Inicio Conciertos IRON MAIDEN + WITHIN TEMPTATION + AIRBOURNE en Barcelona. Crónica y fotos.

IRON MAIDEN + WITHIN TEMPTATION + AIRBOURNE en Barcelona. Crónica y fotos.

57

 

IRON MAIDEN

+ WITHIN TEMPTATION + AIRBOURNE

Viernes 29 de Julio de 2022 – Estadi Olímpic – Barcelona

Tras dos jornadas en la Ciudad Condal, llenas de gloria, baño de multitudes, amistad, cerveza, buen rollo, solo puedo decir ¡¡¡GRACIAS!!! Han sido dos tardes/noches inolvidables, donde el jueves tocaron BRITISH LION, la "otra" banda de Steve Harris, de los que publicaremos crónica y fotos muy pronto, y el viernes, el conciertazo más esperado de los últimos años.

Alfonso Díaz os da su visión sobre AIRBOURNE y IRON MAIDEN, junto a las fotos de Carlos Oliver, y yo escribo unas líneas sobre la actuación de WITHIN TEMPTATION .

Dentro de los agradecimientos, no quiero olvidar a Madness Live quienes han tenido que esperar meses y meses hasta que se celebrara el concierto.  En este caso, tanta paciencia, valentía y zozobra se convirtió en éxito, gracias a un público que teníais la entrada desde hace mucho, esperando que llegara el gran día. Madness y todo su equipo hizo un gran trabajo, a pesar de las largas colas, que hicieron que parte de los fans se perdieran las evoluciones de AIRBOURNE , y los inexpertos camareros que todos sufrimos en las barras, que nada tenían que ver con los organizadores.  A grandes rasgos, los casi 50.000 que casi llenamos el  Estadi Olimpic  de  Barcelona disfrutamos a mansalva.

Os dejo con la crónica de AIRBOURNE de Alfonso y sus acertadas impresiones generales:

Rafa Basa

 


 

¿Es la Doncella la banda clásica que mejor ha resistido el inexorable paso del tiempo? Pongamos las cosas en perspectiva. Seguramente sus giras más espectaculares, sus directos más legendarios y sus mejores trabajos podamos enmarcarlos en lo que fue la década de los ochenta, pero lo que está fuera de cualquier tipo de discusión es que en la actualidad IRON MAIDEN se han convertido en una banda de estadio, incluso en nuestro país, y eso es un hito que solo está al alcance de unos pocos elegidos.

Parecía que no iba a llegar el día. La pandemia había retrasado nuestro  reencuentro con la formación británica más de lo que todos hubiéramos deseado, pero por fin en este tórrido verano de 2022 íbamos a tener ocasión de  presenciar el espectacular montaje de su “Legacy Of The Beast Tour”. Además la recompensa a nuestra paciencia llegaba en forma de nuevos temas, ya que compartiendo protagonismo con algunos de sus temas más emblemáticos el sexteto presentaría  algunas de las composiciones contenidas en “Senjutsu”, un trabajo que, -como no podía ser de otra forma-, ha vuelto a dividir a sus incondicionales. Sea como fuera, la cita en el Estadi Olímpic Lluis Companys marcaba el retorno para muchos, -un servidor incluido-,  a los grandes recintos de la capital catalana. Aunque como era previsible teniendo en cuenta el arraigo de IRON MAIDEN en nuestro país entre los asistentes al show hubo fans de todos los rincones del país.

Ya desde primerísima hora de la tarde podía palparse el ambiente de las grandes ocasiones, con hordas de seguidores ataviados con camisetas de la banda iniciando la peregrinación hacia la montaña Olímpica mientras compartían anécdotas y vivencias sucedidas en  anteriores visitas. Sin embargo, la entrada al recinto fue de forma escalonada, aunque algo lenta en algunos accesos. Había ganas, muchas ganas, de que la música empezara a atronar y amenizara la espera antes de la salida de la mítica formación británica. De modo que para caldear el ambiente contaríamos con el concurso de dos bandas importantes, que han pasado ya por nuestro país, en más de una ocasión, liderando su propio espectáculo. Así que para ayudarnos a sofocar el bochorno vespertino, -que se vio acrecentado con la caída de cuatro gotas-, contaríamos con la presencia de una banda que posee un directo de lo más salvaje y explosivo como son los australianos AIRBOURNE . Mientras que el punto de elegancia y distinción correría por cuenta de los neerlandeses que lidera la vocalista Sharon den Adel: WITHIN TEMPTATION.

AIRBOURNE

Cualquiera que haya tenido ocasión de ver en directo a la formación que capitanean  los hermanos O´Keeffe estará de acuerdo conmigo en que AIRBOURNE son sinónimo de actitud, fiesta, diversión y rock n´roll. Y aunque a primera hora de la tarde todavía las gradas y la pista del Estadi Olímpic Lluis Companys presentaban un aspecto bastante desangelado el cuarteto salió a escena como acostumbra a hacer: dispuestos a morder, arrasando con todo a su paso. No, en esta ocasión no traían bajo el brazo un nuevo trabajo que presentar, su último redondo “Boneshaker” data  de finales de 2019.

