Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de GRAVE DIGGER – Fields Of Blood

Critica del CD de GRAVE DIGGER – Fields Of Blood

8
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

GRAVE DIGGER  – Fields Of Blood

 Discográfica: Napalm Records

Puntuación Popular

(2 votos) 8/10

 GRAVE DIGGER - Fields Of Blood Habiendo dejado atrás hace bastantes años su época más laureada, GRAVE DIGGER han ido alternando algunos discos aceptables con otros bastante más obviables a lo largo de los últimos tres lustros de carrera, habiendo dejado por el camino impresiones de fans que reconocen haberse desenganchado de todo lo que ha ido editando la banda desde su famosa “middle ages trilogy” con la que coronaron en su punto álgido la década de los noventa.

Sin embargo, es de recibo reconocerles que algunos álbumes como “The Last Supper”, “Ballads of a Hangman”, el homónimo “The Grave Digger” o incluso “Healed by Metal”, contenían temas disfrutables que mantenían la llama de los teutones a la vez que sucesivos guitarristas iban formando parte de la agrupación (en este caso, me gustó especialmente la contribución del gran Manni Schmidt), alternados con otros lanzamientos como “The Living Dead”,  “Liberty or Death” o “Clash of the Gods” donde la chispa no aparecía por ningún lado; huelga decir que ésta es una apreciación meramente personal y habrá quien diste de ella y prefiera colorar otros discos en uno u otro bloque (el de los aceptables y el de los que no lo son).

Pues bien, “Fields of Blood”, reciente lanzamiento de GRAVE DIGGER, se encuadra dentro de los del primer bloque. Es decir, entre los que, sin llegar -ni de lejos- a lo que fueron en su día, nos deja no obstante un puñado de canciones que los que somos seguidores suyos podamos disfrutar. Y lo hace intentando una vez más captar nuestra atención con una mirada al pasado, tal y como hicieron con títulos tan sugerentes -y a la vez peligrosamente prometedores para lo que su contenido musical realmente era- como “The Clans Will Rise Again” o “Return of the Reaper”.

¡Sí! En “Fields of Blood” vuelven las gaitas, las historias ubicadas en las Highlands escocesas, los clanes y las luchas contra el poder establecido. La libertad vuelve a ser el leit motiv sobre el que se canta largo y tendido durante una obra que evoca lo mejor de su época pasada y que aunque no llega a las cotas de calidad entonces alcanzadas, sí nos deja momentos disfrutables.

No tardan en aparecer los tambores y gaitas para darnos la bienvenida en la intro denominada “The Clansman’s Journey”, tras la que aparece un “All for the Kingdom” cuyo riff principal es sospechosamente parecido al de “Scotland United” que iniciaba su clásico “Tunes of War”. Por lo demás, todos los elementos clásicos están ahí, desde esa batería con doble bombo y caja a negras, el denso sonido de guitarra rítmica, la áspera voz de Chris Boltendahl y los coros en forma de himno que tan buenos resultados les han dado siempre en los directos. He de decir también que éste es el trabajo en el que más me ha gustado la labor de Axel Ritt desde que está en la banda, con unos solos muy bien desarrollados, como es el caso del tema que nos ocupa.

Las buenas sensaciones continúan gracias a “Lions of the Sea” y esa melodía que se sigue fácilmente, a base de un coro sencillo pero efectivo, el manido recurso de crear un riff con notas extraídas de la pentatónica llevando el peso rítmico con la cuerda más grave al aire y una vez más, otro gran solo de un Axel pletórico. Con “Freedom” juegan al contraste rítmico entre el arpegio tranquilito del comienzo, las estrofas a toda velocidad y el estribillo más a medio tiempo. Y de medios tiempos sigue la cosa, porque “The Heart of Scotland” es un gran tema en el que de una manera pesada y a la vez pausada construyen una pieza épica en el que gaitas, melodías de guitarra y coros se alternan con buen criterio.

Me ha gustado mucho la balada y esto es algo extraño porque hasta la fecha ninguna de las pocas que habían creado lo había conseguido. “Thousand Tears” cuenta además con la participación de Noora, vocalista de BATTLE BEAST añadiendo contraste y pasión a una bonita canción. Han conseguido además jugar con la intensidad entre los fragmentos que los componen, logrando momentos evocadores como aquellos en los que el redoble de caja toma el protagonismo rítmico junto con las gaitas sonando en todo su esplendor.

