Inicio Noticias Noticias Breves DARK TRANQUILLITY – Studio Report y sesión de escucha/conferencia online de su...

DARK TRANQUILLITY – Studio Report y sesión de escucha/conferencia online de su próximo álbum “Moment”

5
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

DAK TRANQUILLITY

Nuestro amigo y redactor Jorge Del Amo asistió a la escucha online del nuevo álbum de DARK TRANQUILLITY.

A veces es bueno detenerse un momento y echar la vista atrás, aunque de vértigo, para ver en perspectiva dónde nos encontramos hoy con respecto a nuestra situación del pasado más reciente, y de algún modo asimilar cómo nos ha cambiado la vida en los últimos tiempos, pero también, y mucho más importante aún, entender que esto no puede parar, y no para.

Ayer fue un día raro, diferente, pero a la vez un día muy productivo, en el que tuvimos el inmenso lujo de escuchar en primicia el esperado nuevo trabajo de los suecos DARK TRANQUILLITY, aunque fuera de forma telemática, con ellos en su Gotemburgo, en Suecia, y el resto de la prensa cada uno en su casa. Acostumbrados como estamos a través de los años a realizar este tipo de reportajes de forma presencial, que definitivamente es algo mucho más humano, tengo que señalar aun así que la experiencia me resultó todo lo gratificante que pudo haber sido, y me la juego diciendo que este mismo formato, así de bien llevado, con un par de cámaras y un presentador, perdurará más allá de la situación de pandemia mundial, principalmente porque abarata mucho la organización de un evento como este y verdaderamente funciona. El evento, maravillosamente bien organizado, fue conducido por un presentador, quien tras las debidas presentaciones (valga la redundancia), con la banda al completo salvo por Chris Amott, de quien no se explicó su ausencia, dio paso a la escucha del disco al completo tras revelar su fecha de lanzamiento, que será el 28 de Noviembre, y también la portada, obra de Niklas Sundin, muy en su estilo abstracto, y más colorista que de costumbre, con tonos cálidos, naranjas y rojos principalmente.

Antes de pasar a detallar mis breves ideas sobre cada tema que compone este ‘Moment’, que se desprenden de una única escucha del disco, comentar que, en líneas generales, podemos esperar un trabajo principalmente continuista con respecto a ‘Atoma’, y con lo que viene siendo la línea habitual de la banda, con matices, pues casi desde “Damage Done”. Siempre he admirado enormemente la visión de evolución que han ejecutado y mantenido DT a lo largo de sus años, y que siempre ha sido muy conciliadora con su pasado haciendo que cada trabajo sea tan reconocible como el anterior, pero a la vez siempre con esa carga de novedad que mantiene la chispa, y esa es un poco la idea que me queda después de haber podido disfrutarlo por primera vez.

Hay que señalar que este es un disco clave para el grupo. Niklas Sundin se apartaba de la banda hace unos dos años para centrarse en su vida familiar, y oficializaba en el mes de Marzo su salida definitiva del grupo. Tras la marcha también de Martin Henriksson antes de ‘Atoma’, trabajo que no llegó ni a grabar, DT necesitaban savia nueva en las guitarras, y la han conseguido dándole la bienvenida definitiva a dos hachas que conocen bien la banda, y que se han acoplado a la dinámica del grupo de un modo cómodo y natural. Hablamos de Chris Amott y Johan Reinholdz (ANDROMEDA), ambos en la órbita de la banda desde hace años haciendo apariciones esporádicas en giras sustituyendo a Niklas, y ya miembros del grupo de pleno derecho. DT vuelven a tener dos guitarristas, y eso, cómo no, se nota en el disco, pero mucho más se va a notar en directo. En cuanto a ‘Moment’, el trasfondo más ‘proggy’ o técnico de ambos músicos podría llevarnos a esperar un material más complejo en sus guitarras, o algún cambio más drástico en su sonido; nada más lejos de la realidad. Los dos se han amoldado al sonido DT, y aunque sí que se nota en tres o cuatro solos a un nivel espectacular, en general no hay tampoco demasiados cambios en ese sentido.

