Inicio Reportaje Especial César Muela y Mariano Palomo de RafaBasa.com hablan de sus 10 álbumes...

César Muela y Mariano Palomo de RafaBasa.com hablan de sus 10 álbumes favoritos de la historia del Metal

16
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

 

César Muela y Mariano Palomo de RafaBasa.com hablan de sus 10 álbumes favoritos de la historia del Metal

Staff Mejores

Vamos a repasar los discos que dos de nuestros redactores/colaboradores han elegido como importantes en sus vidas. El primero de ellos es César Muela, una entrañable persona, célebre en el mundo de la tecnología, gracias a su trabajo en Xataka, también es cantante y músico y un gran melómano con muy buen gusto. Lleva ya unos añós en RafaBasa.com y es un placer contar con su sabiduría.

César Muela

Cesar Muela

Como la mayoría de mis compañeros, estos son los mejores discos de MI historia, los que más me han influenciado, los que puedo escuchar una y otra vez y a los que siempre me apetece volver:

 

MÄGO DE OZ – Finisterra (2000)

MÄGO DE OZ - Finisterra

Para mí fue el disco que lo cambió todo. Recuerdo perfectamente que un día en clase de música en el instituto la profesora nos puso una audición de “La Danza del Fuego”. Yo ya conocía a MÄGO DE OZ y, de hecho, tenía Finisterra en casa, pero al analizar desde esa perspectiva la canción algo me hizo clic en el cerebro y me despertó un interés por sonidos más duros. En cuanto llegué a casa busqué el disco para ponérmelo entero y redescubrí que también tenía La Leyenda de La Mancha (1998).

El intensivo que llegó después me hizo llegar al Folktergeist (2002) y fui a mi primer concierto de MÄGO en mi Puertollano natal. Era su Apechugando Tour y fue el 31 de agosto de 2002 en el campo de fútbol. Yo estaba a punto de cumplir 13 años y nos llevó el padre de un amigo a mí y a él. Txus dijo que Jose tenía fiebre y que no estaba al 100%, pero aun así, aluciné con la energía de toda la banda y ese cementerio que montaban en el escenario.

A partir de ahí, empecé a interesarme por otros grupos españoles como ANKHARA, TIERRA SANTA o AVALANCH y luego llegaron los míticos internacionales del heavy.

Aunque denostados por muchos, para mí MÄGO DE OZ representa la cumbre de lo que se ha hecho en el heavy y hard rock en español, pero también fueron la llave para abrir la puerta a esta música.

 

GAMMA RAY – No World Order (2001)

GAMMA RAY - No World Order

Me suele hacer gracia cuando surge la típica pregunta de los HELLOWEEN de Kiske o de Deris. Mi respuesta siempre es GAMMA RAY y, en concreto, No World Order (2001), uno de mis discos clave de power y heavy metal. Desde aquella célebre intro que hablaba de los illuminati hasta la caña que me despeinaba de “Solid”, me parece un álbum magistral en el que no sobra nada.

Tienes riffs buenísimos, baterías brutales, voces afiladas y temas más pegadizos y clásicos como “Heaven or Hell” o “New World Order”, pepinazos de speed metal como “Dethrone Tyranny” o la citada “Solid” y hasta una balada preciosa, “Lake of Tears”.

Indispensable en mi colección.

 

DOVER – I Was Dead for 7 Weeks in the City of Angels (2001)

DOVER - I Was Dead for 7 Weeks in the City of Angels

También conocido como el disco de “King George”, este de DOVER es uno de los que más me marcó en mi adolescencia. El grupo de las hermanas Llanos tenía en esta época ese punto de banda punk rock típica estadounidense, pero con un extra de intensidad y fuerza, llegando a un rock duro muy crudo, sencillo pero muy efectivo.

Escucharlo me lleva inevitablemente a cuando era un chaval en el instituto, pero también me recuerda dónde está el origen de mi gusto por las canciones potentes pero con melodías pegadizas.

 

BON JOVI – Bounce (2002)

BON JOVI - Bounce

En esta época conocía a BON JOVI como la mayor parte del planeta: por “Livin’ On A Prayer”, “You Give Love A Bad Name” y un tema “nuevo” que se llamaba “It’s My Life”. Poco tiempo después sacaron nuevo disco, Bounce (2002), que rayé mientras jugaba al ‘Age of Mythology’ y al ‘Diablo’ en el ordenador.

Me encantaba esa mezcla de guitarras rudas con la voz rasgada y melódica y la producción desde luego me sonaba más actual que lo que esos señores con el pelo cardado que veía en las fotos hacían en los años 80. Luego acabé enamorado de la música ochentera, paradojas de la vida.

 

HAMMERFALL – Crimson Thunder (2002)

HAMMERFALL - Crimson Thunder

Este era el típico que me llevaba en el discman para ponérmelo en el autobús cuando íbamos de excursión en el instituto. Recuerdo que me molestaba mucho que cuando había algún bache en la carretera se interrumpiese un temazo como “Angel of Mercy”. Mi solución era volver a poner la canción desde el principio, quizá razón por la que paladee muchas veces los temas de este trabajo de HAMMERFALL que, para mí, es el más completo de su carrera hasta la fecha.

Lo descubrí por “Hearts on Fire”, el single que sacaron y uno de los hits más destacados de la banda hasta hoy, que es la fórmula clara para el heavy rock más comercial. Como curiosidad, del “Rising Force” descubrí que era una versión de un guitarrista sueco con un nombre muy raro y que me acabó marcando mucho tiempo después.

