera, sino a la cabra Heidrun, la cual de sus ubres mana hidromiel para el regocijo de aquellos que residen en Valhalla. Temática mitológica que hasta ahí no sorprende, pero musicalmente es una pieza que tira hacia derroteros folk y con unas melodías ligeras y festivas que descolocan. Encontramos también un estribillo demasiado facilón y pegadizo para los esquemas de AMON AMARTH y una parte donde se dedican literalmente a preguntarnos quién es la cabra para que un coro de taberna responda el nombre, con balido incluido. Una canción desenfadada que a muchos gustará, pero que cuantas más escuchas le doy, menos me convence.

“Oden Owns You All” es otra de esas canciones que son poderosas y donde el doble bombo se apodera de todo, pero donde se nota ese piloto automático, teniendo un tema algo vacío y que da la sensación que ya hemos escuchado antes. Algo similar ocurre con “Find A Way Or Make One”, pieza olvidable y en ciertos momentos aburrida que salvan los coros y el estribillo, pero que quitando eso es prescindible.

“Dawn Of Norsemen” es posiblemente el mejor tema del disco, donde nos devuelven a sus años dorados de discos como “Twilight Of The Thunder God”, encontrando elementos de los mejores AMON AMARTH: melodías épicas, estribillo potente, base rítmica densa y un Johan Hegg inspirado que convence interpretando la canción. El death metal melódico que les hizo ganar fama y que por fin hace aparición en el álbum.

Otro de los puntos álgidos llega con “Saxons And Vikings”, donde encontramos la unión entre AMON AMARTH y SAXON. No es nada raro que los suecos incluyan colaboraciones (ya han pasado anteriormente artistas como DORO, APOCALYPTICA o Messiah Marcolin entre otros) y ésta es una de las mejores. No es de extrañar la colaboración cuando ambas bandas comparten productor y cuando Johan Hegg ya se dejó caer en el álbum de los británicos, “Thunderbolt” en el tema “Predator” donde prestó su voz. Es un corte más heavy y afilado, más acorde a los esquemas de los ingleses. La combinación de las dos voces queda muy natural y poco forzada, la letra es toda una batalla entre nórdicos y sajones que aumenta esa épica de ambas formaciones y que además cuenta con solos de guitarra de Doug Scarratt y Paul Quinn, los hachas de SAXON. Una canción curiosa y que los seguidores de ambas bandas disfrutarán escuchando.

“Skagul Rides With Me” vuelve a traer esa sensación de que han tirado a lo fácil y cómodo, ofreciendo un tema algo simple y falto de fuerza, que se deja escuchar, pero que no convence ni destaca, como si la banda se hubiera visto obligada a hacer esta canción por la fuerza y sin ganas. Para terminar, “The Serpent’s Trail”, donde recuperan su lado épico con partes sinfónicas que sientan bien y que encajan con la atmósfera oscura y con el que logran subir un peldaño de calidad al disco.

Acaso han agotado AMON AMARTH su fórmula, han caído en la repetición o simplemente se han acomodado? “The Great Heathen Army”, sin ser un mal disco, es para mí, su peor trabajo discográfico, donde van a lo fácil, apenas unas canciones consiguen resaltar, muchas melodías suenan recicladas o dan la sensación de haberse escuchado antes y donde nuevamente su sonido es cada vez más suave, siendo un trabajo de death metal melódico pero yéndose cada vez más hacia otros terrenos sonoros.

Los vikingos siguen reinando asentados en un trono que les ha costado 30 años conquistar, pero si no quieren que otros lo reclamen, van a tener que demostrar mejor por qué se lo han ganado. Espero que en futuros lanzamientos afilen las hachas, alcen los escudos y vuelvan a arrasar con todo.

Alejandro Alapont

 Lista de Temas:

  1. Get In The Ring
  2. The Great Heathen Army
  3. Heidrun
  4. Oden Owns You All
  5. Find a Way Or Make One
  6. Dawn Of Norsemen
  7. Saxons And Vikings
  8. Skagul Rides With Me
  9. The Serpent’s Trail

 

 

 

DEBLER EPERNIA - Gira 2022
DARK EMBRACE - Hueso producciones
Marcos Nieto - Second Chances
NURCRY - Alma Libre
TWILIGHT  - Sign Of The Times
IRON MADIDEN
KIVENTS

26 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con la crónica. Está bien porque si te gustan los últimos discos te tienen que gustar, pero no aporta casi nada. Se escucha sin pena ni gloria. Desgraciadamente lo veo un disco prescindible.

  2. Si bajan el nivel, tendrían que ajustar los precios.

    Entrada Coliseum A Coruña 8/10/22: 60,50€. Estamos locos.
    Estos del Resurrection que son los que organizan y sus cervezas a 12 €.

    • No te quejes que por lo menos los han programado en Galicia, porque para ser unos promotores que montan bastantes giras internaciones, se acuerdan poco de su tierra.
      Y… si, lo de los precios este año en el Resurrection ha sido un absoluto despropósito en general. El resto no es que anden «mancos» en el tema, pero es que su «By The Fans For The Fans» se lo ha comido el «By The Fans For The Money».

      • Es que es un escandalo. Antes era token a 1€. Ahora es token a 2€. Entonces cuando vas a pagar tu copa piensas que son 5€ al tener el chip 1=1. Son unos hdp. Hace 15 o 16 años cuando era gratis y les dabamos unos euros para crecer y te tomabas algo en el campo de covas. Si lo se ahora, hubiese pasado la petaca, jaja.

  3. Me ha dejado un poco frío el disco. Es cierto que tiene una producción muy buena y a priori me parece más cañero que sus 3 últimos discos pero lo veo como com caña muy artificial y que no ha salido de manera natural. Realmente no sé cómo explicarlo.

