Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de QUEENSRŸCHE – The Verdict

Critica del CD de QUEENSRŸCHE – The Verdict

18
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

 

QUEENSRŸCHE – The Verdict

Discográfica: Century Media

Puntuación Popular

(1 votos) 8/10

 Siete años han pasado desde que Todd La Torre se hiciera con los mandos a nivel vocal de QUEENSRŸCHE tras la salida de su otrora líder Geoff Tate y, desde ese momento, no cabe duda de que el combo de Seattle ha recuperado las energías e inspiración tras una etapa de álbumes tan anodinos como en algunos casos, directamente horribles.

La vuelta a sus orígenes, mirar hacia los discos aclamados que les hicieron quedar forjados profundamente en las mentes de toda una generación de fans, parece que fue el santo y seña de los discos editados en la nueva era. Tanto “Queensryche” como “Condition Human” fueron discos imperfectos, con algunas ideas que parecían inacabadas combinadas con otras que nos traían de vuelta la mejor versión de una de nuestras bandas favoritas. Y si bien éstos no tenían el potencial suficiente para mirarse de tú a tú con obras del calibre de “Operation: Mindcrime” o “Empire”, sí que eran dignos portadores del nombre QUEENSRŸCHE.

“The Verdict” es el nuevo y ya tercer disco de la banda con la nueva formación y, continuando con la estela dejada por sus dos predecesores, demuestra que la banda se encuentra en un magnífico estado de forma, haciendo las cosas cada vez mejor. Para la ocasión, se han decantado por un puñado de temas marcados por el heavy metal preciosista de sus inicios, repleto de detalles, melodía y sentimiento. Esa marca intrínseca tan QUEENSRŸCHE no sólo permanece intacta, sino más presente que nunca. Y de todo esto, en “The Verdict” hay para dar y tomar.

Me ha encantado la portada; lúgubre, augurando algunas de las letras más profundas y tristes de su historia, con el tono rojo sangre combinado con los oscuros del negro y gris y el símbolo de la banda con la omnipresente flor de lis presidiendo todo.

La banda está fantástica. Desde los miembros clásicos, Michael Wilton a la guitarra como uno de los compositores principales y Eddie Jackson al bajo, tanto como Parker Lundgren formando el combo perfecto a las seis cuerdas junto a Wilton, como el mencionado La Torre, que, como bien es sabido, es un portento a las voces, destacándose ahora también como un formidable batería de estudio. De hecho, se nota ese cambio toque fresco en la base rítmica ya que Todd ha sustituido a Scott Rockenfield, quien cogió la baja por paternidad hace más de un año.

Abrimos boca con “Blood of the Levant”, un tema idóneo para iniciar, en esa onda clásica de QUEENSRŸCHE que mezcla el metal clásico con la melodía, siendo esta última soportada por la guitarra en tono tan pegadizo como melancólico, con Todd cantando apasionadamente un tema que habla directamente sobre la guerra de Siria. Con “Man the Machine” aprietan el acelerador mientras el simpar vocalista combina voces graves y agresivas con esos tonos altos tan característicos tanto en él como en su predecesor. Me encanta el solo de guitarra, con ese estilo tan clásico de Michael, así como la poderosa base rítmica y esa manera de crear riffs complejos pero a la vez no recargados de notas. “Light Years”, en contraste, apuesta a jugar con los medios tiempos, silencios (me encanta el que precede a cada estribillo) y a crear atmósferas (atentos a después del segundo de los estribillos, con el bajo marcándose un solo mientras las guitarras van armonizadas a terceras). En ese halo intimista continúa “Inside Out”, una canción donde aparecen las acústicas para crear una especie de balada mística combinada con estrofas más pesadas,pero que luego arranca en cada uno de sus estribillos para llevarla a lo más alto.

Volvemos a la variedad -presente a lo largo de este “The Verdict”- con la portentosa “Propaganda Fashion”, en la que encontramos un tema directo, de poco más de tres minutos, pero con unos elaborados puente y estribillo a nivel melódico; y es que lo de las melodías de este disco, es una pasada, no tanto por cómo puedan enganchar al oyente, sino por cómo han huido de lo fácil, haciéndolas igualmente atrayentes.

“Dark Reverie” es una preciosidad. Una de esas baladas marca de la casa donde las estrofas con delicados arpegios y los coros del estribillo distorsionado denotan el por qué estamos ante uno de los mejores cantantes de la escena, tanto por capacidad técnica como por sentimiento. Los teclados marcando esas orquestaciones, a veces más tenues y otras más presentes, son maravillosos.

