Inicio Conciertos LEYENDAS DEL ROCK – Crónica y Fotos del jueves – 2ª Parte...

LEYENDAS DEL ROCK – Crónica y Fotos del jueves – 2ª Parte con AVALANCH, FLOTSAM AND JETSAM, DARK MOOR, DÉBLER, LÉPOKA, TIERRA SANTA, etc

6
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

LEYENDAS DEL ROCK 2019

LÉPOKA + UNEARTH + AVALANCH
+ FLOTSAM AND JETSAM + DARK MOOR + DÉBLER + TIERRA SANTA
+ NANOWAR OF STEEL

Miércoles 7, Jueves 8, Viernes 9 y Sábado 10 de Agosto – Polideportivo Municipal – Villena

Jueves 8

LÉPOKA

Debido a problemas con los vuelos de NANOWAR OF STEEL, la organización decidió cambiar los horarios de las actuaciones y poner a LÉPOKA en lugar de los italianos para que éstos llegaran a tiempo y actuar a última hora.

Decir que ese cambio de horario fue todo un acierto y que LÉPOKA reventaron el Mark Reale, llenándolo hasta la bandera ofreciendo un concierto de cátedra. Estaba claro que tras su actuación el pasado año en el Camping Stage, la banda merecía volver, esta vez dentro del recinto del festival y los castellonenses lo aprovecharon desplegando una puesta en escena impresionante, con dos monjes hinchables empuñando sendas jarras de cervezas.

La banda, con 3 álbumes publicados rápidamente han ido ganando adeptos, siendo en la actualidad una de las bandas de folk metal con más potencial de la escena española, y eso se notó no sólo por la enorme afluencia de público, sino también por su calidad musical y su desparpajo en el escenario, creando desde el minuto uno una verdadera fiesta donde corrió la cerveza, la gente bailó, hizo surf entre las masas y en definitiva, lo pasaron genial con una propuesta musical que incita al jolgorio.

Fueron consciente que en 50 minutos tenían que darlo todo y fueron directamente a tocar sus canciones más festivas y populares, comenzando por “Goliardos” de su reciente entrega “Bibere Vivere”  la cual enlazaron con “Beerserkers”

A destacar que pese a ser muchos miembros sobre el escenario sonaron correctos, pudiendo apreciar cada instrumento, desde las guitarras de Popez y Dio, a los vientos de Zarach, la base rítmica ofrecida por Zaph y Jaume y la voz de Dani quien además ejerció de maestro de ceremonias, alentando al público a bailar, cantar y ser en definitiva uno más de la banda.

Continuaron con “El Caldero de los Sueños” y para acentuar más el ambiente festivo, ofrecieron su particular versión del tema “Vodka ‘N’ Roll”, canción que grabaron para el homenaje a MÄGO DE OZ y que ya han hecho suya, siendo un corte que además pega a la perfección con la temática y filosofía de LÉPOKA. Tras unos minutos donde Zarach nos brindó un beatbox y solo de gaita, pasaron a la genial “Carta A María” una canción que está entre mis favoritas de la banda y que siempre incita al baile.

A esas alturas de la actuación LÉPOKA ya se habían coronado como los triunfadores absolutos del Mark Reale, pero todavía les quedaba cera por repartir. “Samhain” de su segunda entrega “Beersekers” o la macarra “Yo Controlo” cuyo estribillo fue entonado por todos los asistentes para rematar con “Yab Dabadaba Dai” y “Chupito” con la que se despedían bajo el clamor de un LEYENDAS DEL ROCK que les daba el beneplácito.

Tocaron en el camping, han reventado el Mark Reale… será el siguiente paso tocar en los escenarios principales? Parece que LÉPOKA quieren coger el testigo de bandas como SAUROM o los propios MÄGO DE OZ. Ahora van a celebrar su décimo aniversario por todo lo alto y esperemos que no tarden en regresar al festival, desde luego han dejado claro que son capaces de ponerlo patas arriba.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

UNEARTH

Pese a que las actuaciones de los nombres que podríamos considerar importantes se concentran en los dos escenarios principales, el Mark Reale Stage siempre es un punto de referencia, y del que hay que estar muy pendiente dentro del Leyendas Del Rock. Y es que si uno se despista mínimamente puede llegar a perderse descargas tan calientes, intensas,  y demoledoras como la que nos ofrecieron UNEARTH. Así que mientras en el Azucena Stage Scott Gorham y sus muchachos repasaban algunos de los inmortales himnos de THIN LIZZY, los aficionados a las sonoridades más potentes se disponían a tomar posiciones ante la inminente salida de los chicos que capitanea el impredecible Trevor Phipps.

