Inicio Noticias Reportaje MÖTLEY CRÜE – The Dirt. Nuestro redactor J. José Jiménez nos da...

MÖTLEY CRÜE – The Dirt. Nuestro redactor J. José Jiménez nos da su visión sobre la película

22
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

 

MÖTLEY CRÜE – The Dirt. Nuestro redactor J. José Jiménez nos da su visión sobre la película

Sexo, drogas y rock&roll. Pocas bandas han cumplido con ese estereotipo como MÖTLEY CRÜE. Sus juergas y escarceos, las broncas en sus conciertos, su poco respeto hacia su propia vida haciendo gala de la autodestrucción como forma de vida, sin pensar en un mañana. Todo eso es leyenda viva de la historia del rock, plasmada en un libro éxito de ventas editado en 2001 en el que la banda lo contaba todo con pelos y señales. Sin obviar ninguno de los escabrosos acontecimientos, por sonrojantes que puedan parecer a día de hoy.

MOTLEY CRUE THE DIRT

Desde hace años se venía hablando de una adaptación de dicha autobiografía al cine. Proyecto que comenzó a materializarse de manera sólida hace meses cuando la famosa productora NETFLIX se hizo con los derechos. A partir de ese momento, las píldoras informativas se fueron sucediendo: casting, traileres… hasta que el 22 de marzo, fecha del estreno, consiguieron que miles estuviéramos pendientes de nuestros televisores en todo el mundo. ¿Sería la película fiel al libro? ¿Estarían los miembros de la banda bien caracterizados y sus personalidades bien llevadas por los actores que los interpretaban? ¿Omitirían algunas de las partes más comprometedoras moralmente? Estas preguntas, entre otras, rondaban por las mentes de muchos justo antes de pulsar el “play” de sus mandos a distancia.

Lo primero que hay que decir es que estamos ante la adaptación de un libro y, como tal, siempre puede haber quien esté decepcionado porque la cronología no se haya seguido a rajatabla, las imágenes que se imaginaba cuando leía algunos pasajes no casan con lo que ve en la pantalla, se pase de largo ante ciertos momentos o sencillamente se omitan otros. Y es que como tal, aunque suene redundante, una adaptación es sencillamente eso. Contar en imágenes lo plasmado en papel. El cine y la literatura tienen ritmos diferentes y es común que en el primero de ellos se eliminen escenas rodadas en aras de no lastrar la experiencia de visionado ni hacerla tediosa. Pasa con “The Dirt”, sucedió con “Bohemian Rhapsody” y no sólo con los biopics, sino con cualquier libro en general.

Me ha gustado mucho la caracterización de los cuatro músicos. Creo que todos salen bien interpretados, destacando ese pedazo de actor que es Iwan Rheon, al que todos los fans de “Juego de Tronos” hemos odiado y alabado a partes iguales (lo primero por el perfil sádico de su personaje, lo segundo por lo magistralmente bien llevado que está) que aquí da vida a Mick Mars. Las distintas personalidades de cada miembro está muy bien llevada y asesorada por la propia banda, ya que la película ha sido producida por ella.

Desde luego si alguien tenía miedo de que “The Dirt” fuera a ser una versión ligera del libro, creo que puede estar tranquilo. En la hora y media de metraje se ve de manera explícita todo el sexo, alcohol, drogas (incluyendo la parte menos glamurosa de la heroína), fiestas, desfases y destrucción de la propiedad privada que nos podamos imaginar.

MOTLEY CRUE THE DIRT

Sí hay partes que pasan más por alto y entre una escena con respecto a la siguiente, pueda dar la sensación de que ha pasado poco tiempo cuando, por las canciones que suenan o la gira que estén interpretando, deducimos que han sido años. Por poner un ejemplo claro, tras la reunión de la banda con Vince Neil, tras el período que éste pasó fuera del grupo (y en el que lanzó en solitario uno de los mejores discos que yo haya podido escuchar nunca, “Exposed”, todo sea dicho), lo que vemos después son imágenes pertenecientes a la que fue su gira de despedida, olvidándose de todos los años que hubo entre medias, la propia salida y reentrada de Tommy Lee o de discos como “Generation Swine”, “New Tattoo” o “Saints of Los Angeles”.

Incluso la etapa protagonizada por el sufrido vocalista John Corabi, con el disco homónimo es reflejada con apenas un par de escenas en las que se ve la rueda de prensa presentando al nuevo vocalista y la reacción ante el primer concierto de aquella gira. Por cierto que no quiero pasar por alto un detalle narrativo que me pareció súper acertado y es, cómo mostrar en sólo una imagen la aparición del grunge y el cambio estilístico, tanto a nivel musical como de vestimenta de la banda, adaptándose a los nuevos tiempos. Para ello, el director utiliza una mera imagen promocional del disco “Ten” de PEARL JAM y no necesita nada más, por lo que a buen entendedor… Detalles como este reflejan lo maravilloso que puede llegar a ser el cine.

