Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de KREATOR – Hate Über Alles

Critica del CD de KREATOR – Hate Über Alles

15

 

 

KREATOR – Hate Über Alles

Discográfica: Nuclear Blast

Puntuación Popular

(4 votos) 7.25/10
KREATOR - Hate Über Alles

La historia ha sido generosa con Mille Petrozza en cuanto a hechos acontecidos desde que, en aquel lejano 1982, éste decidiera formar KREATOR junto al batería Jürgen Reil, también conocido como Ventor.

Por hacer un poco de resumen biográfico, de cara a contextualizar dónde ubicamos su nuevo disco (del que toca hablar largo y tendido en el presente artículo) y aunque siempre esté sujeto a puntos de vista, podríamos decir que la banda comenzó con un furioso y rápido thrash metal muy influenciado también por el death en sus dos primeros discos, para luego pulir su estilo hasta llegar a uno más enrevesado -de hecho esta es mi etapa favorita- con los álbumes “Terrible Certeanty”, “Extreme Aggressions” y “Coma of Souls”, para adentrarse en los convulsos noventa, primero tímidamente con un “Renewal” que ya denotaba el paso a un estilo más pausado y oscuro, sin esa estridente voz de Mille, abrazando ya el cambio con totalidad gracias a “Cause for Conflict”, “Outcast” y “Endorama”. La llegada al siglo XXI nos trajo consigo una vuelta al estilo que he reseñado como mi predilecto (de hecho la primera canción de “Violent Revollution” se llama “Reconquering The Throne”, lo cual ya dejaba claro por dónde irían los tiros), tirando hacia una vertiente más melódica (aunque sin perder la agresividad en cuanto a riffs y partes de batería) con los trabajos “Phantom Antichrist” y “Gods of Violence”.

¡Bien! Dicho todo esto, “Hate Über Alles” no es sólo la constatación de que KREATOR están inmersos como banda en su etapa más melódica, sino que es, con diferencia, el álbum más melodioso de ellos hasta la fecha, apostando sin tapujos no sólo por la melodía y armonía tanto en guitarras como en la voz (con algún que otro curioso giro vocal, incluso colaboración), sino que además está altamente influenciado por IRON MAIDEN y esa manera de componer dobles y triples líneas armónicas de guitarras.

Curiosamente y pese a lo melódico de la propuesta, he de reconocer que he necesitado muchas escuchas para hacerme con él durante estas últimas semanas. Así he pasado de la sorpresa, al descubrimiento y aceptación, según lo iba intentando. Así que en este caso, al menos para el que firma, melódico no ha sido sinónimo de accesible. Al menos de primeras.

El disco inicia con una curiosa pieza instrumental llamada “Sergio Corbucci Is Dead” y que sirve no sólo de introducción sino también de homenaje al director de cine italiano con ese aire a spaguetti western que tiene. Le sigue el tema título, un “Hate Über Alles” que es un guiño directo a su época más clásica, aquella de mediados de los ochenta que luego reprodujeron en los primeros dosmiles, con los endiabladamente rápidos ritmos de batería y guitarra, las voces punzantes y ese estribillo que te da ganas de gritar puño en alto (ojo que en los directos este tema es ganador).

“Killer of Jesus” es mi favorito del disco, un tema matador, con lo mejor de los elementos clásicos de la banda, rápido y el más agresivo de los que aquí encontramos. Me encantan sus múltiples cambios de ritmo y tempo, sus diferentes partes (desde las endiabladas estrofas hasta el estribillo más pausado), sin olvidarme de esa parte media a coro, con las hordas del caos gritando “hey, hey” mientras Petrozza desgrana todo su odio desde sus cuerdas vocales. El duelo de solos entre Sami y Mille (el primero más técnico y el segundo tirando más de melodía y sentimiento) me parece una pasada.

Tambores de guerra nos llevan a un “Crush the Tyrants” donde el tempo más pausado y ese ritmo de cabalgue, así como las armonías a terceras nos llevan al primer tema donde las influencias de  IRON MAIDEN son más evidentes. No está mal, pero me parece de los más flojos del disco, con un estribillo extraño al que no termino de hacerme. Por su lado, “Strongest of the Strong” es hartamente conocida, siendo uno de los tres sencillos que han representado a “Hate Über Alles” semanas antes de su lanzamiento al mercado. Es otra canción muy heavy cargada de melodías, con un mensaje que anima a la perseverancia. “Become Inmortal” continúa en esa línea de heavy clásico -de hecho su primera línea nada más empezar siempre me recuerda al “Victim of Fate” de HELLOWEEN- donde la banda combina sus patrones clásicos con el metal más ochentero dando un resultado curioso y positivo, aunque alejado de lo que uno se podría esperar encontrar en un disco de una banda icono del thrash. Y si esto nos hubiere parecido poco, ahí tenemos ese desconcertante inicio de “Conquer and Destroy” que es “The Ghost of the Navigator” de MAIDEN traspuesto de una tonalidad a otra, siendo el recurso principal a través del cual se construye el tema, su estribillo e incluso la parte melódica central, con unas voces inusitadamente limpias para lo que los teutones nos tienen acostumbrados.

