Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de NUDO – Rabia

Critica del CD de NUDO – Rabia

11
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

 

NUDO – Rabia

Discográfica: Autoeditado

 NUDO - Rabia Ya tenemos aquí el segundo trabajo de NUDO, banda formada en San Javier. He de reconocer que nunca antes había escuchado al grupo, y lo cierto es que me he llevado una grata sorpresa con “Rabia”. Por si algún lector busca referencias esta es la formación donde milita Jesús Izko, que fue bajista y segunda voz de DÜNEDAIN durante algunos años. Por ello, tampoco podemos decir que sean nuevos en la plaza.

Con el álbum nos encontramos ante una obra muy bien cuidada desde la misma portada, algo que siempre es de agradecer en cualquier nuevo lanzamiento. NUDO nos presenta sin tapujos una apuesta muy centrada en el metal clásico; llena de momentos que coquetean musicalmente con diferentes subgéneros dentro del panorama melódico. Principalmente, podemos ubicar al grupo en esa primera época del metal nacional en el Siglo XXI, con SARATOGA a la cabeza. No estamos hablando, por lo tanto, de una agrupación de power metal al uso. Hay tintes del género y varios momentos rápidos que beben de ese caudal, pero, en general, NUDO propone canciones un tanto más crudas, con más potencia.

Según he podido saber, la banda ha grabado el disco en un home-studio, y el resultado final es bastante bueno. Las guitarras se llevan gran parte del pastel, con riffs y arreglos muy trabajados. Me ha llamado mucho la atención la apuesta por la armonización y doblaje de este instrumento que encontramos a menudo. Es un recurso inmortal que parece haberse diluido un poco recientemente, pero siempre funciona y crea momentos realmente brillantes. La base rítmica también sostiene a la banda con fuerza, jugando en muchas ocasiones con propuestas diferentes. No siempre hablamos de dobles bombos, aunque están presentes. En definitiva, en líneas generales encontramos todo lo que podemos esperar de una banda de heavy metal clásico, para lo bueno y para lo malo.

Entramos en materia con “Redención”, la introducción que nos prepara para “Piel de Serpiente”, una auténtica declaración de intenciones. No ha sido elegido (al menos, de momento) como sencillo, pero podría funcionar como tal perfectamente. Su estribillo entra bien desde el comienzo, es muy pegadizo; pero se acompaña de un riff muy completo y contundente. La voz de Jesús es estupenda para una banda de este género, llegando fácilmente a los agudos y con la potencia necesaria para este rollo. Sí ha sido single “Motivos para luchar”, donde destaca la colaboración de Carlos, cantante de DÜNEDAIN. El empaste de ambos vocalistas es muy bueno, arropados siempre por guitarras muy rítmicas, muy pesadas. El solo es bastante melódico, tiene muchísimo gusto.

“Al fin” comienza con un sintetizador que rápidamente da paso al doble bombo y a la caña total. Las estrofas son muy interesantes, con una base más limpia. Sin embargo, el tema homónimo y “Sangre en el sol” suben mucho el listón. El primero de ellos es probablemente mi corte preferido del CD, una gran carta de presentación con todos los ingredientes de NUDO. En las estrofas se acercan a los SARATOGA de antaño, con riffs muy agresivos. El puente cambia por completo el enfoque de la base rítmica y el coro suena triunfal. En la segunda en las canciones que he mencionado previamente Jesús tiene momentos muy destacados. Me encanta como encara vocalmente el puente. La parte solista también me ha llamado la atención, con esas guitarras dobladas que referenciaba al comienzo de la reseña.

 “Tras el Cristal” cambia un poco las tornas. Comienza con arpegios que nos hacen pensar en una balada, pero pronto toma otra senda para convertirse en un medio tiempo. No es un mal tema, pero no lo señalaría como uno de los mejores cortes del CD. “Perdedor” es la canción con fragmentos más netamente power metal que vamos a encontrar en “Rabia”. No especialmente por la velocidad, que la tiene, sino por el trato general que reciben las guitarras y la voz. Suena menos cruda por momentos, me gusta mucho. Los primeros segundos de “Corazón herido” siguen el mismo patrón, con una melodía de guitarras muy luminosa. Es el corte más largo y trabajado del disco. El bajo gana presencia en la mezcla durante este tema, aportando sustancia a los arreglos melódicos de las guitarras, algo que siempre da puntos positivos. El estribillo es ganador, tanto por su letra como por su enfoque musical. La parte central (donde la canción se toma un respiro) funciona muy bien, aunque es cierto que la voz de Jesús no reluce tanto en los tonos más graves. Tiene más brillo y personalidad en los registros más agudos.

