Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de WITCHES – The Fates

Critica del CD de WITCHES – The Fates

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

 

WITCHES – The Fates

Discografica: Mighty Spell Records

Puntuación Popular

(0 votos) 0/10

WITCHES - The Fates Cuando se habla de mujeres que fueron pioneras a la hora de liderar bandas  extremas dentro de la escena del Viejo Continente  casi todo el mundo apunta el nombre de la alemana Sabina Classen, pero evidentemente no fue la vocalista de Holy Moses la única. Precisamente, otra de las que se lió la manta a la cabeza para liderar a sus WITCHES fue Sibylle Collin-Tocquaine. Quizás la frontwoman gala nunca haya alcanzado la repercusión y el estatus de su buena amiga Sabina, pero lo que nadie puede discutirle es que además fue una de las precursoras del metal extremo en tierras francesas. Tal vez la  carrera de WITCHES no ha tenido la continuidad que a muchos de sus seguidores nos hubiera gustado,  ya que tras grabar varias demos entre finales de los ochenta y principios de los noventa la banda debutó tardíamente  de forma oficial en 1994 con "3.4.1". Evidentemente mediados de los noventa no fue la mejor época para una banda que practicaba un thrash metal rudo, ácido y corrosivo, así que los galos tuvieron que esperar hasta el año 2007 para publicar "7". Desde entonces la banda ha lanzado un par de recopilatorios y E.P.´s, pero eso no significa que hayan detenido su actividad en directo, ya que tal y como tuvimos ocasión de comprobar hace un par de años cuando aterrizaron en nuestro país para acompañar a los míticos deathers americanos Suffocation, la carismática  Sibylle sigue disparando corrosivos riffs y emitiendo alaridos agónicos  con la misma voracidad e intensidad que lo hacia antaño.

Todos los que nos consideramos seguidores de la mítica formación francesa estábamos ansiosos por escuchar su nuevo material, por comprobar como sonarían sus nuevas composiciones, y lo cierto es que Sibylle ha vuelto a   demostrar que no ha perdido el olfato y que sigue  siendo la  bestia desatada que siempre fue. Nueve humeantes y desoladores trallazos componen este tercer largo de WITCHES, y lo cierto es que suenan tan maléficos, oscuros y malignos como podíamos imaginar. Además cabe remarcar que en esta ocasión la banda ha conseguido un sonido y una producción que si les hace justicia, sonando de lo más incisivos y amenazantes con Herr Krauss tras los controles, que es quien se ha encargado de la mezcla y la masterización. Pero por si  todo lo anteriormente referido no te ha resultado suficientemente atractivo la guinda la pone la tenebrosa y demoniaca portada que ha creado el artista Remy Cuveillier.

No esperes encontrarte excesivas sorpresas ni concesiones a la comercialidad, WITCHES siempre practicaron un thrash tenebroso, denso, y no apto para todos los públicos, inclinándose deliberadamente hacia tesituras extremas. Y eso precisamente es lo que los galos nos proponen desde que inauguran esta tercera entrega con “We Are”, con una base rítmica absolutamente imparable,  unos riffs infecciosos y adictivos, mientras el rasgado y quebradizo registro de Sibylle se impone por encima de la pared sonora para vociferar, una y otra vez, el título del corte antes de obligarnos a  capitular  en su apocalíptica recta final. Pero evidentemente las raíces de los galos están firmemente aposentadas en los cánones del thrash/ death de finales de los ochenta, de modo que los estratosféricos riffs y los rotundos cambios de ritmo que encierran cortes como “Inside”, te resultarán muy familiares.

Mucho más directa y seminal suena “Damned Skin Is Mine”, una bomba de relojería que además de darnos argumentos para agitar frenéticamente la cabeza nos servirá para comprobar como la banda es capaz de pisar el acelerador al máximo mientras sus desquiciantes punteos taladran nuestros castigados tímpanos. El cambio hacia tesituras más oscuras, lóbregas,  y pantanosas llegará de manos de las envolventes ambientaciones que marcarán “Black From Sorrow”, que acabará rompiendo su cadencioso tempo inicial para convertirse en una  rotunda andanada que bien podría haber firmado cualquier banda de las que grababa en los Morrisound Studios de Tampa, Florida, a principios de los noventa.

Nuestro descenso hacia el averno  proseguirá con la aniquiladora sección rítmica que comanda “Feared And Adored”, que resulta deliciosamente demoniaca incluyendo unas desquiciantes aceleraciones y unos parones que servirán para impregnar de épica sus partes más reptantes y enfermizas. “Off The Flesh”, pasa por ser otro hachazo marca de la casa, dejándonos a  una banda absolutamente desatada a la hora de exhibir toda su potencia e ira para acabar completando un número que  seguro servirá para que los circle-pits no se detengan durante sus conciertos.

Absolutamente implacable, igual de rugiente, intensa y amenazante, pero incluyendo una orientación más heavy metalera, -gracias a ese tempo cabalgante y a unos riffs que rezuman esencias clásicas-, suena “Let Stones Fall”. La velocidad y las inclinaciones más extremas volverán a adueñarse  de la propuesta del combo francés  a la hora de encarar la recta final del álbum para firmar esa brutal acometida  que lleva por título “Last Wishes”,  y que no deleitará con unos rotundos increscendos. Para el final, y por si alguien albergaba alguna duda de la conexión de WITCHES con bandas míticas como POSSESSED, SLAYER,…, la banda nos deja “Death In The Middle Ages”, marcada por unos fantásticos juegos vocales.

Hay formaciones que sin duda merecen más reconocimiento dentro de la escena europea, y sinceramente creo que WITCHES son una de ellas. La banda que lidera la incombustible Sibylle Collin-Tocquaine lleva desde mediados de los ochenta luchando por salir del underground y darse a conocer. Pese a ver como bandas más jóvenes y con menos bagaje han alcanzado unas mayores cuotas de notoriedad no se han rendido y con “The Fates” los galos han firmado su mejor obra hasta la fecha. Ahora solo cabe esperar que tengamos ocasión de verles pronto por aquí ratificando que su punto fuerte es el directo.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. We Are
  2. Inside
  3. Damned Skin is Mine
  4. Black from Sorrow
  5. Feared and Adored
  6. Off the Flesh
  7. Let Stones Fall
  8. Last Wishes
  9. Death in the Middle Ages