Era un escenario grande el que tenían que llenar los australianos, pero eso no les importó. Las paredes de amplificadores  les parapetaron y minutos antes de que aparecieran en escena sonaban a través de la megafonía del estadio canciones de sus “abuelos espirituales” y compatriotas Ac Dc, hasta que de pronto una introducción cinematográfica anunció su inminente llegada. Con el incombustible y descamisado Joel O´Keeffe al frente y dispuestos a hacer kilómetros, así aparecieron los australianos en escena para volarnos la cabeza con uno de sus himnos, una auténtica declaración de intenciones como es “Ready To Rock”, invitando  al personal  a hacer headbanging para que posteriormente  acabáramos acompañándoles con palmas.

Habiendo aterrizado de forma magistral era un buen momento para   saludar y preguntarnos si queríamos rock n´ roll, de modo que ante la respuesta afirmativa del personal  tocaba provocarnos con el vacilón riff de “Back In The Game”, quizás menos directa y aplastante pero mucho más provocativa, algo que dio pie a que todos termináramos coreando su pegadizo estribillo mientras Joel  se desgallitaba en el tramo final y las luces traseras empezaban a a hacer acto de presencia. Con la banda ya asentada en escena, habiendo conectado con los suyos y llamado la atención de los que todavía no les conocían, era un buen momento para seguir dando argumentos para la diversión del  público  que poco a poco iba  tomando posiciones en el recinto.

Sin cortarse lo más mínimo los AIRBOURNE volverían a  pisar el acelerador al máximo durante el arrollador “Girls In Black”. No dispusieron de mucho tiempo los australianos, pero supieron aprovecharlo al máximo. Así que no faltó el habitual paseo de Joel entre la audiencia a hombros de un “pipa” mientras daban  buena cuenta del que hasta el momento ha sido su último video “Burnout The Nitro”. Con las amenazantes líneas del bajo de Justin Street haciendo retumbar los cimientos del Estadi Olímpic arrancaba el tema que prestaba título a su cuarto largo “Breakin´ Outta Hell”, convirtiéndose  en la enésima excusa para que todos volviéramos a levantar nuestros puños y cantáramos su estribillo con rabia e intensidad.

Y es que la descarga del combo de Warrnambool se nos hizo muy corta. De modo que cuando empezó a sonar la sirena anti-aérea que siempre acaba dando paso a la estruendosa  “Live It Up”, todos sabíamos que su tiempo se estaba agotando. Sin embargo, AIRBOURNE no podían abandonar el escenario sin rendir pleitesía a uno de sus grandes héroes, y es que el encargado de poner el broche definitivo a su escueta  presentación fue  “Running Wild”,  uno de sus primeros hits y en cuyo video-clip aparecía el gran Lemmy Kilmister. Fue corto, fue intenso, fue divertido, fue un puñetazo directo al mentón  a primerísima hora de la tarde, dejando claro que AIRBOURNE son capaces de liarla en cualquier escenario que pisen, independientemente de la hora. En pocos meses volverán por aquí, así que afortunadamente no tendremos que esperar mucho para volver a ser testigos de la locuras y correrías de  Joel O´Keefe y sus muchachos.

Texto: Alfonso Díaz

 

WITHIN TEMPTATION

Tras unos AIRBOURNE de los que ha escrito Alfonso, y espero ver en la gira que pasará por nuestro país en Diciembre, y a los que no entrevistamos en el Estadi Olimpic  de  Barcelona, por no perdernos parte del concierto de WITHIN TEMPTATION y porque este web prefiere charlar con la banda más cerca de su tour, las pantallas laterales proyectaron  el logo  con las letras gigantes WT sobre fondo negro y la banda irrumpió en escena con "Our Solemn Hour", el primer tema, que desde el inicio sonó glorioso, y bien. Debo reconocer que siento debilidad por la banda, y además de tener  muchas ganas de verla, saboree sus canciones, y disfruté de su show. Me encantó  Sharon den Adel  quien fue la Reina de la actuación y cantó afinadamente y colosal. El reto de la banda dio la talla, como esperaba, y contribuyó para que el show fuera excelente.

"Our Solemn Hour" es una de mis canciones predilectas, por lo que me lo pasé soberanamente bien.

"Paradise (What About Us?)" fue la siguiente pieza, de su álbum "Hydra", donde originalmente colaboró Tarja. Su estribillo ultra melódico me encantó, como la siguiente "Faster", uno de sus temas directos, vencedores que también más que gustan de la banda y su disco "The Unforgiving". Fue bastante eficaz para un público que iba llenando poco a poco el recinto.

