Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de ADVENTUS – Morir y Renacer

Critica del CD de ADVENTUS – Morir y Renacer

63

 

ADVENTUS – Morir y Renacer

Discográfica: Duque Producciones

Puntuación Popular

(17 votos) 8.53/10

 ADVENTUS - Morir y Renacer En ocasiones resulta  una buena opción ver las cosas con perspectiva, madurarlas, tomar distancia,  dejarlas cocer a fuego lento hasta conseguir que lleguen a buen puerto, y así finalmente lograr  colmar  las expectativas que nos habíamos fijado y no  acelerar los tempos para acabar malogrando un proyecto que podría haber sido altamente exitoso. Y eso es precisamente lo que ha hecho el compositor, teclista y productor  Manuel Ramil en su nuevo proyecto ADVENTUS. Aunque la relación con sus compañeros, el guitarrista Fernando Mon, el bajista Luis Melero, el batería Alberto Ardines,  se remonta a bastante tiempo atrás, el grupo podríamos decir que se tomó su tiempo para  trabajar en el material que compone “Morir Y Renacer” con la idea de que fuera otro viejo conocido de los componentes de la banda, Víctor García, quien se encargara  de las voces.

Ese vínculo previo  entre los integrantes de ADVENTUS es lo que ha propiciado que la química entre ellos acabara desembocando en una colección de composiciones que resultan  familiares para el oyente, aunque en ningún caso puede decirse que esta  nueva aventura sea una continuación, o versión 2.0, de Sauze, Avalanch o Warcry. Sin embargo, como podréis imaginar, el inconfundible  y característico  timbre del vocalista de origen australiano acaba resultando fundamental a la hora de hablar del sonido de ADVENTUS. Muchas expectativas había suscitado este nuevo proyecto, y lo cierto es que tras escuchar concienzudamente “Morir Y Renacer”, no puedo más que aseverar  que estamos ante el primer paso de una banda que creo tiene mucho que ofrecer de cara a futuras entregas.

Un escueto y grandilocuente interludio  denominado “Némesis”, que combina  la elegancia de las notas del piano y la melancolía que imprimen los  arreglos de cuerda servirá para  que junto a una  inquietante narración la banda consiga plasmar la filosofía letrística que encierra este apabullante debut. Y es que pese a ser un proyecto nuevo y con una identidad propia el pasado de los componentes de ADVENTUS pesa, y mucho, impregnando de power metal y melodía  piezas como “Dame Una Razón”, plasmando a la perfección el contraste y la dualidad que forjan  el vigoroso ímpetu  de las guitarras y el sublime colchón de teclados que concederá al corte una orientación neoclásica. Otro detalle a destacar es el registro de un Víctor García al que se nota mucho más cómodo, y no tan forzado, aunque eso no quiere decir que el carismático frontman haya perdido ni un ápice de fuerza e intensidad, sino que ha conseguido plasmar en  su interpretación  otras tonalidades intermedias que hasta ahora le desconocíamos.

La constatación definitiva de que el sonido de ADVENTUS se desmarca premeditadamente de los proyectos previos donde habían coincidido sus integrantes la encontramos en  “Solo Uno Más”, que se inaugura con una enérgica  conjunción entre  guitarras y teclados, -que nada tiene que envidiar a cualquier banda de metal melódico procedente del norte de Europa-, para  dejar que sean los   cimientos rítmicos junto a  un distinguido piano  los que  se encarguen de conducir sus estrofas hasta que Víctor haga  subir el nivel de intensidad atacando un  vibrante estribillo que servirá para poner la guinda a una pieza que está llamada a convertirse en un himno para sus seguidores. A todos aquellos que vivieron intensamente la oleada power metalera que asedió Europa en la segunda mitad de  los noventa seguro les encantara “Donde Diga El Corazón”, que compacta la consistencia de las  guitarras, el dinamismo aplastante de sus cambios de ritmo, la ampulosidad de los teclados, y la luminosidad que irradia una letra que despliega optimismo y buen rollo. Además, nuevamente, el momento álgido llegará con otro de esos vibrantes duelos que protagonizarán  Mon y Ramil antes de abocarnos sobre una última tanda de estribillos que invitan a ser coreados con el puño en alto.