Me ha gustado también cómo han aparecido algunos personajes famosos dentro del rock con los que la banda se relacionó, tales como David Lee Roth, Slash y Ozzy Osbourne. De hecho, la de este último probablemente sea la escena que más se vaya a recordar de esta película a futuro.

Para la ocasión han lanzado un álbum recopilatorio que sirve de banda sonora de la película. La selección de temas incluye solamente canciones pertenecientes a sus cinco primeras obras, desde “Too Fast for Love” hasta “Dr. Feelgood”.

MOTLEY CRUE THE DIRT

Adicionalmente, se incluyen cuatro canciones nuevas que son: la hipnótica “The Dirt (Est. 1981)”, un tema 100% CRÜE ultra rockero, de lo mejor que han compuesto en los últimos veinte años, muy dinámico, con pegada y de los que enganchan a la primera con un potente estribillo marca de la casa; la cabaretera “Ride with the Devil”, con una onda muy burlesca a medio tiempo y unos coros de lo más interesantes entre cada estrofa; “Crash and Burn”, más pesada, incluso con cierto deje industrial y con unos riffs de guitarra trabajados; y una innecesaria versión del “Like a Virgin” de MADONNA que les ha quedado extraña, haciendo del himno de la diva un tema rockero a medio tiempo desangelado y sin alma.

¿Qué deparará el futuro? ¿Volverán pese a jurar que la de hace tres años era su gira de despedida? Desde luego la expectación generada por la edición de la película, los temas nuevos y la puerta abierta que algunos miembros van dejando en sus más recientes entrevistas, dan para pensar que el fin de MÖTLEY CRÜE puede no haberse producido. Desde luego, la jugada, de volver a reunirse, sería propia de una de las bandas más canallas del planeta. Acorde a su historia y a lo que podemos ver en “The Dirt”. He de confesar que, a mí al menos, no me importaría y haría lo posible por ir a verles.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

 

 

22 COMENTARIOS

  1. La película es una basura, independientemente de si a uno le gustan más o menos Motley Crue, la película es una pésima caricatura del mundo del rock y del heavy, unas interpretaciones de mierda, hablando claro, el doblaje al castellano horrible… en fín, es mucho mejor ver Porkys o la revancha de los novatos (que ya son malas de cojones), la historia es parecida, sexo, drogas, alcohol y poco rock and roll.

  2. Debo decir que la película me ha encantado, me he reído muchísimo con la escena de Ozzy por ejemplo. También apunto que el lema “sexo, drogas y rock’n roll” nos ha venido como una mierda a los rockeros porque por culpa de eso se nos ha estereotipado: En absolutamente todos los estilos musicales hay sexo, drogas (que se lo digan a los Dj’s) y musica, no solo en el rock o el metal.

    Dicho lo cual, me alegro mucho de que la película no tenga censura alguna ya que Netflix no tiene que responder ante nadie ni depende de venta de entradas. Echo algo en falta que se hablase más a nivel musical de la banda… yo que se… como se hicieron los temas más míticos… cosas del estilo.

    Y el tramo final del film, con el drama de Vince Neil y su hija, la separacion de Tommy, el tocar fondo de Nikki Sixx, el paso hacia el grunge… me parece jodidamente brillante, transmite muchísimo más todo eso que el resto de la película.

    Le pongo una pega: me hubiera gustado más una serie, en plan que la temporada 1 fuesen los 5 primeros años.. la segunda los 5 siguientes… algo así. No se hubieran quedado tantas cosas en el tintero.

    PD: El doblaje en castellano no está tan mal. El problema ha sido la elección del actor de doblaje para Nikki Sixx, creo que no he escuchado un actor tan malo desde Dani Martín en School of Rock, pero el resto están bastante bien.

    8/10 para mi por el tramo final. Sin el tramo final se quedaría en un 7/10.

  3. No me ha disgustado (la ví en versión original así que no opino sobre el doblaje) hay cosas muy bien narradas (la famosa escena con Ozzy me pareció brutal, casi igual como la imaginé al leer el libro) Me gusta que no haya censura y que no se corten en mostrar escenas de todo tipo, desde las drogas al sexo explícito.

    Naturalmente hay cosas que se han dejado en el tintero, como la relación entre Tomy Lee y Pamela Anderson (y su ingreso en prisión) y el hecho de que abandonara la banda. La época con Corabi se la ventilan en apenas minutos, vale que se centra todo en los 4 miembros originales, pero podrían haber dedicado algo a esos discos y a la música que crearon.