‘Moment’ es un trabajo de intensidad variable, y es un disco en el que DT han trabajado más que otras veces si cabe sus atmósferas, unos teclados a cargo de Martin Brändström que van más allá y son más protagonistas que nunca. Además, es muy destacable la presencia de más voces limpias que nunca, que conducen a Mikael Stanne a temas más oscuros, expeditivos y con temáticas abstractas. El vocalista no sólo ha cuajado un trabajo perfecto en su faceta de ‘growler’, sino que en limpio ha dado un paso adelante explorando diferentes formas de cantar, nuevas para él, y también jugando con algunos efectos para darle un rollo muy distinto a cada tema.

DAK TRANQUILLITY

A continuación os cuento brevemente la impresión que me ha causado cada tema, para ir abriendo boca, y sepamos todos a qué nos enfrentamos.

  1. Phantom Days

El disco empieza de súbito, enormemente directo y rápido, con un riff tremendo y unos teclados marca de la casa que los suecos nos tiran a la cara casi sin tiempo de sentarnos, un poco como ya hicieron con “Encircled” en ‘Atoma’. El tema es muy clásico, y tiene un punteo gigantesco durante todo el tema, que llega a recordar incluso a los DT de comienzos de los 2000, sensación que por cierto no nos abandonará durante la escucha.

  2. Transient

La intensidad y tralla iniciales se mantienen con un riff principal muy en la línea ‘melodeath’ clásico, con estrofas sin adornos, con el uso de teclados progresivo en aumento hasta llegar a un estribillo en el que se desata la épica. Nuevamente cuenta con unas atmósferas muy reconocibles en la línea de sus últimos trabajos. El solo, muy limpio, sin mucho alarde, ya deja entrever el estilo de un Johan Reinholdz estratosférico.

  3. Identical to None

En “Identical To None” hay una presencia todavía mayor de los teclados, en un tema muy rápido, con cambios vibrantes en guitarras y un Stanne tocado por la varita. Enorme estribillo, un tema “canónico”, en la línea ‘Atoma’, verdaderamente vibrante.

 4. The Dark Unbroken

Un tema que empieza muy misterioso y continua a medio tiempo, con unas guitarras que recuerdan incluso a ‘Damage Done’, acabando en estribillo en limpio por primera vez, con voz más recargada quizás que otras veces, casi “operística”, con un tono melancólico muy conseguido. El ‘vibe’ del tema en general es muy diferente, más tirando al ‘goth’ incluso, llegando a un siguiente nivel en este registro en limpio de Stanne. El solo tras el segundo estribillo es una verdadera pasada.

 5. Remain in the Unknown

El tema empieza directamente con la voz en limpio de Mikael y un punteo para ir creciendo, y tornarse un medio tiempo oscuro, denso, y lleno de magia, de los que en los últimos tiempos la banda factura de forma magistral. Es a su manera uno de los temas más especiales del LP.

 6. Sandstill

En Sandstill el disco continua por un sendero un poquito más experimental, un poco más ‘allegro’ pero sin dejar el medio tiempo, donde el teclado lo inunda todo y con el estribillo más pegadizo de todo el disco, en limpio. Aquí exploran las melodías a gusto, y lo hacen sin complejos y sin acudir al recurso fácil. Quizás el estribillo no llegue a impactar del todo, pero estoy convencido de que va a ser uno de los preferidos del álbum. Por lo demás, tampoco difiere tanto de lo que podría llegar a ser un tema clásico de la banda, y esa conciliación entre pasado y presente es la que tanto nos gusta de DT, como indicaba al principio.

  7. Ego Deception

“Ego Deception” parece la segunda parte del mismo tema, una especie de continuación. Unas estrofas con ‘riff’ clásico dentro del estilo, un Mikael fiero, y un estribillo en limpio que es ya habitual en los últimos trabajos del grupo. En este punto, no notamos demasiado la diferencia entre los trabajos previos con Niklas y con Chris y Johan ahora; ambos se han acoplado a la disciplina de la banda sin que se note demasiado sus improntas al contrario de lo que cabria esperar. Buen solo aun así.