 

AVALANCH – Los Poetas Han Muerto (2003)

AVALANCH - Los Poetas Han Muerto

Este es mi primer recuerdo consciente de RafaBasa.com. Aunque ya llevaba un tiempo visitando la web (yo tenía 13 o 14 años), me topé con un artículo en el que se presentaba en primicia la portada y un tema para descargar en mp3 del nuevo disco de AVALANCH, Los Poetas Han Muerto (2003).

El artículo todavía se puede consultar aquí, aunque, como es lógico, hay links rotos y las imágenes no se ven a toda pantalla, pero, en cualquier caso, en mi mente quedó grabada la voz de Ramón Lage que en ese mp3 presentaba “Madre Tierra” en exclusiva para RafaBasa.com.

El tema me encantó, así como “Lucero” y otras joyas como “Niño”, “El Viejo Torreón” o “Jamás”, que es uno de esos discos que me sé prácticamente de memoria. Incluye, además, una colaboración internacional, que no era frecuente en bandas españolas en aquella época. Y del gran André Matos, que en paz descanse.

 

SARATOGA – El Clan de la Lucha (2004)

SARATOGA - El Clan de la Lucha

Esta fue la primera vez que mis padres y yo podíamos escuchar juntos un grupo de los que me gustaban a mí. No solo me refiero a “Si amaneciera”, que sonó en todos lados y es posiblemente la mejor balada hasta la fecha de nuestro heavy, sino también, para mi sorpresa, “Maldito Corazón”. Nunca entendí porque este cañonazo les gustaba pero no otros como “Buscando el perdón” o “Blanco y Marfil”.

Años más tarde lo hablé con el propio Leo, que me dijo bromeando: “claro, tío, es que, si te fijas, “Maldito Corazón” se puede cantar dando palmas y con un toque flamenco”. El rato que echamos después con la “flamenco edition” fue memorable. 

En cualquier caso, El Clan de la Lucha es un trabajo excelente de unos SARATOGA que estaban en la cresta de la ola, con la maquinaria muy engrasada y con la ambición de comerse el mundo. A mí me sirvió para interesarme por las voces sobreagudas y más heavies, que me llevaron a MANOWAR o PRIMAL FEAR.  

 

GOTTHARD – Lipservice (2005)

GOTTHARD - Lipservice

GOTTHARD es una de mis bandas de culto y siempre tendré la espinita clavada de no haberles visto en directo con Steve Lee, pero siempre que me apeno por ello me consuelo con Lipservice (2005), que me parece todo un ejemplo de hard rock melódico hecho con mucho gusto, mezclando potencia, guitarras sobresalientes, unos estribillos buenísimos y todo ello sin complicarse la vida. Es el espíritu del rock and roll más primario, pero con la intensidad que los suizos saben darle.

Recuerdo que descubrí a GOTTHARD con “Lift U Up”, más o menos al mismo tiempo que grupos como HOUSE OF LORDS, aunque el enganche que pillé con Leo Leoni y los suyos me dura hasta hoy. Conecté con ellos de una forma muy especial, sobre todo por el feeling que le daba Steve a los temas.

 

NOCTURNAL RITES – The 8th Sin (2007)

NOCTURNAL RITES - The 8th Sin

Cuando descubrí a NOCTURNAL RITES recuerdo que me había dado por el metalcore. Yo ya estaba crecidito y había pasado ya diferentes épocas (desde la del death metal, pasando por el rock español y sin olvidar la etapa más power y heavy tradicional), pero por primera vez un grupo me llamó la atención porque escuchaba mucho de todo lo que me gustaba en el metal pero agrupado en unas canciones.

Ese mítico “Still Alive” fue el culpable de que me aficionara a ellos y por eso les seguí la pista desde entonces. Y poco después llegó The 8th Sin(2007), un golpetazo de metal en el más amplio sentido de la palabra y con un cantante que me ponía la piel de gallina.

Para mí, NOCTURNAL RITES es como la banda de metal que lo tiene todo y que explota sus virtudes. Una pena que no se prodiguen mucho en directo.

 

BEHEMOTH – Evangelion (2009)

BEHEMOTH - Evangelion

Ov Fire and the Void” me reabrió la puerta del metal extremo a ritmo de esa metralleta por pedal que explota al inicio con el lead de guitarra. Después de haber vivido intensamente una época blackmetalera con VENOM o DIMMU BORGIR a la cabeza, BEHEMOTH llegó con Evangelion (2009) para tirarme la boca por los suelos y llevarme a un estado en el que me repetía “qué barbaridad” constantemente.

Vivía en Praga en aquel entonces, así que cuando vi que BEHEMOTH venía a tocar no me pensé un segundo ir, aunque fuera yo solo y no me manejara en absoluto con carteles en checo para llegar a los sitios. El internet de los teléfonos entonces era arcaico, así que fue una aventura llegar. Pero vamos, la cosa es que el concierto de BEHEMOTH lo recuerdo como apoteósico… y empezaron nada más y nada menos que con “Ov Fire and the Void” (y mucho fuego, claro).

El resto del disco es una barbaridad y creo que será uno de los más influyentes para las nuevas generaciones de metal extremo que vengan en el futuro.

