Inicio Noticias Noticias Breves Crónica y fotos de KISS en Madrid

Crónica y fotos de KISS en Madrid

33

 

KISS

Domingo 3 de Julio 2022 –  Wizink Center – Madrid

El pasado domingo tocaban, en teoría, por última vez en Madrid uno de los grupos más carismáticos y legendarios de la historia del rock, los norteamericanos KISS. Una banda que no está entre mis favoritas, pero que entiendo son uno de los máximos referentes del rock mundial dejando en su casi medio siglo de trayectoria un montón de buenos momentos en forma de canciones, discos, conciertos y sobre todas las cosas manejando el marketing y explotando su leyenda como muy pocas marcas lo han hecho.

Con todas estas premisas y con cierta actitud prejuiciosa por mi parte encaraba la segunda vez que veía a la banda en directo, la primera fue en mismo recinto hace ya veinticinco años sin parecerme excesivamente brillante en su momento. De hecho, asistí a un concierto al que en un principio no tenía intención de acudir, pero gracias a un conocido, desde ayer amigo (gracias Jordi), pude disfrutar de uno de los mejores shows que he visto en mucho tiempo.

Como decía KISS no están entre mis grupos de referencia, pero al César lo que es del César, lo del pasado domingo en el Palacio de los Deportes de Madrid fue sencillamente enorme. Sonido perfecto, puesta en escena cuidada hasta el último detalle, setlist completísimo recorriendo prácticamente todos los hits del grupo (me faltó algún tema de mi disco favorito del grupo “Carzy Nights” que obviaron) y comunicación total con los fans que completaban el aforo del céntrico pabellón capitalino.

La comunión con el público fue total desde que se apagaron las luces bajo los acordes enlatados de “Rock & Roll” de LED ZEPPELIN antes de dejar caer el telón y atacar sin rodeos una endurecida “Detroit Rock City” en la que tras unos mínimos ajustes iniciales de sonido todo sonó a cañón. La banda perfectamente dispuesta, los fans entregados y los temas cayendo uno tras otro con tremenda precisión e intensidad. A todo esto, pude disfrutar del concierto rodeado de los, entiendo, fans más fieles del grupo dentro del Golden Circle, que no es otra cosa que las primeras filas del pabellón, perfectamente habilitadas para todos los que pagaron algo más por su entrada y que creo que justificaron todos cada uno de los euros de la misma.

No tenía intención de hacer una crónica al uso, de hecho, como he dicho antes ni siquiera estaba acreditado para el concierto, me lo tomaba como una experiencia totalmente de fan, sin tomar notas ni ser excesivamente crítico a nivel técnico o puramente musical, pero lo visto y disfrutado ayer merece un reconocimiento total y absoluto. En cuanto empezó el show todos mis prejuicios y valoraciones previas en forma de vídeos de actuaciones anteriores de esta misma gira con flagrantes fallos de coordinación y sonido, desaparecieron y durante dos horas que se me pasaron volando, pudimos disfrutar de un señor conciertazo.

Tras la inicial “Detroit Rock City”, siguieron tirando de clásicos intemporales como “Shout It Out Loud” y “Deuce”, que sonaron tremendas con Paul Stanley y Gene Simmons alternándose a la voz en un estado de forma magnífico, para dejar más protagonismo en una rotunda “War Machine” a la guitarra de Tommy Thayer, excelente todo el show, y a los tambores de Eric Singer, en mi opinión el mejor batería que ha tenido el grupo en su carrera.

Primer recuerdo a su época desmaquillada, mi favorita del grupo, con “Heaven’s On Fire”, tórrida y sensual como pocas con el palacio botando y coreando, para bajar un poco el pistón seguidamente con una menos brillante “Say Yeah”, volviendo a subir las pulsaciones con una rotundísima “I Love It Loud” coreada como si no hubiera mañana por todo el pabellón y con una destacada participación de Eric Singer desde su batería respaldando el espectáculo de Simmons escupiendo fuego. “Cold Gin” mantuvo el nivel y la intensidad, subiendo aún más con “Lick It Up” tan sencilla como efectiva para hacernos mover el cuerpo sin remedio.

