Inicio Conciertos Crónica y fotos de GHOST + UNCLE ACID & THE DEADBEATS +...

Crónica y fotos de GHOST + UNCLE ACID & THE DEADBEATS + TWIN TEMPLE en Madrid

17

 

GHOST

+ UNCLE ACID + TWIN TEMPLE

Domingo (aunque Tobias pretendiera que fuera viernes) 8 de Mayo de 2022 – Palacio Vistalegre Arena – Madrid

Un buen concierto, una gran banda y una sólida apuesta para el futuro del rock. Esto último, le pese a quien le pese.

GHOST están de moda. Desde que salió su último disco, todo el mundo los ama, incluso muchos de aquellos que antes renegaban de la banda. Y si bien es cierto que siempre habrá quienes esgriman el argumento de que a ellos no les dicen nada y no entiende el motivo de su éxito o incluso a quienes sigan sin gustarles por más que lo hayan intentado desde sus inicios, no lo es menos el hecho de que, como coloquialmente decimos en España, “lo están petando”.

¿Queréis pruebas de lo aseverado en el párrafo anterior? Pues ahí tenéis multitud de comentarios, opiniones y testimonios en redes sociales, vídeos de youtube o en nuestra/vuestra web recibiendo el último disco de la banda con inusitado entusiasmo. Incluso algunos que se habían mantenido al margen de la banda, han abrazado “Impera” como el disco que les ha abierto los oídos hacia la idiosincrasia de la banda.

Por si fuera poco, un casi sold out en Vistalegre (con todo el papel vendido en pista y unas gradas a tope) ratificaba, ante un público de todas las edades y prácticamente igualitario entre géneros, que lo de los suecos es uno de los fenómenos más importantes en la historia reciente del metal y el rock duro a nivel internacional.

Y ya que hablo de Vistalegre y del evento en sí, no quiero pasar por alto mencionar la descoordinación y mala organización que sufrimos en la tarde del domingo. Con un considerable retraso a la hora de abrir puertas, de unos 45 minutos, filas mal organizadas con gente que creía que tenía que estar allí para acceder a su zona cuando luego no era así (vi incluso gente haciendo fila a pleno sol en un sitio en el que luego no les correspondía estar), dobles y triples filas que se deshicieron en el momento en el que se abrieron los tornos de entrada o taquillas que se abrieron hora y media después con respecto a cuando estaba anunciado. La desinformación era tal que incluso el que firma fue enviado de unas taquillas a otras (en el recinto hay dos, unas al otro extremo de las otras) por sendos “encargados” del recinto lo que me hizo apreciar la arquitectura de la plaza desde todos sus ángulos, ya que la recorrí hasta en tres ocasiones sólo para saber dónde tenía que recoger mi acreditación. Todo esta sorpresa y enfado se convirtió en estupefacción cuando me comentaron -y así pude comprobar posteriormente- que el día anterior había sucedido exactamente lo mismo en Barcelona… Huelga decir que accedí tarde y, aunque ver a TWIN TEMPLE era uno de mis máximos anhelos en la tarde del domingo, cuando por fin pude entrar éstos ya iban por la mitad de su concierto.

Me encanta la banda de Alexandra y Zachary James. El matrimonio han conseguido una mezcolanza de lo más original y, como ellos mismos dicen, ¿por qué no puedes amar a Roy Orbison y alabar a Satanás al mismo tiempo? Pues eso. Que TWIN TEMPLE me parecen maravillosos en disco y en concierto -lo poco que pude verles… ¡Ay (des)organización querida!- terminaron de encantarme.

Justo llegué en el momento en el que nos estaban invitando al aquelarre con “Tengamos La Orgía Satánica” con una inusitada gracia por parte de una vocalista que no paró de arengarnos, realizar bailes acompañados de los gráciles movimientos de su capa y hablarnos en un más que correcto español, usando nuestro idioma también para cantar la canción. Por cierto, que si alguien no ha visto el videoclip de la susodicha, ¡que no se lo pierda!

Continuaron la bacanal con la explícita y bailonga “Satan’s a Woman”, dando paso a una más densa “I’m Wicked” y poniendo final con “In Nox” en la cual el matrimonio protagonista se despidió dándose un apasionado morreo justo después de terminar su ritual de despedida mientras el resto de sus músicos les marcaba el paso con los instrumentos.