Una de las elegidas  para dar rienda  suelta a  la faceta más melódica del quinteto será  “Agua En El Desierto”, dejando que  las guitarras impriman un punto más de potencia e intensidad para conceder un tamiz épico, evocando para ello la majestuosidad de las  ambientaciones y melodías de corte “faraónico”. Quizás la única pega que se le puede poner al tema son  unos coros que han quedado un tanto apagados, ya que una mayor presencia en la mezcla le hubieran dotado de una mayor mordiente. El ecuador del álbum está marcado por ”Parte De Tu Vida”, la  primera de las baladas incluidas en “Morir Y Renacer”. Una pieza relajada e intimista, que nos deja con  las  afligidas notas del piano envolviendo la interpretación de un Víctor que derrocha garra, intensidad y feeling. Sí, quizás alguien pueda decir que suena un tanto desnuda, pero lo cierto  es que es en números como este, -sin adornos ni excesivas florituras-, cuando los artistas consiguen emocionar y conectar con el oyente.

“Más Fuerte Que El Dolor”, fue el escogido como primer single de “Morir Y Renacer”, y aunque seguro que muchos quisieron ver las conexiones con Warcry, lo cierto es que encierra diferentes matices y detalles que lo hacen desmarcarse notablemente. Eso sí, en cualquier caso, cabe remarcar que es plenamente definitorio de la propuesta de ADVENTUS, ya que deja entrever   el esmero y el buen gusto a la hora de tratar las melodías y ese halo optimista que destilan todas sus letras. Sin duda resultó  una excelente carta de presentación, aunque podría decirse que representa  tan solo una pequeña muestra del amplio  espectro musical que son capaces de abarcar ADVENTUS. Precisamente será a lo largo de “Luces Y Sombras”, cuando el quinteto nos sorprenda al aventurarse en una sucesión de estructuras más  cambiantes y complejas, en las que podemos apreciar diferentes elementos y giros que aproximan su propuesta a derroteros  progresivos. Así que olvídate de la inmediatez y prepárate a embarcarte en una montaña rusa de cambios y ambientaciones que nos dejará con Víctor llevando el timón  mientras Ramil se encarga de poner la guinda con sus teclados.

Un nuevo golpe de timón nos conducirá sobre el que probablemente sea el corte más hard roquero de todo el álbum “No Pudo Ser Mejor”,  comandado  por unos omnipresentes  teclados que harán que el corte bordeé derroteros cercanos al hard rock melódico de finales de los ochenta, e incluso me atrevería a decir que coquetea con el A.O.R. Igualmente destacable me han parecido el soberbio solo de guitarra de Mon y la sorpresiva y fantástica interpretación de un Víctor que se desenvuelve a la perfección en esas tesituras más roqueras. La segunda balada del disco es “A Corazón Abierto” que, a diferencia de la anterior, destaca por la riqueza de sus arreglos orquestales junto a la   potencia y ese toque dramático  que la hacen sonar grandilocuente y emocionante.

La velocidad y la melodía regresarán catapultadas por el doble bombo de Ardines en “Sin Miedo”, una andanada que seguro gustará a sus seguidores más netamente power metaleros, dejándonos un estribillo absolutamente ganador que se verá respaldado por los teclados. Sin duda otro de los temas que está llamado a hacer mover al personal en sus directos. En la final, “Trozos De Hielo”, seguirá  latente esa vena netamente power metalera, aunque presentándonos una estructura menos directa para acabar poniendo  el acento  en una sección instrumental muy trabajada y en la pegada de un estribillo de lo más pegadizo y coreable.

Tanto por la calidad que encierra “Morir Y Renacer”,  como por el bagaje que atesoran  los miembros  de ADVENTUS no creo que a nadie sorprenda leer que nos encontramos ante uno de los lanzamientos  que está llamado a ser importante dentro de la escena nacional en este recién estrenado 2021. Ahora toca esperar que el trabajo de esta reunión de músicos reputados, con  talento y sobrada  experiencia goce de la acogida y la atención que sin duda merece. En cualquier caso, te sugiero que dejes a un lado las ideas preconcebidas y las comparaciones, ya que si algo pueden reivindicar ADVENTUS en “Morir Y Renacer”  es su identidad como banda.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Némesis
  2. Dame una razón
  3. Solo uno más
  4. Donde diga el corazón
  5. Agua en el desierto
  6. Parte de tú vida
  7. Más fuerte que el dolor
  8. Luces y sombras
  9. No pudo ser mejor
  10. A corazón abierto
  11. Sin miedo
  12. Trozos de hielo