Llegábamos al ecuador del show con una correcta “Calling Dr. Love”, a la que sucedió una vibrante y apasionada “Tears Are Falling” con un Stanley que ni en mis previsiones más optimistas hubiera imaginado ver y escuchar a tan gran nivel.

Desde aquí hasta el parón para los bises todo fue in crescendo, “Psycho Circus” espectacular rematada con un buen solo de batería de Singer, “God Of Thunder”, solo de bajo y performance sangrienta por parte de Simmons incluida siempre efectista, “Love Gun” fantástica con Stanley volando sobre nuestras cabezas colgado de una tirolina para aterrizar en un pequeño escenario en el medio de la pista para descargar la celebérrima discotequera “I Was Made For Loving You” antes de volver a su lugar original en el escario principal para despedirse por primera vez con “Black Diamond” entre un espectacular juego de luces.

Tras un breve descanso vuelta de forma relajada con “Beth” entrañable balda cantada por Eric Singer desde el centro del escenario al piano, entre subidas y bajadas de plataformas llegó la sensual “Do You Love Me”, para terminar la fiesta por todo lo alto con una inmensa “Rock And Roll All Nite” entre una apabullante lluvia de confeti rojiblanco con todo el público bailando y coreando sin parar.

Final fantástico para, como decía al principio, en teoría, la última visita de KISS a Madrid. Pero nunca se sabe si será así, de hecho, son la banda que inventó hace muchos años los “Farewell Tours” y llevan despidiéndose ya unas cuantas veces de sus fieles. ¿Será está la definitiva? Por lo visto en este concierto espero que no lo sea ya que mostraron una excelente forma, aunque por otra parte quizá sea mejor retirarse en todo lo alto y dejando un inmejorable sabor de boca a sus fans que arrastrar su leyenda como hacen otros grupos más o menos coetáneos a los de Simmons y Stanley.

Texto: Mariano Palomo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

NURCRY - Sangre Eterna
SALVAT - Metal Planet
MARCO MENDOZA - GIRA
ZAFRA ROCK 2022
UMWELT ROCK GIRA
DARK MOOR - Concierto MADRID
SARATOGA - La riviera Madrid
KIVENTS
LEGION

33 COMENTARIOS

  1. Sois un poquito ignorantes si pensáis que Paul Stanley hace playback. Cosa distinta es que haya voces y coros.de refuerzo, como el 90% de bandas que ya van secuenciados. Es normal…o acaso pensáis que la absoluta perfección de los coros de Def Leppard es que son angelitos?? Ains…

  2. Pues a mí me pareció un concierto cojonudo , son un puto espectáculo en directo , te lo pasas de puta madre en un concierto de Kiss , y la sensación que tengo en general de tooooooooodo el mundo que estaba allí es que la gente se lo pasó de puta madre , estaba el Wizink hasta arriba , la gente canto , salto y lo disfrutamos como si fuera la última vez , y puede que algunos penséis que somos tontos por pagar una entradas para ver a un grupo sin cantante , pues lo volvería a pagar sin dudarlo , mientras tenga dinero y me lo pueda gastar en lo que me salga de los huevos lo seguiré haciendo , además que parece que os olvidais de que no hay un cantante hay dos , Gene Simmons sigue cantando bastante bien y hace bastantes temas , hasta Eric Carr se canta un par de temas , Paul ya no tiene la voz de antaño pero todavía se defiende bien y es un espectaculo en el escenario …… Kiss son los putos amos de lo que es un auténtico espectáculo en directo , ojalá nos vuelvan a engañar otra vez y hagan otra gira de despedida más , y otra , y otra ……. Un saludo

  3. A ver, les he visto 3 veces y en la última Paul estaba muy mal de voz y dije que no iría a verles más porque sufrí con él. Si ahora suena mucho mejor es probable que tenga ayudas, no lo niego pero como dicen por ahí muchos las tienen ¡ es que son prácticamente ancianos los de su generación ! Ambas posturas son defendibles, la de si ya no estás bien déjalo y retírate con dignidad o sigue dando espectáculo porque un show de Kiss es inmejorable; no existe nadie que mejore un repertorio de 2 horas de ellos, el resto de los grandes sí lo puede igualar pero no mejorar. Yo prefiero ya no ver a los grandes en su decadencia física – ya les he visto en su plenitud como comentan más arriba – pero entiendo y respeto a los que sí lo hacen.