Sin duda, una gran sorpresa para propios y extraños. Esperemos que éste haya sido el espaldarazo necesario para venir en su propia gira de salas y pronto les volvamos a tener por aquí.

Por su parte, UNCLE ACID & THE DEADBEATS pusieron el toque stoner con esa marca pesada, repitiendo riffs hasta la saciedad aunque no exentos de un aire melódico y pegadizo que hizo bastante amena su actuación.

Si bien es cierto que sus predecesores no habían contado con demasiadas luces para el escenario, no menos lo es que al menos a la pareja protagonista de TWIN TEMPLE se les veía algo más ya que se acercaban a pie de escenario. Sin embargo, UNCLE ACID tocaron inmersos en la oscuridad, sin que apenas pudiéramos dilucidar el rostro de los músicos que estaban sobre el escenario.

Vale que uno no pretende que los teloneros toquen con el mismo equipo que los cabezas de cartel (y que a nivel de sonido ambas bandas gozaron de una buena ecualización y volumen), pero no menos lo es que ver una banda tocar prácticamente a oscuras no sólo se hace extraño, es que queda bastante mal. Pero bueno, es lo que hay.

Volviendo a UNCLE ACID, los de Cambridge dieron un buen concierto y, si bien hay que decir que no fueron tan sorprendentes como sus predecesores, supieron coger el testigo de aquellos y continuar la fiesta amenizando el plato principal.

Temas como “Mt. Abraxas”, “Shockwave City”, “13 Candles” o “Pusher Man” cayeron de buen grado ante el respetable, haciendo las delicias de la gran mayoría, poniendo su particular punto y final, así como dejando un muy buen sabor de boca con “Melody Lane”.

¡Y llegamos al plato principal! GHOST se presentaban una vez más en la capital con un flamante nuevo disco bajo el brazo, aclamado por una grandísima mayoría, con el espectáculo más grande que les hemos visto y ante la asistencia más mayoritaria de público hasta la fecha en España.

Con el fondo de vidriera como impresionante telón, sus múltiples plataformas y escalinatas repartidas por doquier y un juego de luces alucinante, Tobias Forge se presentaba pletórico junto a una formación que incluye batería y bajo a nivel de base rítmica, dos guitarristas, dos coristas (uno de ellos también dando apoyo como tercer guitarra) y dos teclistas, aunque no todo fuera puro directo 100% y también contara con algunas líneas principales como voz doblada, aparte de coros disparados como el de “Year Zero”.

El espectáculo se vio empañado por el irregular sonido. Y es que por segunda semana consecutiva (ya pasó con DREAM THEATER y DEVIN TOWNSEND) en Vistalegre sonaban mejor los teloneros que la banda principal, la cual fue, salvo en su parte central, una gran bola de graves donde el bajo se comía buena parte de lo demás.

Me gustó también lo socarrón que estuvo el bueno de Tobias, queriendo simular que aquella noche era viernes en lugar de domingo, devolviéndonos a la realidad justo antes del final con la excusa de querer terminar el concierto y echarnos de allí.

No pasaré por alto -y es algo que ya he comentado en anteriores crónicas de GHOST pero me sigue pareciendo digno de mención- lo mucho que ha mejorado el vocalista desde sus inicios. Sin llegar a ser un portento, pero ha conseguido “ponerse las pilas” y dar muy buenos conciertos como cantante. Es algo en lo que los que le hemos visto en todas sus giras hemos reparado. Y si alguien no sabe a qué me refiero, puede chequear sus directos en pasadas giras, como aquel del ROCK IN RIO presentando “Infestissuman” donde el sueco no da una a derechas (como pudimos comprobar también en Madrid meses antes de aquello). Sin duda, Forge se ha convertido en un intérprete solvente, así como en todo un artista que recoge las mieles de su trabajo (nadie le ha regalado nada) y talento. Pocos, por no decir nadie, son capaces de congregar en España a tantos miles, dentro de un abanico de edad tan amplio, para cantar alabanzas a Satanás, o Belcebú a ritmo de rock duro y eso no es asunto baladí.

