Inicio Conciertos Crónica y fotos de OBÚS en Barcelona

Crónica y fotos de OBÚS en Barcelona

0
Century Media - Triptikon
Century Media - Triptikon

 

OBÚS

Viernes 6 de Marzo de 2020 – Sala Razzmatazz 2 – Barcelona

Pocas bandas clásicas hay en nuestro país que puedan presumir de sacar un nuevo trabajo y que unánimemente prensa y público coincidan en que está a la altura de sus mejores obras. Se han tomado su tiempo, y es que dejando a un lado directos y recopilatorios que incluían alguna nueva canción, lo cierto es que OBÚS han tardado casi una década en editar la continuación de “Cállate!”. Eso si que nadie piense que la banda ha abandonado la actividad en directo, nada más lejos de la realidad, ya que el cuarteto ha seguido girando y eso ha quedado plasmado  en el excelente estado de forma que exhiben en “Con Un Par!!”. Además la principal novedad de cara a esta décima entrega de estudio ha venido dada por la incorporación del bajista Luisma Hernández que completa la actual encarnación junto al batería Carlos Mirat y los incombustibles Paco Laguna y Fortu Sánchez.

Hay cosas que nunca cambian, y si algo ha caracterizado a  OBÚS a lo largo de las últimas 4 décadas ha sido la fiesta, la diversión, y el rock n´ roll con espíritu rebelde y callejero, y de todo eso esta noche de viernes en la sala mediana del Razzmatazz tuvimos a raudales. Además los antecedentes eran inmejorables ya que la última vez que pudimos verles en acción por aquí   fue en  la pasada edición del ROCK FEST BARCELONA donde se marcaron una descarga impecable. Así que como era previsible nadie quiso dejar pasar la ocasión de volver a cantar junto a la banda algunos de esos himnos que se han convertido en imprescindibles para cualquier roquero que se precie en nuestro país, amén de comprobar si algunas de las nuevas composiciones incluidas en el citado “Con Un Par!!” estarían a la altura de su material clásico.

Aunque en la sala no llegó a agotarse el papel, el recinto acabó registrando una más que notable entrada. Además el ambiente en los alrededores del local ya nos anunciaba que íbamos a vivir una gran velada. Quizás hubiera estado bien que el
cuarteto del foro hubiera contado con el concurso de alguna banda local que se hubiera encargado de calentar el ambiente, pero al igual que ya sucediera en algunas de sus últimas visitas OBÚS optaron por presentarse en solitario. Con todo preparado y con una escenografía similar a la de sus últimas visitas, -con un gran telón de fondo presidiendo el escenario  y sendas pancartas laterales-, Rafa Basa aparecía en escena para darnos las buenas noches y ejercer como maestro de ceremonias encargándose de  presentar a la banda. El clamor fue absoluto, y simplemente faltó que Fortu apareciera sobre el escenario  para que el recinto se convirtiera definitivamente en una fiesta. Sólidos, compactos, y dispuestos a convencer  al personal, OBÚS daban el pistoletazo de salida con una jugada ganadora como “Necesito Más”, que rápidamente puso  a todo el personal primero a saltar y luego a dar palmas mientras el carismático frontman se paseaba por el escenario pasando revista a los integrantes de las primeras filas.

Fortu fue en todo momento la cara, la imagen, y el corazón de OBÚS; tan vacilón, macarra y callejero como nos tiene acostumbrados. Pero sin duda el
alma roquera la puso el incombustible Paco Laguna,  y es que pocas veces una guitarra sonó tan personal y reconocible como la suya, ya que tan sólo bastó escuchar el riff inicial “La Raya” para que la sala se viniera literalmente abajo con ese primer recuerdo al que probablemente sea el trabajo más emblemático de toda su dilatada trayectoria. Y es que curiosamente su obra de 1984 y su más reciente entrega fueron las que acapararon mayor protagonismo a lo largo del show, completando entre ambos lanzamientos más de la mitad del repertorio. Sonó antes de lo que personalmente me esperaba, pero lo cierto es que a estas alturas el
ambiente estaba ya muy caldeado. El cuarteto había salido dispuesto a romper con todo, así que sin concedernos ni un segundo de tregua llegó el momento de “El Que Mas”, que nos dejaba la estampa de un Fortu exultante ondeando su pie de micro mientras la gente cantaba, una y otra vez, su fantástico estribillo.

Si alguien albergaba alguna duda sobre el estado de forma de la banda, creo que verles como enlazaron  los temas uno tras otro, -sin apenas pararse a recobrar el
aliento-, fue la mejor demostración de que la banda  está atravesando por un excelente momento, y aunque suene a tópico creo que resulta evidente que están viviendo una segunda, o tercera, juventud; ya que se les vio  con una garra, una fuerza, y una ilusión que para si quisieran  bandas mucho más jóvenes. Esta claro que ellos saben lo que pueden ofrecer, y lo que demandan sus seguidores. Esta noche OBÚS querían triunfar por todo lo alto en Barcelona,  y “Te Visitará La Muerte”, con Fortu repartiendo bendiciones antes de zanjar el tema alzando el dedo corazón de forma socarrona fue la responsable de que el cuarteto acabara  rubricando un arranque absolutamente demoledor, metiéndose a todo el personal en el bolsillo con una imparable colección de clásicos.

