Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de SOEN – Imperial

Critica del CD de SOEN – Imperial

10
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD

 

 

SOEN – Imperial

Discográfica: Spinefarm Records

Publicamos dos críticas, las de Jorge Carcamo y J. José Jiménez

Puntuación Popular

(2 votos) 10/10

SOEN - Imperial ¿Cómo puede hacer una banda de notable constante seguir siendo… de notable? ¿Cómo puede una banda lograr seguir avanzando sin reinventarse desde cero ni repetirse? Pues, para eso debéis preguntar a SOEN que desde el 2012 tienen  una increíble discografía de 5 discos –que se dice pronto- realmente notables, sino; sobresalientes.

Además, “Imperial” era la continuación de “Lotus”, para mí la obra en pleno cenit musical en todos los aspectos. Quizás por eso me haya costado un poco más de lo normal “cogerle el gustillo” a este “Imperial”. Ya sabemos cómo funcionan las expectativas y la realidad cuando uno escucha un nuevo álbum, ¿verdad?

Sin duda el cambio de guitarrista puede haber influido, ya que noto especialmente protagonistas a las guitarras en este álbum. Mientras que en el pasado hemos tenido riffs pétreos y férreos, nunca fueron los muchos. Sin embargo, “Imperial” goza de un riffs que no solo son más rocosos, sino con una cadencia más propia de géneros más agresivos que lo que suele practicar SOEN. La mejor muestra y declaración de intenciones es la inicial “Lumerian” que hasta cuenta con un alarido estridente en el último estribillo. Sin bien el color de este tema no será lo frecuente a lo largo de todo el álbum, si podemos afirmar que tiene siempre su ligera presencia en todos los temas.

“Monarch” e “Illusion” son temas más parecidos a lo que encontramos en “Lotus”. Siendo la segundo algo más cercano a un concepto de balada, que la primera. Es precisamente este equilibrio melódico, cambiante e intimista donde veo a SOEN más cómodos que nunca. Recordemos como sonaba su primer “Cognitive” y las manos que se llevaron algunos a la cabeza cuando el single de “Lykaia” fue la intimista “Lucidity”. Polos opuestos que con el paso del tiempo se han acercado cada vez más.

Creo que el álbum rezuma una protesta y crítica –como siempre les gusta hacer- hacia ciertos aspectos de la sociedad con un componente más desesperante esta vez. Esas guitarras más rocosas le dan una presencia más furiosa.  Especialmente interesante resulta el concepto detrás de “Antagonist” recogido en un originalísimo videoclip que sitúa a Satán evolucionando poco a poco dando las noticas donde el estribillo es una oda a los que aún pelean por la justicia, derechos e igualdad.

Por suerte, seguimos contando con la preciosísima voz de Joel, un verdadero manto de confort y sensibilidad que continua progresando con cada álbum. En este “Imperial” su voz ha cobrado un poco más de protagonismo en el sentido que se ve más trabajada en la producción y masterización con algunos ecos, reverberaciones y coros; dejando pasajes tremendamente fluidos. Por supuesto, el ex- OPETH Martin López sigue dejando huella con su batería con la que es imposible que te aburras.

En definitiva, “Imperial” sabe continuar la trayectoria de SOEN tras casi 10 años de lanzamientos sin la necesidad de alejarse mucho del camino. Dándole a este álbum un mayor protagonismo heavy a las guitarras en las estrofas, pero conservando la melodía tan melosa en los estribillos gracias a la voz de Joel y a unos punteos más limpios. Es sin duda, otro grandísimo álbum de SOEN. Y, sinceramente, en una época donde en lo personal parezco buscar más la novedad musical; sienta increíblemente bien descubrir un álbum de unos ya conocidos SOEN y que aun así me generen el mismo efecto embriagador que ese que se siente cuando se descubre una banda/estilo musical nuevo.

Jorge Carcamo

Lista de Temas:

  1. Lumerian
  2. Deceiver
  3. Monarch
  4. Illusion
  5. Antagonist
  6. Modesty
  7. Dissident
  8. Fortune

Jorge Carcamo

SOEN – Imperial

J. José Jiménez

Con esta banda estamos ante uno de los casos de evolución más evidente dentro de la escena metalera en los últimos años. Y es que desde que en 2014 SOEN lanzaran su debut “Cognitive”, viniendo a España como teloneros de PARADISE LOST y dejándonos a propios y extraños con la boca abierta, la banda no ha parado de trabajar, editar álbumes -cinco en algo menos de siete años, ¡lo cual no está nada mal!- y girar. Con cada paso dado, han ido a más. Ahí tenemos ese espectacular sold out en la sala Caracol de Madrid cuando sólo un año antes apenas estábamos doscientas personas en un recinto con un aforo bastante menor.
Todo lo expuesto en el primer párrafo denota que “Imperial” no sólo supone su nuevo álbum, sino también un momento crucial en su ascendente carrera. Quizás sea por esto que, por primera vez, me encuentro ante un álbum de SOEN conservador, que recoge los matices desgranados en los cuatro anteriores y no aporta nada nuevo; aun siendo consciente de que siempre les perseguirá esa losa de estar demasiado influenciados por TOOL, lo cierto es que estos suecos han conseguido un sonido muy personal.