 

 

ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS KIVENTS HERETICA - El Hereje ROCK GUITAR EXPERIENCE
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
KIVENTS
HERETICA - El Hereje
ROCK GUITAR EXPERIENCE

63 COMENTARIOS

  1. Aire fresco dentro del powermetal y no lo digo porque sea un sonido hipernovedoso sino porque las canciones tienen gancho, mucha tralla y estan repletas de muy buenas melodías.
    Power metal done los teclados de Ramil que estan muy presentes y que se empastan a la perfección con la guitarra de Mon sin solaparse para nada.
    La mayoría de las canciones van a saco, mucho doble bombo en el disco y eso me mola. 😉

  2. Vaya discazo que se ha marcado Adventus. Las composiciones de Manuel Ramil y las letras me han encantado. Tenemos un nuevo director de orquesta en el panorama heavy español 🙂

    Víctor García vuelve a demostrar que como intérprete se sale, sin necesidad de tirar mucho por alto. Sigue conservando un estilo y un timbre muy carismáticos.

    Pero quizá donde más ha habido sorpresa es en Fernando Mon. Ya sabía que era un máquina pero hay muchos máquinas que luego cuando tienen que decir algo en un disco no están tan brillantes, pero es que Mon lo borda, el disco está lleno de solos espectaculares.
    Feliz como una perdiz, un disco fresco, que no me suena ni a Sauze ni a Warcry pese a que ciertas influencias están ahí. Sin embargo eso no les impide tener un sonido propio y eso me mola.
    Estos discos para mí son eso, como dicen ellos, agua en el desierto 🙂
    En definitiva, un discazo como la copa de un pino.

  3. Lo acabo de terminar de escuchar. Y me ha dejado sensaciones enfrentadas.

    Musicalmente, mejor de lo esperado. Sin necesidad de reinventar el género, la banda suena con personalidad propia. No es en absoluto un refrito de Warcry o Sauze. Y no suena tan pasteloso como vaticinan los adelantos.

    Pero Víctor, ay Víctor… La confirmación de que este hombre está en horas muy bajas. Cantando durante todo el disco de forma extremadamente plana y sin garra. Si suena así en estudio, como será en directo. Por no hablar de las letras, que dan auténtica vergüenza ajena.

    En general, un disco entre regulero y pasable sin más.

  4. Como ya dije en otra noticia, el disco musicalmente me parece exquisito. Hacía tiempo que no escuchaba unos teclados y guitarras tan perfectamente conjuntados, y qué buenas melodías. Pero la voz de Víctor en general me ha dejado un poco frío. Hay canciones donde lo borda, como en Dame una Razón. Pero escucho Agua en el Desierto, donde me encanta la letra y la música, pero vocalmente la noto desaprovechada. No estoy diciendo que cante mal, solo que está por debajo de lo que ofrece el disco, y es una pena. Para mí el disco es un 7/10.

  5. A dos escuchas y media que le he dado… Coincido con que “no inventan nada nuevo” pero que, lo que está hecho, está bien hecho (que eso no hay por qué darlo por supuesto). Y eso es lo que se agradece, este disco me transmite bastante.

    Enhorabuena a Manu Ramil por el sonido que ha sacado, con un equilibrio perfecto entre guitarras y teclados (ninguno parece que se escuche de menos o por encima del otro), y además le ha sacado un buen sonido de pegada a la batería.

    Volvemos a esa esencia que se perdió en Warcry: arreglos de teclados barrocos (o es lo que llaman “neoclásico”?), que acompañan a las voces; buen gusto a la selección de presets de teclado… Y bueno, encuentro cierta originalidad o versatilidad a las guitarras. Y sin embargo, esto me recuerda más a Sauze que a Warcry, aunque la voz de Víctor cambia el resultado. Voz que, por cierto, no se flipa pero tampoco lo hace mal. Lo único que le encuentro es que en algunos momentos me suena algo más rota de lo habitual.