“Bent” es una de esas perlas ocultas en muchos discos de la banda que pueden pasar desapercibidas de primeras. Se trata de un tema que marca estrofas complejas con voces en off en unos casos y elaborados juegos de voces en otras, despegando con un puente complejo que acelera para posteriormente marcar un juego de guitarras a terceras y vuelve al medio tiempo para desembocar en otro pedazo de estribillo. “Inner Unrest” continúa en esa línea no tan directa con una combinación de riffs donde las tónicas se marcan junto a las melodías dobladas y -¡Otro más!- un estribillo a medio tiempo donde Todd se luce cantando otra notable sucesión de melodías.

Volvemos al heavy metal de sus inicios con “Launder the Conscience”, que será bienvenida por sus fans más longevos, mientras que “Portrait” es el tema más complejo e intenso a nivel emocional; cinco minutos de medio tiempo donde la banda no pierde el pulso de la sensibilidad en ninguno de ellos. Su final, con las sutiles guitarras marcando la última de las increíbles melodías, se me antoja perfecto para poner la guinda del paste.

En definitiva, estamos ante un disco que demuestra el gran momento de inspiración en el que se encuentran QUEENSRŸCHE, dando continuidad a la parte del proyecto que iniciaran en su día junto a Todd La Torre y llevándola a un nuevo nivel de creatividad. Combinado con los grandes directos que suelen protagonizar -y que pudimos presenciar en Barcelona hace un par de años- sin duda todo apunta a que tenemos banda para rato. Ese es, ni más ni menos, mi “veredicto”.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. Blood of the Levant
  2. Man the Machine
  3. Light-years
  4. Inside Out
  5. Propaganda Fashion
  6. Dark Reverie
  7. Bent
  8. Inner Unrest
  9. Launder the Conscience
  10. Portrait

 

 

18 COMENTARIOS

    • Hola
      Aparte de periodista, siempre he sido seguidor a ultranza de QUEENSRYCHE. “Operation Mindcrime, Rage for Order y Empire” me parecen obras de arte, pero hay cosas por las que no paso. Tate ya no está en la banda porque no quería cantar heavy metal, el quería hacer discos de metal alternativo y de ahi los últimos trabajos que grabó con QUEENSRYCHE, en una dirección musical distante de lo que fue el grupo, y lo que luego el hizo en solitario. Y con DeGarmo, increíblemente pasó lo mismo. Dejo la banda porque no quería seguir haciendo heavy metal.
      Desde hace un tiempo, Tate ha tenido que cantar de nuevo “Operation Mindcrime” y hacer la “famosa” gira y tirar de los éxitos de QR porque con sus discos en solitario no tenía repercusión ni os promotores le contrataban.
      Es lo que hay
      Salud y metal
      Rafa Basa

      • Amén de esa maravilla que sacaron como debut, Queen of the Reich, la DEMO más perfecta de todos los tiempos. 4 temas perfectos, incluido el “defecto” del silbidito de Tate en el inicio de The Lady Wore Black, que no estaba previsto y sin embargo quedó de maravilla. Aún hoy, Queen of the Reich me parece su mejor trabajo y canción.
        Respecto a los que ya no están, efectivamente, ahora reniegan de lo que eran, así que a esperar que recuperen el norte. Mientras tanto nos queda una banda en muy buen estado, que si bien no llegan a la perfección que alcanzaron con sus primeros trabajos, lo último que están sacando con Todd no está pero nada mal.
        Entiendo perfectamente a los que echan de menos a Tate y De Garmo, imprescindibles en su momento, como yo echo de menos desde hace años a Bon Jovi, Europe o Yngwie Malmsteen, por citar varios ejemplos. Pero la realidad es la que es y hay que aceptarla.

  1. He escuchado Condition Human y este nuevo, me parecen como un buen resurgimiento para una banda que se había ido en declive por culpa de Tate.

    Es entendible hasta cierto punto que la gente pida otro Operation o Empire, pero debo reconocer que esta nueva etapa está resultando muy bastante aceptable.
    El disco avanza sin aburrir (hola Dream Theater) y muestra un gran trabajo de producción y composición, se nota que los miembros actuales no dejaron pasar ningún detalle y se esforzaron por entregar un trabajo de calidad digno de su nombre.
    Personalmente recomiendo mucho esta nueva etapa de Queensryche a quienes aún no exploran sus nuevos materiales no se dejen llevar por los malos comentarios nostálgicos, aquí hay calidad de sobra.