Inicio Conciertos Crónica y fotos de ECLIPSE + BIG MOUTHERS en Madrid

Crónica y fotos de ECLIPSE + BIG MOUTHERS en Madrid

2
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020

 

ECLIPSE

+ BIG MOUTHERS

Domingo 8 de Diciembre de 2019 – Sala Mon – Madrid

Con el paso de los años, los suecos ECLIPSE han ido ganando adeptos en nuestro país y su concierto en la Sala MON de Madrid fue un ejemplo de ello. Venían con nuevo disco bajo el brazo, Paradigm, y el recinto se llenó para ver a la banda de hard rock melódico liderada por Erik Mårtensson, algo ya de por sí destacable, sobre todo tratándose de un domingo (aunque es cierto que el lunes era festivo en Madrid).

De inaugurar la velada se encargaron los catalanes BIG MOUTHERS, que practican un rock melódico con mucha clase y tintes AOR con influencias que van desde TREAT a DEF LEPPARD, aunque también beben del pop contemporáneo, y es que el grupo hasta ahora daba conciertos de versiones de bandas como THE KILLERS o ED SHEERAN.

Su primer disco de canciones propias es Wishes, en el que hay mucho guitarreo, buenas bases rítmicas y armonías muy cuidadas. Me gustó que el vocalista, Nacho Ibanez, tiene bastante personalidad y un registro con más graves de lo habitual en el rock melódico (tampoco va mal servido de agudos).

Otro toque diferencial que ofrecieron fue en “Stupid War” con un saxofonista invitado que encaja perfectamente con la propuesta sonora de la banda. Creo que la gente disfrutó bastante con sus temas, de su buen sonido y de su actitud cercana, aunque el remate con una versión de la conocida “My Way” de Frank Sinatra terminó por hacer cantar a todo el mundo.

Mucho ojo con BIG MOUTHERS porque creo que tienen argumentos sólidos para hacerse un hueco dentro del rock melódico.

Setlist BIG MOUTHERS:

  1. Wishes
  2. Stupid War
  3. Where The Sinners Get Lost
  4. Taste Of Love
  5. Fantasy Of Love
  6. I Don’t Want To Live Forever
  7. Keep The Faith
  8. My Way (versión de Frank Sinatra)

A eso de las nueve de la noche, hora acordada para el inicio del show de ECLIPSE, empezó a sonar una intro en la que escuchamos clásicos del rock y metal de bandas como METALLICA, QUIET RIOT o SCORPIONS.

Si ya había ganas de ver a los suecos, este calentamiento vino estupendo para terminar de encender la mecha.

Enseguida salieron los cuatro integrantes capitaneados por Erik que, guitarra al hombro, ejerció de líder indiscutible de la noche (al fin y al cabo es su proyecto y se nota). Empezaron con “Viva La Victoria”, uno de los singles extraídos de Paradigm, y posiblemente uno de los más contundentes y pegadizos.

Sigue la fórmula que ECLIPSE ha sabido acuñar con los años y es realmente efectiva en directo. Me sorprendió que el público cantara este y el resto de los temas nuevos, algo que dice mucho de los fans de la banda.

Con la intensidad y la energía a tope y un público super entregado, cumplieron a rajatabla el propio comienzo del disco que nos había venido a presentar, así que continuaron con “Mary Leigh”,  muy directa y rockera, y “Blood Wants Blood”, con la gente coreando como si no hubiera un mañana. Erik cantó con mucha garra durante toda la noche, no sé si por la propia adrenalina o porque venía cansado de otras actuaciones, pero cumplió con creces todos los pasajes de sus canciones y, además, hizo una gran labor también a la guitarra.

Para “The Storm” Erik se descolgó la guitarra y, aunque es cierto que con solo una guitarra en el escenario el grupo pierde algo de pegada, se compensa con su labor como frontman. Es un huracán y no para de moverse de un lado a otro y de animar, así que es el eterno debate que ya hemos hablado alguna vez: o tocas la guitarra y cantas o te centras en cantar y animar al público. Ambas situaciones tienen sus ventajas e inconvenientes, y aquí ECLIPSE decidió alternar una con otra, así que hubo para gusto de todos.

El final de “The Storm” fue precioso porque cuando el grupo terminó el tema, la gente empezó a corear de nuevo la pegadiza melodía.

La sonrisa de Erik y los suyos hablaba por sí misma, aunque el cantante concluyó con un “Madrid I love you” que le salió del alma.