Avalados por su sólida trayectoria el combo de Boston apareció en esta decimocuarta edición del Leyendas dispuesto a barrer con todo a su paso, con la firme convicción de no hacer prisioneros, y con el objetivo claro de sacar de su visita a tierras villenenses un suculento botín en forma de nuevos adeptos a su causa. Para ello plantearon un show incendiario, en el que la potencia y la actitud les ayudaron a conectar con un público que se entregó al máximo para acabar  enloqueciendo con ellos. También jugó muy a su favor ese sonido sucio y afilado que contribuyó a que trallazos  como “Shadows In The Light” y “Survivalist”, se acabaran convirtiendo en la mejor carta de presentación para los que todavía no les conocían.

Ante semejante avalancha de actitud y potencia metalera la respuesta del respetable fue apoteósica, con lo que los pogos y los circle-pits fueron una constante a lo largo de todo el show, y más aún cuando el quinteto ponía toda la carne en el asador a la hora de atacar cortes como “Bloodlust On The Human Condition”, o el desquiciante “Watch It Burn”, rescatado de su demoledor “Darkness In The Light”.

Conscientes de que su descarga estaba agradando y convenciendo, los americanos se fueron creciendo a medida que avanzaba la noche, sonando cada vez más mordaces y expeditivos. Se sintieron tan cómodos y arropados sobre el escenario que su frontman no se cortó a la hora de pedir más cerveza antes de encarar una trepidante recta final que estuvo marcada  por la tenacidad metalera de “My Will Be Done”, y esa incendiaria bomba de relojería que lleva por título “The Great Dividers”.

En definitiva que UNEARTH llegaron para sacar el máximo provecho posible a su exiguo tiempo sobre las tablas, y vaya si lo consiguieron. Arrollaron con todo a su paso, y nos dejaron con ganas de más. Esperemos que no tarden en regresar presentando su propio show.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Mikel Masa

 


 

AVALANCH

Tenía muchas ganas de ver a AVALANCH con Jorge Berceo, cantante de ZENOBIA. Aún recuerdo cuando hace años le dije que lo mejor que podía hacer era dejar la guitarra y convertirse en frontman. Jorge, que es inteligente, me miró perplejo, pero no tardó mucho en convertirse en el solvente frontman que es en ZENOBIA y ahora ser un buen sustituto de Israel Ramos, del que aún es pronto para aventurar la fecha en la retornará.      Empiezo la crónica hablando de Jorge, ya que es el punto más interesante y novedoso. Berceo ha demostrado ya de lo que es capaz en su banda, y por lo que muchos y yo vimos y escuchamos en LEYENDAS, hizo  una labor estupenda, y pasó con notable muy alto la prueba de ser el cantante de AVALANCH. Me alegro mucho por Jorge, porque le aprecio a nivel profesional y personal, y sé que le está poniendo mucho empeño e ilusión, además de trabajo para superarse, lo que le honra y demuestra que con tesón, ensayos y preparándose a fondo, las cosas se consiguen, como lo ha hecho el de Logroño.  Enhorabuena, Jorge y a Duque Producciones y AVALANCH por elegirle.

Siguiendo con Jorge, es claro que cada cantante es diferente, cada cual posee su estilo, tesitura, tonalidad, y comportamiento escénico. Isra es un excelente cantante que hace un papel muy bueno en AVALANCH. Jorge es menos sutil, menos melódico… Es más heavy, y eso lo demostró en LEYENDAS, haciendo un gran papel, sobre todo como frontman, escénicamente. No paró ni un instante de moverse, subirse a las tarimas, saltar, animar al público. Los temas cantados originalmente por Isra le costaron un poco más, pero las canciones de la era Ramon, y sobre todo las que originalmente cantó Víctor García le vinieron como un guante y es donde Berceo dio su mejor talla.

Antes de meterme en la crónica, deseo que Isra se reponga lo antes posible. Aunque Jorge lo hizo bien, muchos echamos de menos a Isra Ramos.

La banda tomó posesión del escenario, con mucho público, en una buena hora e hizo un repertorio a la medida de LEYENDAS y Jorge.