 8. A Drown Out Exit

Este es un tema que se ciñe también bastante bien a los cánones de DT, pero elevado a la enésima potencia. El solo es seguramente el mejor del disco (hasta el momento), y los arreglos de teclado son una pasada. Sorprende también lo cortito que es, igual que el anterior.

 9. Eyes Of The World

Aquí el estribillo lúgubre y en limpio regresa, acompañado de unas estrofas marcadamente clásicas y un sólo muy diferente, largo y experimental, que evoca tristeza, vacío, reforzando ese sentir al que nos obliga la voz de un Stanne que le viene el tema como anillo al dedo. Es otro de esos cortes donde se adivinan las intenciones de la banda de ir más allá, de variar sobre el género y de adentrarse en caminos que finalmente les llevan a nuevos lugares.

  10. Failstate

El comienzo de “Failstate” ya huele diferente, y supone digamos el inicio del ‘reprise’ final. Es un tema único en el devenir del álbum, un tema magnético, más ‘groovy’, que intercala arreglos de diversidad amplia, y que sobre todo cuenta con un estribillo matador que será lo que finalmente nos ate al tema. Se me antoja más sencillo que el resto, y a la par igual de efectivo o incluso más.

   11. Empires Lost to Time

Este es un tema igualmente rápido al que se le intuye una intención efectista, y es de lo mejor que vamos a encontrarnos en ‘Moment’. Aquí sí que DT le saca partido a sus dos nuevos guitarristas, tanto en el juego de guitarras de la estrofa, como en un solo sensacional, como en lo compositivo. Es de lo mas completo que nos vamos a encontrar en el disco, un tema donde DT ponen todos sus elementos, clásicos y nuevos a funcionar, y vaya que si lo hacen. Lo mas cercano a tema ‘prog’ que hay en el disco, sin serlo.

  12. In Truth Divided

DAK TRANQUILLITY

Ya lo han hecho más veces, y aquí no iba a ser menos. Para cerrar, “In Truth Divided” es el tema más íntimo, un clásico cierre, un tema también muy experimental en lo atmosférico, con cuidadas voces limpias a cargo de Mikael, que transmite como sólo el sabe.

Tras la escucha volvimos a conectar con la banda, que de forma distendida fue contestando a las preguntas que durante la escucha les fuimos transmitiendo vía chat. Se habló largo y tendido, por espacio de unos 20 minutos, más o menos, de todos los aspectos que han rodeado la composición y grabación de ‘Moment’ y también, cómo no de la situación actual a nivel global y de cómo ha afectado y puede afectar  a la banda.

Una pregunta obligada era sobre el significado tras el título del disco, conciso y enigmático, sobre lo que Mikael comentó que tiene que ver  con la percepción de las cosas, el propósito de vida, sobre tomar diferentes caminos de vida, y sobre que todo cambia constantemente, señalando que ellos mismos se encuentran en uno de esos “momentos”. La referencia al momento coyuntural de la banda, con todo lo que está ocurriendo y además la nueva formación, parece más que obvia. Comentaba también el vocalista que querían un titulo corto para que tuviera muchos significados diferentes, y ese es el suyo propio, dejando espacio para otras interpretaciones.

Sobre el proceso de grabación en esta ocasión, Martin comentaba que esta vez tenido mas tiempo que otras veces, asi que lo han alargado todo mucho. Matizaba Anders Jivarp, batería del grupo, que se han tomado casi un año sólo para la preproducción, trabajando entre 3 y 4 horas al día casi a diario. Mikael Stanne en este sentido lo tiene muy claro -nunca hemos estado tan preparados, todo fue de rodado. En cuanto al creciente uso de teclados, Martin comenta que para la banda ha sido algo completamente natural, nada forzado, y que a pesar de ello comienzan componiendo sus temas a partir de ‘riffs’ de guitarra, al que van añadiendo el resto de elementos después. Aun así, en esta ocasión en algún caso ha sido al contrario, llegando a partir de líneas de teclado para varios cortes.