El ambiente estaba muy caldeado, pero Erik se encargó de recordarnos que al día siguiente era festivo en Madrid así que, a efectos prácticos, aquello era un sábado noche. “Vamos a hacer que esta noche sea inolvidable”, dijo antes de empezar a cantar “Vertigo”, que sonó redonda y con toda la banda a piñón fijo al ver la gran respuesta del respetable.

“Shelter Me” fue una de las canciones nuevas que más me gustó en directo. Erik confesó que es una de sus favoritas del álbum, y se notó por el feeling que le daba a cada frase. Es una canción que arranca en acústico, con melodías preciosas, y a la que luego se suman la batería y el bajo, aunque no termina de explotar. Muy buena.

Después de la medio tiempo “United”, que fue muy coreada (para variar), arremetieron con “Downfall of Eden”, que tiene ese toque Gary Moore que tanto le gusta a ECLIPSE y que se deja entrever en varios de sus temas. Ese rollo más optimista y casi folk le sienta muy bien a la banda y en vivo les queda genial.

Llegó el momento de presentarnos al nuevo bajista de la formación, Victor Crusner, jovencísimo y que se notaba que disfrutó de cada nota correteando y haciendo guiños al público. Le puso muchas ganas y cumplió con su cometido al igual que el resto de sus compañeros.

A partir de aquí ECLIPSE bajó la velocidad y creo que se pasaron de frenada. Después de tocar “Winter Ends”, una medio tiempo muy elegante y con mucha garra, en la que además Magnus Henriksson nos despachó con uno de los pocos solos de la noche (se echa en falta un guitarra mucho más líder que él, que parece que solo cumple sin más), vino un solo de batería que, aunque con guiño incluido a Star Wars, animó al personal, tampoco fue nada del otro mundo. Había más pose que técnica, pero aquí ya va en gustos, claro.

Y tras el solo se animaron con varias canciones completamente en acústico. “Take Me Home” y “Battlegrounds” fueron las elegidas, aunque la gente agradeció sobre todo esta última, cantándola de principio a fin. Fueron momentos muy íntimos y que nos recordaron a cuando a Erik y Magnus nos visitaron hace unas meses con un set en acústico, pero terminaron de detener el ritmo frenético con el que la banda empezó. Sí, ambos tienen mucha química tocando, pero entre medios tiempos y las dos canciones en acústico, el ritmo del concierto se resintió bastante.

Retomaron la senda cañera con la heavy “Black Rain”, con un riff muy potente y un groove muy gordo. “Blood Enemies” y la pegadiza “Stand In Your Feet” recobraron la energía inicial y la gran “Runaways” volvió a poner todo patas arriba con la gente otra vez a tope.

Hicieron una breve pausa a modo de bises y remataron con dos golpetazos de hard rock melódico: “I Don’t Wanna Say I’m Sorry”, en la que Erik sacó la ya tradicional bandera de ECLIPSE, y “Never Look Back”, con todo el mundo saltando y disfrutando de ese estribillo tan bueno.

El concierto acabó un poco raro porque no tocaron más después, pero Erik cogió el micro para darnos las gracias y decir que las bandas, independientemente de si son AEROSMITH o una local de garaje, necesitan del público para seguir vivas. Él lo sabe muy bien como productor que es, aunque afortunadamente con ECLIPSE ha dado en el clavo.

Y esperemos que sigan haciéndonos disfrutar con esas buenas melodías, actitud humilde, gran ejecución y, en definitiva, un grupo al que pocos peros se le pueden poner si te gusta el hard rock pegadizo.

Setlist ECLIPSE:

  1. Viva La Victoria
  2. Mary Leigh
  3. Blood Wants Blood
  4. The Storm
  5. Vertigo
  6. Jaded
  7. Shelter Me
  8. The Downfall of Eden
  9. When the Winter Ends
  10. Solo de batería
  11. Take Me Home
  12. Battlegrounds
  13. Black Rain
  14. Blood Enemies
  15. Stand On Your Feet
  16. Runaways

Bises

  1. I Don’t Wanna Say I’m Sorry
  2. Never Look Back

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Mikel Masa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Era la primera vez que veía a eclipse y aunque me gusto me dejo un sabor bastante agridulce, por un lado el sonido fue MALÍSIMOOO, en serio, es la última vez que voy a ver un concierto a la sala Mon tienen limitación de watios y siempre suena fatal, no se si es culpa de la gente de sonido, del propio equipo o los comentados watios pero es una tomadura de pelo no está al nivel ni de una sala media de conciertos, lo dicho no vuelvo, por otro lado Erik me pareció un frontman sobresaliente pero a Magnus le vi perdido todo el concierto sin acabar de estar a gusto y lo que es peor con actitud de parsimonia sin acabar de brillar en ningún momento.