    Por último, pienso que no terminan de profundizar en la figura de Mick Mars, apenas tocan su enfermedad, lo ponen como un tipo que nunca montó ningún escándalo… y decir que aunque Iwan Rheon lo hace bien, personalmente no termino de separarlo de su personaje de Juego de Tronos.

    Película entretenida y bien narrada, logra entretener. A ver si Netflix se anima y ahora que están de moda los biopics se animan con más bandas.

  4. Una mierda enorme, actores que no tendrían hueco en “Física o Química”, parece teatro filmado, telefilme que huele a naftalina desde el minuto uno, una putísima mierda. Ningún fan de la banda puede aceptar este truño, por no hablar lo poquísimo que se habla de música en la peli, de como se han dejado cosas claves del libro, o de los errores garrafales en cuanto a saltos en el tiempo.
    BASURA al nivel de “Generation Swine”.

    • No creo que a estas alturas el metal sea un estilo odiado, de hecho algunos de los grupos que más ganancias obtienen de su actividad musical (discos y giras) son grupos que englobaríamos en el estilo (Metallica, Slayer, Iron Maiden, Rammstein, y algunos meterían a KISS, Van Halen y Bon Jovi en este saco).

    • No se de donde sacas eso de que el metal es un género odiado. A no ser que sea habiendo leído una heavy rock de hace 30 años. Hoy en día un metalero no impresiona a nadie. En los 80 podía ser ya que era un género totalmente ligado a zonas marginales de ciudades grandes (Y los barrios de gente trabajadora de por ejemplo Madrid de hace 30 o 40 años se parecían muy poco o nada a como son ahora). Hoy en día toda esa marginalidad es representada con otro tipo de música. Vamos que no mucho a una música del que venden camisetas en cualquier h&m, primar y demás.

  5. Me alegra que por una vez, una crítica de la película no empiece a regodearse en “sexismos” y “cosificaciones” varias. Me he cansado ya de que cada vez que aparece una reseña de esta película se haga desde el prisma de estos ridículos tiempos actuales de lo políticamente correcto, casi siempre por parte de los nuevos inquisidores puritanos que dicen ser tolerantes y defensores de la igualdad.

    Pero lo que más me ofende de esos comentarios, es que subestiman a las mujeres con las que Crüe y mil grupos más tuvieron sexo en los ochenta, como si éstas fuesen esclavas sexuales en plan estado islámico. En aquella época hubo auténtica libertad sexual y tanto ellas como ellos obtenían lo que deseaban, nadie sometió a nadie. Que ellos luego como personas individuales pudiesen ser machistas no lo voy a discutir, pero desde luego las groupies no eran seres inocentes manipulados por sus ídolos. Era un quid pro quo en toda regla.

    Curiosamente, lo que menos me ha gustado de la película es lo que todo el mundo alaba, que es el personaje de Mick Mars, al que dibujan como un tipo duro que vivía en su propio mundo cuando realmente era una persona apocada a la que incluso su novia pegaba para luego echarle de casa y dejarlo a la intemperie. En el libro mismo lo cuentan, que fueron muchas las ocasiones donde Mars llamaba sollozando al resto del grupo y debían ir a recogerle y acogerle en sus casas porque la parienta le había zurrado y vuelto a echar de casa.

    Respecto a la película en si, ni fu ni fa, entretenida pero demasiado centrada en sus escándalos y poco en la música. Como he leído por ahí arriba, hubiese sido preferible una serie de diez capítulos de una hora de duración cada uno para cubrir totalmente la historia o incluso un buen documental.

    No pasará a la historia pero es eso, entretenida aunque confusa, inexacta y torpe.

  6. La peli entretiene, pero no es una gran pelicula, quizás le hubiesen sacado mayor partido a la adaptación del libro en una serie, con varios capitulos, como pelicula me ha parecido bastante inferior a Bohemian Rhapsody por poner un ejemplo reciente de temática musical. Por otro lado, también opino que se deja muy de lado el aspecto musical de la banda, la misma sensación que ne dejó un documental de Ozzy (creo que God Bless Ozzy) a todos nos hace gracia lo del murciélago y otras anécdotas, pero creo que nos solo se hizo popular por eso, sacaron obras como “Blizzard Of Ozz” o “Dr.Feelgood”(Motley Crue) y a los que nos gusta el hard rock nos interesa más conocer detalles de como se gestaron esas obras que las cantidades de coca que se metían o como eran los orgamos de la novia de Tommy Lee.