Para cerrar el álbum encontramos “Velando por ti” y “Trata de escapar”, que confirman la apuesta en este tramo final por la faceta más power metalera de NUDO. El primero de ellos vuelve a ofrecernos un coro de esos que se mantienen en la cabeza. Durante este corte he sentido bastante a DÜNEDAIN, con toques un poco más duros; pero comparable, al fin y al cabo. Le hubiera quedado también muy bien a Carlos, seguro. El último tema pone punto y final de una forma muy destacable, con todos los elementos que he mencionado anteriormente.

En definitiva, estamos ante un disco muy recomendable para los seguidores del heavy metal nacional más puro. Personalmente, por sacar algún punto negativo, he echado en falta en ocasiones un poco más de variedad en el álbum, algún tema diferente. Por ejemplo, no hay ninguna balada. Siento curiosidad por ver qué tal le queda una a Izco. Sin embargo, esto no deja de ser una apreciación muy personal que no será relevante para todo el público.

NUDO consigue hacer lo que pretende con muchísima solvencia, hay temas realmente buenos dentro de “Rabia”. Pueden aportar bastante al panorama en el futuro. Estaremos atentos.

Paco Sánchez

Lista de Temas:

  1. Redención
  2. Piel de Serpiente
  3. Motivos para Luchar
  4. Al Fin
  5. Rabia
  6. Sangre en el Sol
  7. Tras el Cristal
  8. Perdedor
  9. Corazon Herido
  10. Velando por ti
  11. Trata de Escapar
  12. Motivos para Luchar (Bonus Track) con la colaboracion de Carlos DÜNEDAIN

 

 

 

11 COMENTARIOS

  1. Me quedo con la duda (aún no lo he escuchado) de si lo que afirma el redactor en el penúltimo párrafo sobre la falta de variedad en el trabajo es una forma elegante de decir “se termina haciendo pesado” o es más curiosidad por ver cómo se desenvuelve la banda en otras tesituras musicales.
    La verdad es que tengo ganas de catarlo.

    • A mí también me mola mucho esa época, seguramente compre el disco porque cada vez es más difícil encontrar nuevas canciones con el estilo de principios de los 2000. Aunque no ofrezcan nada nuevo, a mí me gusta salirme un poco de la música de ahora, con tanto gutural y sonidos digitales.

      • Bueno, esto tendría algo que matizar, para mí. Una cosa es cómo suene y otra si hay o no digital. Muchos discos de los 2000 (y de los 90), tienen sonidos digitales a punta pala, especialmente las baterías, como es el caso de UDO, Warcry o Avalanch, por citar unos cuantos, de entre muchísimos.

        • Tienes razón, pero con la tecnología que hay hoy en día es más evidente. Todos los grupos suenan igual, y casi todos los instrumentos tienen un componente digital que antes no era tan evidente. Pero sí, instrumentos digitales también había antes, aunque el sonido sí era más orgánico, que es a lo que me refería.

          • Cuando Stefan Schwarzmann confesó que el no había grabado ni un solo golpe de baqueta en el Mean Machine de U.D.O. casi muero de la desilusión. Y encima dice que no grabó de verdad porque no le dejaron.
            Hay sonidos digitales que a mí me timan por completo, e imagino que ahora con la tecnología tan afinada que hay, más todavía.

            A todo esto, a ver si le meto al de NUDO, los singles que he escuchado me parecen muy saratogos, no estoy en esa onda ahora pero les daré una oportunidad a ver.

  2. La base rítmica de «Mean Machine» de U.D.O. fue realizada por Stefan Kaufmann y Peter Baltes, que estaban grabando «Eat the heat» (ACCEPT).
    Udo colaboró en los coros de «Turn the wheel».
    Según declaró Stefan S., el primer disco de U.D.O. que realmente grabó como quiso sus partes de batería fue en «Timebomb»