Arrancaron con la consabida “Kaisarion” ante la espectacular caída del telón que cubría todo y la figura de uno de los Nameless Ghouls (alucinante su nueva vestimenta, por cierto, con unos aparatosos cascos en forma de escafandra que les dan un aire aún más misterioso) proyectada a través de la cortina traslúcida y un Tobias haciéndose el rey (o el Papa, mejor dicho) del escenario desde el primer minuto.

“Rats” es ya todo un himno y así fue recibida, con todo Vistalegre cantándola al unísono, saltando, coreándola sonrientes. Fue el momento en el que me di cuenta de la difícil papeleta que tiene Forge en cuanto a la elección del repertorio, pues si bien eché en falta varias canciones de su última obra, ha acumulado tantas canciones icónicas a lo largo de su aún corta carrera que no es fácil decidir cuál quita en detrimento de lo que vaya editando con el paso del tiempo.

“From the Pinnacle to the Pit” me encantó. Lástima que el sonido empañara el desempeño de sus riffs. Mucho mejor fue en este sentido “Mary on a Cross”, que todos cantamos con pasión y deleite.

Tiempo para el primer mutis escénico del vocalista con el ya típico pique entre los dos guitarristas principales realizando la intro de “Cirice” de la que siempre me maravillará lo inteligente que fue el compositor a la hora de desarrollar la misma melodía y potenciarla quitando la base rítmica, dejando sólo el piano para que todos la coreáramos. Ha sido un recurso que le funcionó cuando la editó y hoy día sigue siendo uno de los momentos más celebrados y hermosos en directo.

“Hunter’s Moon” cayó como otro clásico pese a ser de las de nuevo cuño. Me alucinó ver como Vistalegre la recibía, la cantaba, la bailaba. ¡Menuda celebración!

“Faith” y su hipnótica armonía fueron las siguientes, seguidas de otra de las grandes sorpresas, un “Spillways” alucinante, con ese honky tonk marcando las tónicas que tanto nos recuerda a la primera era de BON JOVI.

Me gustó mucho comprobar que Tobias no renuncia a sus inicios y sigue incluyendo al menos una canción de su disco debut, con el que muchos le conocimos. “Ritual” sigue siendo un temazo y, como explica el vocalista, es una canción que comienza muy pequeña pero va creciendo (haciendo una analogía que entiendo no es necesario yo termine de desarrollar aquí).

“Call Me Little Sunshine” fue increíble. ¡Qué gran canción ha compuesto Forge! ¡Qué gran clásico para sus giras futuras! Se trata de la canción que marca la época presente en GHOSTsiendo además una de las piezas ya indispensables en su discografía. ¡Qué maravilla escucharla en directo con un sonido que, afortunadamente, iba mejorando canción a canción!

Los coros disparados de “Year Zero” fueron el pistoletazo de salida para uno de los momentos más espectaculares, con el vocalista vestido de Papa mientras enormes columnas de fuego salían del escenario hacia el techo para regocijo del personal.

“He Is” volvió a sonar mágica, preciosa. La balada macabra que musicalmente recoge el legado de “The Sound of Silence” interpretada por Simon & Garfunkel y que tan hondo ha calado entre los miles de seguidores de la banda fue otro gran acierto en la noche del domingo; perdón, ¡quise decir viernes!

“Miasma” les quedó de lujo, con los Ghouls recreándose en su musicalidad mientras los pipas hacían aparecer en escena un sarcófago que contenía el cuerpo del Papa Nihil, el cual no sólo se marcó el solo de saxofón final sino que se animó con unos cuantos pasos de baile de izquierda a derecha. Fue uno de los momentos más épicos y graciosos de la noche.

Al poco aparecería Forge de vuelta al escenario ataviado con americana de lentejuelas predicando el cariño que según él deberíamos procesar a nuestras propias posaderas. Fue la extraña manera de presentar “Mummy Dust”, que una vez más me encantó, con esos coros y síncopas de teclados que tanto me recuerdan al disco “Flash Gordon” de QUEEN. Finalizaron la canción disparando un confeti que más tarde tendría que apartar del escenario uno de sus pipas llamado Kevin Jesús y presentado por el mismísimo Forge.