    Por otro lado me da la sensación de que la temática vikinga empieza a estar un poco pasada de rosca y a cansar. Le veo un futuro similar a lo que paso con el power con temática épico fantástica y que se acabe volviendo una parodia en sí misma. Y es eso de estar recordando en cada verso que eres un vikingo acaba siendo un tanto cargante

    • Totalmente de acuerdo, pero es que no sólo creo que es el abuso de la temática. En su álbumes anteriores se trata de la misma temática pero sigue sonando fresco y chulo, pero desde hace un tiempo es un «Dejad de ver Vikingos (y sucedáneos) por unas semana, POR FAVOR».

  4. De acuerdo con la crónica al 100%. Flojito este nuevo trabajo, dos o tres músicas bastante buenas y el resto de relleno. Creo que se han acomodado, pero bueno, son muy grandes y en directo son descomunales. Un saludo desde Brasil, y un abrazo especial para mis Paisanos y amigos de la banda Extremeña Adarel.

  5. Hasta el «With Oden on pur Side», eran uno de mis grupos favoritos. A partir de ahí, cuesta abajo y sin frenos.

    Por lo que leo aquí, y teniendo en cuenta lo poco que me gustan sus últimos discos, mejor abstenerse de escuchar este.

  6. Disco que no pasa ni el típico mes de escuchas y luego sabes que caerá en el olvido.
    Me atrevo a asegurar que es su peor disco y si le quitas el sonido que posee es una castaña bien gorda. Ya no es que se estanquen en ellos mismos y no quieran arriesgar, es que no tiene absolutamente nada que me atraiga.

    • bueno, los Ramones bien avanzada su carrera se mandaron así seguiditos «brain drain» y «mondo bizarro», los dos que mas me gustan de toda su discografía. Si los Amarth van por una senda parecida, lo mejor aún debería estar por llegar!!

    • No recuerdo a quien le escuché que eran «los Motorhead del Death Metal» en el mismo sentido de lo que dices, que son «siempre lo mismo». A mí me gustan especialmente en directo, las 2 veces que los he visto en directo lo he pasado genial no me importa que sean repetitivos.

      Lo.qud sí me molesta es que la canción «Put your back into the oar», que está he ha claramente para tocar en directo, no esté en el disco. Sacan un single antes de sacar el disco y luego no lo incluyen en éste. No lo entiendo.

      Yo soy de quienes le gusta comprar CDs y me fastidia que haya singles en formato solo digital o solo vinilo (me vienen a la cabeza Out of life de Slipknot o Kiss the Go-Goat de Ghost). De hecho el «We are not your kind» de Slipknot no me lo he comprado esperando una edición especial que incluya esa canción, edición especial que creo sigue sin llegar…

  7. Plano, rutinario, olvidable, sin alma

    Pensaba que con Berserker habían tocado fondo pero se puede seguir cavando. En el anterior incluso podía sacar alguna cosita, en este NADA.

    • Y eso que yo tampoco soy de los más puristas con la banda. Si bien mi etapa favorita es hasta With Oden On Our Side, saco cosas positivas de álbumes posteriores. Deceiver Of The Gods me gusta mucho y Surtur Rising y Twilight of The Thunder God me parecen muy dignos. Pero a partir de Jomsviking es un constante «bueno, supongo que en el proximio lo harán mejor» y que sea todo lo contrario.

  8. Saxon and Vikings es la única que me ha molado , disco sin pena ni gloria para mi gusto, muy repetitivo, aún así, habrá que ir a verlos a Vistalegre por el espectáculo y los clásicos que tocarán

  9. Es que doce discos son muchos. Les funciona porque son buenos y se pueden permitir ganar los partidos al tran tran. En cuanto a la temática vikinga, pues claro que está desgastada, pero ¿cuál no está desgastada? Mejor que toquen esas temáticas que no las temáticas de qué mal está la vida, las drogas, qué malos son las derechas o las izquierdas… El heavy metal sin hachas, sin espadas y sin épica no es true, hombre ya! Me he venido arriba jajajajaja por cierto, el disco es, sin ser malo, un poco sosillo.

  10. Tendré que escucharlo con tranquilidad antes de opinar. Es una de mis bandas favoritas. Y también sé que es cierto que han sacado discos que te quedas pensando si han hecho copia pegas o simplemente tocan ahí lo que salga sin implicarse demasiado en la composición. No soy de los puristas, aunque hay canciones de sus primeros discos que me ponen los pelos de punta, mi disco favorito es el Twilight of the Thundergod. De ahí en adelante he comprado todos sus discos. Espero que este último me deje alguna parte que estar tarareando a todas horas en mi cabeza. La fórmula les va bien, saben publicitarse y crear espectación. Además de todas las chorriediciones que sacan con cada disco. Mismamente yo he caído en la compra de algún cd con figura. Que es más de lo mismo desde hace años, sí, que molan un cojón también. Que tienen uno de los mejores directos que he visto en mi vida por supuesto. Larga vida a Amon Amarth.

  11. Y en estos casos se demuestra que solo aparecen fanboys a llamar haters a los demás cuando estos dan su opinión respecto a un grupo totalmente mainstream, únicos grupos que la legión de ofendiditos maneja…

  12. Recordar discos como Once Sent from the golden hall (1998), Versus the world (2002) o With Oden on our side (2006) dan una medida de donde estuvo el nivel de esta banda. Nunca entenderé porque la crítica encumbra a los discos nada más salir sin filtrar su verdadero nivel, tal vez porque lo han escuchado pocas veces, o porque hay un tendencia a la admiración hagan lo que hagan las bandas. Aquellos tres discos si daban motivos para encumbrarlos a obras magnas

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre