Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de SONATA ARCTICA – Acoustic Adventures Volume One

Critica del CD de SONATA ARCTICA – Acoustic Adventures Volume One

13

 

 

SONATA ARCTICA – Acoustic Adventures Volume One

Discográfica: Atomic Fire Records

Puntuación Popular

(8 votos) 5.38/10
SONATA ARCTICA - Acoustic Adventures Volume One

Hablar de SONATA ARCTICA en 2022 resulta, quizás, un poco arriesgado. Los fineses llevan años modificando sus propuestas discográficas, apostando por diferentes estilos y distintas formas de entender el metal e, incluso, el rock. "Talviyö" supuso el último paso en formato tradicional del grupo, y la realidad es que apareció y se difuminó con cierta rapidez para muchos seguidores. ¿Qué podemos esperar, entonces, de este "Acoustic Adventures (Volume one)"? Algo totalmente distinto, para bien o para mal.

Tengo que reconocer que esta banda es una de mis debilidades históricas, uno de los puntos fuertes de mi generación en cuanto a heavy metal se refiere. "Ecliptica" fue uno de los álbumes que me introdujo en el metal melódico, y todo lo que vino después hasta 2007 me parece, a día de hoy, de un nivel altísimo al alcance de pocos en su estilo. "Unia" ya levantó un poco la polvareda en su momento, y desde entonces creo que ningún disco de SONATA ARCTICA ha vuelto a poner de acuerdo a los fans. Ni al completo, ni de forma aproximada. Personalmente, el que más he disfrutado de esta etapa ha sido, sin discusión, "Pariah´s Child"; aunque es cierto que ninguno de sus CDs me ha decepcionado completamente. Considero que todos, incluso el último, tienen varias canciones rescatables y la maravillosa impronta en la composición del (para mí) cuentacuentos número uno de la escena: un Tony Kakko que aparece a veces más y a veces menos inspirado, pero que siempre es eficaz.

Los lectores me perdonaréis este breve repaso a las "batallitas del abuelo sonateras", pero lo cierto es que vienen muy al caso por el trabajo que estamos analizando. "Acoustic Adventures" (quitaré el "volumen uno" a partir de ahora, ya que voy a hablar del proyecto completo) es una oda a la trayectoria del grupo y a los fans, pero enfocada en esta ocasión desde un punto de vista completamente distinto al habitual. El formato acústico siempre es interesante, pero no todos los que se han adaptado en algún momento a él lo han hecho con el mismo éxito. En este caso, los finlandeses han decidido grabar unos 25 temas (los que faltan llegarán en octubre) recopilados entre todos los discos de su historial. La selección es variada, equilibrada y atrevida. Gustará más a algunos seguidores y menos a otros, pero creo que, cuando podamos disfrutar del resultado final, el track list va a ser más que digno para todos. En ningún caso estamos hablando de un recopilatorio de grandes éxitos; aunque muchos de ellos hacen su aparición, como era obligado. Lo mejor de este proyecto es que nos vamos a encontrar bastantes sorpresas y joyas rescatadas del baúl de los recuerdos, recibiendo una actualización y un lavado de cara profundo y necesario.

El sonido que ha sacado el grupo es uno de los puntos clave del disco, y ya era hora de poder decir esto. Cuando salió "Talviyö" leí muchísimas críticas a la mezcla del álbum, opiniones que comparto en su mayor parte, la verdad. En este caso, la banda se ha olvidado completamente de todo ese artificio para ofrecernos una mezcla pura, limpia y muy cercana al directo. Los músicos, de hecho, han explicado que todos los temas se grabaron en vivo. En este caso, me lo creo sin problema. Aunque hay detalles evidentes (como segundas voces del mismo Tony) que se habrán incluido posteriormente en producción, el esqueleto de los temas es orgánico y carne de concierto. Merece mucho la pena escuchar el CD tranquilamente (es el mejor contexto para disfrutarlo) con unos buenos auriculares. SONATA ARCTICA suena de lujo en acústico, cuidando los detalles con una elegancia que asombra. Todos los temas tienen exactamente lo que necesitan, sin excesos, pero sin sonar nunca planos o vacíos. Hay aproximaciones muy distintas según la canción a las líneas de guitarra o a los sonidos de teclado, siempre apoyados por un bajo y una percusión firmes. Quizá la distorsión que lleva el instrumento de Pasi Kauppinen es lo único que me saca algo de sitio, pero tampoco resulta molesta.

Si los fans recientes del grupo me leen, probablemente quieran saber fundamentalmente la respuesta a la pregunta del millón. ¿Cómo está Tony? Todos los que hemos seguido a esta banda en los últimos años sabemos que la voz de su frontman llegó a la pandemia excesivamente tocada. Los conciertos de 2019 y 2020 significaron un momento muy difícil para Kakko, que admitió necesitar un descanso. Yo he podido escucharlo en algunos shows que la banda ha dado durante estos últimos meses, y la verdad es que se nota el reposo y la mejoría. A pesar de esto, debemos tener en cuenta que este proyecto fue grabado a mitad del año 2020, no después, y se ha ido retrasando con el tiempo. Por lo tanto, la manera de encarar las canciones por parte del vocalista ha sido diferente. Se nota que han bajado y adaptado los tonos, y se tiende a evitar los agudos de antaño siempre que es viable. ¿Es esto malo? Para mí no, porque el resultado es muy bueno y ayuda (en cierto modo) a diferenciar estas nuevas versiones. En acústico es más sencillo cantar heavy metal en tonos medios, sin ninguna sobreexigencia. Y lo que la voz de Tony no va a perder nunca es el feeling y el duende. Me ha encantado el resultado final, pero sí me da pena que dicho enfoque fuera una elección obligada y no voluntaria.

Como no puede ser de otra manera, vamos a hablar concretamente de los temas de este primer volumen. Hay un poco de todo. No estamos ante un disco de baladas, aunque parece que vamos a encontrar más en esta primera parte que en la segunda. Muchas pistas están sacadas directamente de la gira acústica que el grupo emprendió en 2019, pero hay algunas novedades que nunca antes habíamos podido escuchar de esta forma. No es el caso de The rest of the sun belongs to me, la elegida como adelanto del CD. Se trata de un tema poco conocido, pues fue lanzado como bonus track japonés en el lejano "Winterhearts Guild". Aunque hoy en día podemos encontrar todo en Internet si buscamos, muchos seguidores no conocerán este corte. Para los que sí, diré que la banda ha transformado la composición power metalera original en un medio tiempo, con un estribillo que suena genial con la velocidad reducida. Define muy bien el enfoque del disco, con detalles de piano cristalinos y una instrumentación a medias entre el rock y el country. Me suena muy nostálgico, oscuro, pero agradable y acogedor al mismo tiempo.

Posiblemente la sorpresa más grande sea For the sake of revenge, uno de los temas más olvidados de un álbum ya de por sí polémico como "Unia". Esta nueva versión, minimalista, ambiental y construida a base de una guitarra sencilla y fondos de piano, transmite mucho más que la original. El último coro introduce unas armonías vocales fantásticas, Tony canta especialmente bien. Me ha emocionado mucho, creo que puede ser mi adaptación favorita del CD. La siguiente en sonar es A Little less Understanding, single de "Talviyö". Me ha gustado más que la original, aunque no es decir mucho, ya que esta nunca llegó a convencerme. De todos modos, creo que funciona mucho mejor de esta guisa, con la introducción de un banjo curioso. El coro y la estrofa contrastan más aquí que en la versión eléctrica, con cambios muy marcados entre la melancolía y el buen rollo. No es brillante, y creo que había mejores canciones en su último disco para incluir en este proyecto, pero tampoco resta.

Volvemos a puntos más acertados con Alone in Heaven, una canción que sí me llegó en su momento y que ha vuelto a engancharme en esta ocasión. A diferencia de las anteriores, no es tan distinta a la grabación original. Mantiene prácticamente el mismo tempo, pero se han modificado las armonías y los arreglos a mejor. Al menos, en mi opinión. Kakko hace unos giritos vocales preciosos, y a las guitarras intermitentes de Elias Viljanen no les sobra nada.

Otra que cambia poco, pero que no me ha parecido tan necesaria, es Tallulah. Nadie puede negar la importancia de esta balada para SONATA ARCTICA. Es, probablemente, su mayor himno. Sin embargo, el resultado en "Acoustic Adventures" es muy similar al que ya todos conocemos. Hay algún detalle nuevo en la instrumentación, se ha cambiado el tono y resulta muy agradable de escuchar, pero me falta algo de sorpresa. De todos modos, creo que es algo que puede pasar fácilmente con las canciones más míticas y sobreexplotadas. Se echa de menos un cambio, algún elemento de atrevimiento que sí encontramos en Dont Say a Word. La canción más potente en toda la discografía de los fineses es una de las que nunca me hubiera esperado escuchar sin distorsión y, sorprendentemente, queda bien. Sobre todo, porque sigue siendo pesada, dramática y oscura. Kakko nos regala aquí los fragmentos más teatrales y potentes a nivel vocal del CD, acompañado por momentos de unas cuerdas que apoyan la función. En este caso, creo que el corte ni mejora ni empeora. Es diferente. No tengo claro que vaya a convencer a todo el mundo, pero chapó.

Volvemos rápidamente a esas canciones algo más olvidadas con As if the world wasn´t ending, parte de "The Days of Grays". En ella brilla desde el comienzo Henkka Klingerberg, con un sonido de teclado precioso y protagonista. Los momentos instrumentales del tema han quedado brillantes, sin perder ese aire progresivo y clásico que les dio por incluir de vez en cuando a finales de la primera década del siglo; época a la que pertenece también el siguiente corte, otro clásico inmortal: Paid in full. A diferencia de Tallulah, el resultado en esta adaptación me ha parecido brutal. El ritmo machacón y acelerado en la percusión (matizado por guitarras y teclados menos enérgicos) hace avanzar el tema constantemente. Vocalmente creo que es la canción más trabajada. Hay doblajes constantes en dos octavas, con un par de armonías en las estrofas que tienen un gusto exquisito. Es otra de las razones por las que este trabajo va a merecer indudablemente la pena.

Me ha sorprendido bastante la inclusión de una de mis baladas favoritas de SONATA ARCTICA: Tonight I dance alone. La han enfocado de un modo bastante minimalista, dejando mucho espacio para la voz. Aunque tampoco cambia tanto respecto a la versión de 2012, agradezco el rescate. La visita a "Pariah´s Child" se manifiesta en The Wolves Die Young. Este caso es curioso porque (a pesar de ser un tema muy alejado del formato acústico en su versión original) se ha respetado la mayor parte de los arreglos y de la estructura; por lo que termina quedando una de las adaptaciones más respetuosas con el producto base. Eso sí, este toque conservador nos prepara para la inminente llegada de Wolf&Raven. El estandarte del power metal de "Silence" irrumpe en la sala transformado en algo que va a sorprender sí o sí. Aunque el piano de Henkka nos recuerda qué canción estamos escuchando, todo lo demás es nuevo. Por momentos parece blue-grass, pero tampoco lo suficiente como para definirla como tal. Supongo que algunos fans no estarán de acuerdo con esta reinterpretación de su etapa más veloz, pero en mi caso eso no supone un problema. El atrevimiento y el interés por aportar ideas distintas siempre es de agradecer, y esto no es ir a lo fácil.

El cierre de este primer volumen llega de forma suave y acogedora por cortesía de On the faultline, la versión lenta del single de "The Ninth Hour": Closer to an animal. Sin parecerme lo más destacado de "Acoustic Adventures", es otra de esas canciones que nunca consiguieron atraparme especialmente y que aquí gana algunos puntos. El último tramo del tema es muy bonito, y deja con ganas de más.

Aunque tendremos que esperar, tendremos esa ración que falta. Siendo cierto que el CD incluye menciones a casi todos los trabajos del grupo, en toda esta primera parte no encontramos ningún tema de "Ecliptica". Esto no es un problema, ya que, como se ha confirmado, aparecerán en el segundo. Y… ¿Qué podemos esperar de él? Pues, si atendemos a los repertorios de la gira de 2019 y algún stream en este formato que la banda ha realizado, canciones como Life, Half of a Marathon Man, FullMoon, Letter To Dana, My Land, I Have a Right, Flag in the ground, Black Sheep o Victorias´Secret tienen muchas papeletas para aparecer. Espero que sea así.

En definitiva, creo que estamos ante lo mejor que ha editado SONATA ARCTICA en los últimos tiempos. No sé si convencerá a todos los seguidores, porque entiendo que la idea de un acústico no siempre es atractiva. Pero tengo claro que el mimo, el respeto y la elegancia que la banda ha otorgado a este proyecto y a los temas seleccionados no merece más que elogios. Este no es, por suerte, un CD de homenaje a una historia vago y sencillo. Es un regalo auténtico a los fans. Si te gusta el grupo merece que lo escuches, al menos, una vez. Nos vemos de nuevo a finales de año para hablar de la segunda parte.

Paco Sánchez

Lista de Temas:

  1. The Rest of The Sun Belongs To Me
  2. For The Sake Of Revenge
  3. A Little Less Understanding
  4. Alone In Heaven
  5. Tallulah
  6. Don’t Say a Word
  7. As If The World Wasn’t Ending
  8. Paid In Full
  9. Tonight I Dance Alone
  10. The Wolves Die Young
  11. Wolf & Raven
  12. On The Faultline

 

 

BLOODHUNTER - GIRA 2022
HEAVY METAL HEART 2022 SPAIN
NURCRY - Sin Temer Al Sol
RRS PROMO - BARON ROJO - BILBAO-BARACELONA
GUADAÑA
XTASY
INDRID - De Dagas y Silencios
METAL PARADISE 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AGENCIA - AREA51METAL
KIVENTS

13 COMENTARIOS

  1. Yo creo que deberian sacar material nuevo… Estos discos (espero equivocarme) se suelen sacar cuando se te secan las ideas y tienes que cumplir con el contrato discografico.
    Me encanta sonata y para mi days of greys es insuperable… Esas voces tan curradas, a todos los niveles, cada palabra de cada cancion va donde debe y cada acorde encaja como un guante desde la primera cancion a la ultima… A partir de ahi han ido sacando cosas mas directas, sin tanta floritura y para mi canciones menos trabajadas (aunque siguen habiendo temas destacables)… Le dare unas escuchas al disco, pero no creo ni que me lo baje.