César Muela

 


 

Mariano Palomo es un crack como persona, amigo y redactor. Tras muchos años en la Radio, y dedicado a su fanzine Alianza, le convencimos para que de vez en cuando escribiera, sobre todo de rock melódico, y aqui está desde hace años. Es un gran placer tenerle en nuestro Staff.

Mariano Palomo

Mariano Palomo

TOP 10 DISCOS DE MI VIDA

Compleja tarea la que nos encarga Rafa, nada más y nada menos que elegir los diez discos que nos han marcado en nuestra vida. Compleja por lo que tiene de limitado el reducirlos a una decena cuando llevo casi cuatro décadas escuchando música llevándome al oído miles de referencias a lo largo de todos estos años. Así que, me he decantado por los discos que marcaron mi adolescencia y mi juventud, con los que empecé a engancharme a esta adictiva droga llamada hard rock en sus múltiples variantes, desde el heavy metal hasta el A.O.R.

Al final las primeras veces siempre son únicas y especiales, y en esta lista hay muchas primeras veces, enmarcadas en su mayoría en la primera mitad de los mágicos 80, cuestión de edad, ya que es cuando me pilló en plena etapa de descubrimiento en todos los aspectos vitales. Además, a partir de principios de los 90 me volví mucho más crítico y han sido muchos menos los discos que me han llegado tan dentro desde entonces como lo hicieron los ochenteros, aunque haberlos claro que los hay, pero con menos intensidad y pasión que entonces.

Como se suele decir en estos casos, y con razón, sin duda son todos los que están, pero seguro que no están todos los que son. Ahí van por orden cronológico de aparición en mi vida, no necesariamente coincidente con su orden de publicación.

 

DEEP PURPLE  – In Rock (1970)

DEEP PURPLE - In Rock

Esta cinta de casete, formato en el que disfruté originalmente de prácticamente todas las referencias de esta lista, fue la primera que tuve. Fue un regalo de un amigo del barrio por mi catorce cumpleaños y sigo conservándola con gran cariño. Ya había escuchado algo de PURPLE en la radio, pero no le prestaba demasiada atención, además en esa época todavía estaban separados y a mí me tiraba y me sigue tirando más de su principal secuela, RAINBOW.

Evidentemente, como es fácil imaginar, devoré la cinta de "In Rock", y por momentos me quedaba atrapado en la hipnótica canción que cerraba la primera cara, "Child In Time", me parecía sobrehumana la capacidad vocal de Gillan, el poderío de la guitarra de Blackmore, el dramatismo de los teclados de Lord, la robustez de la pegada de Paice y la solidez del bajo de Glover, la mejor formación  que ha tenido el grupo para muchos entre los que me incluyo.

El resto del disco me sigue pareciendo menor al lado de esta barbaridad de tema, pero pelotazos como "Speed King" que abre el trabajo, "Bloodsucker" o "Living Wreck" también están muy bien.

De todas maneras y, aunque con el paso del tiempo me han gustado más otros discos de DEEP PURPLE como "Machine Head", "Burn" o "Perfect Strangers", este siempre será especial para mí por ser el primero que coloqué en mi estantería.

 

RAINBOW – Difficult to Cure (1981)

RAINBOW - Difficult to Cure

Como decía antes siempre he sido muy fan de RAINBOW (probablemente mi banda favorita junto a JUDAS PRIEST) y lo primero que escuché de ellos fue este pedazo de disco titulado "Difficult to Cure". El primero en el que participa como vocalista Joe Lynn Turner y en el que Blackmore y compañía toman un camino más comercial que ya se había iniciado en el anterior "Down to Earth" con Graham Bonnet a la voz.

Comercial, pero enormemente sólido y hard rockero con himnos como el celebérrimo "I Surrender" que sonó hasta la saciedad en las FMs de todo el Globo, secundada por la intensa "Spotlight Kid" en la que la batería de Bobby Rondinelli suena demoledora bajo los teclados de Don Airey y la incisiva guitarra de Blackmore.

Sigue el disco con la más setentera "No Release" y con la embrujadora "Magic", para llegar a uno de los cortes instrumentales que más me han emocionan de siempre "Maybe Next Time", una barbaridad en la que el maestro Blackomore se explaya a ritmo pausado e intimista transmitiendo una emotividad enrome.

Más himnos pegadizos como la magnífica "Can’t Happen Here" que abre la segunda cara del álbum, seguida por la no menos buena "Freedom Fighter", la más plana "Midnight Tunnel Vision", y para cerrar la obra de arte que da título al disco adaptando la Novena Sinfonía de Beethoven, más conocida como El Himno de la Alegría.

En resumen, una obra maestra que junto a "Rising" y "Long Live Rock & Roll" encabeza mi top 3 del grupo, aunque soy incapaz de encontrar un solo tema que no me parezca bueno en toda su discografía.

 

JUDAS PRIEST – Screaming For Vengeance (1982)

JUDAS PRIEST - Screaming For Vengeance

Aquí están los máximos responsables de mi afición por el heavy metal. Llegaron a mí gracias a unos compañeros de clase en primero de B.U.P. fanáticos de JUDAS PRIEST que tenían a bien pasarme sus cintas para escucharlas, y las primeras que me pasaron fueron la del "Screaming For Vengance" y la del "Unleashed in the East".

