Inicio Conciertos Crónica y fotos de FM + GUN en Madrid

Crónica y fotos de FM + GUN en Madrid

5

 

FM

+ GUN

Jueves 19 de Mayo de 2022 –  Sala Shoko – Madrid

Noche marcada en los calendarios de los seguidores del rock melódico en Madrid, algo que quedó patente en la buena asistencia registrada en la céntrica sala madrileña Shoko que cubrió cerca de tres cuartas partes de su aforo de un entregado y apasionado público.

Un cartel que se presentaba de lo más atractivo con dos cabezas de cartel, o al menos así llevaba anunciado desde hace meses, pero que se quedó algo cojo cuando se conoció apenas hace unos días a través de las redes, que no de los cauces oficiales como hubiera sido más lógico y oportuno, que uno de los dos co-cabezas de cartel de esta gira española tocarían en formato reducido y acústico.

Hablamos de los escoceses GUN que, todavía no se debido a qué razón, aparecieron como trío con los hermanos Gizzi, Giuliano a la voz y al bajo y Dante a la guitarra, acompañados otro desconocido guitarrista, sentados en sendos taburetes altos para desgranar durante cerca de una hora los grandes éxitos de su discografía que, sin sonar para nada mal, todo lo contrario, a muchos nos dejó bastante a medias.

En cualquier caso, no me parece de recibo que se cambie el formato de un concierto sin apenas información de los implicados al respecto, teniendo en cuenta que muchos de los presentes iban a ver a GUN en formato eléctrico y cuando compraron su entrada lo hicieron pensando en ello. Tampoco, que yo sepa, se ha dado la opción de ofrecer una rebaja en el precio del ticket o la devolución del importe del mismo, algo que me parecería razonable al haber cambiado sustancialmente las características de un cincuenta por ciento del evento sin aviso previo. No sé quiénes serán los responsables, pero creo que lo mínimo que deberían hacer es dar una explicación.

Yendo a lo que fue el concierto de GUN en sí, como comentaba anteriormente, fue un repaso por los temas con los que consiguieron hacerse un nombre dentro del hard rock europeo a finales de los ochenta y a principios de los noventa. Centrándose en su primer trabajo “Takin’ On the World”, con algún guiño a “Gallus” y “Swagger”, convencieron a unos fieles, muy fieles, por cierto, que corearon y palmearon siguiendo la más que correcta interpretación vocal de Guiliano bien acompañado a los coros por su hermano y por el tercer elemento del grupo del que a esta hora todavía desconocemos su identidad.

Entré ya con el primer tema “Seems Like I’m Loosing You” terminando, pudiendo disfrutar ya plenamente de “Money (Everybody Loves Her)” que sonó muy bien, superada después por uno de los temas más melódicos de la discografía de la banda “Don’t Say It’s Over”. Momento más relajado y reconocible en formato acústico con la envolvente “Takin’ On The World” magnífico medio tiempo en el que se echó un poco en falta su enérgico repunte eléctrico, al igual que la revisión de la discotequera “Word Up” de Cameo que ya hicieron suya en su momento con su rollo funky y vacilón, dejándonos entre medias una menos atractiva “Watching the World Go By”.

Continuó el show con otro de mis temas favoritos del grupo “Inside Out” que me convenció plenamente con unas grandes melodías vocales, algo que no me sucedió con un pelotazo de tema como es “Steal Your Fire” que se me quedó corto de intensidad respecto al original eléctrico.

Dejaron para el final dos de sus hits más celebrados y que les quedaron bastante resultones, aunque una vez más echando en falta la distorsión y la rotundidad de su base rítmica, hablamos de la celebérrima “Better Days” coreada por toda la sala, y una alargada versión de “Shame On You” para cerrar una más que digna actuación, pero que no era lo que estaba anunciado cuando se publicitó esta gira y que seguro que una gran mayoría de los presentes hubiéramos disfrutado mucho más si hubiera sido ejecutada con la banda al completo y con los instrumentos enchufados  a los amplis.

Tras un rato de descanso, y con exquisita puntualidad, a las 21:00 empezó a sonar la intro de “Synchronized” mientras ocupan su lugar en escena los cinco miembros de, en mi opinión, la mejor banda de rock melódico de Europa, los británicos FM. Volvían a Madrid tres años después de su última y gloriosa aparición junto a DARE en la sala Copérnico cuando venían presentando su LP “Atomic Generation” que en esta ocasión pasó prácticamente desapercibido, al igual que sus últimas entregas, incluida la recientemente publicada “13”.

