Inicio Conciertos Crónica y fotos de DARK TRANQUILITY + ENSIFERUM + APRIL ART +...

Crónica y fotos de DARK TRANQUILITY + ENSIFERUM + APRIL ART + TAG MY HEART en Bilbao

0

 

DARK TRANQUILITY

+ ENSIFERUM + APRIL ART + TAG MY HEART

Lunes 2 de Mayo de 2022 – Sala Santana 27  – Bilbao

Cuatro años hacían que los sucos no recalaban en la capital vizcaína. Su visita cierra un periplo de cuatro fechas por la península ibérica que han contado con una nutrida asistencia de seguidores. Y ayer a pesar de ser lunes, sus acólitos acudieron a su llamada. Mikael Stanne y su banda completamente renovada, volvieron a darlo todo sobre las tablas. El cuádruple cartel se completaba con los finlandeses ENSIFERUM como segundos cabezas de cartel y las jóvenes promesas  APRIL ART y TAG MY HEART como entremeses de la sesión.

TAG MY HEART

Fundados en 2020, TAG MY HEART es una banda de corte moderno que fusiona estilos muy actuales. A la cabeza se encuentra Isabel Martín Alonso frontwoman de la banda que se dejó la piel para conseguir animar a unos primeros asistentes que permanecían impertérritos ante su coparecencia.

A pesar del reto que tenía por delante, no paró de interpretar entre la concurrencia y arengar al personal, lo que con el transcurso de la actuación se convirtió en aplausos y cierto reconocimiento. Despuntaron en directo algunos cortes como la melosa “Generation Fake”, la punzante “Distance” o su buque insignia “Kalopsia”.

 

APRIL ART

Procedentes de Alemania e igualmente comandados por otra frontwoman asaltaron literalmente las tablas APRIL ART, que contaban de antemano con un puñado de seguidores conocedores de su directo. Su aparición fue un torbellino de energía de comienzo a fin, con una banda totalmente compenetrada que logró sacar muchos réditos a la escasa cuota temporal con que contaban.

Escorados en tendencias entre el crossover y el rock alternativo, machacaron nuestros tímpanos con un buen puñado de temas tremendamente competentes. Engalanados completamente de rojo, deslumbraron con cortes como “Breakout”, “Break The Silence” o “Rising High” y dejaron a la concurrencia un buen sabor de boca.

ENSIFERUM

Lo siguientes en desfilar sobre la palestra fueron los finlandeses ENSIFERUM. Da la sensación de que a los suecos les gusta acompañarse por bandas de este rollo, no en vano suele ser habitual verles compartir cartel con bandas afines. Su propuesta musical oscila entre folk, melodic death y viking metal, cosechando un estilo particular.

En los prolegómenos escuchamos a gente dubitativa sobre su actuación pero la realidad es que acumulan veinticinco años de andadura musical y dan guerra en eventos de todo tipo. Unos alicientes suficientes de por sí como para que las expectativas se encontraran bastante altas. A pesar del esquema del cartel, quedó claro que estaban situados un escalón por debajo de los suecos, tocando algo más de una hora.

Desde que irrumpieron en la tarima quedó patente que irradiaban energía por los cuatro costados y que entre los congregados una parte muy amplía acudió por verles a ellos. Sin excesivos alardes comenzaron pronto a repartir leña de lo lindo con favoritas que entremezclaban el obligado repaso a su obra más reciente Thalassic con los estandartes de su discografía. De esta guisa se fueron sucediendo con empuje cortes como “Rum, Women Victory”,  “One More Magic Potion” o “For Sirens”. La formación agradecía el recibimiento y continuaba con el obligado repaso a su trayectoria, con mucho ímpetu. Su voceras y guitarrista Petri Lindroos estuvo intratable alternando las ambas tareas y arengando constantemente a la audiencia.

