Inicio Entrevistas Entrevista a THUNDER – Danny Bowes y Luke Morley en Madrid

Entrevista a THUNDER – Danny Bowes y Luke Morley en Madrid

4

 

 

Entrevista a THUNDER - Danny Bowes y Luke Morley

Entrevista con Danny Bowes y Luke Morley en Madrid

Con motivo de la salida del próximo viernes 29 de abril del nuevo disco en estudio “Dopamine” de los británicos THUNDER, se pasaron por el Hard Rock Hotel de Madrid sus dos miembros más destacados, el vocalista Danny Bowes y el guitarrista Luke Morley. Pudimos mantener con ellos un rato de entretenida e interesante charla que os ofrecemos a continuación.

– Lo primero de todo volvemos hasta 1989, cuando empiezan más de treinta años de carrera tras la estela de los desaparecidos Terraplane, con trece discos en estudio.

Luke.- Catorce con este nuevo

– OK, catorce discos en estudio ya, un montón de giras, pero pocos cambios en la formación, casi siempre los mismos miembros en el grupo, ¿quizá sea ese el secreto del éxito durante tantos años?

Luke.- Es difícil cambiar de compañeros si queremos mantener nuestra esencia durante tanto tiempo, nos conocemos desde hace un montón, formamos nuestro primer grupo en 1975, Harry y Ben entraron tres años después, y hemos sido capaces de mantenernos durante todo este tiempo.

– Durante estos treinta y tres años lo pero supongo que habrán sido los problemas de salud, sobre todo los de Ben (Matthews, guitarrista y teclista del grupo), ¿cómo se encuentra después de ser diagnosticado de cáncer en 2014, está ya recuperado?

Danny.- Está lo mejor que puede estar, ha tenido cáncer dos veces, la primera fue tratado con radioterapia y quimioterapia, tuvo algunos efectos secundarios, pudo recuperar más o menos su vida normal durante seis años y al séptimo el cáncer volvió y tuvo que recibir un tratamiento distinto con algunas operaciones muy complicadas y ahora él no puede hablar muy bien, si estamos en un sitio en silencio sin nadie alrededor se le entiende bien, pero en cuanto hay murmullo es casi imposible. Pero todavía hace un montón de actividades, puede tocar.

– ¿Tocar y girar?

Danny.- Girar en algunas circunstancias, porque tiene un tubo en su estómago y es difícil para él poder hacer una gira larga porque tiene que llevar también unas máquinas para el tratamiento. De momento tenemos cinco festivales en verano y el primero y el último los podrá hacer sin problema porque volamos y volvemos también por avión nada más terminar, pero los otros tres son más complicados y no los va a hacer, estamos buscando un sustituto para esas fechas. No es bueno, pero es lo mejor que puede ser.

– Cambiando de tema, y hablando sobre el sonido de THUNDER, ¿cómo definiríais la evolución de vuestro sonido? Desde los principios puramente hard rockeros hasta ahora.

Luke.- Quizá nosotros no seamos los más indicados para juzgarlo, para nosotros es complicado, seguramente sea más sencillo para alguien que lo vea desde fuera. En cualquier caso, supongo que es una evolución lógica, cuando empezamos éramos veinteañeros y pensábamos como veinteañeros, en beber y perseguir a las chicas, pero eso ahora es un problema, ahora somos sesentañeros y no podemos seguir el mismo ritmo.

Danny.- Y las chicas corren muy rápido.

Luke.- De momento podemos beber algo, y me gusta pensar que para tener sesenta años todavía podemos hacer buena música y más cosas que la gente de nuestra edad seguro que le gustaría hacer. En serio, creo somos más libres para hacer música y creo que es algo que se refleja particularmente en este nuevo disco.

– Lleváis ya tiempo sin preocuparos por las tendencias o las modas, quizá en los principios algo más porque el hard rock está en pleno apogeo a finales de los ochenta, luego vino una época más oscura en la segunda mitad de los noventa con el grunge y demás, y llegando a los inicios del siglo XXI los dos hicisteis vuestro proyecto paralelo BOWES & MORLEY más orientado al blues y al soul ¿Este sonido lo habéis ido llevando intencionada o naturalmente a THUNDER cada vez más a lo largo de estos últimos años?

Luke.- Llegó un momento en el que nos resultaba complicado tocar algunas de las canciones de los primeros discos, sobre todo de mediados y finales de los noventa, y al final hemos ido adaptándonos después de treinta y tres años, un montón de giras, hemos ido creciendo como músicos y como personas, y eso es lo que se refleja en nuestra música. A veces nos gusta más bluesy o jazzie, o como sea, pero es como lo sentimos en cada momento.