Otra pregunta obligada, en este caso para Johan, uno de los nuevos, era sobre cómo ha sido grabar por primera vez con la banda, y sobre si se ha visto de algún modo amedrentado a la hora de aportar material. La respuesta del espigado guitarrista fue contundente -en modo alguno. Pregunta similar poco después para Anders Iwers, bajista de la banda, para quien ‘Moment’ supone su segunda grabación con DARK TRANQUILLITY. Preguntado por la presión de volver a grabar con DT, comentaba que no ha sentido ningún tipo de presión por parte de sus compañeros, pero sí la que el mismo se ha impuesto, y que cree que le ha ayudado a mejorar y no estancarse. Desde luego, es un hecho.

Uno de los momentos divertidos de la charla llegó a la hora de responder la clásica pregunta sobre influencias a la hora de componer el álbum, a lo que Anders Jiverp contestó que si tuviera que nombrar uno ese sería sin duda Buckethead, algo que hizo mucha gracia al resto. Ya durante la tercera cerveza, hubo un momento un tanto tenso quizás cuando se le preguntó a Mikael por la letra de un tema que se adivina muy personal como “A Drown Out Exit”. Aquí se puso bastante serio, mientras explicaba, no sin titubear, midiendo muy mucho sus palabras, que el significado de las mismas tiene que ver con “terminar las cosas demasiado pronto, acabar algo sin estar listo, y sobre juzgar demasiado pronto”. Ahí quedó la cosa. Otra pregunta obligada para Mikael era sin duda sobre sus voces en limpio, la proliferación de las mismas y su nuevo enfoque en ‘Moment’. Mikael lo tiene claro, nunca ha tomado lecciones de voz y no lo va a hacer ahora, pero practica mucho. Le gusta este modo de cantar, y cree que aporta enormemente a la música del grupo. Con todo, no niega que esta vez, se ha sentido más cómodo que otras veces. En este punto busca la mirada cómplice, de aprobación con el resto del grupo, que le contestan con risas generalizadas…

Tampoco podían faltar las comparaciones entre el material de ANDROMEDA y el trabajo de Johan en ‘Moment’. Algo ruborizado, pero risueño, el guitarrista confiesa que tiene su propio estilo, y definitivamente le agrada que se le reconozca, aunque no sea algo consciente. Tanto en el disco como en la propia charla que mantuvimos con la banda, pudimos ver a u Reinholdz enormemente integrado en el grupo, y enormemente cachondo también. Nos hubiera encantado tener también a Chris Amott.

La pregunta sobre cómo había sido concebir un disco sin Niklas Sundin llegó tarde pero llegó, y tenía que contestarla Mikael. El líder de la banda confesó que -ha sido diferente, aunque en los últimos años ya no componía tanto, y no ha habido tanta diferencia, sabíamos que iría bien. Él sigue en la retaguardia del grupo haciendo las portadas y está en el entorno, es raro, pero creo que han hemos hecho algo positivo siguiendo adelante.

Ya a modo de despedida, una última pregunta les hacía revolverse en sus sillas. ¿Qué es lo que más echáis de menos de la antigua normalidad? Aquí sí hubo unanimidad, expresada por la calmada voz de Anders Iwers. Lo que más echan de menos es tocar, la vida de gira, con su ‘crew’. Martin in luso fue más allá, asegurando que no aguanta más, y espera salir pronto. Mikael por su parte fue mucho más específico, y nos contó que echa de menos “el olor, el ruido, el estar en un festival, el bus de gira, estar con la gente después de los conciertos, ir a festis, de conciertos, conocer nueva gente con gustos distintos a los suyos…”.

Por nuestra parte, firmamos bajo las palabras de esta genial banda sueca, en lo referente a nostalgia, y quedamos a la espera de poder volver a disfrutar de un trabajo que va a ir directo a los top ten de este maldito año. Permanezcan atentos…

Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

 

 

 

 

5 COMENTARIOS