Inicio Entrevistas MICHAEL SCHENKER FEST – Entrevista con Michael Schenker en Madrid

MICHAEL SCHENKER FEST – Entrevista con Michael Schenker en Madrid

8
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

 

Michael Schenker

 

MICHAEL SCHENKER FEST Entrevista con Michael Schenker en Madrid

 Una leyenda del rock, un guitarrista inconfundible e irrepetible que sigue funcionando a las mil maravillas como es Michael Schenker, no se le acaban las ideas y sigue sacando increíble material como su próximo “Revelation”, que verá la luz el 20 de septiembre y es otra maravilla compositiva en la que vuelve a contar con las voces de Gary Barden, Doogie White, Graham Bonnet y Robin McAuley para este MICHAEL SCHENKER FEST en su segunda muestra tras “Resurrection”. Pues bien, hemos tenido la oportunidad y el placer de hablar largo y tendido con el maestro Schenker sobre su próximo nuevo trabajo, entre otras curiosidades. Muy hablador, amable, simpático y por momentos muy gracioso, así se nos muestra Michael en la entrevista que podéis leer a continuación.

– Pues vamos a empezar hablando de la portada de este nuevo “Revelation” que verá la luz pronto. Continúa un poco la línea bíblica del anterior, ¿verdad?

Michael Schenker.- Así es, tenía la idea desde hace mucho tiempo atrás, pero no podía introducirla en ningún lugar. Y ahora la portada no está basada en el ahora, sino en algo más relacionado con el pasado, la similitud con Jesucristo es real en lo musical en lo que a mí respecta. La primera parte de mi vida soy yo tocando la guitarra como en esa cuna que nació él, sin esperar nada de nada en el futuro, sin saber qué iba a ser de mí y tocando por puro placer, no miraba por dinero, ni por fama, sólo disfrutaba yo mismo tocando la guitarra, y un día la gente dijo ‘Michael Schenker es Dios’ y como que es algo que me abruma. Y fue en 1976 cuando realmente me asusté con el éxito que tuve con UFO, porque desde ese punto todo el mundo me quería para escribir algo para ellos, y fue una presión bastante grande en esa época.

Después llegó el directo “Strangers In The Night”, y también participé en “Lovedrive” de SCORPIONS, quizá un punto de inflexión en mi carrera. Había conocido la fama lo suficiente para decidir entre si quería seguir en esa linea ascendente en el ‘hall of fame’ o si quería realmente hacerme feliz a mí mismo haciendo en todo momento lo que yo quisiera, y esto segundo fue lo que hice, experimentar con mi música, seguir aprendiendo de mí mismo, no iba a elegir algo en lo que realmente nunca he estado interesado como lo es la fama. Así que no estaba para Ozzy Osbourne entre otros, y nunca estaré triste por ello, porque dejé todo mi éxito e incluso mi dinero para hacerme libre. Esto me ha hecho aprender mucho de mí mismo en mi vida, para aprender mucho de la vida en general, y después ya sabes, escribí “Into The Arena” y eso me metió en otro campo de batalla de nuevo, y tampoco es lo que quería porque como te dije ya dije que no a entrar en Ozzy Osbourne, no quise seguir con Scorpions, y para ello tuve que separarme definitivamente de esta gente, de Aerosmith, de Deep Purple. Yo simplemente quería ser yo mismo, quería hacer lo que yo quisiera, todo este tiempo he ido haciendo una tarta que ahora tengo el gusto de poder seguir rellenando, pero seguirá siendo la misma tarta.