Danny.- Creo que somos mejores músicos de lo que éramos entonces

– Con mayor amplitud de registros y sonidos ¿quizá?

Danny.- Seguro, cualquiera que es escuche el nuevo disco puede darse cuenta de que seguramente estas nuevas canciones no podría cantarlas en 1989, creo que podemos hacer mejores cosas de las que hacíamos al principio.

– Con más arreglos, usando más instrumentos, más sonidos

Luke.- Sí, creo es más diverso, más amplio

– El título del disco, “Dopamine”, que traducido es Dopamina, una hormona que produce bienestar y felicidad ¿puede querer reflejar algo más orgánico, más real, no tan artificial como lo que habitualmente nos rodea?

Luke.- Como el disco fue escrito y grabado durante la pandemia cuando mucha gente no podía salir ni ver a sus familiares ni a sus amigos, ese aislamiento les dio la oportunidad de mirarse a sí mismos y hacer cosas sencillas a las que no prestaban atención, y en cierto modo el recuperar algunas de estas cosas ha sido la parte positiva de algo negativo como fue el confinamiento, y es algo que hemos querido reflejar en el disco.

– En lo puramente musical, creo que el sonido del disco es una lógica continuación del anterior “Al the Right Noises”, con muchas más canciones, con más matices, y con muchos sonidos acústicos como viene siendo habitual en vuestros discos desde hace ya bastante tiempo. Una de las cosas más me ha llamado la atención es encontrar un nuevo instrumento como el saxo en el tema “Big Pink Supermoon”, que me recuerda un poco a Pink Floyd.

Luke.- Sí, sí. El saxofón es un instrumento que fue muy mal utilizado en los ochenta, todo el mundo lo usaba en temas empalagosos, pero si retrocedemos a los sesenta y los setenta su presencia fue mucho más acertada, “Brown Sugar” de Rolling Stones, David Bowie… entonces era instrumento sexy y muy emocional, como la guitarra. Lo único que va a ser difícil poder llevarlo al directo en los shows de Thunder por el tío que lo grabó para el disco, Andrew Griffiths, no toca en directo. Es una pena porque le enviamos el tema diciéndole lo que queríamos y a los treinta minutos nos mandó dos solos distintos igual de buenos, y fue muy difícil elegir uno, y también hizo que tuviéramos que alargar el tema hasta más de seis minutos porque era tan buen solo que no queríamos cortarlo, además yendo al final del tema.

Danny.- Es un tío extraño, un gran saxofonista pero tiene agorafobia, no soporta estar con gente, le asusta. Cuando nos envió los solos teníamos la imagen en nuestra mente de él tocando en calzoncillos en su casa, después todo estaba solo en su casa, ¿por qué no?

– Dos discos en dos años, en estos dos jodidos años, supongo que habrá sido algo bastante difícil trabajar en ello.

Luke.- Lo peor del COVID para los músicos es que no podíamos tocar en directo, no podíamos girar, era algo muy frustrante. Así que lo mejor que podíamos hacer era componer y hacer nuevos discos.

Danny.- Como no podíamos girar no podíamos lanzar discos, así que nos pusimos a componer. De hecho dos meses después de sacar “All the Right Noises” volvimos a meternos en estudio para grabar el nuevo disco. Como el disco lo terminamos un año antes de lanzarlo teníamos mucho tiempo para seguir escribiendo antes de que saliera.

– Por lo tanto, podemos considerar la próxima gira de THUNDER como una gira de presentación de los dos discos

Danny.- Sí, va a ser difícil, va a tener que ser un set de seis horas.

– Lo que entiendo que será muy complicado será seleccionar los temas del set list.

Luke.- Sí, claro que lo será, pero estamos acostumbrados. Tenemos mucho material y siempre será mejor elegir entre mucho que entre poco.

– El anterior disco “All the Right Noises” dejó un listón muy alto, y este siendo además doble y con tantos temas lo va a tener complicado para llegar a ese nivel, más en estos tiempos en que la gente, sobre todo joven, consume la música como los kleenex, ya es raro que alguien se siente dos horas a escuchar música, ¿no creéis que es un poco arriesgado sacar un disco tan largo?

Luke.- Quizá, pero la mayoría de nuestros fans son viejos (risas).

Danny.- Sí, es un riesgo, lo hemos considerado antes de sacar un disco doble. El problema es que habíamos grabado veinte canciones, y si queríamos sacar un disco sencillo había que desechar ocho o nueve canciones, y no podíamos elegir ocho o nueve. Así que la solución era hacer un álbum doble y así solo teníamos que perder cuatro canciones.

