Inicio Conciertos Crónica y fotos de REAKTION + ACROMIZER + GEMÔRAH en Barcelona

Crónica y fotos de REAKTION + ACROMIZER + GEMÔRAH en Barcelona

0
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

REAKTION

+ ACROMIZER + GEMÔRAH

Viernes 27 de Septiembre de 2019 – Sala Monasterio – Barcelona

Dentro de la escena catalana, y particularmente en la barcelonesa, las propuestas  más potentes  y extremas siempre  gozaron de un atención especial. Pese a ello, y dejando a un lado contadísimas y meritorias excepciones, lo cierto es que las bandas que integran esa escena  underground en pocas ocasiones han disfrutado  del apoyo necesario, lo que a la postre les ha hecho no tener la repercusión que sin duda merecerían. Quizás por ello cuando un servidor se enteró de que REAKTION para presentar su segunda entrega “Learning To Die” unirían fuerzas junto a  ACROMIZER y GEMÔRAH, -ambas formaciones también presentarían sus nuevos trabajos-, le pareció una fantástica iniciativa. El enclave escogido para la triple puesta de largo del nuevo material fue la Sala Monasterio de la Vila Olímpica. De modo que hasta allí se desplazó una nutrida representación de seguidores y amigos de las bandas  para ser testigos de primera mano de la descarga de una tripleta que puso de manifiesto que los sonidos más oscuros y extremos siguen contando con el apoyo y el beneplácito del personal.

Los encargados de dar el pistoletazo de salida a esta velada dedicada al metal más humeante  fueron los chicos de GEMÔRAH. Curiosamente el quinteto barcelonés fue el que presentó una propuesta más extrema y visceral. Además ellos eran la formación con menos bagaje a sus espaldas, ya que esta noche presentaban las composiciones de su ópera prima “Inner Abyss”, que veía la luz a principios del pasado mes de Julio.

Pese a su juventud me dio la sensación de que los miembros de GEMÔRAH poseen  un background bastante clásico, ya que en su particular propuesta pudimos apreciar perfectamente la influencia del death metal de la década de los noventa, pero también pudimos percatarnos de  su  gusto por unas guitarras rotundas y sangrantes que parecían deudoras de bandas como PANTERA, SLAYER o LAMB OF GOD. Otro detalle que me gustaría resaltar fue la solidez y rotundidad con la que sonaron en temas como “Digging Your Own Grave”, comandada por una despiadada  base rítmica, o la aniquiladora “Reign Of Terror”.

Pero indudable los momentos más destacados de su escueta presentación llegarían al atacar  cortes como “Path Of Rejection” y “Closed Coffin”, que fue cuando GEMÔRAH  nos ofrecieron sus mejores prestaciones, mostrándose como una  apisonadora implacable. Aunque no dispusieron de mucho tiempo lo cierto es que los barceloneses tocaron íntegramente su debut. Así que no faltaron durante el tramos final de su presentación zarpazos desbordantes de fuerza y agresividad como “Necromorphose” o la dupla que conformaron “Despise The Bawl” e “Inner Abyss”, que con una sonoridad algo más actual  parecía indicar hacia donde puede apuntar el sonido de la banda de cara al futuro.

Resumiendo que GEMÔRAH se encargaron de abrir  la velada ofreciéndonos un exhaustivo repaso a  las composiciones incluidas en su debut  “Inner Abyss”. Durante las próximas semanas la banda tiene previstos varios shows para presentar el álbum, así que ya sabes si te va la caña no deberías dejar pasar la ocasión  de comprobar como suenan en directo.

Los encargados de protagonizar el segundo round de la noche fueron unos viejos conocidos para todos los que seguimos la escena local de la capital catalana: ACROMIZER. Los thrashers barceloneses se han tomado su tiempo para publicar la continuación de su ópera prima  “Spreading The Plague” de 2015. Para la grabación de este segundo trabajo que lleva por título “Awakening”, su líder y fundador, el guitarrista y vocalista, Eduardo Juanes, se ha rodeado de un nuevo equipo, y eso se ha notado en la orientación más técnica que tienen algunas de sus nuevas composiciones. En cualquier caso, esta noche tendríamos ocasión de comprobar como sonaban en directo estos nuevos ACROMIZER, y lo cierto es que el cuarteto no defraudó.