A la mitad de mi carrera, la gente estaba enfadada y en desacuerdo conmigo, porque querían hacer dinero conmigo y ellos pensaron que efectivamente yo quería hacer algo para mí mismo, pero lo que no entendían es que realmente no quería nada. La primera canción que escribí en mi vida, la escribí en la cocina de mi madre y ahora lleva el sello Scorpions, la canción es “In Seach Of The Piece Of Mind”. Tengo dos tatuajes, uno dice “Born to be free” (nacido para ser libre) y el otro “Born to overcome” (nacido para superarme), creo que te explican perfectamente lo que soy después de todo. Estoy a gusto, estoy completándome con mi música y soy libre, qué más puedo pedir. En la vida tienes que tomar decisiones y elegir, y las decisiones que tomas te determinan cómo eres en realidad. Así que la portada del disco por sí misma podría haberse llamado pureza, o pureza y pasión contra corrupción, es un símil con Jesucristo que creo que representa bastante bien mi vida en lo musical, no sólo soy una persona detrás de una guitarra, soy algo más. Todo lo que sucede en la vida, en cada profesión, en cada situación, todo puede ser o afilado o suave, o tierno o duro, o claro o oscuro, tienes que elegir entre dos vertientes siempre, y creo que es lo que he hecho yo, he decidido por mí mismo, he elegido seguir siendo yo, seguir trabajando por mi lado y construir lo que yo quiero construir y ser fiel a mi mismo, y creo que si eres fiel a ti mismo, algo bueno te espera siempre.

He terminado el cumplimiento con mi carrera, y una vez que creo que he construido algo muy sólido, puedo permitirme disfrutar de lo que conseguí e hice todos estos años atrás, ahora puedo continuar con la época de “Strangers In The Night”, pasármelo bien con ello, y revivir los ochenta vistiendo como una rockstar de los años ochenta, conducir coches deportivos, todas cosas esas ahora, porque una vez hecho todo el trabajo duro te puedes permitir disfrutar, está completo mi trabajo, así que ahora toca disfrutar y aunque mi trabajo no termina aquí realmente, puedo sacrificar algo de trabajo por algo que merezca la pena también. Las personas que viven como si fuese una persona de dos dimensiones no pueden entender quizás esta forma de vida, puedo ver muy claramente que todo lo que ha sucedido, ha sucedido de la forma que tenía que suceder, no hay otro camino.

Michael Schenker

– ¿Cómo se ha labrado este disco? También te has encargado de la producción del mismo…

Michael Schenker.- ¡Cierto! Pues yo siempre toco y descubro, ese es mi método de componer, no practico de arriba a abajo escalas ni cosas de esas. Toco y descubro, es como la caza, realmente a la gente que le gusta cazar, le gusta descubrir cosas ocultas y hay un premio si lo encuentran. En mi caso también soy así, toco hasta descubrir alguna melodía que me guste y vaya guardando como oro. Cada pieza de oro que voy teniendo, me inspira para crear toda la canción y eso es todo lo que hago realmente, y lo que he hecho desde que compuse “In Search Of A Piece of Mind”. Empezamos a crear este disco en noviembre, porque en noviembre terminó nuestro tour. Suelo hacer un ciclo como sabes de tour, grabar, tour, grabar… está en mi sistema fallido de todos modos, no entiendo la música de otro modo. He hecho como cuatro álbumes en los noventa, y más tarde cuando estaba en solitario, porque tengo mucha creatividad. Hago muchos álbumes con muchos riffs distintos en cada álbum, con cada riff podría hacer cinco álbums fácilmente, y es algo bueno porque siempre estoy preparado para volver a trabajar en un álbum nuevo, siempre tengo nuevo material porque suelo tocar mucho en bases regulares de batería y bajo como una hora al día. Porque no veo la televisión y toco la guitarra a la vez, estoy con la guitarra y estoy con ella, y cuando toco y descubro es algo que tengo, porque me encanta la pura autoexpresión, desde ahí la productividad y el trabajo es infinito, esto es como un océano, cada cosa que te encuentras ahí adentro es distinta a la anterior.

La gente me pregunta, ‘¿sigues algún libro de guía o algo así?’, y la respuesta es no, todo sale de dentro, hay demasiadas cosas dentro de mí aún que ni sé que existen, si sigues una guía o una tendencia saldrá algo demasiado similar a lo anterior. También puedes hacer un libro de guía claro, pero yo he elegido este camino y como resultado he labrado mi propio estilo porque he añadido mi… , no sabría como explicarlo, nadie está dentro de ti hasta que tu te abres y dejas a la gente saber de ti, y cuando lo haces a un nivel artístico significa que te has abierto y que no lo has puesto en una pantalla o en una pizarra y lo has expuesto, si no que lo has mostrado directamente de ti hacia el mundo, estás creando un color distinto al resto haciendo esto, estás creando una cosa completamente distinta porque es sólo y únicamente tuya.

Michael Schenker

– Y siguiendo hablando del álbum, nos encontramos con “Rock Steady”, una especie de himno que abre el disco con todos los vocalistas en él. ¿Cómo surge esta canción y por qué es la elegida para abrir el álbum?

Michael Schenker.- Bueno, nosotros hicimos “Resurrection” y estaba fascinado por cómo reaccionaba la gente cuando aparecían los diferentes cantantes a lo largo de las canciones, y es divertido ya sabes escuchar distintas voces sonando en una misma canción. En esta ocasión quería tener cuatro canciones distintas con todos los cantantes en ellas, pero finalmente nos quedamos con tres canciones porque como sabes Ted McKenna falleció el 19 de enero de este año, y de hecho teníamos confirmada la gira para abril y demás, teníamos un acuerdo, y teníamos que encontrar un batería que se aprendiese cuarenta y cinco canciones en unos pocos meses. Empezamos el álbum en noviembre, y tuvimos la escucha porque lo terminamos el 13 de marzo, pero teníamos que cambiar algunas cosas, ya sabes, encontrar un nuevo batería, y encontramos a Simon Phillips, el batería original del primer disco de MSG, y él estaba muy feliz por hacerlo, y Bodo Schopf, quien también nos ayudó mucho, pero siempre había alguno que no nos podría acompañar de gira, así que decidimos que Simon tocara diez canciones en el álbum, Bodo tres, y fue ahí cuando ya se convocó a la prensa internacional para hacer la escucha oficial de este nuevo disco. Uno de los invitados dijo que la diferencia de estos dos discos es que “Resurrection” es un disco feliz, y “Revelation” también es una fiesta, creo que lo describe bastante bien. Después de la terrible, horrible y desgraciada noticia de lo que pasó con Ted, deshicimos la posibilidad de contar con artistas invitados, porque por agendas, compromisos y demás sería muy difícil. Y fue cuando teníamos tres canciones de las cuatro canciones con todos, y para la cuarta el tiempo corría muy rápido, y fue cuando me recomendaron que tuviera en cuenta al cantante de RAINBOW y Ritchie Blackmore actualmente, que es muy buen cantante, su nombre es Ronnie Romero y que podía preguntar si podría cantar esta canción, y él por supuesto estaba más que contento con esto, hizo un grandísimo trabajo en una canción poco usual porque su voz es muy diferente a la de los otros cantantes, creo que lleva a este álbum a un siguiente nivel, así que no queríamos ningún artista invitado, pero lo tuvimos inesperadamente y funcionó muy bien.

Michael Schenker

– ¿Qué canción crees que describe mejor el sonido de “Revelation”?

Michael Schenker.- Uf, es muy difícil decidir. Hay cinco vocalistas en este álbum, y ya sabes, cada cantante te da una distinta vibración, es una cuestión de gustos al final. Hay mucha gente que decía ‘¿“Rock Steady”, ¡qué es esto!?’, y otros decían ‘’¡Oh, es una gran canción!”, realmente no lo sabes y menos con tantos cantantes y sonidos distintos. Como digo, es una cuestión de gusto, pero para mí como estoy dentro de ello, son historias completamente distintas. He estado trabajando duro en cada riff, en cada acuerdo para que las canciones las canten uno u otro, he estado pendiente de todo en este trabajo para que quede perfecto en su totalidad, es como un libro. Para mí es un trabajo muy importante, porque he intentado que todo esté muy equilibrado, como un buen libro, que tenga sentido por sí mismo todo el disco. Hay demasiados puntos espectaculares en el disco, muchos elementos a tener en cuenta en cada una de las canciones, desde las notas vocales de los cantantes, pasando por los ‘breaks’, ritmos, riffs, solos, etc. No sabría realmente por donde empezar (risas).

Michael Schenker

– “Ascension” es otro corte interesante, en este caso instrumental, para cerrar el álbum, ¿estaba previsto que fuese un tema instrumental desde el principio?

Michael Schenker.- ¡La verdad es que no! Como sucede con “Salvation” en el anterior LP “Resurrection”, estaba pensada para ser cantada por alguien, pero finalmente no fue así. Nadie escribió nada para ella, así que se quedó así, hice la versión instrumental de ella. Por eso, en este disco, a diferencia del anterior, hice 13 canciones, porque sabía que en el caso de que no hubiese letra para alguna o no terminase de funcionar podría sacarla del disco, pero aun así ha funcionado y por eso se ha quedado definitivamente para cerrar el álbum. ¡Quería sacar alguna canción y al final hemos usado todas! (risas).

– Iba a preguntarte precisamente por Ronnie Romero, pero hablando de vocalistas, ¿con qué otro vocalista te gustaría trabajar en un futuro?

Michael Schenker.- Pues realmente no pienso en eso, porque la idea desde el principio es que mi música debía tocarla con los cantantes originales de cada canción, es algo que necesitaba hacer. Tenía que volver a las raíces de cada canción, y sabía que sería complicado (aunque tampoco lo he intentado) con Klaus Meine o Phil Mogg por ejemplo, pero pensé que quizás con los cantantes de los ochenta tendría alguna opción. Pregunté a todos, ¡y todos estaban preparados! Con los músicos pasó lo mismo. Como te digo, pensé que sería bueno para mí contar con los cantantes originales de estas canciones y así fue cómo se puso en funcionamiento esto, sabía que funcionaría para mí, para ellos y para por supuesto nuestro público. Cuando llegó el primer trabajo de MICHAEL SCHENKER FEST, llegó algo que quise hacer siempre, que es juntar las voces en una canción, y no sólo pasó esto, sino que he podido hacerlo en varias más, y en este disco incluso más, hemos incluido sorpresas como la de Ronnie Romero. Nos sorprendimos a nosotros mismos en este caso por ejemplo con “Rock Steady”, que fue la primera canción que se hizo pero no nos convencía, y fue mejorando y creciendo poco a poco hasta convertirse en lo que es, un perfecto inicio para el disco.

– Y hablando acerca del futuro, quizá algunos conciertos para otoño o invierno… ¿qué planes te esperan?

Michael Schenker.- Básicamente ahora mismo no estamos valorando ninguna oferta aunque las hay, porque prefiero esperar hasta que el álbum sea lanzado, el público se familiarice con él, y entonces sí los promotores puedan contactar con nosotros sabiendo el producto que tendremos tanto a nivel musical como escénico. Quiero esperar a que la gente comprenda el valor que tiene este álbum, y ya después estaremos en la posición de negociar fechas y demás.

– Si tuvieras que elegir entre conciertos en sala, recintos o festivales, ¿con qué te quedarías?

Michael Schenker.- ¡He hecho de todo! En mi vida he aprendido con todo, aunque realmente lo que no me gusta son los acústicos, porque no puedes escuchar a nadie y no hay ese feedback como yo lo entiendo, además que no puedes moverte como quieres y demás, para mí es una pesadilla. Pero realmente no me importa, los sitios pequeños, grandes recintos, los festivales, los clubs, los clubs horribles (risas)… Siempre que suene bien mi música y la gente esté feliz, eso es lo único que me importa de todo. Puedo tocar en cualquier lugar o situación geográfica, excepto si ese lugar tiene una mala acústica.

– Sabemos que te gusta mucho España porque sueles venir por aquí… ¿qué es lo que más te gusta de nuestro país?

Michael Schenker.- ¡Si! Vengo desde que tenía tres años a España, incluyendo Madrid. Pero el sitio que más he visitado, aunque también he estado en Zaragoza un tiempo, es Cambrils, cerca de Salou y iba a coger peces con mis propias manos, y cuando sacaba alguno decía ‘arghh, qué asco’ y lo volvía a soltar (risas). Solíamos estar en un camping libre y salvaje y me lo pasaba genial. En cuanto a lo que más me gusta, sin duda el público español es muy pasional, muy feliz, siempre tienen una sonrisa para ti, es muy ruidoso y siempre ‘ole, ole, ole, ole’ (en español simulando el cántico) (risas). ¡Todo es formidable aquí!

– Termina la entrevista con una sóla frase para tus fans en España…

Michael Schenker.- ¡Seguid haciendo y escuchando rock! ¡Nos vemos pronto! (en español).

Óscar Gil Escobar

Fotos: Mikel Masa

 

 

 

8 COMENTARIOS