La verdad es que podría haber escogido cualquiera de las dos para incluirlas en esta lista, pero me he decantado por el disco de estudio del 82 ya que me parece que representa la época más gloriosa del grupo con un Halford deslumbrante a la voz alzándose dominador sobre Tipton y Downing, para mí el mejor dúo de guitarras que ha dado el heavy, sustentados sobre otra gran pareja rítmica, Ian Hill al bajo y el malhadado Dave Holland a la batería.

Desde que escuché por primera vez la intro "The Hellion" que da paso a "Electric Eye" quedé enganchado sin remedio a los de Birmingham. Si además con apenas catorce o quince años empiezas a descubrir pelotazos como "Riding on the Wind", "Bloodstone", la propia "Screaming For Vengance" o el himno "You’ve Got Another Thing Coming" uno no tiene más remedio que rendirse al Metal God y sus apóstoles.

El resto del disco tampoco le va a la zaga sin haber ni un tema de relleno, "(Take These) Chains", "Pain and Pleasure" (quizá la menos potente), "Fever" y "Devil’s Child" completan un redondo absolutamente glorioso y referente absoluto en la historia del Heavy Metal.

Al igual que me sucedía con RAINBOW es muy complicado quedarse sólo con un trabajo de JUDAS, el mencionado "Unleashed in the East", "Brithish Steel", "Defenders of the Faith", "Turbo" o "Painkiller", cada uno en su estilo completan mis referencias imprescindibles de la banda.

 

BARON ROJO – Barón Al Rojo Vivo (1984)

BARON ROJO - Barón Al Rojo Vivo

Esta fue la primera cinta original que me compré, un glorioso doble directo que recoge toda la energía y al magia de, en mi opinión, la mejor banda de rock que ha dado España. Durante una buena temporada creo que no hubo día en el que no canturreara alguno de los temas que aparecen en este trabajo resumiendo lo mejor de los tres primeros e imprescindibles discos de BARÓN ROJO, "Larga Vida al Rock & Roll", "Volumen Brutal" y "Metalmorfosis".

Con el paso del tiempo es un disco que no ha perdido vigencia, ni en su sonido, a pesar de su mejorable producción, ni por el mensaje de sus letras, algunas de ellas plenamente actuales más de tres décadas después. Sin duda el cuarteto estaba en un absoluto estado de gracia, con Sherpa inmenso a la voz perfectamente rodeado de Carlos y Armando que además atacaban con fiereza y clase con sus guitarras, y con un siempre competente Hermes a los tambores.

Desde el comienzo con la icónica pieza que da nombre a la banda, hasta el final con una alargada y potente "Con Botas Sucias" van sucediéndose los temas sin respiro, "Incomunicación" premonitoria, "Campo de Concentración" tremenda, "Las Flores del Mal" incisiva, "Concierto Para Ellos" entrañable, "Tierra de Vándalos" poderosa, "Los Rockeros Van al Infierno" reivindicación absoluta, o "Resistiré" la buena, más otro buen puñado de piezas amén de los pertinentes solos de guitarra y batería para coger aire.

Si antes decía que BARÓN ROJO son para mí el mejor grupo de rock de la historia de nuestro país, este "Barón Al Rojo Vivo" creo que debe estar por derecho propio entre los mejores directos publicados en español junto a "No Hay Ningún Loco" de ÑÚ, "EN DIRECTO" de LEÑO y "Mis Amigos Están Vivos" de TOPO.

Independientemente de las formaciones nacionales nombradas, y aunque sólo sea a modo de recordatorio, no me puedo olvidar de nombres como los de NIAGARA, OBÚS, SANTA, ASFALTO, SANGRE AZUL, ANGELES DEL INFIERNO o BANZAI entre otros que me marcaron con su obra.

 

DEF LEPPARD – Pyromania (1983)

DEF LEPPARD - Pyromania

Mi idilio con DEF LEPPARD, probablemente la tercera pata del banco junto a JUDAS y RAINBOW, comenzó cuando escuché por primera vez en la radio el single "Photograph" (un tema que a día de hoy puede que siga siendo mi favorito de todos los tiempos, no solo de los de Sheffield). No podía resistirme a su fuerza y su melodía, con la voz de Joe Elliot rompiéndose lo justo junto a las guitarras de Phil Collen y del añoradísimo Steve Clark alternándose con una eficacia enorme.

Evidentemente en cuanto pude me hice con la cinta en cuestión del disco vía doble pletina que por aquel entonces echaba humo haciendo copias de todo lo que caía en mis manos. Y si el single era bueno, el resto del disco no desmerecía en absoluto con pelotazos como "Rock Rock (Till You Drop)" que atrapa sin preguntar, "Stagefright" qué corazos, "Too Late For Love" pura intensidad, "Foolin’" vacilona y eficaz a tope, "Rock Of Ages" himno total o "Action no Words" puñetazo en la cara.

Todo el disco es una burrada, recogiendo lo mejor de la frescura y el descaro de sus dos primeras entregas y poniendo las bases, ya con Mutt Lange a los mandos, de lo que sería su definitivo asalto a las listas de todo el mundo con el maravilloso "Hysteria". Lo que ha venido después, sobre todo a raíz de la muerte de Steve Clark, ha supuesto una irregular sucesión de trabajos con buenas entregas como "Adrenalize" o "Euphoria" junto con otras más que obviables como "Slang" o "X", siempre con el sello de calidad del grupo pero sin el alma y la energía de sus tres primeras obras. En cualquier caso, los LEPPARD siempre estarán entre mis favoritos.