    Mis favoritas han sido “Dame una razón” (desde que escuché el adelanto se me pegó), por ese rollo neoclásico/progresivo de los teclados y esa forma de cantar tan poderosa (versos, pres, estribillos…); “No pudo ser mejor”, con ese rollito tan AOR comercial y ese solaco que se marca Fernando; “Más fuerte que el dolor” por esa energía positiva… Y bueno, tengo que darle más escuchas porque saldrán más favoritas y alguna cambiará de puesto. Pero me ha resultado también interesante “Luces y sombras”.

      • Por supuesto que hay gustos, sin ir más lejos, yo soy de los “defensores” de Saurom. Pero, además de mi propios gustos y percepción de este disco (ya comenté con los primeros adelantos que las letras son muy deficientes), leo, incluso a los que dicen que les ha gustado, que las letras dan vergüenza ajena y que Víctor está a un nivel, siendo generosos, discreto. Como dice el compañero extinkt, es obvio que hay buenos mimbres, buenas ideas, pero de ahí a discazo hay un pequeño trecho. Dentro de unos meses volvemos a hablar y a ver cuántas canciones de este álbum forman parte de vuestras playlists habituales.

        • No es por nada, pero son las típicas letras de power metal, que si, que son prototípicas, pero por lo menos tienen algo importante. Que mucha gente se puede identificar con ellas ya que da lugar a que cada persona las entienda de una forma personal. No creo que lo suyo hubiera sido hacer unas letras metafísicas o psicológicas mazo curadas porque entonces si que sonarían raros. En ese sentido me gustan más que las de Avalanch, no son tan pomposas ni sobrecargadas (es la impresión que me dan a veces), y encajan perfectamente con la música.

          • Ya ha saltado el comentario de siempre de que las letras de grupos españoles dan vergüenza ajena. Si vuestro gusto personal es otro y os tiran más las letras en otros idiomas pues guay, pero las letras de este grupo no dan ninguna vergüenza. Obviamente no cuentan historias increíbles, pero malas tampoco son.

          • A mí me parece perfecto que alguien diga que le dan vergüenza ajena las letras, pero también tengo claro que eso no lo dirían de haber estado las letras en inglés. Y eso no está mal del todo. Se le pide a las letras en español un nivelón que no se les pide a las letras en inglés. Bueno, vale.

            Yo puedo decir que leo con gusto a Tagore, a Machado y a otros muchos poetas, y estas letras no me dan vergüenza ajena en absoluto. Son letras que me transmiten por cómo encajan con la música. No hay nada que me chirríe ni que me parezca de mala calidad. En mi opinión, claro. Que cada uno opine lo que quiera y ya está. Pero no creo que si te gustan las letras es porque tengas el listón bajo.

          • No mezclemos churras con merinas, el complejo lo tenéis los que comparais con lenguas foráneas cuando nadie ha sacado a la luz esa analogía. En España hay bandas con letras en castellano francamente buenas. No es el caso de Adventus. Y no hablo de temática; ésta puede ser muy diversa, yo no he juzgado si hablan de amor, política o dragones. Las letras son malas porque son simples, metáforas infantiles. Daré un nombre: Saurom. No entraré a valorar sus empalagosas letras, que si nos gustaban más antes etc etc. Comparadme las letras de Adventus con con cualquiera de Saurom.

        • ¿Complejo? No sé. No creo que poner de manifiesto esa realidad del doble rasero sea muestra de tener un complejo. Es lo que es. Imagino que te producirán vergüenza ajena Whitesnake, Guns n Roses, Motley Crue, Judas Priest, Extreme y hasta Savatage, ya que tienen letras mucho peores que las de Adventus en mi opinión.

          • Saurom tiene muy buenas letras, como la mayoría de grupos españoles. Unas veces estarán más inspirados y otras menos, pero creo que la mayoría de grupos de nivel medio alto tienen letras bastante buenas. Y las letras de Adventus creo que cuadran muy bien con las canciones, aunque no sea lo que más destaca del disco. Para mí el top de letras de grupos españoles lo tiene Cuatro Gatos con su primer disco, creo que el nivel compositivo de aquel disco fue de lo más alto que he escuchado en español, al nivel de La Leyenda de la Mancha o Volumen Brutal.