– Los discos anteriores los habéis sacado en un montón de formatos, hasta en cassette, ¿Cómo será esta vez?

Luke.- Un jodido formato

– ¿Ha sido cosa vuestra o de la compañía?

Danny.- Estábamos seguros de queríamos algo simple, y esta vez hemos elegido nosotros sacarlo sólo en vinilo y en CD, un disco con dieciséis canciones debe bastar con dos CDs y cuatro caras de vinilo, así debe ser. El problema con el disco anterior es que sacamos el CD1 y el CD2 y no pudimos girar y tuvimos que retrasar la salida del disco y seguíamos sin poder girar, y la compañía pensó que lo que había que hacer era sacar el disco en cualquier formato posible, incluido un DVD de una grabación Live en Estudio. Pero el problema es que ahora nadie compra DVDs y cuesta mucho hacerlos, todo es por internet, y la compañía quería recuperar la inversión y empezó a sacar el disco en otros muchos formatos. Los fans prácticamente tendrían tres veces repetido el disco si se lo compraban con el DVD y no todos estaban dispuestos a hacerlo sólo por tener el DVD. No comprendimos que podría ser un problema hasta que lo sacamos, y la compañía vio que la versión del disco con DVD no era mucho más cara que la normal y al final básicamente teníamos un DVD con un CD de regalo.

– Pasamos a hablar de alguno de los temas que más me han llamado la atención de este “Dopamine”, el primer single ha sido “The Western Sky” posiblemente el tema más duro del disco que además el que lo abre, ¿lo habéis hecho intencionadamente para enganchar desde el inicio?

Danny.- Sí, esa es la idea. Es el tema más duro y uno de los más directos.

– En los otros dos singles “Dancing in the Sunshine” y “Across the Nation”, para mí los dos mejores temas del disco a falta de alguna escucha más, hay una destacada presencia de slide, ¿cómo las has desarrollado técnicamente?

Luke.- No soy un gran guitarrista de slide

Danny.- OK, vamos a decírselo, lo he grabado yo (risas)

Luke.- La guitarra slide la grabé en muy casa, acercando mucho el micro a las cuerdas porque cuando se toca slide acústica suena bajito y además tenía que tocar los botones del grabador, así que tenía que hacerlo muy despacito, es difícil, un poco locura. Cuando volvimos al estudio intenté grabarlas otra vez pero lo dejamos como estaba, todas las guitarras acústicas del disco están grabadas en mi casa y me gusta mucho como han quedado.

– También hay una notable presencia de piano y de voces femeninas, ¿son voces negras?

Luke.- No, son dos chicas blancas, aunque suenen como voces negras. En el piano nos ha ayudado un amigo que es realmente bueno también en las voces. Hemos tenido que grabarlas cada uno en un sitio, y aunque suena bien, hemos tenido que ajustar los niveles porque cada uno tiene el suyo. Lo ideal es poder grabar todas las voces alrededor de un micro con un solo equipo, es más orgánico.

– Después del confinamiento o durante él ¿habéis podido grabar todos juntos en el mismo estudio?

Danny.- Sí, Luke grabó algunas cosas en su casa, pero el resto lo grabamos los cinco juntos. A pesar de la confusión de los protocolos COVID nos las arreglamos y alquilamos un estudio-residencia, no podíamos salir a comer, teníamos que cocinar, pero nos apañamos y convivimos los cinco sin demasiados problemas.

– Vamos con otro de los temas del disco “The Dead City”, algo más rápido, más duro y más directo, me recuerda a la primera época del grupo

Luke.- Sí, así es, siempre hay temas que recuerdan a nuestros inicios.

– Recuperando las colaboraciones de otros músicos en el disco, ya hemos hablado del saxofonista, encontramos también la aparición del violín en algunos temas, ¿quién se ha encargado de grabarlo?

Danny.- ¿Recuerdas la banda Mama’s Boys?, su guitarrista Pat McManus es el que ha grabado el violín en el disco.

Luke.- Le vi tocando el violín con Quireboys hace seis años, y me dije, nota mental: tenerlo en cuenta para próximos discos de Thunder. Nos pusimos en contacto con él, le enviamos los temas donde queríamos que metiera el violín y nos los devolvió ya grabados.

– El del violín, al menos en estos temas, aporta un tipo de sonido bastante melancólico ¿era lo que buscabais?

Luke.- Sí, definitivamente. El violín es un instrumento muy difícil de usar y de encajar en las canciones y hay que encontrarle el sitio apropiado, y creo que en estas canciones lo hemos logrado.