Fomentaron con sus pinturas de guerra un bolo movido que incluso generó algunos tímidos mosh pits y bailoteos que rápidamente se diluyeron, pero que transmitieron sensaciones de antaño que echábamos de menos. Resultó especialmente llamativa la sincronización de la banda en las voces, alternándose Petri Lindroos, el teclista Pekka Montin y su bajista Sami Hinkka en partes de varios temas. Pekka Montin asumió protagonismo y demostró sus cualidades en “Run From The Crushing Tide” encarando las tareas vocales y afrontando el tema con mucha solidez. La compenetración de todos sus integrantes fue evidente y sumó enteros a un desarrollo al que no se le pueden achacar peros. Además Sami Hinkka se mostró inconmensurable atendiendo al guión del evento y conectando todo el rato con sus acólitos.

El concierto fue potente y la banda rindió como se esperaba,  independientemente de las preferencias personales. Su dinamismo y derroche de energía les propició unas abultadas ovaciones y lograron firmar momentos excepcionales. Pertrecharon una recta final sublime con un triplete compuesto por “In My Sword I Trust” donde Petri Lindroos desenfundó su espada,  una jaranera “Lai Lai Hei” y la apabullante “From Afar” para echar el cierre por todo lo alto.

SetList:

  • Intro
  • (Seafarer’s Dream)
  • Rum, Women, Victory
  • Andromeda
  • One More Magic Potion
  • Into Battle
  • For Sirens
  • Run From the Crushing Tide
  • Treacherous Gods
  • In My Sword I Trust
  • Lai Lai Hei
  • From Afar

DARK TRANQUILITY

A las nueve y treinta de la noche, después de una intro de BLACK SABBATH aparecían en escena los aclamados suecos. En esta ocasión, venían a presentar su rodado álbum “Moment. Un álbum gestado en la época de incertidumbre y al que tocaba rendirle los merecidos honores.

La banda se ha renovado sustancialmente. Dos piezas claves como Anders Jivarp y el bajista Anders Iwers, se apearon del proyecto. Sus reemplazos Joakim Strandberg Nilsson (IN MOURNING, ANDROMEDA) y Christian Jansson (GRAND CADAVER, PAGANDOM), les sustituyen en directo. Encima se les ha juntado la paternidad de Christopher Amott quien ha tenido recientemente su primera hija y ha cedido su puesto a Joey Concepción quien conformaba dupla de mástiles con Johan Reinholdz. A todo esto, se le suma el fallecimiento de Frederik Johansson quien fuera miembro de la formación en los noventa y que pudimos comprobar ha dejado visiblemente tocado a Mikael Stanne.

A nivel de escenario contaron con un discreto montaje que focalizaba todo el interés en una pantalla de fondo con imágenes sincronizadas con la música y un espectacular juego de luces vital en su comparecencia que cobraba protagonismo en ciertos momentos y se disipaba a ratos entenebreciendo un escenario que se mostraba más abierto y amplio que en otras ocasiones.

Inauguraron su sesión con un doblete reciente conformado por “Phantom Days” y “Transient” dejando entrever la confianza depositada en su reciente material y cuyo protagonismo serviría para cimentar buena parte del repertorio. Un repertorio lo suficientemente extenso como para ofrecer un buen repaso de su fascinante catálogo.

Mikael Stanne brilló con luz propia y se descubrió como el carismático líder de siempre, conectando con la audiencia, sabiendo transmitir y mostrándose cercano, con ese invisible hilo conductor con sus acólitos que sólo un frontman de su calibre es capaz de tejer. Su comparecencia fue tan destacada que apena se pudo percibir las ausencias tan notorias.

Rápidamente retrocederían hasta “The Treason Wall” un rabioso clásico extraído del Damage Done, consiguiendo generar los primeros empujones por la zona de la barrera. Sin abandonar el álbum enlazarían con tino “Monochromatic Stains” otra de las ineludibles en sus conciertos.