  6. A mi la verdad es que no me ha parecido para nada un discazo después de una escucha. Siento que hay varias buenas canciones eso sí, pero letras muy flojas y un Víctor García que poco más y susurra, porque está flojo pero flojo, flojo. Musicalmente suena bastante bien, pero vamos que, nada que me haya asombrado, ni mucho menos. Suena bien, pero está lejos de ser una obra maestra.

  7. No me esperaba para nada este disco. No me parece una obra maestra pero tiene cosas de las que muchas veces adolecen sus bandas “madres” Warcry y Avalanch (de Sauze no hablo porque no los he escuchado) y otras tantas bandas de metal. Gancho, buenas melodías, una producción más que decente, un Víctor que siempre emociona, cante peor o mejor y un Fernando Mon que me ha sorprendido gratamente. Cuando llegó el solo de Dame Una Razón flipé, y así sucesivamente hasta el punto de llegar a preguntarme si realmente era el Mon de los primeros Warcry. En aquella época me daba la sensación de que Pablo tenía más bagaje y técnica que Mon, pero los solacos que se manda éste último son muy top. Las letras son típicas pero muy bien hiladas con la música y por otro lado veo aires a Symphony X en varios temas, cosa que me suele gustar.

  8. Y otra cosa, que ya no está de nuestra mano pero Rionda debería pillar composiciones de Ramil,en el caso de que sigan con Avalanch, ya que bajo mi punto de vista cuando Rionda se pone en modo power romanticón tiende a enredar bastante las estructuras de los temas y parece que no caminan lo que deberían, lo hace incluso en estribillos estirándolos y dándole una sensación extraña, y Ramil en ese sentido me parece más resolutivo y más inmediato. Adventus tiene poso progresivo en varios temas (en una onda similar a los Savatage de la era Zak Stevens, Kamelot o como Menté anteriormente, Symphony X) y lo dejan notar sin caer en complicaciones, cambios de compás o estructuras complicadas.

  9. Yo llevo ya unas escuchas, bastantes.
    Recalco la calidad y la potencia que tienen los temas, lo que me sorprende bastante, es sobretodo en sonoridad, la guitarra de Mon, menuda barbaridad, nunca debió salir de WarCry y con Pablo hacian un duo de guitarras perfecto.
    Lo que me hace pensar, que si hubieran mantenido la formación de la quinta esencia, esto es lo más parecido que tendriamos cuando salió el disco Revolución de WarCry. Hubiera sido, bastante mejor de lo que fue.

    Aunque lo que más esperaba de este disco, es como seria letristicamente y es que, supera con creces los temas de WarCry, sobretodo a los 2 últimos (aunque no era muy dificil)
    Y es que recordemos que temas como Junto a Mí, Fe y Reflejos de Sangre, son temas compuestos por Ramil, y que para mi, ese disco y esos temas, es de lo mejorcito que ha hecho WarCry.
    Asi que aunque me cueste reconocerlo, Ramil se ha ganado un lugar entre los compositores y letristas de este país en el Rock/metal.

    La entrada – intro del disco, da un golpe en toda la cara por la voz, sonoridad y mensaje, un 10 de como se abre un disco, aunque en mi opinión, las intros de los discos, no me suelen gustar, por que se suele omitir tras varias escuchas del disco y luego pasa al olvido, exceptuando en las intros para los conciertos.

    He leído muchos mensajes de la gente y recalcan un tema en concreto “No Pudo ser Mejor” como su favorito o tema emblema, y es que a mi es de los que menos me atraen. No lo veo nada a ese tema.
    Incluso la balada, tampoco me dice nada, aunque logicamente un teclado y la voz de Víctor a solas, no puede salir mal, pero como digo, no me dice nada.
    También me gustaria acabar con la norma no escrita de meter siempr,e en todos los discos, una balada, puffff ya me cansa ese tipo de obligaciones de las bandas de metal.

