Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de H.E.A.T – Force Majeure

Critica del CD de H.E.A.T – Force Majeure

11

 

H.E.A.T – Force Majeure

Discográfica: earMUSIC

Puntuación Popular

(3 votos) 8.67/10
H.E.A.T - Force Majeure

En 2020, saltaban las alarmas cuando Erik Grönwall anunciaba su salida de H.E.A.T para centrarse en otros proyectos. Tras la publicación ese mismo año del excelente álbum “II” parecía que la banda no iba a poder recuperarse de esa salida, pero el mismo día se anunciaba el regreso de Kenny Leckremo, el vocalista original de la banda que grabó los primeros dos trabajos, por lo que la incertidumbre y las dudas estaban despejadas. El hijo pródigo regresaba para volver a tomar el testigo y todo quedaba en familia.

Así, mientras Grönwall sorprendía a todo el mundo anunciando su entrada en SKID ROW, H.E.A.T se ponían en marcha para sacar un nuevo álbum que ahora llega a nuestras manos, “Force Majeure”. Si es cierto que soy más seguidor de la etapa en la que Grönwall era el vocalista, nada se le puede reprochar a Leckremo. Sus discos con la banda son sobresalientes y su regreso ha supuesto que la banda afronte esta nueva etapa con energías renovadas.

En el sonido pocas sorpresas vamos a encontrar: hard rock melódico pero a su vez contundente, con buenos estribillos y melodías que harán las delicias de los seguidores del combo sueco, quienes siguen en un estado de forma envidiable.

El disco abre con “Back To The Rythm”, toda una declaración de intenciones y donde los oyentes van a respirar tranquilos al darse cuenta que el sonido sigue siendo el mismo, con las guitarras del creativo Dave Dalone, los cristalinos teclados de Jona Tee y la siempre imponente base rítmica compuesta por el baterista Don Crash y el bajista Jimmy Jay. Leckremo ha mejorado mucho en la técnica desde su salida de H.E.A.T y es que no ha estado todo este tiempo de brazos cruzados, envuelto en varios proyectos que le han hecho ganar tablas. En este primer tema se nota su implicación y su garra, donde en el estribillo encontramos un primer corte ganador, Puro H.E.A.T

“Nationwide” ya la mostraron como adelanto del disco y es todo lo que uno quiere y espera de la banda, siendo una pieza más acelerada y con fuerza, donde las guitarras y la sección rítmica se tornan más pesadas mientras que los teclados se encargan de adornar el resto con unos arreglos discretos pero efectivos. Leckremo hace un trabajo sobresaliente, dejando claro que él es ahora y una vez más el vocalista que la banda necesitaba. Para rematar los coros añaden más intensidad a una canción que es simplemente perfecta.

“Tainted Blood” es más rockera y vacilona, con influencias del hard rock de los 80, un medio tiempo cargado de intensidad donde Leckremo impone su territorio con agudos mientras que el impresionante solo de guitarra de Dalone nos deja sin respiración. “Hollywood” por su parte sigue repartiendo estopa rockera, volviendo a la melodía pegadiza y más desenfadada con ese estribillo tan pegadizo que es difícil de olvidar y unos teclados más protagonistas donde se aprecia la magia de Jona Tee. A destacar también la imponente pegada de Crash, que le añade potencia al tema. Sin duda la pieza más comercial pero también de las más destacables del disco.

Los coros juguetones de “Hard To Breathe” nos introducen esta canción donde el vocalista se luce a placer, pudiendo moverse en terrenos más azucarados. Puro hard rock melódico donde H.E.A.T también se sienten cómodos y pueden desatar sus recursos, que se notan en el tratamiento de los teclados o los ya citados coros.

“Not For Sale” es otro de los momentos álgidos del álbum, donde la combinación de guitarra y teclado aportan esa energía necesaria para un corte de este calibre, con un mensaje claro, que ellos no se venden. Todo ello mientras la batería vuelve a imponerse en cada pegada y Kenny parece morder en cada estrofa que canta. Sin duda alguna, mi tema favorito del disco, que tiene todo lo que busco y que me ha gustado siempre de los suecos, melodía y potencia sonora a la par edulcorado con un buen estribillo. Simplemente insuperable.