Si os gusta la banda de Sharon, sabéis que poseen canciones muy buenas, y gran parte fueron elegidas para la ocasión. Otro de estos  ejemplos sonoros fue "In the Middle of the Night" que así mismo me encantó. Gracias a su melodía, coros  para que cante el público y un riff de los mejores de WITHIN TEMPTATION .

Tras tres buenos temas como "The Reckoning", de su álbum "Resist", "Angels", -una delicia por majestuosidad, melodía y una Sharon imperial­-,  y "Entertain You" de "Don’t Pray for Me",  llegó un de los más celebrados de la tarde: "Stand My Ground", su exitosa canción, que causó gran beneplácito entre los fans. Un "temazo" que traspasó fronteras en su  mejor etapa comercial. 

Tras un "Raise Your Banner" menos brillante, llegaron los recuerdos para "Ice Queen", ideal para los más nostálgicos y la gran "Mother Earth", con la que cerraron. Entre ambas joyas, tocaron "Supernova", que a mí no me terminó de encandilar.

Espero y deseo poder disfrutar de WITHIN TEMPTATION en gira y con un concierto de más largo recorrido. No obstante, a pesar de la lejanía desde donde los ví, no poder usar las pantallas ni luces, me gustaron muchísimo.

Texto: Rafa Basa

 

IRON MAIDEN

Tras la descarga de unos WITHIN TEMPTATION que no dejaron indiferente a nadie, llegaba por fin el gran momento de la noche. Parecía difícil que fueran a conseguirlo, pero lo cierto es que los fans de IRON MAIDEN acabaron dando un aspecto de lo más colorista y concurrido tanto a las gradas como a la pista del Estadi Olímpic Lluis Companys. Resulta cuanto menos curioso que cada vez que una banda de la magnitud de La Doncella inicia un tour todos queramos buscar los inconvenientes. Por supuesto que la banda ya no tiene la juventud ni la garra que exhibió en épocas pasadas, pero es que tampoco lo necesita, ya que lo suple a la perfección con oficio, experiencia y profesionalidad. Sí, evidentemente, por razones lógicas, algunos de sus temas más emblemáticos no suenan a la misma velocidad que fueron grabados, pero eso no quiere decir que el sexteto no se entregue al máximo y se deje la piel sobre el escenario.

Como siempre Steve Harris fue el que llevó el timón de la  nave, marcando el paso y apoyándose en un Nicko McBrain que se mostró intratable a lo largo de todo el show. Una vez más, la figura del perfecto maestro de ceremonias estuvo encarnada por  un Bruce Dickinson que corrió, saltó y cantó esas piezas que todos conocemos, poniendo un énfasis especial en su faceta interpretativa. Me gustó mucho la puesta en escena y como atacó las tres primeras composiciones, y  los dos cortes que interpretó de la etapa  Bayley. Aunque me dio la sensación de que tuvo que esforzarse al máximo para acabar sacando adelante los bises. En cuanto a la tripleta de hachas, como siempre, Janick Gers fue quien se encargó de poner el espectáculo, aunque en esta ocasión nos ofreció menos acrobacias que en anteriores visitas. Mientras que Dave Murray y Adrian Smith nos deleitaron con su buen gusto a la hora de tratar las melodías  y su perfecta sincronización.

En cuanto al montaje volvieron a repetir en un escenario a dos niveles en el que hubo varios telones a modo  de decorado que fueron cambiando a lo largo del show. También tuvimos ocasión de ver diferentes encarnaciones de Eddie. Por supuesto, no faltó la presencia de Dickinson uniformado  mientras blandía la bandera durante “The Trooper”, ni tampoco pudimos “librarnos” de las columnas de fuego, la pirotecnia, el humo,…,  del ser alado que se apoderó del escenario durante  “Flight Of Icarus”, ni tampoco del avión Spitfire que apareció en escena durante  la final “Aces High”.

Hay un par de tradiciones que inexorablemente se dan en todos los conciertos de IRON MAIDEN desde hace muchos años. La primera es que la banda siempre aparece en  escena cuando todavía no ha oscurecido, y esta tarde/noche no iba a ser una excepción. Y la segunda es que cuando a través del P.A.,  empieza a sonar “Doctor, Doctor”, todo el mundo sabe que la fiesta esta a punto de empezar. Así que mientras el gran clásico de UFO provocaba la primera gran explosión de jubilo del personal se iban moviendo los telones que conformarían el decorado oriental, inspirado en el artwork de “Senjutsu”,  que sirvió  como encuadre para los primeros compases del show. Con las pantallas que flanqueaban el escenario ya funcionando y agasajados con los inevitables cánticos de “Maiden, Maiden”, -aunque en esta ocasión sonaron menos efusivos-, la banda aparecía en escena para dejar claro, desde el mismo arranque, que su presente es casi tan importante para ellos como su glorioso pasado.