Un detalle que me gustaría destacar es que durante el concierto de esta noche la banda presentó todo el álbum de forma integra y en el mismo orden, algo que pone de manifiesto su plena confianza en el nuevo material. Además también contaron para ayudarles en las tareas vocales en varios temas con la presencia de Andrés Sánchez, “Chucky”,: bajista, cantante, y compañero de Eduardo en ALYANZA.

Con algo más de público en el recinto y con un ambiente bastante más animado, el cuarteto apareció en escena acompañado de una breve introducción para rápidamente adentrarnos de lleno en los rotundos desarrollos que marcaron el  arranque del tema de apertura “No More Blood”. Un trallazo directo, potente y certero, que con sus rotundos y aniquiladores coros ponía de manifiesto la filiación clásica de los barceloneses. La primera sorpresa de la noche no tardó en llegar, ya que mientras ambos guitarristas se colocaban unas llamativas mascaras apareció en escena Andrés para cantarse algunas estrofas de “Massive Attack”.

No abandonaría el invitado del cuarteto el escenario, ya que también colaboró durante “How To Explain The Chaos”, con la que levantaban levemente  el pie del acelerador para sonar más rotundos y aniquiladores tras unos compases iniciales que personalmente me recordaron a Kreator. Pero, evidentemente, en el terreno que mejor se desenvuelven  ACROMIZER es atacando esos humeantes riffs que tanto nos gustan a los que adoramos bandas como SODOM, ANTHRAX o TESTAMENT. Así que no tardaron mucho en volver a darnos argumentos para agitar frenéticamente la cabeza siguiendo el trepidante ritmo de “Insane Brutallity”.

Una vez más,  Andrés volvería a aparecer en escena para acompañar al cuarteto a lo largo de “Two Reasons To Live”, otra andanada de esencias “old School” que se saldaba con la banda al completo elevando los cuernos al aire. Tampoco quisieron dejar pasar la ocasión de mostrarnos su faceta más netamente heavy metalera, proponiéndonos durante la primera mitad de “Made Of Memories” unos desarrollos más melódicos que acabaron  abocándonos sobre una incendiaria recta final.

Aunque durante todo el show  fue Eduardo quien ejerció como indiscutible  líder y maestro de ceremonias, lo cierto es que también supo delegar parte del protagonismo en sus compañeros. De modo que fue durante “Sin Can Be Good”, cuando tuvimos ocasión de comprobar la calidad como solista de su socio a las seis cuerdas, Mikel Fernández. Como comentaba esta era una velada  de presentaciones, de modo que ACROMIZER no quisieron dejar pasar la ocasión para conceder un lugar destacado  dentro de su repertorio a su último lyric video “Face To Face”, corte inspirado en la película “Aliens: El Regreso”.

Sin abandonar el tema de las películas Eduardo nos sugirió que no nos perdiéramos las aventuras del superhéroe de serie B al que dedicaban el siguiente tema “Toxic Avenger”, así que para sorpresa de todos los presentes el enmascarado superhéroe apareció en escena a pecho descubierto y blandiendo una fregona, lo que provocó las carcajadas generalizadas de todos los presentes. Tras haber interpretado todo su nuevo trabajo para rubricar su presentación ACROMIZER optaron por rescatar la pieza que cerraba su debut “The Other Side”, que fusionaron como viene siendo habitual en todas sus presentaciones con el “Empty Tankard”, de los juerguistas germanos, TANKARD. Impecables. ACROMIZER demostraron sobre las tablas personalidad, experiencia y pasión para llevar al directo toda la rabia y la velocidad thrashera propia de las bandas clásicas, trayéndonos en algunos momentos a los más veteranos el recuerdo de una banda mítica por estos lares como es LEGION.

La descarga de esta noche en Monasterio era una cita especial para los chicos de REAKTION por varias razones. En primer lugar, la banda regresaba a los escenarios de la Capital Catalana tras un periodo de ausencia. En segundo lugar, el motivo  de su presencia era la presentación en sociedad de las composiciones que conforman  su segunda y última entrega discográfica “Learning To Die”. Y por último, el show de esta noche significaba también el debut de su flamante nuevo guitarrista Álvaro de Prado quien, pese a haber formado equipo en el estudio con Gustavo Revoredo, todavía no había tenido ocasión de subirse al escenario junto a  sus compañeros. Quizás por ello charlando con algunos miembros de la banda antes del show pude percibir en su gesto y sus palabras una lógica preocupación, pero también la confianza de quien sabe que ha trabajado duro, y está a punto de recoger los frutos a tanto esfuerzo y sacrificio.

