Inicio Noticias Noticias Breves Crónica y fotos de CAVALERA + HEALING MAGIC en Madrid

Crónica y fotos de CAVALERA + HEALING MAGIC en Madrid

7

 

CAVALERA

+ HEALING MAGIC

Día 30 de Noviembre de 2019 – Sala Cats – Madrid

El pasado 30 de noviembre recalaba en Madrid la gira especial que los hermanos Max e Igor Cavalera están haciendo recordando los dos míticos discos de su antigua banda SEPULTURA, “Beneath The Remains” y “Arise”. Aunque estaba claro que la actuación había levantado una expectación notable, estaba agotado desde hacía casi dos semanas, también había cierta sensación de incertidumbre respecto a lo que íbamos a presenciar.

La primera sorpresa fue el público congregado. Teniendo en cuenta las últimas aventuras musicales de los hermanos con SOULFLY o CAVALERA CONSPIRACY, esperaba una concurrencia más moderna por decirlo de alguna manera. Pero fue todo lo contrario, estaba claro que la mayoría del público, joven o no tan joven, había ido a escuchar dos discos imprescindibles del Thrash Metal clásico.

Antes de meternos con CAVALERA, tenemos que hablar de los teloneros HEALING MAGIC, banda del hijo menor de Max Cavalera, Igor Cavalera, que se encarga del bajo y las voces acompañado por el guitarrista
Travis Stone y el batería Johnny Valles.

El grupo tiene poco más de un año ya que se formó en octubre de 2018 y a pesar de tener solo un EP titulado “Restoration” en su haber, se les veía bastante sueltos. Tengo que decir que yo no conocía al grupo y para ser sincero, su oferta no es demasiado de mi gusto. Es cañero, sí, pero no hay demasiados temas que llamen la atención y su mezcla de rock psicodélico con rollo sludge e instrumentaciones en ocasiones bastante pesadas, no consiguió engancharme. No es que lo hicieran mal y se les veía muy entregados y sueltos a pesar de su juventud, pero en general creo que no calaron demasiado entre la audiencia, sobre todo si tenemos en cuenta que aparentemente la mayoría de los asistentes parecían tener gustos más clásicos.

La apertura de puertas se retrasó y también la actuación de CAVALERA, quienes tras una espera un poco tediosa salieron amparados por la clásica introducción de “Beneath The Remains” que obviamente dio pasó a una furibunda interpretación del tema título con la que se metieron al público en el bolsillo desde el primer momento. Estaba claro que todo el mundo estaba receptivo y había venido a disfrutar, revivir o intuir lo que pudo ser una actuación de SEPULTURA hace 30 años. Con “Inner Self” la locura no hizo más que aumentar en una sala totalmente atestada que sin estar mal, sí que tenía algunas fallas. Algunas columnas dificultaban la visión desde ciertos ángulos, la parte central era bastante estrecha a pesar de lo amplia que parecía la sala a primer vista, y el sonido aunque no estuvo mal, sí que se echó de menos algo más de presión. También creo que hubo demasiada luz a lo largo de todo el concierto, algo que no es que desmereciera la actuación, pero sí que quedó un poco raro.

Volviendo al repertorio el grupo siguió desgranando el clásico tercer disco con “Stronger Than Hate” y una espectacular versión de “Mass Hypnosis” que puso la sala literalmente patas arriba. Un tremendo “Slaves of Pain” y un atronador “Primitive Future” pusieron fin a la primera parte del concierto. Un breve interludio terminó con la célebre introducción de “Arise” y de nuevo arremetieron con el tema título volviendo la sala a rugir, si es que en algún momento dejó de hacerlo. El clásico “Dead Embryonic Cells” llevó de nuevo en volandas a la banda y “Desperate Cry” mantuvo el listón con una audiencia totalmente entregada. “Altered State” y un acelerado “Infected Voice” concluyeron el repaso a “Arise” para dar paso a una versión muy esperada que en su momento el grupo hizo suya convirtiéndola casi en un clásico propio. Como no podía ser menos se trataba de “Orgasmatron” de MOTÖRHEAD que todo el mundo recibió entregándose por completo.

En este punto hubo una parte un poco larga y pesada que dio paso al primer tema de su disco “Chaos A.D.” “Refuse/Resist”, que aunque no recibió la algarabía de los temas previos, tampoco falló ni mucho menos, manteniendo el ritmo del concierto y sobre todo recuperándolo después de ese breve interludio.

Un medley compuesto por “Beneath the Remains”, “Arise” y “Dead Embryonic Cells” puso el broche de oro a un concierto de verdad memorable. La banda sonó sólida y ensayada acompañada por un sonido bastante decente, y los hermanos Cavalera estuvieron mucho más a la altura de las circunstancias de lo que esperaba. No solo a nivel instrumental  que también, incluso Max Cavalera se había puesto un chaleco de pinchos para la ocasión.

Supongo que los retrasos ocasionaron que el repertorio fuera reducido respecto a otras ciudades de la gira en las que han tocado temas como la versión de “War Pigs” de BLACK SABBATH, su versión de “Policia” de TITAS o “Troops Of Doom”, pero aunque me hubiera gustado especialmente escuchar esta última o “Escape To The Void”, tengo que decir que ni mucho menos desmereció la actuación.

Poco más que decir, una gran noche y un concierto literalmente imperdible. Como alguien que dejó de seguir a SEPULTURA después de “Chaos A.D.”, prefiero esto a una reunión del grupo sin dudarlo. Simplemente espectacular.

Texto: Antonio Cerezuela

Fotos: Duru Metal

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS

7 COMENTARIOS

  1. Bueno por una parte hay cosas con la que estoy de acuerdo pero por otra parece que hayamos visto conciertos distintos.. para empezar el hijo canta como el padre y eso te deja un poco raro luego se agradece que el sonido de esta nueva banda vaya en parte por otros derroteros, hubo un tema que molo bastante lo demás pues eso ya será cuestión de que escriban buenos temas y que a la gente nos guste su propuesta.
    Respecto al padre el concierto empezó de pepinazo en pepinazo la sala a toda caldera con calor para ahogar pero le peña lo estaba flipando, tema a tema sin cortes ni chorradas. A medio concierto la cosa empezó a decaer y la gente ya no estaba tan entregada supongo en parte por el calor asfixiante y lo apretujaos que estábamos. Primera parte de los bises remonta la cosa para ir decayendo de mal en peor ya que apenas tocaron una hora y 20, faltaron un montón de temas y les faltó haber concluido un concierto que se quedó sin concluir, sin la segunda parte de los bises y tanto es así que cuando encendieron las luces la gente no podía creer que aquello se había acabado sin más. De los conciertos más intentos y con un público volcado al máximo pero totalmente jodido por un final incierto. LÁSTIMA!

  2. El concierto estuvo mejor de lo que esperaba aunque tocaron poco tiempo pero no creo que Max Cavalera esté fisicamente para aguantar mucho más. Eso sí en la sala CATS que no me esperen más, incluso subieron los litros de cerveza de 9 euros que valían el 16 de Noviembre en el concierto de Insomnium a 12 euros que valian este Sábado pasado con los hermanos Cavalera.