Lo de Terrana volvió a ser de “otro planeta”, así como el trabajo de Salán y Rionda a las guitarras. Es complejo quedarse con uno de los dos, porque ambos son brillantes en su trabajo. Dirk puso el ritmo y demostró estar muy compenetrado tocando el bajo y haciendo voces, al lado de un Manuel Ramil que lo hizo de maravilla una noche más.

El show fue visto por miles de personas, no hacía calor y era una gran hora. El público juzgó la labor de estos AVALANCH con Jorge, pero por las opiniones generales que recogí allí y he podido leer, el trabajo de Jorge ha gustado. Empezaron con el gran “El Oráculo” y “Demiurgus”. Ambos sonaron muy bien, con la banda perfecta. A Jorge se le vio en ambos un poco incómodo, posiblemente por la tesitura que Isra les dio originalmente, cantando en una onda que poco o nada tiene que ver con las formas vocales de Jorge, quien lo palió volcándose escénicamente.

En “El Peregrino” y especialmente en “Otra vida” la cosa cambió, Jorge calentó e hizo más suyas ambas canciones, mientras el grupo daban una gran talla a todos los niveles, especialmente Terrana, demostrando una y mil veces que es un portento sobrenatural, y la dupla Salán y Rionda, derrochando virtuosismo.

En “Delirios de Grandeza”, (del que colgamos un vídeo),  Jorge se vació, saltando encima de la tarima central y cantando muy bien, así como en los dos siguientes: “Pies de Barro” y “Mil Motivos” (ambos también los grabamos). En estas dos canciones, Jorge si dio el 100%, dejando el listón muy alto, y haciéndose el amo de la escena y el micrófono.

En “Alas de Cristal” tuvo algunos fallos, pero la sacó adelante, con el público cantando y muy involucrado. Los siguientes temas sirvieron para consagrar aún más la actuación. La interpretación de “La Flor en el Hielo” fue extraordinaria, así como “Xana”, cantada a capela por el público masivamente y bordada por Jorge Berceo.

Un gran “Lucero” y la impresionante “Torquemada” fueron los temas finales. En este último, Jorge dio una talla muy alta, demostrando que su tesitura está mucho más cerca a la de Victor García que a la de Isra, como he dicho antes en mi artículo. “Torquemada” fue brutal.

Ahora AVALANCH seguirán su gira, y salvo sorpresa será con Berceo como vocalista, quien en mi opinión y la de muchos está haciendo un más que notable trabajo vocal y escénico. Veremos que les depara el futuro a medio plazo.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Mikel Masa

 


FLOTSAM AND JETSAM

Cuando uno se pone a enumerar las grandes bandas del thrash metal americano, puede que entre las primeras no figure el nombre de FLOTSAM & JETSAM pero sin duda no pueden faltar en ese listado, puesto que sus discos y directos son parte de la historia del género y tenerlos una vez más en el LEYENDAS DEL ROCK es un gustazo para todos aquellos que disfrutamos del thrash metal.

Con “The End Of Chaos”, el nuevo álbum que andan presentando, el combo de Arizona saltó al escenario Mark Reale para ofrecernos una descarga donde repasaron algunas de sus piezas más reconocidas junto a canciones del nuevo disco, como fue el caso de “Prisoner Of Time” que fue precedida por “Desecrator” del mítico “Doomsday For The Deceiver”, en el cual participó el que más tarde sería bajista de METALLICA Jason Newsted.

El vocalista Eric A.K. fue el encargado de presentar el tema “Iron Maiden” el cual dijo que era además su banda favorita para después volver a su primer trabajo con “Hammerhead” donde algunos de los presentes ya formaron un circle pit, algo que nunca falta en este tipo de conciertos. “Demoliton Man”, el single de su nueva obra volvió a incidir en el presente de la banda.

La parte final del concierto estuvo dedicada a las canciones más representativas de la formación, como las indispensables “Dreams Of Death” o “I Live, You Death” de su segundo disco “No Place For Disgrace”, la cual fue la encargada de poner el punto final a un concierto correcto donde una vez más FLOTSAM & JETSAM se reivindicaron como una de las bandas más en forma y activas del Thrash americano.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 

 


 

DARK MOOR

Por fin. Tras muchos años de peticiones por parte de fans, DARK MOOR actuaban en el LEYENDAS DEL ROCK.