 

IRON MAIDEN – Piece of Mind (1983)

IRON MAIDEN - Piece of Mind

Antes hablaba de mis compañeros de instituto cuando comentaba su fanatismo con JUDAS PRIEST, pero no era menor del que había en las aulas con IRON MAIDEN, más aun cuando en esas fechas aparecieron haciendo un mini especial de tres temas en el programa de TVE "Tocata" donde presentaban su último disco hasta entonces "Piece Of Mind" (aunque algunos más jóvenes no lo creáis hubo un tiempo en el que la televisión pública española tenía buenos programas de música y los chavales heavies no éramos una especie en extinción como ahora, más bien al contrario).

Un disco que suponía una enorme confirmación después de la volcánica irrupción de Bruce Dickinson sustituyendo a Paul Di’Anno al micro para grabar "The Number Of The Beast". En este segundo trabajo con Bruce a la voz se produjo otro cambio, entrando Nicko McBrain por Clive Burr a la batería, suponiendo un nivel más de calidad en mi opinión para el sonido del grupo, aunque también me gustaba mucho la pegada más anárquica de Clive.

Aunque "The Number of the Beast" había dejado el listón altísimo, creo que "Piece Of Mind" lo supera, logrando un gran sonido gracias en buena parte a la producción de Martin Birch, con unas melodías de voz y guitarra más pulidas y trabajadas por parte de Adrian Smith y Dave Murray escoltando el omnipresente bajo de Steve Harris.

Los redobles de "Where Eagles Dare", los acordes embaucadores de "Revelations", la épica y contagiosa melodía de "Flight of Icarus", el cabalgante ritmo de "The Trooper" o las armonías de "Sun and Steel" son cosas que se quedan en la cabeza para siempre, sin olvidar el resto de temas que completan este excelente trabajo.

Evidentemente es imposible quedarse con un solo disco de MAIDEN, y si tengo que elegir alguno más además de los citados, me quedo con "Iron Maiden", "Powerslave" y "Seventh Son of a Seventh Son".

 

YNGWIE MALMSTEEN – Rising Force (1984)

YNGWIE MALMSTEEN - Rising Force

Gran parte de culpa de que aparezca este disco en esta lista es del señor que da nombre a esta web. Remontándonos a sus tiempos de locutor en Radio Getafe con su Basarock, una tarde nos sorprendió estrenando el primer disco en solitario de un guitarrista sueco que antes había estado en ALCATRAZZ (que para muchos siempre será la banda de Graham Bonnet independientemente de quien le acompañe). En este trabajo como YNGWIE MALMSTEEN’S Rising Force ofrecía una impactante propuesta mezclando el rock duro y la música clásica, algo que, al menos yo no había descubierto hasta entonces.

Ya me llamaban la atención algunos instrumentistas, sobre todo guitarristas, pero me tiraban más las canciones coreables y los estribillos pegadizos, y ya tenía apuntados en mi lista nombres como los de Paul Gilbert, Joey Tafolla, Tony Macalpine o Vinnie Moore. El caso es que la entrada en nuestras vidas de Malmsteen supuso una especie de shock haciendo que me empezara a interesar un estilo al que prácticamente no le había hecho caso hasta entonces. Si bien la sombra de Blackmore es tremendamente alargada y se deja sentir claramente sobre la música del sueco, este último parecía querer ir un paso más allá, aunque con el tiempo fue adaptándose a patrones más estándar.

El tema de choque que nos dejó boquiabiertos en cuanto lo escuchamos por el radiocasete de la cocina de casa de un amigo mientras cenábamos, era "Icarus Dream. Suite Opus 4", una barbaridad de más de ocho minutos de duración en la que los endiablados dedos de Yngwie corrían por el mástil de su guitarra con un a velocidad y precisión al alcance de muy pocos, además mezclándolo con tremendo gusto con bases rítmicas y arreglos de inspiración neoclásica, una locura.

En cuanto al resto del disco ofrece un puñado de excelentes composiciones plenas de técnica y ritmo, con garra y pegada, con una llegada y continuidad capaces de conseguir que un disco casi íntegramente instrumental no resulte aburrido ni espeso.

Títulos como la embaucadora "Black Star", la vibrante "Far Beyond The Sun", las heavy metaleras "Now Your Ships Are Burn" o "As Above So Below" ambas con un desconocido entonces Jeff Scott Soto a la voz, componen un abrumador compendio de notas ejecutadas con una magistral destreza. Una destreza que lamentablemente el genial instrumentista escandinavo lleva años sin ser capaz de alinear en pos de unas composiciones tan brillantes como estas, o como las que aparecen en sus discos hasta principios de los 90, una pena.

Por cierto, este fue el primer disco que me compré en vinilo unos cuantos años después.

 

SCORPIONS – World Wide Live (1985)

SCORPIONS - World Wide Live

Mucho estaban tardando en aparecer los alemanes por aquí, pero había que esperar a otra "primera vez". En este caso mi primer concierto, Estadio de Vallecas, verano de 1986, abriendo McAuley Schenker Group, y como plato fuerte SCORPIONS presentando su directo "World Wide Live".

Un directo en el que se recoge muchos de los mejores temas de una formación excelsa, en ese momento probablemente el grupo de Hard Rock más popular de la Tierra, capaces de alternar como nadie ataques feroces a base de incisivos riffs y agudos imposibles en temas como "Dynamite" o "Blackout", con estremecedoras canciones de amor como "Holiday" o "Still Loving You".