Quedaba a estas alturas constancia de la expectación generada. Retomarían el Atoma de nuevo para encarar una interesante “Forward Moments” que transmite sensaciones inconfundibles y nos envuelve en la grandiosidad de su sonido. El agradable viaje toca a su fin con la agreste “Terminus (Where Death Is Most Alive)”,  donde Mikael Stanne deambula por el escenario, esgrimiendo sus tonos más ásperos.

Nuevamente acometen otro repaso a su Moment con “The Dark Unbroken” un corte que aglutina lo mejor de sus diferentes versiones. La fiereza retoma el guión a seguir retrocediendo a tiempos pretéritos con The Gallery del que rescataron la furibunda “Punish My Heaven” para homenajear a su colega Frederik Johansson y quien compuso junto a Mikael Stanne el tema. Un momento de emoción en el que Mikael Stanne expresó bonitas palabras sobre su compañero. Otro tema encumbrado a himno es “Atoma” con la que firmarían otro de los momentos intensos de la noche. La concurrencia se volcaba con ellos de principio a fin. Más leña al fuego con la veloz “The New Build” que puso todos los molinetes a girar. Los suecos resultaban ser una maquina perfectamente engrasada, sin fisuras para regocijo del personal.

“Identical To None” supuso el último parón en su trabajo más reciente y nos deslumbró con esa majestuosa combinación de melodías y furia sólo al alcance de estos maestros. Momentos en los que se respiraban los comienzos del sonido de Gotemburgo.

La formación se explayaba a gusto y con la confianza propiciada por el respaldo de un catálogo de semejante categoría. La base rítmica se mostró algo más endeble y es que no era tan sencillo suplir piezas tan fundamentales en su sonido y aunque Joakim Strandberg exhibióuna solidez envidiable, fuimos muchos lo que echamos de menos el compacto servicio que ofrecía Ander Iwers, sin desmerecer la labor del bajista.

Transcurrían los minutos mientras la banda afirmaba estar dando los últimos coletazos con cortes ineludibles como “Encircled”, que registró otro de los puntos álgidos de la sesión y el otro rescate del Projector con “Therein” siempre intratable en directo.

En esta ocasión y supongo por los problemas de horario, Mikael Stanne señaló que obviarían la retahíla de apearse del escenario con la consecuente demanda de la audiencia para acometer el tramo final del tirón.

Recurrieron a tres himnos magistrales que suelen copar ese posicionamiento en sus repertorios como son la imponente “State Of Trust”, la dedicada a toda la concurrencia “Lost To Apathy” y la irremplazable “Misery’s Crown” que un asistente tuvo a bien evocar ante la pregunta del voceras. Un final de combo vibrante con toda la tropa emocionada.

Mikael Stanne permaneció unos cuantos minutos  agradeciendo el recibimiento de sus seguidores, antes de abandonar definitivamente la tarima y emplazarnos a un futuro asalto.

Una noche de las que recuerdan a las vividas hacía años, que nos propició a muchos una sonrisa de lado a lado y nos vislumbró un futuro más prometedor del acostumbrado a ver recientemente.

SetList:

  • Iron Man
  • (Black Sabbath song)
  • Phantom Days
  • Transient
  • The Treason Wall
  • Monochromatic Stains
  • Forward Momentum
  • Terminus (Where Death Is Most Alive)
  • The Dark Unbroken
  • Punish My Heaven
  • Atoma
  • The New Build
  • Identical to None
  • Encircled
  • ThereIn
  • State of Trust
  • Lost to Apathy
  • Misery’s Crown

Texto: Txema Garay

Fotos: Juan Ramón Felipe

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

ENSIFERUM

 


 

APRIL ART

 


TAG MY HEART

 

BLOODHUNTER - GIRA 2022
HEAVY METAL HEART 2022 SPAIN
NURCRY - Sin Temer Al Sol
RRS PROMO - BARON ROJO - BILBAO-BARACELONA
GUADAÑA
XTASY
INDRID - De Dagas y Silencios
METAL PARADISE 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AGENCIA - AREA51METAL
KIVENTS