Los madrileños siempre han sido una banda con una trayectoria un tanto extraña, triunfando en países extranjeros e incomprensiblemente condenados al ostracismo en España, donde sus apariciones en directo son escasas.

Es por eso que su inclusión en el festival congregó a un gran número de personas que no querían perderse la actuación de la banda, la cual ha despertado mucha curiosidad. El propio Enrik ya advirtió que el repertorio de la banda se iba a centrar en “Origins”, álbum que editaron el pasado año y es por ello que para tal ocasión presentaron una puesta en escena sobria, pero acompañados por un gaitero y un violinista los cuales participaron en las canciones de “Origins”, en el cual han incluido sonidos celtas.

El sonido rozó la perfección y la banda estuvo sobresaliente en todo momento, con Alfred cantando de manera magistral, Enrik mostrando su genialidad a las 6 cuerdas y la base rítmica compuesta por Daniel y Roberto creando ese ambiente místico y especial que rodea a DARK MOOR.

“Birth Of The Sun” fue el primero de los 7 temas de “Origins” que sonaron. La banda venía dispuesta a defender su último trabajo y eso hizo. Para muchos es un gran disco y a otros no ha gustado, pues ha supuesto el alejamiento del power metal para plantear sonidos diferentes como folk o hard rock, pero DARK MOOR siempre han sido una banda que no se ha querido encallar en un sonido y siempre han explorado nuevos horizontes.

“Before The Duel” fue la única referencia al álbum “Beyond The Sea” y rápidamente Alfred nos dio las buenas noches, agradeciendo estar por fin en el festival para presentar “The Spectres Dance”, canción más bailable que animó el ambiente en unas horas que ya comenzaban a pesar sobre algunos.

“Crossing Through Your Heart” con tintes más hard rockeros al más puro estilo de WHITESNAKE encandiló al público, siendo una pieza ligera pero bastante efectiva amén de una de las mejores de su reciente trabajo. “Tilt at Windmills” de “Ancestral Romance” bajó la intensidad para ofrecer un tema más melódico pero intenso.

“First Lance Of Spain” nos adentró en el power metal más sinfónico, que muchos estaban reclamando, siendo una de los cortes que mejor recibidos fueron por una audiencia que parecía disfrutar del concierto, pero ávidos de más material clásico de DARK MOOR. La canción popular escocesa “Raggle Taggle Gypsy” dio un giro total, pasando del doble bombo al folk más bailable con instrumentos acústicos, que puso a muchos a bailar, al igual que pasó con “Duidric Creed” muy melódica y rockera.

La parte final del concierto llegaba con “And Forever”, la balada de “Origins” cargada de feeling y cuyo estribillo hizo cantar a muchos, la esperada “The Road Again” y “The Chariot”, único tema que sonó del álbum “Tarot” del que más de uno esperaba que interpretaran más canciones.

DARK MOOR ofreció un buen concierto, centrados en su más reciente etapa y dejando de lado sus álbumes más conocidos. Una apuesta arriesgada que demuestra que están a muerte con su último disco. Para muchos fue un excelente concierto, para otros falto de clásicos, pero lo que quedó claro es que DARK MOOR siguen siendo en lo musical una de las mejores y más creativas bandas de nuestro panorama. Esperemos que esta primera visita al LEYENDAS sirva para que no tengan que pasar tantos años para tenerlos de nuevo por aquí. 

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

DÉBLER

Hubo mucha gente para ver a DÈBLER en el escenario Mark Reale, lo que asegura que la banda está creciendo, ya sin ir de la mano de MÄGO DE OZ, con los que seguirán haciendo algún concierto esporádico, pero no tantos como antes. Es claro que el trampolín les ha servido para darse a conocer entre el gran público, por lo que, como digo, fueron muchos los que se acercaron a verles y cantar sus canciones a tan altas horas, tras un día plagado de bandas, calor y cansancio acumulado. Ya triunfaron el año pasado en el escenario del camping, y esta  vez han pegado un salto más.

Yo me alegro que lo consigan por méritos propios, y asi es. A la espera de lanzar su próximo trabajo “Adictium”, certificaron su gran momento esta noche. En Fuengirola no me terminaron de convencer, pero en LEYENDAS esta noche sí estuvieron sobresalientes. Se nota que la banda se lo está tomando muy en serio, ensaya, y se están superando asi mismos, cuidando el tema técnico, artístico y escénico. Aunque lo más importante es que su público se lo pasó en grande; al fin y al cabo es de lo que se trata, y más en un festival.

