Inicio Conciertos Crónica y fotos de MONSTER MAGNET y CAPITÁN BOOSTER en Madrid

Crónica y fotos de MONSTER MAGNET y CAPITÁN BOOSTER en Madrid

0
Century Media - Triptikon
Century Media - Triptikon

 

MONSTER MAGNET

+ CAPITÁN BOOSTER

Sábado 24 de Febrero 2020 – Sala Mon – Madrid 

En una década a manudo vilipendiada como fue la de los 90’s, donde el heavy metal y el rock en general bajaron tanto en popularidad, hubo quien supo adaptarse y sacar un poco la cabeza, en un momento en el que las tendencias favorecían un sonido más americano como el que MONSTER MAGNET se sacaron de la manga por aquellos años. Junto a ellos vinieron montones de bandas con un sonido más o menos similar, siempre con matices, pero por alguna razón, al público más clásico y a un público más mayoritario le llamó mucho más la atención la banda de New Jersey que el resto, quizás por plasmar la energía del rock más clásico y un formato más accesible o conciliador con lo que hasta ahora había… Desde entonces, la banda de Dave Wyndorf siempre ha sido una banda enormemente querida por un público muy amplio, también por el nuestro, y aunque tenemos la suerte de tenerles en nuestro país con una gran frecuencia, la ocasión esta vez era especial, una de esas giras temáticas tan de moda últimamente donde tendríamos el privilegio de disfrutar de “Powertrip” al completo, no se si su mejor trabajo, pero el LP con el que pegaron el “petardazo”, como suele decirse, y el trabajo con el que además de asentarse después de haber sacado ya 2 discazos previos, consiguieron por fin el éxito comercial.

Antes, y mientras la gente iba entrando a la Mon más bien con poca prisa, CAPITÁN BOOSTER abrían la velada para escaso medio aforo, y de paso se presentaban en Madrid en la que era una oportunidad pintiparada para la formación valenciana, donde militan los guitarristas Israel y Álex, de UZZHUAIA, ambos con 1000 batallas a sus espaldas. El grupo llevaba ya algunos temas cuando accedimos a la sala, y lo primero que hay que destacar es que el sonido no les estaba acompañando para nada. Fue así durante los 35/ 40 minutos que estuvieron desgranando su primer trabajo, homónimo, y aunque a la banda no se le puede reprochar absolutamente nada en términos de actitud y derroche, les lastró mucho un sonido bastante pobre y en particular una voz de Rafa prácticament inédita, por mucho que el vocalista se desgañitaba. Les costó conectar con el público, también quizás porque su propuesta de rock en castellano distaba un tanto (bastante) de la banda para la que abrían, por lo que intuyo que esa orientación de rock más urbano no era muy del gusto general. Vaya, que quizás no era su público. Me gustó no obstante como digo la actitud de la banda, a la que ví un poco sabedora de todo lo que comentaba, y con los arrestos suficientes como para olvidarse de ello y tirar para adelante. De eso va la movida…

Después hubo un receso exagerado, de unos 40 minutos más o menos, que a muchos se nos hizo eterno. Tras el ya despejado escenario, exactamente el mismo telón que les pudimos ver en Kristonfest 2019, y un montaje también idéntico al que les hemos visto en las últimas ocasiones, sin novedad alguna. Enfrente, 750 personas que abarrotaban una Mon que yo jamás había visto con semejante ambiente, tan a reventar, quizás demasiado, para recibir a una banda que lo tenía todo de cara para darnos una noche mágica con su directo explosivo, como así terminó sucediendo.

Los de Wyndorf ni fallan ni saben fallar. Son muchísimos años ya, demasiado como para no saber qué pide el concierto en ncada momento, y qué hace que la temperatura suba y qué no. Algo que también era de preveer, como la grandísima noche que iban a darnos, era que “Powertrip” no sonaría en orden, y efectivamente así fue. Abrieron con “Atomic Clock”, una elección un poco extraña para mi gusto, pero la sola presencia de Wyndorf ya hizo que la locura se desatase a placer de sus aspavientos y provocaciones constantes. Toca de cara a la galería (cuando toca…), sí, pero es el amo, es único, y nos encanta. Acto seguido, nos subían las revoluciones por minuto de forma dramática primero con “Tractor”, y segundo con “Crop Circle”, que fue la primera participación masiva por parte de un público que se venía muy arriba en los estribillos, pero al que ví en general algo apretado como para darlo todo. Ya digo que jamás ví tanta gente…

“Temple Of Your Dreams” fue también tremendamente coreada, y después vendría una fase algo más relajada, más ‘groovy’, con “3rd Eye Landslide” primero, “See You In Hell” después y acto seguido “Baby Götterdämerung”, con la banda tirando mucho de rojos en escena y bajando un poco en general el tempo. Quizás esta última les quedó especialmente larga, pero en cualquier caso a mi me gustó disfrutar de un tema que de ningún modo entraría hoy en día en uno de sus repertorios… Por cierto, no he comentado el grandísimo sonido del que disfrutaron tanto ellos como nosotros, nada que ver con el de sus teloneros.

Con una voz de Wyndorf evidentemente dominante, como su rol en el escenario, y unas guitarras que nos peinaron para atrás… A partir de “Bummer” sabíamos lo que tocaba, que el tiempo se acelerase mientras comenzaba la parte más caliente de su show. Naturalmente, se habían dejado los temas más icónicos para el final, y era el momento de cantar hasta perder la voz primero “Powertrip”, que fue la locura, y lugo un “Space Lord” que también se alargó un poquito más, y donde Wyndorf nos contó entre pose y pose lo mucho que le gusta interpretarla en España porque cantábamos “motherfucker” en todas las estrofas. Fue pura fiesta, momento en el que la banda americana ya se había cepillado el disco y tocaba marcharse, para volver un par de minutos después.

“Twin Earth” abrió de la mejor forma posible esta última parte de su actuación, con un Wyndorf ya desatado, que fue tocando menos durante sus partes vocales poco a poco conforma avanzaba la actuación, y un público absolutamente entregado. No podía faltar tampoco el cover de “The Right Stuff”, que ya es tan suyo, y en lo más álgido de la fiesta, el delirio con dos temazos de “Dopes To Infinity” como “Look To Your Orb For The Warning” y “Negasonic Teenage Warhead” un puñetero himno que siempre me pareció que transmite un buen rollo sin igual, y que nos dejó ese estado para la noche del sábado, que no podía llegar más cuesta abajo. Un concierto catedralicio, único, a cargo de un peso pesado que una vez más reclamó su trono en Madrid. Y que nunca nos falten…

Setlist MONSTER MAGNET:

  1. Atomic Clock
  2. Tractor
  3. Crop Circle
  4. Temple of Your Dreams
    3rd Eye Landslide
  5. See You in Hell
  6. Baby Götterdämerung
  7. Bummer
  8. Powertrip
  9. Space Lord
  1. Twin Earth (bis)
  2. The Right Stuff  (Robert Calvert) (bis)
  3. Look to Your Orb for the Warning (bis)
  4. Negasonic Teenage Warhead (bis)

Texto y fotos: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.