“Os voy a cantar una canción que me solía cantar mi Papa” fue la presentación para la celebrada “Kiss The Go-Goat” que sonó más cañera que en su versión de estudio, aunque igual de bailable y divertida.

Vacilando al personal, diciendo que quería irse ya, que en realidad era domingo (después de pasarse todo el concierto sugiriéndonos pensar que era viernes) y había que irse a dormir y sin embargo, haciéndose querer para tocar tres canciones más (que en realidad ya estaban en el repertorio), caería un “Enter Sandman” sobre la cual entiendo que la toquen por lo mucho que METALLICA les haya apoyado y supuesto para ellos, pero que por otro lado, pienso que bien podrían aparcar para tocar cualquiera de los muchísimos temazos que se quedaron en el tintero en esta gira.

“Dance Macabre” siempre es una fiesta y más cuando la recibes encarando la recta final de un concierto, momento en el que el público lo da todo.

Pusieron punto final con la enorme “Square Hammer”, la cual nos devolvió la bola de graves en cuanto al sonido. Por cierto, ¿soy yo el único que tuvo la sensación de que la tocaron algo más lenta de lo registrado en el disco?

En definitiva: un buen concierto, una gran banda y una sólida apuesta para el futuro del rock. Esto último, le pese a quien le pese.

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comwww.twitch.tv/metal_dj_phoenix

Fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

BLOODHUNTER - GIRA 2022
HEAVY METAL HEART 2022 SPAIN
NURCRY - Sin Temer Al Sol
RRS PROMO - BARON ROJO - BILBAO-BARACELONA
GUADAÑA
XTASY
INDRID - De Dagas y Silencios
METAL PARADISE 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AGENCIA - AREA51METAL
KIVENTS

17 COMENTARIOS

  1. Hola.
    Yo me rindo ante Ghost. Me pareció un concierto impresionante. Un set list buenísimo (lo único que no entiendo es que toquen el soporífero Mummy Dust en detrimento de otros temazos; también cambiaría Faith por otras, pero bueno, cuestiones particulares). La parte positiva de que haya un par de inclusiones desacertadas es que mi temblorosa vejiga y mi garganta, anhelante de carísimos litros, lo agradecen.
    De otra parte, creo que tiene razón el redactor en cuanto a la mejoría vocal de Tobías gira tras gira (¿puede ser que sea también porque canta mucho más cómodo, menos rígido y con mayor libertad de movimiento que cuando se vestía con esos atuendos de las primeras giras?). La banda que lleva en estas dos últimas giras es mucho mejor que las de los primeros discos, vaya también eso por delante.
    Yo no lo oí tan mal como el día de Dream Theater y estaba más o menos en la misma grada; y, además, el espectáculo de esta gente es de primer nivel. Muy bien escogidos los petardazos, la pirotecnia y todo el rollo extramusical.

    Me voy a comer, hasta luego.

  2. Pues me alegro que deslumbrasen y mereciese la pena, son unos grandes ahora mismo en el panorama.

    PERO, está a la altura de lo esperado este tipo de recintos para albergar giras internacionales en las que por culpa del MadridCentrismo hay mucha gente que tiene que pagar fortunas para ir a un concierto desde alguno de los lugares olvidados de la peninsula? No deberia de exigirse más para un concierto con esos precios y esas premisas?

  3. No sé si alguna vez he disfrutado de un show de este nivel con una banda actual. A ver, por supuesto Rammstein. Lo de Rammstein es insuperable en lo referente al tema visual. Pero es que Rammstein a lo tonto llevan 25 años. El caso es que el escenario me recordó aquellos grandes conciertos de Dio, Ozzy o Judas Priest que vemos en video y los que tenemos alrededor de 40 palos nos morimos de envidia por no haber podido disfrutar aquel rollo mastodóntico de mediados de los 80. Lo dicho, en lo musical he tenido la suerte de ver muchos conciertos de nivel pero en cuanto a show pocas veces he presenciado un espectáculo como el del domingo (casi viernes).