Les vi muy seguros y sobre todo noté a su vocalista Rubén Kelsen muy centrado, afinando al máximo y en definitiva cantando de maravilla. Su repertorio fue el mismo que vienen haciendo en sus últimos conciertos.

“Nada nos podrá parar” sonó perfecta, cargada de sonidos grabes, que más tarde se ajustaron, pero bien, como digo con Rubén cantando a la perfección y cumpliendo su papel escénico junto a sus compañeros que nunca fallan, especialmente el violinista Dani, que fue una vez más el centro de atención escénica y de diversión, tocando su violín de cine.

Me gustó nota que el ambiente era el propicio para que la banda triunfara como lo hizo, y eso lo noté escuchando cantar al público, saltar y disfrutar.

Los temas fueron avanzando, “Renacer del Alma”, “El ritual de las llamas”, con Diego Palacios colaborando como siempre y el ya clásico “Fuego a tope”.

Me encantó “Mar de Lágrimas”, como “Sentencia Final” de la que grabé un vídeo, y el nuevo single, que ya es todo un clásico del grupo: “Polvo de Estrellas”, con una melodía magnífica y un estribillo a la altura de unos DÈBLER que van a gustar y sorprender, y mucho, cuando vayan aireando más nuevas canciones. Yo tuve la suerte de escuchar el disco completo, y os puedo asegurar que va a encandilar al público, por temas, estribillos y calidad.

DÈBLER lo hicieron muy bien, y conquistaron Villena. El futuro es suyo, como el de jóvenes bandas como LÈPOKA, CELTIAN y muchas más.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Mikel Masa

 


 

TIERRA SANTA

Los riojanos TIERRA SANTA hace ya tiempo que se convirtieron en uno de nuestros bastiones inexpugnables en lo que a  heavy metal nacional se refiere. Con más de dos décadas de andadura musical a sus espaldas la banda que capitanean Ángel San Juan y Roberto Gonzalo no precisa de sacar un nuevo trabajo para mantenerse en la carrera, ni tampoco para formar parte del cartel de un festival como el LEYENDAS DEL ROCK. Ellos tienen su propio sello, una marcada personalidad, unos temas altamente reconocibles, y además cuentan con la lealtad de unos seguidores que siempre se movilizan cuando aparecen en escena. De modo que no fue una sorpresa cuando pese a la hora, las 2:50 de la noche, el De La Rosa Stage presentó un fantástico ambiente.

A diferencia de lo que sucediera en anteriores apariciones en el Leyendas en esta ocasión los riojanos optaron por una puesta en escena bastante sobria, dejando a un lado lado pirotécnica, humo, y fuego; con únicamente un gran telón de fondo con el estandarte de la banda en llamas presidíendo el escenario. Otro detalle reseñable fue el repertorio escogido, obviamente plagado de viejas favoritas, pero con el matiz de que dejaron totalmente aparcadas las composiciones de sus dos últimas entregas de estudio “Mi Nombre Será Leyenda” (2013),  y su más reciente “Quinto Elemento” (2017).

Respaldados sobre un sonido nítido y potente, y contando con la maestría en los teclados, -como viene siendo habitual desde su regreso en 2010-, del teclista Juan Antonio San Martin la banda sonó impecable, permitiéndonos distinguir todos los detalles y matices que contienen temas  como  “La Sombra De La Bestia”, dejando claro desde el mismo arranque que sus canciones son ya más de la gente que de la propia banda, ya que durante el show el respetable  coreó con absoluta devoción las estrofas de himnos imprescindibles como “Apocalipsis”.

Aunque nunca fue un gran orador a la hora de dirigirse a sus seguidores, Ángel supo como ganarse al respetable con sus cortos discursos entre tema y tema, dejando así que todo el protagonismo recayera sobre unos temas que se han acabado convirtiendo en clásicos imprescindibles para cualquier seguidores del metal nacional, y la mejor prueba fue comprobar con el entusiasmo con el que fueron recibidas piezas como “Indomanble”, el corte que prestaba título a su cuarta entrega de 2001, “Sangre De Reyes”, o la propia “Tierra De Leyendas”, que fue una de las que mejor acogida obtuvo.