Evidentemente, para los que llevamos décadas siguiéndoles resulta obvio que sus años de mayor esplendor fueron durante la década de los ochenta, pero eso no quiere decir que no hayan escrito auténticos himnos en lo que podríamos denominar como su segunda etapa. Y es que no creo que nadie se pueda resistirse  a la garra y la fuerza arrolladora de otra pieza  que se ha convertido en imprescindible desde que viera la luz a principios del presente milenio “Que Te Jodan”. Acto seguido llegó una de las pocas charlas que se permitió Fortu a lo largo del show, reivindicando  tanto el rock en nuestro idioma como a la cantera de nuevas bandas que luchan por hacerse un hueco dentro de la escena para justo después atacar un impresionante “Autopista” que, como no podía ser de otra forma, nos puso los pelos de punta cuando el cantante atacó ese altísimo agudo que se ha convertido en uno de los más emblemáticos dentro de la historia del metal nacional.

Pero no, pese a que la ovación que les tributó el público fue cerrada y ensordecedora, la banda  no levantó el pie del acelerador. Así que mientras los aplausos  seguían resonando en el recinto Paco ya estaba machacando sin compasión el afilado riff de “Pesadilla Nuclear”, que  fue la elegida para realizar una primera incursión en el material de su debut “Prepárate”, que el próximo 2021 celebrará su cuadragésimo  aniversario, que se dice pronto. Tal vez algunos que estaban muy metidos en la vorágine de un show que hasta ese momento  estaba siendo impecable se habían olvidado de que la banda había regresado a la Ciudad Condal para presentar su nueva obra. Así que la primera en hacer acto de presencia fue la gamberra “Whisky Con Hielo”, que fue coreada como si de un clásico se tratase, con todo el mundo entonando su estribillo para ratificar, por sí alguien tenía alguna duda, que la banda ha acertado de lleno con su nueva entrega.

Pero claro pese a la excelente acogida que el público dispensó a sus nuevas composiciones,  todavía la respuesta del personal no se puede comparar con las pasiones que desatan temas ya míticos e imprescindibles como “Juego Sucio”, toda una declaración de intenciones cuya letra a día de hoy sigue conservando plena vigencia, y que nos dejó al personal  aclamando a la banda.

Otra de las nuevas no tardaría en llegar, la pieza que  fue carta de presentación del álbum “No Me Lo Digas Más”, que se convirtió en la antesala perfecta para uno de los temas más celebrados y coreados de toda la velada,  “Dinero, Dinero”, con un Fortu nuevamente  inconmensurable, ejerciendo como el perfecto animador y maestro de ceremonias, picando al personal para que no dejara de cantar.

La base rítmica del combo madrileño se encargó de sacar músculo durante el arranque de “La Mosca”, que nos dejaba a la guitarra de Paco sonando algo más cruda de lo habitual mientras  Fortu rasgaba al máximo sus cuerdas vocales. Otra de las que consiguió convertir el recinto  en un auténtico hervidero fue la primeriza “Va A Estallar El Obús”, que plasmaba el contraste entre el presente y el pasado.

Tampoco  faltaron esos movimientos ochenteros que se han convertido en otra de sus señas de identidad para acompañar el tema. La fiesta, la comunión total con sus seguidores, no se detuvo  al adentrarnos en una recta final donde Fortu cedió el protagonismo a sus compañeros presentándolos uno a uno para que fueran recompensados con la ovación que se merecían.

Lamentablemente la fiesta estaba tocando a su fin. Pero antes del desenlace definitivo todavía tendríamos ocasión de entonar ese cántico a la fiesta, el cachondeo, y el desmadre que es “Vamos Muy Bien”. Mientras que el colofón definitivo para una descarga que ratificó que tenemos OBÚS para rato estuvo reservado para un celebradísimo  “Sangre De Rock N´ Roll”, tras el  que se marcharon dejando al personal rugiendo y con ganas de más.

Sí, por supuesto, se nos hizo muy corto y nos faltaron temas. Pero no sólo algunos himnos imprescindibles como  “Complaciente o Cruel”, “Dame Amor” “Solo Lo Hago En Mi Moto” o “Mentiroso”, sino también otras como “El Crack”, “Más Que Un Dios”, “Está Ronda La Paga Obús”, o si nos centramos en el nuevo trabajo “Años 80”, o “Rebeldes”. En cualquier caso, esperemos que no tarden en regresar para volver a deleitarnos con otra exhibición  de actitud y heavy metal. Además casi seguro que de cara al 40 aniversario de la publicación de su debut  “ese par de sinvergüenzas”   nos tendrán preparada alguna sorpresa.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.