Inicio Conciertos Crónica y fotos de JUPITER + fesFE + VII ARC en Barcelona

Crónica y fotos de JUPITER + fesFE[M] + VII ARC en Barcelona

0
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

JUPITER

+ fesFE[M] + VII ARC

Sábado 18 de Mayo de 2019 – Sala Bóveda – Barcelona

Pese a que algunos de los álbumes en directo más importantes e icónicos de la historia del hard  rock y el heavy metal se han grabado en tierras niponas, lo cierto es que salvo muy contadas excepciones son más bien pocas las formaciones que viniendo de Japón han triunfado internacionalmente. Pero parece que los tiempos están cambiando, de modo que la popularidad de su cultura y sus bandas parecen  estar por fin calando hondo entre la juventud occidental, gracias en gran medida a esos vistosos looks con un toque andrógino y a la originalidad de una propuesta que en algunos casos resulta novedosa y diferente. Así que el cartel de esta noche de sábado en la sala Bóveda de la Ciudad Condal quedaría conformado por dos bandas niponas: fesFE[M], quienes aprovecharon su bautizo de fuego en los escenarios catalanes para repasar las mejores composiciones de su, hasta el momento, escueta producción discográfica. Mientras que como indiscutibles protagonistas de la velada contaríamos con la presencia de JUPITER, que desplegaron la magia contenida en su flamante nuevo trabajo “Zeus-Legends Never Die”, que salía a la venta el pasado mes de Mayo. Los encargados de  abrir boca antes de la doble ración de rock nipón fueron los germanos  VII ARC.

No voy a ocultarlo. No conocía de nada a los encargados de dar el pistoletazo de salida a las actuaciones: VII ARC. Así que tras escuchar un par de temas a través de las  redes sociales, para comprobar como sonaban, debo admitir que quedé aún más desconcertado. Podría decirse que su estilo es de lo más personal y de difícil catalogación. No obstante, ellos mismo lo engloban dentro de una corriente que se denomina “Visual Metal”, aunque para un servidor temas como "Laughing Masochist", o el inquietante “『NIL』”, sonaron como una bizarra amalgama que fusionó deathcore, nu- metal, y elementos sonoros propios de la cultura nipona.

Teniendo en cuenta todas estas premisas lo cierto es que su presentación no acabó de engancharme, ya que por momentos me pareció demasiado anárquica y poco estructurada, proponiéndonos unos temas en los que se alternaban pasajes melódicos y desarrollos  llenos de rabia y ferocidad. No obstante, el público siempre es soberano, y lo cierto es que los germanos consiguieron hacer mover a un personal cada vez más numeroso y animado. Y esa conexión con las primeras filas fue en gran medida por la actitud de unos músicos que no pararon de moverse e invitar a todos los presentes a que se convirtieran en parte activa de la fiesta, especialmente a la hora de  atacar piezas más melódicas como “海月 -kurage-“, extraído de su más reciente entrega "ATONIA -The Void of Tartaros-".

Tras un vertiginoso cambio de equipo todo parecía estar preparado para descubrir como sonaban en directo los chicos de fesFE[M], quienes aprovecharon su tiempo sobre las tablas para presentar en sociedad las composiciones de su flamante primer mini álbum “enseMble autoMata”, que se publicaba a principios de este mismo mes de mayo. Seguramente lo que más llamó la atención de la puesta en escena del combo nipón fueron sus llamativos ropajes, especialmente el de su vocalista que apareció en escena liciendo un ensangrentado vestido de novia. Aunque debo admitir que, al igual que sucediera con los encargados de abrir la velada VII ARC, no tenía muchas referencias de fesFE[M], lo cierto es que me dio la sensación de que el quinteto contó en todo momento con el favor de un respetable que se dejó arrastrar a través de su personal universo plagado de oscuridad, introspección y  melancolía.

No obstante, a mi no me acabaron de convencer los excesivos elementos pregrabados que llevaron, lo que acabó propiciando que algunos pasajes de su actuación quedaran bastante fríos, con los movimientos de los músicos muy mecánicos y medidos. En cualquier casó, me pareció  que la banda se mostró de lo más cómoda en escena, a pesar de que llevan apenas un par de años ofreciendo conciertos en vivo.

De los temas que más hicieron mover al personal me quedaría con las pinceladas góticas y electrónicas contenidas en el discotequero “Night Circus”, que servía para invitarnos a todos a cantar su coreable estribillo. Mientras que para incidir en su faceta más bizarra, e incluso diría que experimental, el quinteto nos presentó temas como el single “ バラバラ パーティー” y ”純白な夢とそのあとと“. En definitiva que los japoneses nos presentaron una propuesta atípica y original, aunque ciertamente alejada de los gustos de los que nos consideramos más afines a las sonoridades roqueras y metaleras.

Con los ánimos ya bastante caldeados tras las descarga de VII ARC y fesFE[M], llegaba el momento de dar la bienvenida a las indiscutibles estrellas de la velada JUPITER. La formación tokiota arribaba a su cita con la audiencia catalana con las pilas bien cargadas, dispuestos a demostrar que la reciente incorporación de su nuevo vocalista Atsushi Kuze tiene que convertirse en el espaldarazo definitivo a una carrera que ha seguido una clara línea ascendente durante los últimos años. Quizás para muchos JUPITER sean una banda cuanto menos pintoresca, y lo cierto es que aunque las indumentarias de sus guitarristas, Hizaki y Teru, se prestan a ello, su propuesta se apoya en un trabajado power metal de corte sinfónico, y en el que también tienen cabida muchas reminiscencias y elementos de corte neo-clásico. Así que a lo largo de su presentación no faltaron temas rápidos, certeros y directos como la inicial “Arcadia”, todo un derroche  de velocidad y técnica; ni tampoco la grandilocuencia melódica de “Last Moment”, que les servía para redondear una fantástica dupla de arranque que significó la mejor carta de presentación para su nuevo fichaje, Kuze.

Tras esta primera toma de contacto, que sirvió para que sus entregados fans ofrecieran una cálida acogida a sus héroes, era un buen momento para que la banda centrara su objetivo en las composiciones que conforman su nuevo trabajo, proponiéndonos las tesituras más potentes y agresivas de “Angel´s Wings”, que conjugaba a la perfección potencia, épica y elegancia. Mucho más melódica y orientada hacia derroteros de corte más tradicional dentro del  power metal sonó “Drastic Night”, que nos dejaba a unos omnipresentes teclados dando la replica a las carreras por el mástil de un explosivo Hizaki, quien ataviado cual muñeca de época nos ofreció una buena muestra de su técnica y su velocidad de ejecución para acabar recabando una rotunda ovación. De entre los cortes que más me gustaron de esta primera mitad del show sin duda me quedaría con el fantástico “Bring Me Out”, uno de los primeros temas que grabaron con Kuze y que se incluyó en su single del pasado año “Theory Of Evolution”.

Como era previsible los japoneses tampoco quisieron dejarse en el tintero algunas composiciones de nuevo cuño que están llamadas a convertirse en clásicos imprescindibles para todos sus seguidores, y una de las que mejor funcionó fue “Show Must Go On”, que nos dejaba la imagen de unas primeras filas completamente entregadas mientras no dejaban de cantar su pegadizo estribillo con el puño en alto. El primer respiro de la noche llegaría justo a continuación durante los compases iniciales de “The Spirit Within Me”, aunque fue tan sólo un fugaz espejismo ya que las guitarras no tardaron mucho en tomar el control para impulsar una nueva cabalgada marca de la casa que servía para que los más animados volvieran a agitar frenéticamente la cabeza.

La ampulosidad de los coros pregrabados nos anunciaba que había llegado el momento de adentrarnos en el que probablemente sea el tema más rápido de su última entrega discográfica “Tears Of The Sun”, que nos acabó abocando sobre las sonoridades más comedidas e intrigantes de “Memories Of You”, en la que la formación nipona nos propuso algunos desarrollos de corte progresivo, aunque sin perder en ningún momento el melódico sello personal que imprimió un Kuze se fue creciendo a medida que avanzaba el show.

Un nueva mirada hacia el pasado, concretamente hacia el material contenido en su segundo  largo “The History Of Genesis”, serviría como excusa para volver a rescatar su faceta más cruda y visceral gracias a la pegada del trepidante “B.L.A.S.T”. Pero sin duda uno de los momentos más celebrados de la noche llegó justo a continuación, con ese fantástico juego de melodías dobladas que Hizaki y Teru nos ofrecieron durante el primerizo “Blessing Of The Future”, que fue el escogido para adentrarnos de lleno en una apoteósica recta final que estuvo marcada por la épica  de “Zeus: I. Legend Never Die / II. “Conversations With God”.

Con sus seguidores demandando incansablemente que sus héroes regresan a escena, JUPITER no se hicieron de rogar en exceso en su retorno sobre las tablas para rematar definitivamente la velada con un nuevo guiño a su ópera prima, dando buena cuenta de “Symmetry Breaking”, para que posteriormente “Theory Of Evolution”, pusiera el brillante colofón a su primera incursión en tierras catalanas.

No, evidentemente, JUPITER no son una banda al uso. Tampoco sus fans son los típicos seguidores del power metal. Pero lo cierto es que los japoneses mostraron  su poderío sobre el escenario dejando patente que prescindiendo de su extravagante imagen son una banda sólida, con tablas, y con directo de lo más convincente.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Gerard Brull Blanes

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.