Como comentaba anteriormente el combo riojano paso de puntillas por toda la producción que ha facturado tras su reunión de 2010, permitiéndose un único recuerdo a aquel ya lejano “Caminos De Fuego”, del que rescataron uno de sus temas más épicos y melancólicos “La Leyenda Del Holandés Errante”. Los aromas más relajados y de corte baladístico se adueñarían del recinto durante “El Amor De Mi Vida”. Mientras que la elegida para  que el  show recobrara toda la chispa y la intensidad fue otra de las imprescindibles, “La Momia”.

Con el objetivo puesto en el material de su obra de 2003, “Indomable”, llegaba el momento de que Ángel nos hiciera cantar a todos durante “El Canto De Las Sirenas”. Mientras que la velocidad y los duelos entre el propio frontman y su socio Dan Diez acabaron convirtiendo a “Alas De Fuego”, en uno de los puntos culminantes del show.

Varias fueron las ocasiones en las que el público coreó de forma reverencial el nombre de la banda, tal y como sucedió durante los prolegómenos de “El Bastón Del Diablo”, que servía para inaugurar la triada que los riojanos dedicaron a  “Legendario”, y que se completó con la propia pieza homónima, y un celebradísimo “Drácula”.

Aunque era ya muy tarde, prácticamente las cuatro de la mañana, nadie se movió de su sitio, ya que todos sabíamos que la descarga de TIERRA SANTA  no concluiría hasta que todos aunáramos nuestras voces para entonar las dos partes de “La Canción Del Pirata”, con la que, ahora sí,  Ángel San Juan y sus muchachos se despedían definitivamente agasajados por sus seguidores, rubricando así esta jornada de jueves del LEYENDAS DEL ROCK.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Mikel Masa

 


 

NANOWAR OF STEEL

La inclusión en el último momento de la banda italiana fue recibida con alegría por muchos de los asistentes al festival. Por desgracia, los vuelos volvieron una vez más a gastar una mala pasada al festival, teniendo que aplazar su actuación a altas horas de la noche, haciendo que el show tuviera menos gente de la esperada, pero aún así un gran número de fieles se agrupó en el Mark Reale para disfrutar del humor ácido y la parodia de una banda que se ha hecho muy popular por estos lares.

Siempre estará la polémica de si este tipo de bandas son “serias” o una broma de mal gusto, pero desde luego este tipo de formaciones siempre traen el buen rollo y la fiesta a los eventos de este tipo por lo que aquellos que disfrutan de estas propuestas más desenfadadas tuvieron una buena dosis de humor.

Tras la intro, NANOWAR OF STEEL salieron a escena ataviados de manera estrambótica, luciendo tutús, pelucas y demás parafernalia, abriendo con “Barbie MILF Princess of the Twilight” y “The Call of Cthullhu”.

La banda explicó en un aceptable castellano su problema con los vuelos y quisieron dedicarle a las compañías aéreas la canción “Ode Al Cetriolo, Ortaggio Prestigioso” tomándose de buen humor y con filosofía su problema.

Naturalmente no faltó para la ocasión el que se ha convertido para muchos en la particular canción del verano, “Norwegian Reggaetón”, con la inestimable colaboración de Charlie Glamour de GIGATRON que salió a cantar sus partes junto a la banda y que fue cantada a coro por los presentes. Para muchos ha sido un despropósito de canción, para otros una acertada parodia al reggaetón, pero desde luego no ha dejado indiferente a la comunidad del metal.

NANOWAR OF STEEL desplegaron su humor y buen rollo que nunca viene mal en unas horas donde apetece más el relax. El público disfrutó y seguro que la banda en su próxima visita a España ganan más adeptos.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

MÁS FOTOS

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. El de Dark Moor para mí el mejor concierto del día. Enrik, como siempre se salió, y la inconfundible voz de Alfred sonó a gloria, como el sonido del concierto en general, fuerte y contundente. Setlist discutido por muchos, y no les faltaba parte de razón, pero no se puede negar que Dark Moor es una de las bandas más grandes a nivel de calidad que hemos tenido aquí nunca desde hace 20 años. Para mí los más grandes.

  2. Supongo que sera cuestion de gustos lo de que daban pena como dices, en general y por lo que he leido por diferentes medios, etc fueron de lo mejor del Jueves…

    Pena tenian que dar algunas bandas de las que tocaron en el Leyendas con todo pregrabado y sin musicos segun he leido en los comentarios de las demas jornadas.