    Temas a recalcar segun mi opinión:
    – Dame una Razón: Tema directo, con muchos matices, top 3 del disco, además de un tema de 6 minutos.
    – Solo uno Más: Aunque canción repetitiva, el mensaje y la manera de interpretar es sublime.
    – Más Fuerte que el Dolor: Buen Single para presentar a la banda, (No lo escuché hasta tener el disco entero)
    – Agua en el Desierto: Mi tema favorito del disco, una obra de arte.
    – Sin Miedo: Un tema directo, de los que no van a faltar en los conciertos, la primera estrofa con Víctor cantando y Mon de fondo, puffff tremendo.
    – Trozos de Hielo: Otra de las joyas de la corona, la entrada de esta canción es sublime, con esa canción de cuna que desenboca en un GUAU. Un tema que te deja con ganas de seguir escuchando más a la banda y de lo que nos espera en próximos trabajos.

    PD. Disculpad tantas comparaciones con WarCry, pero para mi, aunque Adventus por su estilo y por su formación, es como tendria que ser lo nuevo de WarCry, despues de casi 4 años de no escuchar nada “nuevo”.

  10. Leo muchas quejas sobre las letras. Pues yo prefiero mil veces estas letras antes que las de otros grupos tipo Avalanch (o Hamlet ya en caso extremo) que no sabes ni de lo que hablan.
    Solo echo de menos la tematica histórica como solía ser en Warcry, pero me parecen bastante buenas. A ver si creeis que las canciones en inglés tienen letrazas bestiales.
    Musicalmente muy muy bueno. Me recuerda bastante a los antiguos Warcry, los que me gustaban. Queda claro que el guitarra bueno era Mon porque Pablo ha demostrado estos años el solo en Warcry ser muy simplón y poco inspirado. (Por ej canción Venganza de Warcry, riff sencillo y cancion sin solo) Aquí eso no se ve.
    Ojala una reunion de los warrcry originales. Eso si, si se trata de que vuelva warcry conforme lo que llevaban siendo desde revolución, mejor que no vuelvan. Me quedo con Adventus

  11. El tiempo dirá en que estatus se queda el disco, lo que es cierto es que a los que nos gusta esta vertiente de metal más melódica el disco entra muy bien en las primeras escuchas.
    Personalmente, soy de los que el trabajo de Victor me ha gustado (y bastante). Ese algo en la voz (que muy pocos tienen, aunque después puedan tener un registro bestial) vuelve a brillar con fuerza en este disco. Tras la primera escucha (iba corriendo), la verdad que en todas las canciones lo que más me llamaba era su voz muy por encima de los instrumentos y es que insisto en que Víctor tiene algo en la voz que te atrapa. En lado contrario, pongo a Alberto Ardines, han pasado los años pero sigue siendo un batería flojete.
    En cuanto al tema de las letras, sinceramente creo que la mayoría de ellas tienen un nivel más que aceptable y son frases que encajaban muy bien con la música. De todas formas por lo que veo, yo tengo que ser algo más neutro en este tema, ni veo superletrazas en Saurom ni veo letras que den vergüenza aquí. Para mí las mejores y peores letras las tiene un mismo grupo… Mago de Oz. Para mí de lo mejor de españa en sus Jesús, La leyenda, Finisterra I y II y muy muy muy flojas en sus últimos discos. Del resto de grupos creo que hay muchos con letras muy buenas e interesantes… Saratoga, Opera Magna (muy buenas la mayoría de ellas), Sphinx (Manuel tiene muchas pero muchas letras buenísimas), Sylvania (me molan muchísimo las historias que cuenta Alberto, un crack), Daeria (no se quién las escribe, pero el nivel es muy alto también) o el propio Alberto Rionda tiene un nivel medio en su carrera muy alto también.

    Saliendo del metal, para mí las mejores letras de un grupo español son del señor Enrique Bunbury en Héroes del Silencio, simplemente perfectas. En su carrera en solitario que poco he seguido ya no me han hecho tanto.

  12. Yo creo que con este disco se me juntan varias cosas… La principal es que estoy en un momento de mi vida que este tipo de musica no me dice nada ni tengo mucho interes en escucharlo (cuando salio Alea jacta est, estuve dias sin dormir, con la quinta esencia, nos estuvimos pasando los adelantos que iban saliendo y comprando tema a tema… Pero ahora mismo… Como que no)
    Una cosa que no me ha gustado (y me pasa con Sauze) es la produccion… El sonido no me termina de convencer, no luce ningun instrumento y la musica se termina aplanando, y ahi lo que mas sufre es la voz claramente, que creo que esta falta de matices, y fuerza por el tipo de produccion sobretodo, y porque creo que Victor Luce muchisimo mas cuando hay variedad de timbres haciendole los coros (El Angel Caido con Ramon o Donde esta la Luz con Ivan Blanco).