Todo eso lo encontramos en este maravilloso disco, amén de una excelente colección de composiciones como la poderosa "Bad Boys Running Wild", la envolvente "Loving You a Sunday Morning", la impactante "Big City Nights", la avasalladora "Rock You Like a Hurricane", la brillante instrumental "Coast to Coast", la magnética "The Zoo" o la maravillosa "No One Like You". El final les queda algo más denso con las dos partes de "Can’t Get Enough" duelo instrumental mediante.

Un final que no empaña un espectacular conjunto, perfecto sucesor en vivo del no menos grande "Tokyo Tapes", y en el que el quinteto compuesto por Klaus Meine, Rudolf Schenker, Matthias Jabs, Francis Bucholz y Herman Rarebell se mostraba como una de las formaciones más sólidas que podían verse encima de un escenario. Nada más que añadir.

 

WAYSTED – Save Your Prayers (1986)

WAYSTED - Save Your Prayers

Llegados a este punto es el momento de revelaros mi disco favorito. Seguramente sea el menos conocido de todos los de la lista, pero el caso es que si tuviera que escoger un solo disco de todos los que escuchado en mi vida me quedaría con este. Y algunos os preguntaréis ¿con los títulos tan legendarios como los que aparecen en esta relación, como te quedas con éste? Pues la verdad es que no sé muy bien por qué, pero el caso es que me transmite como muy pocos lo hacen, mezclando la fuerza y la esencia clásica de dos miembros de UFO, el bajista y líder de la banda Pete Way y el guitarrista Paul Chapman, con la energía y la clase vocal de un por aquel entonces desconocido Danny Vaughn (TYKETTO) y la pegada de un joven Johnny Dee (DORO, BRITNY FOX), por aquel entonces todavía John Diteodoro a la batería.

Un cuarteto que se sacó de la manga una ristra de temazos absolutamente increíbles, potentes y melódicos, con una elegancia absoluta y con un poderío que nos descubría la enorme capacidad de Vaughn antes de formar TYKETTO y de grabar otra joya como fue "Don’t Come Easy" unos años más tarde.

Comenzando por "Walls Fall Down", enérgica y rasgada, perfecta para abrir antes de llegar al embrujador derroche de clase de "Singing To The Night" y "Black & Blue". Vuelta al hard más crudo con la cadenciosa "Hell Comes Home", que da paso a una de mis favoritas "Heroes Die Young" de apasionada interpretación vocal sobre su cabalgante ritmo.

La cara B se abre con el tema single y sin duda más conocido del grupo, esa deliciosa obra de arte que lleva por título "Heaven Tonight", regrabada para la ocasión con esta nueva formación y en la que la voz de Danny brilla majestuosa resultando muy superior a su anterior versión con el cantante primigenio Fin More y que ya aparecía en su anterior entrega "The Good, The Bad and the Waysted", un disco correcto al igual que sus predecesores "Waysted EP" y "Vices", pero a bastantes peldaños de distancia de este "Save Your Prayers".

"How the West Was Won" es otro enorme ejercicio de brillante hard melódico, acelerándose luego con la controladamente frenética "Wild Night" y espesándose un poco con "Out of Control", para cerrar con la bonita lenta "So Long".

Una lástima que el grupo no tuviera continuidad con esta formación y que no publicaran más trabajos, los que han venido después de nuevo con Fin junto a Pete Way están muy lejos de llegar al nivel de este.

 

TOTO – Absolutely Live (1993)

TOTO - Absolutely Live

Y llegamos al final entrando en los, para mí, menos atractivos 90 con un disco que realmente, salvo su excelsa producción, poco o nada tiene de noventero. Un disco que significó de nuevo una primera vez, ya que uno de sus temas, el célebre "Hold The Line", sirvió como sintonía para mi primera aventura radiofónica. Una aventura que se prolongó durante algo más de dos años acompañado de los que siguen siendo dos de mis mejores amigos en el sótano de una iglesia de barrio destripando durante dos horas un día a la semana Heavy, Hard Rock, A.O.R., Punk o Rock Callejero con más entusiasmo que rigor, aunque al final parecía que más o menos hasta sabíamos lo que hacíamos.

Batallita aparte, este doble directo de TOTO registrado en Amsterdam durante la gira de su disco "Kingdom of Desire", recoge tales cantidades de clase, poderío y elegancia que hacen que se conviertan en mi favorito de otra de mis bandas de cabecera. Probablemente también sea así porque me resulta prácticamente imposible quedarme con solo uno de sus trabajos en estudio, quizá si tuviera que escoger estos serían "Toto", "IV", "The Seventh One" y el citado "Kingdom of Desire", todos ellos representados en este directo.

Una formación con tres de los pilares históricos del grupo, Steve Lukather a la guitarra y voz, Jeff Porcaro al bajo y David Paich a los teclados y voz, acompañados por el enorme Simon Phillips que sustituía al recientemente fallecido Jeff Porcaro a la batería. Además participan apoyando haciendo un excelente trabajo a las voces Jenny Douglas Mcrae, Donna Mcdaniels y John James, y el percusionista Chris Trujillo. Entre los ocho consiguen hacer que todo suene sencillamente sublime, recreando algunos de los mayores hits de la banda.