  4. Coincido con el cronista y resaltó la cantidad de mujeres q había,pero con todo mis respetos a siniestro total…Ghost deberían haber actuado en el winthin zenter.Y la cobertura en los medios ya sabemos nula o escasa.Aun así estaba petao de gente.Gracias a esos jóvenes q fueron al concierto ya q el “rock” nunca morirá.Muy buen concierto y ya llevo muchos a las espaldas tanto en lugares pequeños, mediano y grandes.

  5. Un pedazo de concierto al que la penosa acustica del Vista alegre no pudo hacerle sombra. En cuanto a Ghost. Es impresionante la cantidad de pepinazos de temas que tiene en tan pocos discos. Creo que la capacidad de Forge para componer temas que llenen no tiene comparación con nadie hoy en día y con muy poca gente a lo largo de la historia. En cuando al espectáculo me da la sensación de que tiene super estudiado Forge de todo lo que tiene que hacer un grupo y cuando para ser realmente grande. Como anécdota el ultimo concierto que vi en Vista Alegre fue Alter Bridge y ver al sosainas de Myles Kennedy y Cia comparado con lo del domingo como que no.

    Es una pena que aquí en España estén tocando en sitios tan pequeños. En el resto de gira llenan locales el doble de grandes (Algo que por otro lado pasa a muchos otros grupos) y me hace temer que pueda haber problemas para que decidan a pasarse por la península en futura giras.

    Para acabar. era mi primer concierto en dos años y pico. Pero si esta nueva normalidad va a suponer un precio base de las camisetas de 40€ conmigo que no cuenten para el merchandaising.

  6. Aquí otro que se desplazó a Madrid para verlos. Era la quinta vez que los veía, la segunda en pabellón (el resto en festivales) y quitando por el sonido, la vez que más en forma los he visto.

    Tobías al no ir ya casi ataviado con el engorroso traje de Papa se mueve más, canta mejor y se hace dueño del escenario, los ghouls, más numerosos y con más protagonismo en algunos momentos y buena selección de temas (efectivamente en Enter Sandman sobraba, pudiendo poner en su lugar canciones del primer disco, Zombie Queen o Monstrance Clock por ejemplo)

    Uncle Acid and the Deadbeasts una maravilla, te pasan por encima con su sonido stoner y Twin Temple curiosos y divertidos, buena selección de teloneros.

    Ghost va para más, con suerte en próximas giras los tenemos en recintos más grandes y esperemos que con mejor sonido.

  7. Me alegra mucho que el redactor saque el tema de la organización. A nosotros con asientos en barrera numerados, y nos hicieron levantarnos varias veces, hasta hubo un momento que metieron a alguien mas de la cuenta hasta que nos quejamos, un desastre.

    Por otra parte, el show fue espectacular, solo empañado por el sonido, y por lo corto que se hizo.
    Tobias es el mejor frontman de la actualidad, derrochando carisma a raudales. Muy bien también los Ghouls y sobre todo a las Ghoulettes, cantan, bailan, tocan percusión, los teclados…
    Para mi el momento álgido fue Year Zero, una autentica lección de como jugar con las luces, el fuego y la oscuridad… increíble.
    Hay mucha gente que los critican, pero viendo la cantidad de gente joven, niños y niñas con sus padres, deja claro que Ghost es parte del futuro del Rock y Metal.

  8. Para mí es un crimen que no toquen “Monstrance Clock”, es titánico ese tema. También pienso que deberían meter más del último disco, “Watcher in the Sky” sobre todo, pero yo no dejaba fuera tampoco “Twenties” ni “Darkness at the Heart of My Love”. Dos de las que he dicho las sustituiría por “Enter Sandman” y “Faith”, y las otras ya no sé, está apretadísimo el set, y nunca puede llover a gusto de todos. XD

  9. Está claro que cuando hablamos de qué bandas van a sustituir a los monstruos históricos ahora que a muchos les llega la hora de la retirada… Ghost va a ser fijo una de ellas, les guste a algunos o no… Además hablando ya en términos de mainstream y de rock en general (Alice Cooper, AC/DC, etc), no solo de nuestro rollo en sensu stricto. Veremos si al Sr. Forge le acompaña la cabeza, la salud, y la suerte para aquello a lo que en teoría está abocado a ser por talento y visión comercial.