Así que tras un rápido ajuste del equipo no tuvimos que esperar mucho rato para tener sobre el escenario a los encargados de cerrar la velada. REAKTION salieron a por todas, dispuestos a dejar claro desde el mismo arranque con “A Piece Of God Within”, que no están dispuestos a rendirse, y que van a luchar a brazo partido para reivindicarse sobre los escenarios como uno de los nuevos valores del metal en tierras catalanas. Además, si en sus producciones de estudio sus temas suenan letales y devastadores, en directo resultan todavía más rápidos y aniquiladores, y la mejor prueba la tuvimos al comprobar como nos volaron  la cabeza “State Of Hate”, que de entre las nuevas fue de las que mejor funcionó, algo lógico si tenemos en cuenta que ha sido el tema escogido para grabar video-clip.

Poco a poco la descarga se iba caldeando, y por si todavía alguien no se había dejado arrastrar por la desquiciante vorágine thrashera que el quinteto estaba imprimiendo al show, REAKTION nos invitaron a cantar durante el primer recuerdo que se permitieron a su opera prima con “111”. Pero, indudablemente, el protagonista de la velada fue “Learning To Die”, de modo que no tardaron mucho en espetarnos los afilados y amenazantes  riffs que nos anunciaban la inminente llegada de “A Death Foretold”.

Habiendo visto a la banda en varias ocasiones, y habiendo seguido su trayectoria desde prácticamente sus inicios, creo que sería injusto clasificarles como una banda de thrash metal al uso, ya que REAKTION siempre han tratado de introducir en sus composiciones diferentes pinceladas de otros estilos, lo  que les ha servido para enriquecer notablemente su propuesta. Así que la elegida para mostrarnos su aproximación hacia derroteros  más oscuros y viscerales  fue “The Second Law”. Además tampoco se olvidaron de la punzante crítica social, ya que con muy buen criterio Iván se encargó de recordarnos en que se está convirtiendo nuestra ciudad durante la presentación  de “Prostituted City”, con la que volvían  a incidir sobre las composiciones de su debut.

Tanto el público como la propia banda parecían estar disfrutando al máximo de la, con lo que REAKTION no tuvieron ninguna clase de dificultad para poner al personal en movimiento con la que probablemente sea su composición más macarra y gamberra “C 38”. Sin apenas darnos tiempo para recuperar el aliento la base rítmica que conformaron Xavier F. Vidal y el bajista Dani Ruiz, fue la que se encargó de llevar las riendas sobre las rotundas aceleraciones que marcaron “Sweet Desperation”.

Con el personal ya bastante animado llegaba el momento de adentrarnos en el tramo más oscuro del show. Así que tras sonar enlatada la introducción “84”, le tocaba el turno a uno de los mejores cortes de todo el plástico según el criterio de un servidor, “The Great Citizen”, que nos dejaba a un quinteto completamente desatado, con Iván invitándonos a aproximarnos al escenario. Lejos de remitir el nivel de intensidad seguiría en aumento con los redobles épicos de esa pared sonora que es la pieza que presta título al álbum “Learning To Die”.

Perfecto en su papel de frontman Iván no se olvidó de agradecer su participación tanto a ACROMIZER como GEMÔRAH antes de embárcanos en una recta final que estuvo marcada por la implacable “Blackmailed Existence”, -para la que aprovecharon el propio vocalista y  Álvaro para bajar del escenario y tocar entre sus seguidores-, y su alocada versión del “Toxic Grandma” de los mexicanos Nuclear Beer. Antes de rubricar la velada definitivamente, -con Iván ya a pecho descubierto-, con curiosamente el tema que abre el disco, “Paraphilia”.

Lo dicho, fue una fantástica velada  metalera de manos de tres formaciones emergentes  que aprovecharon la ocasión para presentar en sociedad sus respectivos nuevos lanzamientos, dejándonos a todos los presentes con un muy buen sabor de boca. Eso sí, lo único que no me acabó de convencer fue la discreta  entrada que registró un acontecimiento que sin duda hubiera merecido una mayor atención por parte del público.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.