Dieron el pistoletazo de salida al show con el tema que presta título y abre su último lredondo, “Senjutsu”, comandados por un Dickinson ataviado de riguroso negro y el pelo recogido en un moño al estilo oriental. No tardaría mucho en coger el carril central un incansable Steve Harris que, como siempre,  no dejó de agitar la cabeza a la vez que cantaba el tema. Fue durante el corte inaugural cuando fuimos testigos de la primera aparición Eddie blandiendo una espada para provocar el delirio del personal. Sin apenas tiempo para reponernos del impacto que supuso  la primera aparición del “séptimo miembro de la banda”, el show prosiguió  con “Stratego”, un tema que guarda muchas similitudes con el material contenido en su anterior “The Book Of Souls”, y que viendo la reacción del personal tiene muchos números de permanecer en los repertorios de las próximas giras. Y es que me sorprendió muy positivamente la buena acogida que tuvieron los temas nuevos, muy especialmente el que cerró la trilogía de arranque “The Writing On The Wall”, que arrancaba justo después de que Dickinson se dirigiera por primera vez a sus incondicionales.

Habiendo roto el hielo con tres temas de nuevo cuño  tocaba centrarnos en la dinámica de lo  que ha sido la gira “Legacy Of The Beast”. Así que precedido del ensordecedor sonido del motor arrancaba  el primer gran clásico de la noche “Revelations”, que era el escogido  para invitarnos  a viajar hasta 1983, provocando con sus amenazantes redobles el delirio de un personal que a estas alturas del show estaba ya completamente entregado.

En esta ocasión la hipnotizante figura de Dickinson, con chaqueta de anchas mangas y camisa blanca aferrándose fuertemente el pie de micro, se convirtió en el reclamo perfecto para que todos alzáramos nuestros puños al aire para cantar junto al vocalista cada una de las estrofas. Tras recibir una ensordecedora ovación, el carismático frontman se adentró en el primer speech de la noche, el que precedió a “Blood Brothers”, que fue como reencontrarse con un viejo amigo, ya que no faltaron las palmas acompañando su desarrollo para  rubricar  la perfecta sintonía entre la banda y unos seguidores que no dudaron en sacar sus teléfonos para capturar ese  mágico momento de hermandad metalera.

Los que hemos venido siguiendo la carrera de IRON MAIDEN durante las últimas décadas sabemos que no siempre todo fueron momentos de gloria y éxito. Y es que durante la segunda mitad de la década de los noventa la banda no acabó de contar con el beneplácito de unos seguidores que no comulgaron con el cambio de Bayley por Dickinson. Sin embargo, Harris y sus muchachos no han querido enterrar definitivamente el material que grabaron junto a Blaze. Así que la elegida para proponernos una primera escala en la década de los noventa fue la extensa y oscura  “Sign Of The Cross”, que acompañada de unas altas columnas de fuego y con Dickinson encapuchado  y aferrado a una cruz se acabó convirtiendo en uno de los momentos álgidos del show. Para proponernos un cambio de rumbo, poniendo nuevamente el foco en el material que editaron durante la década de los ochenta, concretamente el contenido en el icónico “Piece Of Mind”, la figura de Ícaro emergería en el escenario durante “Flight Of Icarus”, que nos dejaba la estampa de Dickinson empuñando unos cañones que escupían fuego antes de dejar que Steve Harris nos ametrallase con su bajo deleitándonos con una imagen que se ha convertido en icónica para cualquier seguidor del heavy metal que se precie.

Pocas, muy pocas, concesiones hubo al material que grabaron con  Dickinson al frente durante los primeros años noventa. Pero sin duda si hay un tema que los fans han hecho suyo y han convertido en imprescindible en todos los directos de la Doncella ese es, precisamente, el que daba nombre a su lanzamiento de 1992 “Fear Of The Dark”, que nos volvía a poner la piel de gallina con todo el  estadio entonando su inconfundible melodía siguiendo las indicaciones del vocalista. Con el escenario sumido en la más absoluta penumbra, la batería de Nicko McBrain se encargó  de romper el silencio marcando la entrada de “Hallowed Be Thy Name”, que nos dejaba a un Bruce ya desmelenado interpretando los versos iniciales tras unos barrotes para acabar firmando otro momento absolutamente épico. El escenario se convertiría en un infierno, con humo y  columnas de fuego incluidas, durante “The Number Of The Beast”, que fue la excusa perfecta para que todos alzáramos nuestros cuernos cada vez que había que invocar al Maligno. Con la gente completamente entregada, como no podía ser de otra forma, y mientras el carismático vocalista nos volvía a invitar a gritar para él, arrancaba el tema elegido para poner el punto y seguido al show, “Iron Maiden”, con el fuego volviendo a hacer acto de presencia mientras que en la parte superior del escenario aparecía la cabeza de Eddie.