Sí que es cierto que a partir de aquí, en su segunda mitad, el disco pierde fuelle, con temas más arquetípicos y de relleno como “Union of the Crown”, que no tiene mucha enjundia y repite los mismos esquemas ya desglosados por GRAVE DIGGER en decenas de ocasiones anteriores, la mayor parte de ellas con mayor éxito quizás. Lo mismo me sucede con “The Gathering of the Clans”, aunque reconozco que la cabalgueante “My Final Fight” con su graciosa melodía y ritmo atresillado consigue animar la cosa. Y que incluso “Barbarian” aporta un tempo más lento y riffs construidos con cuartas que rompen la dinámica de las anteriores.

Sin embargo, lo más destacable de esta parte son los diez minutos de “Fields of Blood”, tema de largo y complejo desarrollo en el que los teutones ponen todas sus cartas sobre la mesa, titulando el disco con el honor de ser la mejor canción que lo contiene.

Por último, ponen el colofón, como casi siempre, con un instrumental en el que en este caso, combinan la instrumentación de los teclados con un arpegio de bajo, rubricando así su nuevo paso por las Tierras Altas escocesas, el cual no es, en ningún caso, tan logrado como aquella primera vez que sacaron del armario las faldas de cuadros, pero sí nos deja notables momentos que, como no podía ser de otra manera, podremos disfrutar en los conciertos, cuando quiera que éstos puedan volver a ser celebrados.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. The Clansman´s Journey
  2. All for the Kingdom
  3. Lions of the Sea
  4. Freedom
  5. The Heart of Scotland
  6. Thousand Tears
  7. Union of the Crown
  8. My final Fight
  9. Gathering of the Clans
  10. Barbarian
  11. Fields of Blood
  12. Requiem for the Fallen

 

 

 

8 COMENTARIOS

  1. Axel: Chris nuestros dos ultimos trabajos no han tenido buena acogida.
    Chris: WTF! Ponte el Kilt, nos vamos a Escocia.

    Solo diré que el disco me ha encantado, con reminiscencias permanentes -canción por canción- a Tunes of War, Bagpiper incluido en lanportada, y sin embargo, diferentes y con estructuras renovadas. No se si es por la nostalgia, o porque a mi también me tiene enganchado la temática de las Highlands, por lo que sea, el disco me ha gustado y mucho. Hombre, personalmente sí creo que es mejor que sus dos discos anteriores, incluso mejor que otros como Clash of the Gods y ni hablemos de Liberty or Death. En fin, que mis respetos para Chris y sus “muchachos” por seguir destilando whisky de calidad a estas alturas.

    • En lo personal me gusta más la etapa con Axel Ritt. Manni dejó esos dos mega discazos que dices, pero también trabajos más flojos, desde The Last Supper, pasando por Ballads of a Hangman (brutal temazo homónimo, y el resto, flojo, flojo) hasta tocar fondo con Liberty Or Death. En cambio con Axel, ha mantenido un nivel más homogéneo que ya dio un disco realmente potente con Return of The Reaper, aunque faltaba el discazo. Creo que, al fin, lo han conseguido.

  2. Estuve justamente esperando la crítica del disco para ver que se decía, pero recién he llegado luego de unos días de unas cortas vacaciones.

    Me da agrado coincidir con muchos de ustedes, porque realmente creo que “Fields Of Blood” es de lo mejor que sacaron en este siglo, y creo que no exagero. Como menciona por ahí Powder, puede que haya algo de nostalgia a la época de “Tunes Of War” (tal vez el mejor disco de GD), pero yo también creo que el disco es muy superior a sus dos predecesores. Y sin dudas me atrevo a decir que es el mejor que sacaron con Axel Ritt. Creo que eso ni se discute.

    Incluso, tengo que reconocer que me equivoqué con la balada, la cual no me gustó mucho cuando la oí como adelanto, pero que dentro del disco encaja perfectamente.

    Que gran alegría me ha dado este disco. Creo que los Grave Digger han hecho un gran trabajo, muy bueno y recomendable.