Comenzando por "Hydra" con su toque evocador, pasando a "Rosanna" con su sensual elegancia, para llegar a la más cruda con toques progresivos "Kingdom of Desire". El segundo tercio del primero de los dos CDs arranca con la jazzie "Georgie Porgy" brillando sobremanera a voz negra de Jenny, suavizándose con la envolvente "99", antes la apasionada exhibición de Lukather en "I Won’t Hold You Back" y en la suave instrumental "Don’t Stop Me Now", cerrándose el primer disco con una espectacular "Africa" en la que voces y percusiones nos hacen vibrar.

El segundo volumen arranca con una maravillosa "Don’t Change My Heart" y con una apasionada "I’ll Be Over You" con otro emocionante solo de guitarra de Lukahter rodeado de enormes coros, antes de ceder el protagonismo a la voz de Donna "Home of the Brave" quedando impresionante alternando con la de las otras del grupo sobre las teclas de Paich y la precisa pegada de Phillips, una auténtica gozada de tema.

Casi en el cierre llegamos al motivo principal de la inclusión de este disco en mi lista, "Hold The Line". Resulta casi imposible expresar con palabras la cantidad de matices, arreglos, colores y texturas que son capaces de aunarse en sus más de diez minutos de duración. Voces, teclas, guitarra, percusión, bajo, todo suena enorme, con momentos soul, blues, hard, sinfónicos y por supuesto A.O.R.

El final lo pone una magnífica revisión del clásico de los Beatles "With a Little Help From My Friends", más cercana a la que hizo Joe Cocker que a la original y que sirve como broche a uno de los directos que he escuchado más veces en mi vida. Por aquel entonces ya me gustaba el A.O.R., y por supuesto TOTO, pero este disco seguramente fue el que hizo que me dedicara más a profundizar durante bastante tiempo en un género que con sus altibajos, para mí y ha aguantado mejor el paso del tiempo que otros.

Pues esto es todo amigos, aunque lógicamente quedan fuera un montón de nombres que han formado y siguen formando parte de la banda sonora de mi vida (expresión un poco cursi pero muy gráfica), algunos de los cuales me gustaría aunque sea solo nombrar, según se me van ocurriendo sin orden determinado, ya que sin ellos esto quedaría algo incompleto, ahí van:

Gary Moore, AC/DC, THIN LIZZY, SAXON, NIGHT RANGER, JOURNEY, SURVIVOR, BOSTON, LOUDNESS, EARTHSHAKER, ACCEPT, TOKYO BLADE, RATT, MOTLEY CRUE, HELLOWEEN, METALLICA, ANTHRAX, PRAYING MANTIS, LITTLE ANGELS, BON JOVI, KANSAS, ASIA, AIRBOURNE, THE BLUES BROTHERS, ECLIPSE, EUROPE, TEN, BRYAN ADAMS, PRETTY MAIDS, BAD COMPANY, M.S.G., LYNYRD SKYNYRD, THE CULT, THUNDER, TESLA,, STATUS QUO, QUIREBOYS, BLACKFOOT, QUEEN, TRIUMPH, TNT, TALISMAN, SUPERTRAMP, DOKKEN, FM, SHY, STRYPER, UFO, VAN HALEN, WHITESNAKE, DIO, OZZY OSBOURNE, SLADE, HEAVY PETTIN, QUIET RIOT, PINK FLOYD, FOREIGNER, MAMA´S BOYS, RACER X, MR. BIG, GOTTHARD, MARILLION, Y&T, ZENO, W.A.S.P, VIXEN, QUEENSRYCHE, MIKE OLDFIELD, MOTORHEAD, DARE, WORK OF ART, BULLET, BLACK STAR RIDERS

Sin olvidarnos de unos cuantos paisanos con los que he compartido vivencias más recientemente: JORGE SALÁN, NEXX, BEETHOVEN R., SILVER FIST, LEYENDA, SARATOGA, EDEN LOST, NEOMENIA, DARK MOOR, CRIENIUM, ANKHARA, GAUNTLET, CUATRO GATOS CASABLANCA, THE VAL, ELYTE, UZZHUAIA, 91 SUITE, AVALANCH, ANGELUS APATRIDA, 77, BÁSICO, TEQUILA SUNRISE, ASHA, ATLAS

Seguro que todavía se me olvidan muchos, que me perdonen, pero en este momento estos son los que me vienen a la memoria.

Mariano Palomo

 

 

 