Aclamados como auténticos héroes, el sexteto no tardaría mucho en regresar sobre las tablas para arrancar los bises por todo lo alto dando buena cuenta de una composición que ha roto fronteras y que las emisoras de radio han convertido en  himno incluso para el público generalista: “The Trooper”, que, como no podía ser de otra forma, contó con Dickinson perfectamente uniformado y blandiendo la bandera británica para provocar, una vez más, el delirio de unos seguidores que parecen no cansarse nunca de escucharla en directo. El ambiente se tornó más intimista durante los compases iniciales de “The Clansman”, para ir creciendo progresivamente  hasta que banda y público estallaron al unísono, poniéndonos  todos a saltar mientras gritábamos a pleno pulmón y con el puño en alto aquello de “Freedom”. No nos cansamos de cantar. Así que para finiquitar esta primera ración de bises que mejor que el imprescindible “Run To The Hills”, que llegó acompañado de chispas, humo y fuego.

No fue una sorpresa, lo esperábamos. Todos lo sabíamos, lo habíamos visto ya en los muchos videos que corren por las redes. Pero he de reconocer que fue emocionante cuando tras escuchar “Churchill´s Speech” la banda volvió al escenario, -con un avión Spitfire sobrevolando sobre sus cabezas-, para rematar la velada de forma magistral con el atronador “Aces High”.  Una vez más IRON MAIDEN volvieron a dejar satisfecha a su parroquia de seguidores, y la prueba definitiva fue ver la ovación y las muestras de cariño que recibieron mientras  saludaban al personal  y sonaba de fondo el inevitable “Always Look On The Bright Side Of Life” de los Monty Python.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

LEGION
KIVENTS
ALGARROBA ROCK 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
NURCRY - Sin Temer Al Sol

57 COMENTARIOS

  1. La banda más grande de todos los tiempos que conciertazo joer!!! Eso sí…la organización pésima!!! Casi nos perdemos el inicio de los Maiden, colas de 2 horas y un solo acceso??? Por favor….en la crítica ponéis más verdes s los camareros que a los organizadores que los untais con mantequilla, se nota que no vivisteis lo que tuvimos que sufrir y esperar los que íbamos a pista….y que saje en todos los medios escritos , excepto aquí que ponéis cuatro letras para justificar, un poco más de seriedad en ese adpe to no vendría mal, aunque la crónica sea buena en lo que se refiera al espectáculo que vimos

    • MAIDEN INCREIBLE, y Bruce espectacular, su mejor actuación en años, que nivel.
      La organización PESIMA, a las 17,20 estábamos en la puerta y accedemos a las 19,10 tras una cola interminable , no vimos Airbourne, y tampoco el comienzo de Within Temptation, de verdad No hay justificación.

      VISCA BORRIANA VISCA UP THE IRON

  2. No se puede formae un embudo de un solo acceso al principio para después en los siguientes tener a 8 o 10 seguratas hablandi entre ellos porque tienen sus accesos libres. Aquello parecía port aventura sin el pase vip. Aunque en gradas no fué así, por lo menos en la 1 y 2. Se veían colas hasta en pista para acceder a los sitios mientras tocaban within temptation.
    Un desastre.
    Cuando se acabe maiden se termina la fiesta. Eso ya lo tengo más que claro también.

  3. No digo nada nuevo al afirmar que es la peor organización que he visto en mi vida en un gran concierto.
    Dicho esto, el concierto increíble y Dickinson brutal a un nivel de voz y de puto magnetismo como hacía tiempo.
    No me gustó cómo sonó Senjutsu, pero hasta ahí y solo eso la parte menos buena del concierto.

  4. Yo tenía mis serías dudas, ya tienen una edad, más de dos años sin tocar…. pero todas mis dudas las reventaron, las hicieron volar por los aires. Un auténtico conciertazo.

    La organización no lo sé, nada más llegar desde Bilbao, a eso de las tres, tres y media, fuimos directos a la cola, y como abrían las puertas a las cinco y media pues dábamos por echo el esperar. Visto la cola, estaríamos entre los que se podría decir de los primeros y entramos rápido, sin atascos ni nada.

    Visto eso, la poca gente que había en Aitbourne y Within Temptation lo achaquè a que la gente pasaba de ellos.

  5. Gran concierto el que pudimos ver el viernes. Sonido excelente (salvo en la inicial Senjutsu, que por suerte, arreglaron rápido). Harris sigue siendo el conductor de todo y Dickinson está a un nivel vocal increíble a estas alturas de la película. Muy bien Nicko y gratamente sorprendido con Murray, que me parece que estuvo a un nivel bastante por encima de anteriores visitas. Casi dos horas, que creo que a la mayoría del personal, se nos pasaron volando.
    Sobre la organización, yo es la primera vez que voy a ese estadio, pero lo de hacer una cola kilométrica para tener que dar después la vuelta entera al anillo olímpico y desde allí ir a la entrada (había muchísima distancia) no me parece muy normal. Desde antes de las 16:00 estábamos en la cola y entramos poco antes de que empezara Airbourne.
    Sobre las otras dos bandas:
    AIRBOURNE: Enorme actitud y buen concierto, a pesar de contar con un sonido regular, siendo generosos.
    WITHIN TEMPTATION: Aunque a mucha gente le pareció que no pegaban demasiado en el cartel, a mi me sigue pareciendo una bandaza, con una Sharon en un estado vocal magnífico. Quizás sobraron un par de temas de los que tienen sonido más «modernete», pero en líneas generales, a mi me gustó bastante la actuación.
    PD: Sin animo de crear ningún tipo de polémica y desde el desconocimiento sobre el tema (no sé si cuando tocan en Bilbao o Sevilla, por ejemplo, habla de Euskadi o Andalucía), creo que alguien debería decirle al señor Dickinson, que hasta que no se demuestre lo contrario, Barcelona no sólo forma parte de Catalunya. Más aún siendo fecha única por aquí. Repito, no es para discutir con nadie, simplemente es un detalle que me llamó la atención.