¿Es esto algo negativo? En absoluto. Sin embargo, he de admitir que ante un soberbio “Lotus” que me dejó boquiabierto desde la primera escucha siendo para mí su mejor obra hasta la fecha, “Imperial” se me ha quedado algo por debajo y desde luego, es el disco de la banda que menos me ha sorprendido. Es en el que he encontrado la fórmula sobre explotada. Sin embargo, con el altísimo nivel al que se encuentra todo lo editado por SOEN, formación con grandes músicos y compositores en sus filas, en este caso no estamos hablando de algo peyorativo. El resultado es, cuanto menos, notable. No cabe duda pues de que “Imperial” es altamente disfrutable de inicio a fin.

El inicio no podía ser mejor, con un “Lumerian” repleto de maravillosos riffs (me encanta esa manera de combinar las semicorcheas a la mitad del inicial, monotonal aunque tirando de mano derecha con maestría), su diversidad de pasajes y cómo la maravillosa voz de Joel va hilando todo con esa dulzura, esa modulación, esa energía cuando se precisa de ella. ¿La parte rítmica? Una maravilla, como siempre, gracias a un Martín López inspiradísimo como desde el primer día en el que nos presentó su obra más personal, su pequeño bebé denominado SOEN. ¡Y qué decir de esos interludios tan marca de la casa! Con los teclados de Lars desprendiendo buen gusto y Cody punteando tirando de sentimiento, en detrimento de una técnica ocasional que, cuando sale a relucir, nos deja con la boca abierta

La verdad que la de arriba no es sólo una descripción sobre una canción en concreto, sino que también puede verse como la de la manera de crear canciones en esta banda. Es lo que pienso al encarar la magistral “Deceiver”, con un ritmo cuyo groove me recuerda (quizás demasiado y es un poco de lo que adolece este álbum, de originalidad y centrarse en repetir la fórmula ya conocida en buena parte de sus canciones) al de “Martyrs”. No obstante, escuchar cantar a Joel, es una maravilla, como también lo es en un “Monarch” tremendo, repleto de sentimiento y buen gusto, con un un riff “triadesco” de lo más interesante por parte de Cody Ford.

“Illusion” es esa balada acústica, con unos sonidos tanto de guitarras como de batería exquisitos (sobre todo en este último el timbre de la caja me encanta), tan característica en ellos. Se las tiene que ver con temas de este tipo tan grandes como “Lucidity” o la insuperable “The Words” y, aunque no llegue a la belleza o intensidad de aquellas, sigue saliendo bien parada del lance. No como “Antagonis”, que sí peca de repetir esquemas ya antes vistos en más de una ocasión, con un estilo similar incluso a las de los dos temas que abren el disco, pero a mi parecer con menos gracia. Por el contrario, me gusta la originalidad mostrada en “Modesty”, así como su propuesta de basar las estrofas casi íntegramente en batería y voz con leves pinceladas de bajo y teclados para darlo todo a la hora del estribillo donde Joel sube tanto en intensidad como en la escala monocromática vocal. Esos arreglos de cuerda del final no hacen sino mejorar unas sensaciones que ya de por sí venían siendo excelentes.

Y volvemos al estilo más netamente SOEN con baterías y rítmicas marcando semicorcheas en contraste con las melodías vocales que nos trae la inspirada “Dissident”. No nos falta aquí el interludio acústico del centro, con el piano marcando unas simples tónicas y el cantante en estadio de gracias llevándonos al cielo con sus cuerdas vocales.

Terminan con el pesado y poderoso “Fortune”, cadente y señorial como él solo.

En definitiva, estamos ante un disco notable que sin embargo, comienza a dar señales en algunas de sus canciones de cierto uso de una fórmula ya conocida y que, por muy bien que les esté funcionando, puede llegar a ser el detonante de cierta caída en cuanto a la calidad compositiva. Por mi parte, espero que sólo haya sido el amago de un par de temas menos inspirados y pronto se animen a abandonar su zona de confort de cara a intentar superar las que considero sus dos obras clave: “Cognitive” y “Lotus”.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comwww.twitch.tv/metal_dj_phoenix

 

 

10 COMENTARIOS

  1. Tenía mucho sin leer reviews en la página, y ahora que lo ando haciendo con más atención quedo pasmado cuando encuentro cosas como esta. Dos reseñas, DOS reseñas que no dicen, para el que no conoce a la banda, a qué suena el disco. Con estos textos bien podrían estar reseñando el Worship Music, el Secretos y Revelaciones, algo de los inicios de Dark Tranquility, u el Opeth de hoy en día.

    • Totalmente de acuerdo. En este caso puntual sí que conozco al grupo, pero muchas veces no es así y el estilo debería dejarse claro en el primer párrafo. Hay veces que no dicen nada hasta el cuarto o quinto y hay muchas críticas por leer y otras cosas como para perder el tiempo leyendo parrafadas para que cuando al final dicen algo de como suena darte cuenta de que es un estilo que no te atrae.

  2. Disco fantastico, como todos.
    Yo no lo veo inferior a ninguna de sus otras obras, cuestion de gustos. El sonido de guitarras y las letras, de lo mejor.
    De la siempre tan cacareada sombra de Tool, decir que a mi muchas de sus canciones me recuerdan mas a Poets of the fall, que a otra cosa.
    Hoy por hoy, lo nordico le da mil vueltas a los demas, Trash, Rock, Death, etc etc. Tienen una sensibilidad especial, quizas porque la cultura musical, se mama desde pequeñitos. Aqui mientras tanto, con nuestras peleas de publico/concertadas y religiones en las aulas.