16 COMENTARIOS

  1. Estoy siguiendo con sumo interés esta sección. En general de todos lo que han participado en ella, tanto músicos como redactores, comparto gustos y vinilos, pero me llamaba la atención que no apareciese el que para mi es el mejor disco de Iron Maiden, Piece of Mind, hasta hoy y encima acompañado de varios de mis discos totales como son In Rock de mis amados Purple, el Screaming de Judas o Piromania de Leppard. Como digo para mi ese disco de Maiden es su mejor disco, gustos y opiniones personales y además la forma en que llegó a mis manos lo hace ser uno de los más especiales de mi colección.
    Este disco es un claro exponente de lo que significó el heavy en los 80. El single “The Trooper” y en menor medida “Flight Of Icarus” sonaron hasta la saciedad en los 40 principales, poniendo de manifiesto la relevancia que tuvo el género en aquellos años, como bien apunta Mariano Palomo.
    Un disco que huele a años 80 por los cuatro costados. No sé qué me pasa con este álbum pero si me preguntaran cual sería para mí el disco por antonomasia que representa la esencia de lde los 80 diría que este Piece of Mind. No me pregunteís por qué.
    La inclusión del carismático Nicko McBrain en sustitución de Clive Burr dotó de un sonido más moderno al conjunto del disco, aunque personalmente el trabajo de Burr en los anteriores discos de la doncella me parece extraordinario, siendo uno de mis baterías favoritos.
    “Where Eagles Dare”, “Revelations”, “Flight Of Icarus”, “Die With Your Boots On”, “The Trooper” y uno de los temas olvidados de la banda, el magnífico “To Tame A Land” componen un disco emblemático tanto de Maiden como del heavy metal de todos los tiempos.
    ¿Y cómo llegué a este disco? os estaréis preguntando. Pues tuve conocimiento a través de la revista Heavy Rock, creo que el número 4 de la misma, había una reseña de un concierto en el mítico Hammersmith Odeon de Londres. Las pintas de Bruce Dickinson eran brutales, con unas mallas de colores y un cinturón con la cabeza de Eddie y las críticas del disco eran tan buenas que me dije. “A por él”. Solo que esta vez decidí saltarme los canales habituales de adquisición de discos, es decir, ir a la tienda, perderme entre sus estantes y con el disco debajo del brazo, pasar por caja y pagar.
    Con Piece Of Mind me salté un par de pasos. A saber, pasar por caja y pagar.
    Estaba harto de oír a todo el mundo decir lo fácil que era mangar cosas en Simago, lo más parecido a una gran superficie que teníamos en Logroño en aquellos años. Tan sencillo era que todo el mundo lo llamaba “Simango”.
    Así que decidí probar fortuna en el arriesgado arte de sustraer bienes ajenos. La cuestión es que para no parecer sospechoso, me pareció una idea cojonuda presentarme en la sección de discos, con uno mío bajo el brazo. Concretamente el For Those About To Rock de AC/DC. La idea era pasearme y dejarme ver por la tienda con mi disco para no levantar sospechas. Pero el plan era mucho más elaborado. Como sabéis el vinilo, aunque de formato sencillo, un solo disco, la carpeta era desplegable como la de los álbumes dobles. Y ahí es donde con pericia y habilidad escondí el Piece of Mind, dentro de la carpeta doble del disco de los australianos, y como quien no quiere la cosa me encaminé hacia la salida, atravesé la puerta y tranquilamente me dirigí a mi casa. ¡Joder!, pues si que había sido fácil.
    Disfruté de este disco hasta la saciedad y como todos los discos de Maiden las horas de entretenimiento musical iban acompañadas de entretenimiento visual. La foto de los cinco miembros de la banda alrededor de una mesa medieval a punto de darse un festín con un cerebro, suponemos por la portada que el de Eddie, no tiene precio. Con dieciséis años era lo más.
    El caso es que me envalentoné y a los pocos días, regresé para hacerme con The Number of The Beast. El plan era el mismo, pero esta vez cuando llegué a la salida, se dispararon las alarmas y eché a correr como alma que lleva el diablo y no paré hasta llegar a los recreativos de mi barrio. Crucé los seis carriles de la Gran Via a la carrera, esquivando coches y yo que se cuantas cosas más. El susto mereció la pena, pero decidí que lo mejor, a partir de entonces sería, ir a la tienda, perderme entre sus estantes y con el disco debajo del brazo, pasar por caja y pagar.
    Joder. Siento el rollo, pero no me podía resistir a compartir esta anécdota. Seguro que muchos lectores tienen alguna historieta parecida.
    Un abrazo a todos.

    • Me siento completamente identificado con eso comprar un disco por las críticas leídas en la revista de turno y acabar decepcionado, al menos en principio. Nos hacíamos una idea concreta y luego nos defraudan como el que se lee un libro y luego va a ver la película basada en éste.
      Me pasó por ejemplo, entre otros, con el disco de Manic Eden, con el Motley Crue cantado por el gran John Corabi, o con el Dysfunctional de Dokken, discos que posteriormente me encantaron y hoy en día los sigo considerando muy buenos.

  2. Es verdad que llama la atención la inclusión de bandas como Nocturnal Rites, a pesar de ser una banda con discos de un nivel altísimo, como el Sacred Talisman. Y de Gamma Ray, me llama la atención, aunque haya salido en alguna lista de manera aislada, la poca presencia de la que yo considero una de las obras cumbres del metal alemán como fue Land of the free.

  3. Pensaba que era la única persona en el mundo que tenía el vinilo de Waysted con el grandísimo Danny Vaughn. Es un disco increíble. La perfección. No podría quedarme con solo uno o sea que ahí va mi Top 10: Waysted Save Your Prayers. Iron Maiden The Number of the Beast. Judas Priest Defenders of the Faith. Saxon The Power and the Glory. Y&T Black Tiger. Deep Purple Made in Japan. Loudness Thunder in the East. Van Halen 1984. Black Sabbath Seventh Star. Led Zeppelin IV.

    • Pues ya somos tres los que tenemos el disco de WAYSTED, jaja!! Y creo que lo compré cuando lo sacaron,guiándome por las buenas críticas que leí en una revista. Entonces no había Internet ni nada de eso y comprábamos los discos a ciegas o por las críticas que tenían. Y el caso es que… No me gustó mucho!! Tiempo después le di otra oportunidad y ya no pude dejar de oirlo. Menuda joya de disco!! Me ha encantado que haya salido en una de estas listas!!