    • Bruce en ese aspecto es un profesional, sabe que si en Donosti dice España puede crear polémica, lo mismo en Barcelona, y no lo dice, así que si dice Cataluña y País Vasco no está creando polémica y está diciendo la verdad.

      Otra cosa es la opinión que pueda tener al respecto.

    • Cierto, forma parte también del estado español, de Europa y del mundo, al menos administrativamente. El sentimiento de cada catalán y el sentido de la pertenencia ya varía según cada persona. Yo lo entiendo como una forma de empatizar con un público que siente identificado con su tierra. Como han dicho por ahí, no dijo hola Italia u hola Australia, dijo varias verdades: hola Barcelona y hola Catalunya

  6. He perdido la cuenta de las veces que he visto a esta gente en directo, y aún así puedo decir que este concierto quizás sea el que más he disfrutado de entre todos.
    Es que de verdad, no se les puede pedir. Un espectáculo de 10.

    Vale que run to the hills y aces high podían haber sonado más rápidas, pero entiendo que Dickinson tiene una edad, y sinceramente, mantiene el tipo mejor que cualquiera de los de su generación.

    Organización muy mala en el tema del acceso. Yo me libré de agobios porque estuve desde las 14.30 en la cola, pero se notó que la gente tardaba en llegar.

    Por otro lado, se repartía agua gratis desde el interior de las barreras anti avalanchas y eso se agradece.

    En definitiva, mereció la pena el esfuerzo físico y económico. Como vamos a echar de menos estos tipos cuando no estén…

  7. Que bien me lo pase!!!! Que no se mueran nunca!!!
    Respecto a las colas, yo entre por la n° 3 y apenas hice cola por no decir nada. Eso sí, las colas que se veían para pista daban miedo.
    Los camareros bastante hacían creo yo, por lo menos los que me atendieron a mi eran simpáticos ( algo digno d mención en los tiempos que corren) y la birra la tiraban bien.
    Hablando de Maiden, lo d Bruce es de otro planeta. Que tío!!! Y los otros no se quedan atrás. Que bien suenan, que bonito lo hacen, que maravilla.
    Que si, que las tocan más lento, que pueden tocar más temas, que el setlist tal… Pero joder si no se t ponen los pelos como escarpias viendo cómo 50.000 personas gritan freedom a pleno pulmón puño en alto no pasas el capcha ni de coña

  8. Se me ha olvidado decir una cosa en mi anterior comentario, que a un viejuno como yo le gusta.

    Me gustó la hostia que no hubiera ni anillo ni golden cyrcle ni VIP ni hostias de esas. No estoy en contra grupo de la gente que quiere pagar lo que quiera/pueda por ver a su grupo favorito, pero sí me mola ver a gente que se pone en la cola desde horas, para ver a Maiden en primera fila.

    Sin más, comentario de pureta, lo sé.

  9. Ya vi esta gira sin los temas de Sejutsu y no voy bien de pasta así que había decidido no ir, pero a última hora me animé e hice cientos de kilómetros para disfrutar de mi grupo favorito una vez más. Colosales, mi primer concierto desde la pandemia y no pudo ser más brutal. Hasta comenté con un amigo que Bruce lo estaba disfrutando tanto que cantaba fuera de micro como en trance, algo que nunca le había visto hacer.

    También me llevé un muy buen sabor de boca con Within Temptation que sonaron muy metaleros, y Sharon es carisma puro y una increíble voz. Grata sorpresa.

    Airborne iban a muerte como siempre pero sólo pude ver su final por la larga y lenta cola de pista.

    Salí muy feliz, aunque un pensamiento sombrío me vino: no quiero un mundo sin Iron Maiden.

  10. Aunque no pude ir por vuestros comentarios parece que se encuentran en un estado de forma extraordinario y a estas alturas viendo al resto de compañeros de su generación que salvo Saxon andan de capa caída creo que es una noticia excelente el poder disfrutar de un concierto espectacular como el que dieron el viernes.