No puede faltar una balada para bajar las revoluciones y tocarnos la fibra sensible. Es el caso de “One Of Us” donde lógicamente el piano está presente mientras el vocalista puede sacar a relucir su lado más sensible y melódico. El resto de instrumentos se suman para aportar más intensidad que se corona en el estribillo. Aquí Leckremo está sobresaliente, y nos demuestra que domina canciones melódicas, más rockeras o baladas, un todo terreno. Su agudo hacia el final de la canción consigue poner los pelos de punta.

“Hold Your Fire” vuelve a mostrar esas influencias del hard rock ochentero con su riff de guitarra, con ese deje comercial y su estribillo que nos hace ver la sombra de formaciones como DEF LEPPARD, EUROPE o GUNS N’ROSES. “Paramount” es quizás el corte que más me descoloca, con esa melodía de teclado ligera que a primeras no terminó de convencerme y que se emplea igual para el estribillo, siendo una canción extremadamente azucarada pero que seamos sinceros, en directo puede desatar saltos y cánticos y es imposible no terminar rendido a ella. Pieza simple en lo musical que no es mi favorita pero tampoco es mala, simplemente, hay que dejarse llevar.

“Demon Eyes” es todo lo contrario, un acercamiento al heavy metal con una velocidad rabiosa que recuerda a los primeros IRON MAIDEN, por lo que, para mí, ya es una de mis canciones favoritas. El riff de guitarra es poderoso y rabioso, Dave Dalone está desatado mostrando su vena más metálica, mientras que el resto de instrumentos lo van acompañando. El solo me recuerda al mejor Ritchie Blackmore. Una canción donde el guitarrista carga con todo el peso. Una apisonadora y otro tema diferente pero que al contrario que con el anterior, consiguen convencerme.

Para acabar “Wings Of An Aeroplane” es otro gran corte melódico, con más peso en los teclados pero sin dejar de lado buenos punteos y partes de guitarra que siguen añadiendo fuerza a la composición. Leckremo por su parte sigue perfecto en la interpretación. Un corte que cierra muy bien el disco y con el que H.E.A.T nos dejan bien claro que ni el cambio de vocalista ni nada les ha hecho bajar de calidad y que los sigue posicionando como una de las mejores bandas de hard rock de la actualidad.

Alejandro Alapont

Lista de Temas:

  1. Back To The Rythm
  2. Nationwide
  3. Tainted Blood
  4. Hollywood
  5. Harder To Breathe
  6. Not For Sale
  7. One Of Us
  8. Hold Your Fire
  9. Paramount
  10. Demon Eyes
  11. Wings Of An Aeroplane

 

 

 

NURCRY - Sangre Eterna
RANCOR – Bury the World
CRASH BONES
MARCO MENDOZA - GIRA
SALVAT - Metal Planet
ZAFRA ROCK 2022
UMWELT ROCK GIRA
DARK MOOR - Concierto MADRID
SARATOGA - La riviera Madrid
KIVENTS

11 COMENTARIOS

  1. Es un trabajo inferior al anterior, pero porque tenía un nivel maestro H.E.A.T. II, y no tiene nada que ver el cambio de vocalista, pues Leckremo también me encanta, aquí y en los dos primeros de H.E.A.T.; este disco tiene también temazos, pero podría haber sido todavía mejor. De todas formas es un gran disco.

  2. Escuché los dos adelantos y me compré el disco. Hasta ahora no había escuchado nada de H.E.A.T., y la verdad es que me ha gustado. Tiene canciones muy buenas, y grandes interpretaciones de todos los miembros, sobre todo del vocalista, que se sale. Peeeeeero, porque siempre hay un pero, no me ha parecido un disco totalmente redondo. No sé si podría ser porque me parece que hay momentos que me traen a la cabeza canciones escuchadas hace eones, que ésto ya lo he oído antes. Aún así, es un disco notable y totalmente recomendable, aunque en su estilo prefiero antes a unos Brother Firetribe.

  3. A mi el efecto «salida del cantante anterior» me pesa, pero en este caso quizá porque Leckremo nunca me terminó de gustar. Cuando escuché el debut de H.E.A.T y su segundo redondo me gustaron, pero la voz me satura.
    Aquí me vuelve a pasar lo mismo: las canciones son temazos, pero no consigo encontrarle el punto a Leckremo. Si me detengo a pensar, se que lo hace bien, que es un cantante del copón, pero a nivel emocional lo que me transmite es que usa el mismo tono durante mucho tiempo y lo que cambia es la intensidad, gritando más o menos. Después de cuatro canciones tengo la sensación de que ya he escuchado bastante.
    Pero en fin! Se pondrá de cuando en cuando, porque temazos no le faltan 🙂