    Y a Mariano – el redactor – le ha pasado como a mi la primera vez que les vi; no imaginas que con su música en estudio tan » comercial», con arreglos y melódica en su mayoría – en sus primeros 3 discos hay cosas más » progresivas» – en directo sonaran tan contundentes, directos y sin trucos, solo 4 tíos tocando sus instrumentos y unas canciones inmortales.

  4. Yo no he ido esta vez, pero los vi varias veces poco antes de la pandemia y lo pasé bien. Entiendo perfectamente a quienes lo habéis disfrutado.

    Kiss es la actitud, la imagen, el espectáculo y un puñado de canciones que son más simples que un zapato pero que disfrutamos a muerte porque son parte de nuestra vida. ¿Que no es «directo» del todo? Pocos grupos lo son ya, como una vez comentó alguien hay bandas que el integrante más importante del grupo es el pendrive.

    Ojalá Paul Stanley cantara, no cabe duda de que el espectáculo sería mejor, pero el pobre apenas puede hablar sin soltar gallos. Creo que da en el escenario todo lo que tiene (70 años ya, no nos olvidemos). Yo con eso me conformo.

  5. Yo disfruté muchísimo el concierto, me pareció espectacular a nivel de pirotecnia y efectos técnicos, además que sonaron de puta madre. Que Paul ya apenas llega a las notas, a estas alturas creo que todos lo sabemos, pero esta vez le he visto mucho mejor de voz que las dos veces anteriores, además de que se nota perfectamente las partes que canta y las que no como ya han comentado; y Gene Simmons está muy bien de voz y se alterna perfectamente con Paul. Eché en falta Firehouse y Let me go Rock and Roll, y me pareció imperdonable que no tocaran 100.000 years entera, pero el set list estuvo genial. No se si volverán por estas tierras, si no vuelven ha sido una despedida por todo lo alto, y si vuelven un servidor estará allí para disfrutar de un espectáculo inigualable. Un saludo

  6. en Los temas que va con ayuda se nota en el sonido y bastante, Tears are falling y alguna mas de la era «moderna» say yeah, psycho circus, el resto de temas el tio cantó mucho mejor que hace un par o tres de años de calle, hombre dos años de paron se deben de notar para mejor no?
    Si que es cierto que fué un Rockfest de mosqueos varios ese día, Paul estanley se llevo un cabreo guapo con el tio de las Luces (cañon), llamandolo «estupido» en perfecto castellano por si no lo entendió cuando se lo dijo en ingles. Mustaine pillo un cabero monumental y paro el concierto para recriminar a los Roadies de judas que dejaran de joderle su concierto.

  7. En cuanto a lo de si nos merece la pena ver a grupos así, daré mi opinión.

    Yo estoy al borde de cumplir los treinta años, y por tanto no he tenido la posibilidad de ver a estas grandes bandas en su mejor momento porque era muy pequeño o, directamente, ni había nacido.
    Cuando era más joven y tocaba en un grupo, hacíamos versiones de temas como ‘Detroit Rock City’ o ‘Breaking the kaw’, versiones de bandas a las que habíamos crecido escuchando, y eran auténticos ídolos para nosotros, y soñábamos con poder verles en directo algún día. Así que, cuando tuve la oportunidad de ver a Judas o Kiss, ni me lo pensé. Concretamente hablando del concierto de Kiss del pasado domingo: ¿Que Paul Stanley tiene voces y coros de refuerzo? Sí. ¿Que fue un puto espectáculo? Rotundamente sí. Soy consciente de que rondan los setenta años, y sería ingenuo por mi parte pretender que estén al nivel de cuando eran jóvenes, ni Paul Stanley, ni Rob Halford, ni nadie. Pero yo estaba cumpliendo un sueño aquella noche, y poco me importaba lo demás.

    Así que, en conclusión, me alegro por los que pudisteis verlos en su mejor momento, pero no todos hemos tenido esa suerte. Yo sólo vi pasar un tren ante mis ojos que, tal vez, nunca regresaría, y estoy enormemente feliz de haberme montado.