    Acabare dandole mas escuchas seguro, porque estoy convencido de que el disco es disfrutable… Pero bueno, quizas en otro momento

  13. Muy buen dísco y diferente a mí entender a sus anteriores proyectos. La voz de Víctor sin ser su mejor versión transmite y eso se tiene o no, no se ensaya. Lo que no entenderé es con el nivel de Mon y Ramil la salida en su día de Warcry. Las teclas de uno aportaban siempre y Mon a la guitarra le daba otra musicalidad a estas que se combinaba con la técnica de Pablo.

  14. El disco está cuidado al detalle y suena muy, muy bien. Hecho con gusto y donde para mi todos los instrumentos y por supuesto la voz estan mas que notables. Seguramente lleva un curro de narices, y encima han subido el disco para poder disfrutarlo, asi que a mi personalmente no me queda nada mas que quitarme el sombrero y agradecer que haya músicos tan generosos y engrandezcan tanto el arte y sobretodo la música que me gusta. Ahora me toca a mi comprarme el disco, lo merece. Gracias Adventus.

  15. Después del obligado poso: frío. Quizá eran desmesuradas las ganas que le tenía a este proyecto, y esperaba mucho más.
    Desde mi punto de vista no mejora nada de WarCry anterior a La Quinta Esencia ni tampoco a Nada Tiene Sentido.
    Ojalá tras este debut reorganicen sensaciones y aflore la inspiración grupal, y saquen un segundo disco de sobresaliente.
    Pd: las letras muy flojillas, sí.

  16. Siempre pienso que cuando un solo tio lo compone todo el resultado es mas pobre que en una composicion de grupo. Los demas aportan ideas pero un solo componente no puede hacer eso mas que desde su punto de vista y entonces siempre habrá menos sorpresas o variedad en el album. Salvo que seas Jari de wintersun, claro.
    Si en el proximo disco van a participar mas miembros seguro que mejora mucho el resultado que ya de por sí es bastante bueno.
    No veo mal ni descabellada la idea de meter a pablo de segundo guitarrista y sacar unos segundos warcry mucho mas renovados que todo lo que salió desde revolución en adelante

  17. O a no ser que seas Arjen Lucassen, y de manera nacional Alberto Rionda o Joaquín Padilla jeje (son mis fav)
    Y pensar que cuando salió Revolución, Víctor aseguró que era su mejor disco…..

    Para mí, este proyecto no pega con la voz de Víctor. Quedó más que demostrado con los temas que grabó de Sauze hace un lustro. Las composiciones de Manu son para voces menos perfectas, por así decirlo. Porque estaremos todos de acuerdo con que García es bastantes veces mejor que Amboaje.

  18. Personalmente me parece un buen disco aunque no sea digamos de 10;de hecho,yo quitando los temas “Más Fuerte Que el Dolor” y “Sólo Uno Más” que son los que menos me llegan aún a pesar de haber salido como adelantos y singles;el resto me parece un compendio entre lo mejor de Sauze,WarCry y elementos que me recuerdan a Symphony X (en “Dame Una Razón”) y a Stratovarius (en “Donde Diga el Corazón) amén de ese tema tan a lo A.O.R del rollo que tanto les gusta hacer en Frontiers Records en el tema “No Pudo Ser Mejor” que por cierto me resulta genial y que desde aquí animaría a la banda a que en su siguiente trabajo de estudio se decidieran hacer alguno más en esa línea.

    Como bien se dice por ahí arriba no inventan nada nuevo pero está a mi parecer muy bien hecho (voz de Víctor incluida aunque muchos critiquen que canta ahora en otras tonalidades más acordes a sus posibilidades actuales) y como mínimo a mi me aporta un soplo de aire fresco al aunar varios estilos abarcando desde el Power al Hard/Aor pasando por toques más Progresivos y alguno más actual dentro de un mismo álbum.