Seguimos con las sorpresas y es que “Midnight Sun” presente la colaboración de Sofia Portanet como vocalista invitada, haciendo la voz de oráculo en contrapunto a la de Mille. Reconozco que me costó mucho hacerme con ella, pero con el paso del tiempo y gracias a su videoclip altamente influenciado por la película “Midsommar” (y si alguien no la ha visto, no puedo sino recomendar encarecidamente uno de los mejores filmes de terror que he visto en los últimos años), trasladando su profundo terror a cada uno de los compases y acordes que la componen.

“Demonic Future” nos devuelve al thrash furioso, regalándonos la agresividad que habíamos echado en falta en temas anteriores.

Y llegamos a la recta final con dos temas bastante complejos de digerir, ya que tanto “Pride Comes Before The Fall” como “Dying Planet” nos presentan esa visión deprimente y en algunos casos apocalíptica incluso que tiene Mille Petrozza como ideólogo, letrista y pensador, arropando dos piezas que musicalmente están repletos de cambios (atentos a esos momentos acústicos de la segunda) y perdiendo toda la idiosincrasia melódica y pegadiza de algunos de los temas anteriores en detrimento de otra más depresiva incluso. Ambos conforman una arriesgada propuesta para finalizar un disco no de fácil escucha y que nos propone, en su último tramo, otro ejercicio retrospección hacia unas canciones que no se asimilan a la primera.

Estamos sin duda ante la constatación  de que las sonoridades más melódicas son las que van a liderar esta nueva etapa en la carrera discográfica de KREATOR, sin dejar de lado su estilo clásico ni la experimentación e introspección en buena parte del disco.

“Hate Über Alles” es complejo, a su manera arriesgado y un paso más fuera de la zona de confort en una banda que siempre ha jugado a apostar por nuevos sonidos que enriquezcan su más que asentado estilo, siendo una referente en el thrash metal.

Quizás te pongas este disco y de primeras te preguntes “¿qué estoy escuchando?” De ser así, te animo a darle más oportunidades y ahondar en sus bondades, pues ese mismo ha sido mi caso. Escúchatelo a conciencia porque aquí hay mucho material que “lo va a romper” en los directos.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comwww.twitch.tv/metal_dj_phoenix

Lista de Temas:

  1. Sergio Corbucci Is Dead
  2. Hate Über Alles
  3. Killer Of Jesus
  4. Crush The Tyrants
  5. Strongest Of The Strong
  6. Become Immortal
  7. Conquer And Destroy
  8. Midnight Sun
  9. Demonic Future
  10. Pride Comes Before The Fall
  11. Dying Planet

 

 

 

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS

15 COMENTARIOS

  1. No me parece mal disco, pero si por debajo del Phantom y del Gods.
    Se me hace un poco repetitiva ya la formula. Quizás por eso se parezcan más a los Maiden, es decir, copiar pegar estructuras y repetirlas.
    Ahora si, de los grandes del thrash para mí son los que más me gustan por como arriesgan y que no bajan el piñon.

  2. Lo he escuchado un par de veces y me quedo con cuatro temas que sí me gustan «Hate Uber Alles», «killer of Jesus,» «Strongest of the strong» y «Become inmortal». El resto, unas no están mal y otras, no tanto. Es que el anterior me pareció un discazo total. Veremos si con alguna escucha más cambio de opinión y mejora mi nota.

  3. el disco es sobradamente bueno. No llega al nivel de los dos anteriores (coño, no todos los días va a ser fiesta) pero es mas que digno.

    anotar que es cierto que alguna cosilla maidenesca se oye por ahí, es cierto que puedes encontrar similitudes entre las hechuras de «conquer and destroy» y las de «ghost of the navigator», pero coño, tanto como tacharlo al tema de ser casi un plagio… vamos hombre, casi-plagios (o sin casi) son otras cosas mas descaradas, y no hay que salir necesariamente al extranjero a buscar.

  4. Buen disco. Mantener este nivel a su edad y con su bagaje es de reconocer. Más melodía no significa menos ferocidad.

    A modo de sugerencia para los comentarios de los discos en esta web: casi 1200 palabras, tres folios… Se agradecería mayor brevedad y concreción. Los tres últimos párrafos sintetizan la idea en este caso. Y tampoco es necesario comentar canción por canción. escribir más no equivale a saber más, ni a entretener más. Creo que no soy el único que lee en diagonal hasta que llegamos al titular y su explicación en análisis tan largos.

    Crítica constructiva y sin mala baba.

  5. La verdad es que las partes que me gustaron del disco, me gustaron a la primera escucha. Y los puntos débiles para mi son «Crush The Tyrants» y «Dying Planet».

    En su momento, «Midnight Sun» no me cayó bien por las voces femeninas, aunque cuando se trata de nuevos lanzamientos que sé que compraré, nunca los esucho en mi Hi-Fi hasta que me llega la copia física. Y tengo que reconocer que, si bien las voces femeninas no me gustan dentro del Metal, la experiencia con «Midnight Sun» mejoró mucho cuando escuché el disco completo por primera vez.

    Por lo tanto, con mucha aceptación de los cuatro singles iniciales, y con las gratas experiencias al escuchar «Killer Of Jesus», «Conquer And Destroy», y la grandiosa «Demonic Future», mi balance es muy positivo. De «Become Immortal» me gusta mucho ese coro al estilo Running Wild.

    Honestamente, es un disco que puedo escuchar y disfrutar de principio a fin, a pesar de los dos tramos débiles ya mencionados. La verdad me parece muy grande el trabajo hecho por Kreator durante los últimos años, y sería injusto de mi parte pedirles más.