    De hecho, creo que de las grandes bandas legendarias/llena-estadios son los únicos junto con MetallicA que siguen teniendo una presencia arrolladora y un directo aplastante, algo que debemos aprovechar y disfrutar a tope porque los años no pasan en balde y no sabemos durante cuánto tiempo van a estar a este nivel tan alto.

    Por Bilbao ya se están oyendo rumores de que Iron Maiden son una de las opciones más firmes de cara a intentar traerlos el próximo año como cabezas de cartel para tocar en San Mamés y consolidar el recién creado «Bilbao Bizkaia Rock Day», que a pesar de los sustos de última hora y del hándicap de coincidir con el Resurrection y el Rock Fest, ha cerrado una primera edición con un éxito absoluto.

  11. Iron Maiden nunca desaparecerán porque son míticos. Lógicamente, se retirarán y, seguramente, pronto pero no desaparecerán. Pero lo más importante y, esto que no lo dude nadie, el heavy metal nunca desaparecerá. Hay mucha gente que sólo sigue a Maiden o Metallica o AC/DC… Y cree que no hay más bandas. Pues las hay y muchísimas. Esto no se acabará con unas pocas bandas

  12. Me alegro que Maiden sigan siendo fiables y capaces de ofrecer grandes conciertos. Sin embargo, hay que ver cómo ha (hemos) cambiado su público, o más bien, hemos envejecido. Ayer hablaba con un amigo y con una ironía y retranca negrísima me comentaba, cuantas canciones habrían conseguido completar un grupo como Whitin Temptation en la gira de presentacion de, por ejemplo Somewhere in time. 2, 3?. No digo que eche de menos la tensión y la agresividad , a veces contenida y otras no tanto, de los conciertos de metal de los “80, pero…En fin, the good ol’times…

  13. Sin contar la gente que va a verles a ellos o a otras grandes bandas y no les gusta ninguna otra banda del rollo. QUE ESTÁN EN SU DERECHO, sólo faltaría. Pero no es gente que le interese mucho el heavy metal. Son gente de una banda y, a veces, ni eso,es decir que van por postureo (como dicen los modernos). Por lo tanto, no es gente que vaya a aportar mucho al heavy metal. Y, repito que cada cuál está en su derecho de ir donde quiera, ver lo que quiera, etc. Dicho ésto: «UP the Irons».

    • Toda la razón en eso que dices. De hecho, a raíz de los conciertos de estadio que se han dado en los últimos años, he descubierto a fans de grupos como ACDC , Metallica, Iron Maiden….y hasta de La Polla Records, que nunca escuché hablar de ellos, y de verlos escuchar su música ya ni hablamos xD. No sé si influye que los tiempos hayan cambiado y los conciertos se hayan convertido en acontecimientos más de postureta, los de los grandes grupos, me refiero, o que la venta de camisetas de Guns and Roses y demás en el Primark ha motivado esto o qué jaja. Sea como sea, mejor que se vaya a conciertos, aunque sea de los más grandes, que alguno se volará

  14. Un desastre absoluto y una vergüenza la organización de accesos de Madness para el concierto, me parece increíble que esta gente siga organizando eventos de este calibre. Nos perdimos a los teloneros por su culpa y medio concierto o más de Within pese a que llegamos con tiempo de sobra. No había nadie organizando ni informando de nada fuera del recinto, con una sola maldita puerta abierta para todos los que íbamos a pista… (30 o 40 mil seríamos?) Indignante, entras ya con tan mala leche que ya te han jodido medio concierto cuando tienes la mala suerte de que unos promotores tan incompetentes como esta gente organizen algo tan mal, para lo que además habían tenido dos años y medio para prepararlo en detalle.

  15. Cuando una gran cantidad de gente es estafada muchas veces demandan colectivamente para que se haga justica. Pagasteis por una entrada en la que teníais derecho a ver a tres grupos.
    Con las redes sociales hoy en día no sera complicado hacer algo asi. Si lo hacen una vez y no pasa nada lo seguiran haciendo no quepa duda.

  16. Sobre mis felicitaciones a los Sres Organizadores:

    Cuando en mi artículo felicito a Madness Live por la organización del concierto de IRON MAIDEN creo que explico meridianamente por qué lo hago. Solo el hecho de ser constantes, estar ahi, hacer posible el concierto, esperar más de dos años para su realización, cumplir escrupulosamente con sus necesidades de producción, que el sonido, el escenario fuera del nivel requerido, se cumplieran los horarios, etc, etc, etc, merece mi felicitación.

    Es claro que los problemas de acceso al recinto hicieron que las largas colas, especialmente las de pista, fueran muy lentas y tediosas e hicieran que muchos se perdieran a AIRBOURNE, pero hay que entender que los accesos del Estadio Olímpico de Barcelona son los que son, pero no eran en este caso responsabilidad directa de Madness, así como el servicio de hostelería, que algunas escaleras mecánicas no funcionaran etc. En este caso, los organizadores llegaron a un acuerdo con el Estadi, y ellos, los del Estadio Olímpico, fueron los responsables de acceso, hostelería, etc. A veces los promotores si pueden manejar todo tipo de cosas, por ejemplo en los festivales, pero cuando alquilas un recinto gigantesco como el Estadi, o el Metropolitano, o Wizin Center, o Vistalegre, etc etc, ellos y solo ellos tienen sus normas y sus formas de funcionamiento.