– Pasamos a las giras. El próximo mes de mayo tenéis unas cuantas fechas en pabellones del Reino Unido ¿habrá más fechas en verano?

Luke.- Sí, haremos algunos festivales como decíamos antes, desafortunadamente ninguno en España.

Danny.- Tuvimos una oferta para tocar en España, pero es la misma fecha que teníamos ya cerrada para tocar en Dinamarca, y no podíamos hacerlo. Pero os decimos, el año que viene por favor, el año que viene queremos tocar en España.

– En España últimamente THUNDER habéis tocado mucho más en festivales que en salas

Danny.- El gran problema es que cuando apareció el COVID todos los festivales y las giras se tuvieron que cancelar, y después cuando han vuelto a retomarse han ido arrastrando los carteles del año anterior cancelado y no había espacio para meter otras bandas. Así que esperamos poder tener la oportunidad de volver a tocar en España el año que viene.

– La última vez que os vi en directo fue en el Festival Leyendas del Rock de 2018 y la última vez que tocasteis en Madrid concretamente fue en 2007 en la gira de presentación de “Robert Johnson’s Tombstone”, demasiado tiempo y se os echa de menos por aquí.

Danny.- No ha sido deliberadamente, y haremos todo lo posible por tocar pronto aquí, nos encanta tocar en España.

– Una última curiosidad, la portada del nuevo disco, la foto que aparece con las dos chicas haciéndose un selfie ¿qué queréis transmitir con esta imagen?

Danny.- ¿Has visto la contraportada del disco?

– No, sólo la parte frontal.

Luke.- OK, como hemos hablado antes, “Dopamine” el título del disco, es algo que el cuerpo produce cuando uno se siente feliz. Básicamente hay una generación de chicos que vive a través de los dispositivos electrónicos, ves las fotos, al médico, los periódicos, todo. Es una locura, en el Reino Unido la gente no mira a su lado, es todo el rato con el móvil.

– Aquí es igual, por desgracia, en los conciertos todo el mundo viéndolo a través de la pantalla de su teléfono.

Luke.- Yendo al la imagen de la portada, en la contraportada aparece un unicornio reflejado en uno de los espejos que las chicas de la portada tienen al lado y que no ven porque se están haciendo un selfie y no alcanzan con su vista más allá de sus móviles. Se están perdiendo la realidad.

Danny.- Y en la parte interior de la carpeta del disco hay una foto de las mismas chicas en la playa haciéndose fotos, y no pueden ver que a su lado tienen una sirena sobre una roca y unos delfines saltando en el mar.

– Y la elección de las modelos, una con el pelo largo y otra rapada ¿tiene algún significado o es algo casual?

Luke.- La chica rapada es actualmente la pareja de Ben, y la del pelo largo es una vieja amiga de mi mujer, que siempre está haciéndose fotos con el móvil, es lo que me dio la idea.

– Para cerrar y aprovechar el minuto que nos queda ¿cuál es vuestra canción favorita de este nuevo disco?

Luke.- Quizá “Pink Big Supermoon”, me lo dijo ayer alguien que vino de Brasil, que le encantaba, y como yo no puedo elegir entre todas las demás, por hoy esta es mi favorita.

Danny.- Mi favorita es “Unraveling”, es muy elegante y muy triste, muy intensa, me llena mucho.

– ¿Algo más que queráis añadir?

Danny.- Os queremos España, os queremos España, os queremos España.

Luke.- La semana pasada estuvimos en Mallorca y fue fantástico. Esperamos volver pronto.

– Muchas gracias, os esperamos pronto tocando por aquí.

Mariano Palomo

Fotos: Diego L. Perez

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

Podéis ver las fotos y leer la crónica del acústico de THUNDER de Danny Bowes y Luke Morley en Madrid

 

 

DEBLER EPERNIA - Gira 2022
DARK EMBRACE - Hueso producciones
Marcos Nieto - Second Chances
NURCRY - Alma Libre
TWILIGHT  - Sign Of The Times
IRON MADIDEN
KIVENTS

4 COMENTARIOS

  1. Muy buena entrevista de Mariano Palomo. Mi enhorabuena.

    Además de grandes son unos currantes, que como mucho tardan dos años en publicar nuevo material, y de calidad.

    Lo peor del nuevo disco, la portada. Menudo horror. Aunque en la entrevista explican su significado, y bueno, tragas con éllo, es mala con avaricia.

  2. Es increible que haya cantantes que pasando los 45 años sean una sombra de lo que fueron, y luego esta este tio que, como el buen vino, no solo no pierde voz, si no que para mi canta mucho mejor que hace 20 años

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre