Inicio Conciertos AVANTASIA – Crónica y fotos de Berlin

AVANTASIA – Crónica y fotos de Berlin

8
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
IRON MAIDEN
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
IRON MAIDEN
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
Century Media
Madness Live!
LEO JIMENEZ - Mesias
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
Century Media
Madness Live!
LEO JIMENEZ - Mesias
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
Century Media
Madness Live!
LEO JIMENEZ - Mesias

 

AVANTASIA

Miércoles 3 de Abril de 2019 – Huxleys Neue Welt – Berlin

Uno de los eventos del año siempre es (cuando da la casualidad de que están de gira) sin duda alguna AVANTASIA, y más cuando viajas por Europa para cubrir uno de sus shows. El proyecto creado y comandado por Tobias Sammet, recalaba esta noche en el emblemático Huxleys Neue Welt de Berlin en una de sus primeras fechas de este “Moonglow Tour”, en el que presentaban el nuevo disco que da nombre al tour con varias novedades en el line-up habitual y en el setlist. El cartel de “no hay billetes” colgado en Berlin, como en muchas ciudades de Europa, para acoger esta fantasía musical llevada de nuevo a su máximo esplendor en directo.

Sin teloneros y a eso de las siete de la tarde se abrían las puertas de la sala para acoger a los primeros fans (los cuales hay que decir que eran de diversas nacionalidades, desde franceses, italianos, españoles… y por supuesto alemanes). El aspecto de la sala es formidable, con el suelo de tarima en toda la sala, gradas y zonas para gente con problemas de movilidad, y un telón enorme con el logo del grupo cubriendo todo el escenario. Con una sala abarrotada y con un pequeño retraso, se apagaban las luces aproximadamente sobre las ocho y diez para dejar sonar la Sinfonía nº 9 de Beethoven y dar paso a todos los músicos, con Sascha Paeth a la guitarra, Oliver Hartmann a la guitarra y voces, Felix Bohnke a la batería, Miro Rodenberg a los teclados,  Herbie Langhans, Adrienne Cowan e Ina Morgan a los coros y segundas voces y Andre Neygenfind al bajo.

Hemos citado a casi todos, y es que Tobias Sammet aparecía en lo alto y desde las primeras notas de “Ghost In The Moon” de lo más hiperactivo y comunicativo, siendo siempre el perfecto maestro de ceremonias. Pronto llegaría la primera colaboración, y es que aparecía en escena Ronnie Atkins (PRETTY MAIDS), para interpretar “Starlight” y una potentísima “Book Of Shallows”, en la que las guturales de Adrienne también aparecían en la parte que pertenece originalmente a Mille Petrozza, tomando las riendas y protagonismo desde el inicio en este caso con acierto. En cuanto a esto, hay que decir que la baja de Amanda Sommerville es especialmente sensible, y tratar de encontrar una solución rápida y efectiva no ha debido ser fácil para el señor Sammet, que ha tenido que contar con Adrianne e Ina para tratar que se note lo menos posible su falta.

Espectacular inicio en el que se nos sacaba del foso para disfrutar ahora sí desde fuera de la prodigiosa y rota voz del vikingo Jorn Lande, una fuerza de la naturaleza que no deja indiferente a nadie desde su primera palabra en “The Raven Child”, la cual comparte con Tobias y con unas segundas voces de Oliver, como durante todo el show, simplemente sublimes, siempre en su afinación e incluso sacando con nota cada apuro con las voces tan potentes que encontramos en el disco. Jorn volvía a dejarnos boquiabiertos con el inicio mágico de “Lucifer”, en el que su voz es capaz de embelesar a todo un recinto de más de 1.500 personas. Y tras una cerrada ovación, dejaba paso a otra leyenda del rock como es Geoff Tate (Ex- QUEENSRYCHE), que con su look habitual de gafas de sol y sombrero nos traía junto al incansable Tobi “Alchemy” y la preciosa “Invincible”, maravillosa puesta de largo de esta composición en la que bajaron las revoluciones, pero la brillantez y la calidad con la que la sacaron adelante es digna de mención.

Y tras uno de esos largos pero siempre inspirados discursos (a pesar de nuestro corto nivel de alemán) de Tobias, que no paraba de bromear con todo el mundo que iba apareciendo en escena, llegaba la vertiginosa “Reach Out For The Light”, con un Felix que prácticamente escondido tras unas láminas de plástico (que también fue objeto de mofa por parte de Geoff o Tobi, entre otros) aporreaba con dureza su máquina de trabajo, y con Tobias tomando total protagonismo al frente de la banda, en una versión un tanto descafeinada (y es que sin Kiske o Andre Matos no queda igual), aunque Ina Morgan tomaba parte del primer plano en ese agudo tan inverosímil de una forma bastante correcta (hay que volver a destacar a estas dos chicas, Adrienne e Ina, que se han encontrado con el “marrón” curioso de completar las voces que faltan en esta gira). Y del protagonismo de una pasamos a la otra, y es que Adrienne Cowan cantaría a dúo con Sammet una gran “Moonglow”, la cual defendió a las mil maravillas en una interpretación más que correcta.

Y tras ello, más humor y una nueva presentación, en este caso la del gran Eric Martin (MR.BIG). Qué fenómeno de tío, y es que además de esa voz tan especial y característica, es divertido y sabe hablar en su justa medida pero siempre muy acertado. Así llegaba una versión que han lanzado en este “Moonglow”, así llegaba una tal “Maniac”, que ponía a todo Berlín a corear ese estribillo tan especialmente reconocible. Y sin prácticamente descanso en esta ocasión, llegaba otro dueto Sammet/Martin ahora para “Dying For An Angel”, que a pesar de estar originalmente interpretada por el magistral Klaus Meine (SCORPIONS), Martin ha conseguido llevársela totalmente a su terreno de forma muy confortable y efectiva, qué facilidad para adaptar su voz a piezas completamente distintas.

Llegábamos al ecuador del show, y lo hacíamos con la entrada en escena del carismático y genuino Bob Catley (MAGNUM). Con ese movimiento de mano tan característico, y con esa voz añeja pero siempre afinada, nos acercaba “Lavender” del nuevo trabajo, para después tras charlar un rato con Tobi soltarnos un himno como “The Story Ain’t Over”. El sonido celta inicial de “The Scarecrow” te pone los vellos de punta, y con el aparecía de nuevo Tobías en escena, dando paso de nuevo a Jorn, y fundiendo sus voces en un poderosísimo estribillo que era coreado al unísono por todo Berlín, simplemente espectacular. En cuanto al público, hay que recalcar lo de siempre en Alemania, el público es obediente, es decir, con bandas como AVANTASIA que tienen a un comunicador único como Sammet no hay ningún problema, pide palmas y aplaude hasta el “barman”, los brazos se mueven coralmente, todo es perfecto. Sin embargo, si la banda no pide esa ayuda, el público es bastante atento a la vez que probablemente frío, algo no muy común en nuestro país.

Y tras esta obra maestra, llegaba ahora con Jorn invitando a Eric a escena y de nuevo con ambos bromeando la celebradísima “Promised Land”, y es que esa melodía de teclados y guitarras inicial es maravilloso, y más cuando estás en una sala con unas condiciones tan óptimas como Huxleys, en la que distingues cada instrumento a la perfección, algo que aquí es bastante complicado (al menos con tanta limpieza y nitidez). El dúo rotaba, y ahora lo compondrían Eric Martin y su adorado Geoff Tate para lanzarnos una excelente “Twisted Mind”, con el público moviendo sus brazos de lado a lado de forma perfecta. Y momentazo tras momentazo, volvía Sammet a escena, y lo hacía con Tate y la canción favorita de este último y por la que conoció el proyecto, “Avantasia”. Nos estábamos acercando al final y llegaba uno de los momentos de la noche, qué barbaridad de interpretación la de “Let The Storm Descend Upon You”, simplemente escandalosa, de lo mejor sin duda de la noche, de otro mundo, he visto al combo internacional rallar la excelencia en muchas ocasiones con este tema en el tour pasado, pero en esta ocasión ha sido único, se dieron todas las circunstancias perfectas, sonido, voces, luces, melodías, otra vez sonido…

“Master Of The Pendulum” nos trae de nuevo al bueno de Ronnie, y estamos ante un tema que personalmente considero de lo más prescindible del set, y eso que el inicio es demoledor, con ese agudo rompetimpanos, el famoso ya “tic tac”, y un estribillo cargado de fuerza, lo que les permitió mantener la altura de la actuación hasta el momento. “Shelter from the Rain” es velocidad, melodía, y un estribillo en el que Bob y Tobi empastan perfectamente sus voces, siguiendo con una “Mystery of a Blood Red Rose” que estuvo en su momento a punto de ser eurovisiva, y es que con sus transiciones tan teatrales es perfecta para este momento de la noche, otra de las que se han asentado en su set para no moverse, siguiendo con esa canción de “pop” que van a tocar siempre sí o sí, aunque él siempre lo diga y lo defienda, y es que “Lost in Space” se antoja imprescindible, es otra de esas que no puede faltar por mucho que cambie la dinámica del concierto por completo, la intensidad, la calidad y el gran nivel musical no se ven para nada perjudicados por esta pieza. Y así es como Berlín despedía por todo lo alto a sus héroes por esta noche, y es que ya llevábamos tres horas de concierto sin comerlo ni beberlo, se pasaron literalmente volando.

Llegamos a los bises tras una breve espera, y toca mover los brazos de lado a lado al son de “Farewell”, ¡qué preciosidad de canción! Es aquí donde de verdad Adrienne salvó bien la papeleta (sin ningún tipo de adorno ni de floritura) pero con total afinación, aunque a años luz evidentemente de las mejores presentaciones de esta canción en directo, no hay color y hay que ser sinceros, pero esta pieza es tan bella melódicamente que funciona siempre perfectamente, un seguro de vida. Y para terminar, presentación extendida como suele ser habitual de toda la banda para después ir entrando en faena con “Sign Of The Cross / The Seven Angels”, con ese final tan espectacular prácticamente de musical, y todas las voces encajando perfectamente en unos estribillos mágicos que desembocan en un final apoteósico (de esos en los que pega que salten los fuegos artificiales como fin de fiesta perfecto).

Un setlist bastante bueno, un sonido nítido y limpio, un concierto de más de 3 horas y cuarto, una banda entregadísima, unos vocalistas solventando papeletas dificilísimas con las ausencias tan sensibles que sufría AVANTASIA para esta gira. Pero es muy de alabar lo que hace el gran Tobias Sammet, reunir a todas estas grandes voces y músicos, llevárselos de gira con él y hacer uno de los grandes shows del año de la nada. Una mente perfecta, una mente prodigiosa que ha creado un monstruo, que parecía un proyecto que se quedaría en un simple disco y que ha evolucionado en uno de los grandes reclamos del mercado siempre, a nivel gira y a nivel discográfico. ¡Qué forma de componer, qué forma de llevar a cabo todo esto!

Al igual que a él, gracias a todo ese combo que se mantiene fiel a Tobias creando una superbanda que suena a las mil maravillas en directo, realmente no hay por donde atacar a esta banda, y es que siempre a pesar de las entradas y salidas en el line-up, se crea algo mágico, único e irrepetible sobre su escenario. Sólo falta contar los días para que lleguen a nuestro país, y es que aunque tengamos que destacar como siempre a Jorn, a Eric, a Bob, a Geoff, a Ronnie, a Herbie Langhans (que es un todoterreno), lo de Tobias Sammet es de otro mundo, probablemente no sea un diez en nada, pero es un nueve y medio en todo y eso es muy difícil de emular o repetir. ¡Os esperamos en España!

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

8 COMENTARIOS

  1. Pues si que hay ganas de verlos en directo. Ya va faltando muy poco!
    Lo que me ha sorprendido un poco es que tocaran “solamente” ante 1.500 personas. ¿No es más o menos el aforo de la riviera? Siendo Alemania, país de origen de Sammet, pensé que tocarían en un recinto algo mayor. Me da la sensación de que en Madrid va a ser flipante si consiguen llenar Vista Alegre! Desde luego, tiene más aforo de 1.500 personas y encima, los españoles, somos entregadísimos a la hora de disfrutar de un concierto.