    Imagino que el enfado de Madness será importante, por el detalle de la lentitud en las colas de acceso, la ineficacia, inexperiencia y lentitud en la casi totalidad del servicio de hostelería, etc, pero a veces no está todo en manos de los promotores de las giras. Que haya gente contratada por el recinto que ni siquiera sepa «tirar una cerveza de barril» tiene delito.

    Yo, por ejemplo, fui la noche antes a la Sala Salamandra a ver a BRITHIS LION, y la cerveza estaba agria. Es claro que Madness no tenía la culpa 🙂

    Madness no me paga para eximirles de las culpas, pero «es lo que hay», y a veces hay que explicarlo.

    Y que conste que me pongo en el caso de todos los que sufriste los retrasos. Yo también estaría muy enfadado y me daría igual quien tiene la culpa ya que pagas una entrada para ver un concierto completo. Es claro, pero me aparecia explicar ciertos detalles.

    Salud y metal
    Rafa Basa

    • Lo siento rafa pero no puedes estar mas equivocado. El responsable, el que cobra una entrada completa a consumidores que no han podido disfrutar del concierto completo, es el promotor. Es a el a quien le corresponde devolver parte del dinero a estas personas, porque es quien ha cobrado la entrada. Si luego la promotora considera que no ha sido su culpa, sino que ha sido un proveedor el que le ha fallado, podra reclamarle a este proveedor el perjuicio que le ha causado por la devolucion del dinero. Pero eso no le exime de ninguna responsabilidad frente al consumidor y usuario, lo que le da en todo caso es el derecho de ir contra este proveedor por el perjuicio causado (devolucion de parte del dinero)

  17. Más claro agua Rafa. Siempre tenemos la sensación de que los promotores son los responsables de toda la organización que supone un evento de este estilo y lo cierto es que no lo es. A excepción de los festivales , dudo de que haya un recinto privado , que es alquilado por los promotores, que no sean los que se ocupan del control de accesos , barras , seguridad , etc, etc…Como bien dices , dudo que los de Madness estén muy contentos viendo lo que sucedió

  18. Ahí los tienes; 35 años sin sacar un gran disco (Brave new world está bastante bien) y llenando estadios.

    Guns and roses, con 3+1 discos en 35 años y llenando estadios.

    El último álbum bueno de los Stones fue en 1980, y ahí los tienes, llenando estadios. Aunque los Stones…. Pues son los Stones.

    Los demás me dan igual, pero a GNR no voy a verlos ni aunque me regalen la entrada. Que trabajen en música nueva joder!!! Que siguen viviendo de un disco de 1987 y la peña tan contenta. Vaya tela.

    Pues ala, que sigan los abuelos llenando estadios. En esto se ha convertido el rock, en un negocio de gente de la tercera edad…

    • «Ahí los tienes; 35 años sin sacar un gran disco (Brave new world está bastante bien) y llenando estadios.»

      Es tu opinión… no digo nada y lo digo todo…

      Lo de Guns es diferente, no es que los saquen buenos o malos, es que no han hecho ni el huevo: un disco en tres décadas, en fin… y ya ni me pongo a valorar dicho disco…

      Y de los Stones no hablo porque desconozco su catálogo…

    • Sigo sin entender que hace de malo al rock y al metal que Iron Maiden metan a 50 mil personas en Barcelona.
      Sí es más curioso lo de GNR, que siendo una banda con una discografía muy corta siga teniendo ese gancho, pero de todos modos, ¿qué tiene que ver ir a un concierto de GNR para no comprarte un disco de otros grupos nuevos o ir a sus conciertos?.
      ¿Cuántos discos de más venderían bandas nuevas porque definitivamente GNR no giraran?.

  19. Ahora nos tenemos que conformar con colas interminables para entrar y gente novata en la barra en un evento de 90 euros. Debo dar las gracias además? Yo cuando la cago en mi trabajo me tiran de las orejas. Porque no puedo exigir ir lo mismo? El dinero no cae del cielo para muchos, yo incluido. Y yo estuve viendo a metallica en el mismo recinto y no paso nada de eso. Tiempo para entrar, mochileros por todos los lados y barras funcionales. Si rafa, es problema del que lo monta

    • Lo que debería hacer la promotora es un comunicado dando su punto de vista y dejarse de colgar fotos en Instagram poniendose medallas cuando todo el mundo se los está comiendo.
      Tienes razón, nosotros no tenemos la culpa pero hemos pagado el pato y tiene toda la pinta que nos quedaremos igual.