Y es que cuando una banda tiene dos obras de arte como son “Indiscreet” y “Tough It Out”, resulta prácticamente imposible no centrar gran parte de su repertorio en los hits incluidos en las mismas, algo que el fiel público aorero siempre agradece. Por cierto, y como comentario al margen, un público que se redujo en alguna medida desapareciendo de la sala algunas de las muchas camisetas de GUN que estuvieron presentes desde el inicio.

Tras la citada “Synchronized” que ya sonó magnífica, cayeron sin descanso dos de esos clásicos de “Tough It Out” de FM que nunca fallan, la maravillosa “Bad Luck” plena de energía y vigencia con un enrome solo de guitarra de Jim Kirpatrick, y la divertida “Don’t Stop” coreada por toda la sala, pasando a continuación a una excelente “Life Is a Highway” rescatada de su LP del 2015 “Heroes & Villains” y que sonó espectacular destilando su aire embaucador con un Steve Overland sencillamente magistral demostrando una vez más su enorme talla como vocalista.

Momento después para presentar uno de los dos temas nuevos que nos ofrecieron de su último trabajo, en este caso “Long Road Home” que cumplió perfectamente, al igual que “Crack Alley” uno de esos temas que apenas tocan en directo y que han recuperado en esta gira desde su tercer trabajo “Takin’ It Out The Streets”.

Subió el nivel con una fantástica “Killed By Love” con la que Overland jugó con el público haciéndonos corear tras su estribillo, para dar más protagonismo a Jem Davis con sus teclas más puramente A.O.R. en “Let Love Be The Leader” pura esencia melódica que se extendió con una estremecedora interpretación del baladón “Frozen Heart”, y con una embaucadora “I Belong To The Night” que fue ambrosía pura para nuestros oídos.

Llegamos a un tramo del cierre que, sin desmerecer en absoluto, resultó algo menos intenso y emotivo, con buenos temas más recientes como “Metropolis” y “Over You”, para volver a atraparnos con la embrujadora melodía de “That Girl” y con una animada “Turn This Car Around” que supuso otro buen aldabonazo de su último disco.

Más pegada y presencia de la base rítmica formada por Pete Jupp a la batería y Merv Godlsworthy al bajo con la rotunda “Tough It Out” sonando con la solidez y solvencia de costumbre, para despedirse de las tablas por un breve espacio de tiempo antes de cerrar definitivamente.

Vuelta al escenario con una sobrecogedora “Story of my Life” únicamente con Overland y Davis interpretándola de forma desnuda y apasionada, uniéndose el resto de la banda en su parte final para enlazar con otro clásico imperecedero como es “Other Side Of Midnight” cerrando por todo lo alto hora y media de excelente rock melódico de la mano de unos señores que siempre he pensado que deberían haber sido muchísimo más reconocidos dada su impecable y brillante trayectoria. Siempre Grandes FM .

Texto: Mariano Palomo

Fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS

5 COMENTARIOS

  1. Mi comentario es del concierto del día anterior en Barcelona, supongo que muy parecido al de Madrid.FM juegan en otra liga. Son uno de los mejores grupos dentro de su estilo. Disfruté como pocas veces de su concierto. Es imposible no acabar enganchado a ellos después de verles. Lo único que esperaba era escuchar más temas de su último y fantástico disco. Me sorprendió no oír «Waiting on love», pero se les perdona totalmente. Y ahora que, últimamente se habla del estado vocal de algunos cantantes, oír al Sr. Overland cantar «Story of my life» fue una delicia. Qué grandes FM!!!

    • Pues sí, Giuliano siempre ha sido guitarrista. Dante fue el bajista en los discos en los cantaba Mark Rankin, desde el Takin’ on the World hasta el del número de teléfono. Desde hace unos 10 años cambió el bajo por las voces, lo que en mi opinión supone un grave problema, porque el tono con el que las cantaba (bordaba) Rankin es muy distinto del que canta Dante.

      Por otro lado, es un escándalo que cambien el formato eléctrico/acústico de un concierto sin que den opción automática a devolver el dinero (de gastos de desplazamiento o alojamiento para quienes somos de fuera ni hablamos). Quizá es porque somos imbéciles (yo el primero) y no vamos a las asociaciones de consumidores a defender nuestros derechos, y aceptamos cosas como ésta o como la del Rock Fest, que vamos a ver en qué acaba el festi si es que finalmente hay…