  2. “Personalmente, el que más he disfrutado de esta etapa ha sido, sin discusión, “Pariah´s Child”; aunque es cierto que ninguno de sus CDs me ha decepcionado completamente. Considero que todos, incluso el último, tienen varias canciones rescatables y la maravillosa impronta en la composición del (para mí) cuentacuentos número uno de la escena: un Tony Kakko que aparece a veces más y a veces menos inspirado, pero que siempre es eficaz.”

    Vaya, tenemos una opinión casi idéntica. Eso sí, Talviyö, pese a que tiene canciones destacables, sí que podría considerarse el peor álbum de su discografía, y sobre todo el que peor sonido tiene. Es curioso que una de las canciones más salvables del disco sea la instrumental.

    • ¡Hola! Me extiendo un poco más aquí que en la reseña, jaja. Estoy de acuerdo contigo, creo que Talviyo es el peor de su discografía. Pero tengo que admitir que, aunque al principio no me gustó nada, últimamente me he sorprendido bastante escuchando “Whirlwind”, “Demon´s Cage” o “The last of the lambs”. La producción es muy rara y Tony probablemente estaba en su momento más bajo, pero hay cositas por ahí bastante interesantes. También un puñado de temas menos destacables. ¡Gracias por leer la crítica!

  3. Incluso el cuestionado Talviyö, con una producción muy mejorable, tiene temas tan impresionantes como The Raven Still Flies. Eso es Tony Kakko, un genio capaz de tocar la fibra como pocos y que en cada disco hace lo que le apetece, sin atender a modas o ajustarse a lo que el público espera de él. Esa es la cruz del grupo: mucha gente sigue esperando una etapa que no volverá. Los músicos evolucionan y como tal es natural que lo hagan sus gustos, influencias, estilos… de hecho, lo que no me parece normal es que una banda suene a lo mismo treinta años después.

    Todos los discos de Sonata Arctica son grandes en sí mismos. Ecliptica fue una revolución dentro del power metal, Reckoning Night fue mucho más melódico y Unia rompió con todo para presentar canciones más oscuras y complejas. Para mí, The Days of Grays es el punto de equilibrio en su discografía, pero también he disfrutado de los posteriores. Hay que dejarse llevar y disfrutar de la música, sin expectativas.

    Este Acoustic Adventures a mí no me ha aportado tanto, pero se han ganado el derecho a hacer algo así. La mayoría de temas no mejora a los originales, pero tenía mucha curiosidad por ver cómo los adaptaban, especialmente los más cañeros. Seguro que, paralelamente, el grupo está preparando un nuevo disco de estudio. Más o menos inspirado, pero especial, al fin y al cabo.

  4. Me ha parecido una crítica muy interesante, se nota el cariño del autor por la banda pero a la vez no es complaciente. Respecto al disco, solo le he dado una escucha y como suele pasar en estos casos algunas adaptaciones me han gustado más que otras. Por ejemplo la de “Don’t say a Word” me ha descolocado bastante. Creo que les han quedado más naturales las de temás más lentos. Yo también opino que todos los discos de Sonata tienes cosas interesantes, aunque el último sea el punto más bajo de su carrera. “The Ninth Hour” lo disfruté bastante, incluso lo colocaría por encima de “Pariah’s Child”.

  5. Totalmente de acuerdo con esta crítica y con la opinión de Paco, Sonata Arctica es uno de mis grupos favoritos desde siempre y todo ello por los discos anteriores a Unía, a partir de ahí cada disco digamos que esperaba una y otra vez el sonido primigenio y siempre me decepcionaban al principio, pero caí rendido a la evidencia y aprendí a apreciar el nuevo sonido de Sonata, y es que Tony no es capaz de hacer nada mal, todos los discos tienes canciones salvables y sigue siendo reconocible, con esas melodías y letras que trasmiten como ningún otro grupo. Talviyo me pareció una vez más el peor disco de Sonata y aún así tiene canciones que te trasmiten algo especial y terminas reconociendo esa melodía y apreciandolo.

  6. Infumable. Una tristeza ver en lo que se ha convertido una de las bandas que revolucionó la escena. Los temas elegidos no podían haber sido peores. Las interpretaciones parecen una burla a sus fans. Kakko está para el arrastre vocalmente hablando y hay arreglos que no obtienen ni el mínimo perdón. Aburrido, soso, descafeinado y con mal gusto. Aún respetando el formato se podría haber hecho un discazo, canciones para ello tenían de sobra.