Inicio Noticias Reportaje Bruce Dickinson – A CONVERSATION WITH BRUCE DICKINSON. Estuvimos en la presentación...

Bruce Dickinson – A CONVERSATION WITH BRUCE DICKINSON. Estuvimos en la presentación su libro “What Does This Button Do?”

7
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

 

Bruce Dickinson

Bruce Dickinson – A CONVERSATION WITH BRUCE DICKINSON. Estuvimos en la presentación su libro “What Does This Button Do?”

Martes 26 de Febrero de 2019 – Teatro Rialto – Madrid

Siempre se hace extraño ir a ver a alguien como el mismísimo cantante de IRON MAIDEN fuera del entorno en el que, los afines al heavy metal estamos más acostumbrados a verle, los escenarios.

En esta ocasión, el prolífico BRUCE DICKINSON aparecía ante uno de los teatros que gobiernan la Gran Vía madrileña para presentar su autobiográfico libro “What Does This Button Do?”, del que tengo el honor de haber hecho la review en castellano cuando recién se había editado éste en inglés.

Y si del idioma de Shakespeare hablamos, de recibo es reseñar que el nivel de inglés entre la mayoría de esos asistentes que abarrotaban la platea y anfiteatros del Rialto era alto e idóneo para disfrutar de una charla amena, divertida y teatralizada que contó como único protagonista a BRUCE junto a su puntero láser con el que también pasaba las diapositivas que iba proyectando al fondo del escenario y su cerveza “Trooper” con la que apareció desde el primer momento.

El acto, que duró dos horas y media, estuvo dividido en dos partes contando con un intermedio de quince minutos. En la primera de ella, DICKINSON estuvo repasando alguno de los hitos que han formado parte de su vida y que aparecen reflejados en su autobiografía, aunque haciendo bastante más hincapié en alguno de ellos. Para el momento final, la organización seleccionó alguna de las tarjetas que venían encartadas en el libro que recibieron los asistentes (por cierto, al menos en la zona donde yo me encontraba, éste era en su versión original, no traducida, aunque firmado por el artista) en las que el público podía escribir su pregunta al artista. Éste las iba contestando, alargando las respuestas en el mismo tono distendido e informal que protagonizara el bloque anterior.

No cabe duda de que BRUCE es un showman que sabe cómo ganarse a las audiencias gracias a los años de experiencia que los escenarios le han dado. ¡Y bien que lo demostró a lo largo del evento hablando sobre su vida! La conversación nos dejó grandes e hilarantes momentos en los que el humor inglés estuvo presente -muy en la onda Monty Python- en los que el artista nos habló de su niñez (en Inglaterra cuando te dicen “este es tu tío” es probablemente el señor que se hace a tu madre), sus peripecias en el colegio (impagable escuchar de su propia voz cuando hizo que un granjero les llenara la puerta del colegio de estiércol o cuando se orinó en la cena del profesorado), sus aventuras de adolescente en los que sus prioridades eran beber y perder la virginidad, sus años en SAMSON (descacharrante fue la anécdota sobre el batería Thunderstick, su máscara y la coincidencia de ésta con la que usaba un asesino en masa de la época) y, cómo no, su entrada en IRON MAIDEN.

DICKINSON iba pasando cada una de las fotografías, deteniéndose a hablar sobre ellas e incidiendo en la idea de que se hicieron sin pensar en que algún día existiría el concepto “alta definición”, en relación a las marcadas entrepiernas con las mallas que usaban en los ochenta puestas. Especialmente gracioso me pareció el comentario que hizo sobre que lleva toda su vida de IRON MAIDEN envidiando las piernas de Steve Harris, ya que ¡todo le queda bien!

Hubo un capítulo especial para hablar de su dudoso gusto por los pantalones (apoyado gráficamente, como no podía ser de otra manera). Tampoco rehuyó abordar su salida y reentrada en IRON MAIDEN, argumentando que era algo que sabía que tenía que hacer y que su vuelta le permitió volver con unas energías renovadas que no habría podido aportar a la banda si hubiera seguido en ella.

Para la parte final, BRUCE estuvo contestando a preguntas tan variopintas sobre si le gustan los gatos (y reconoció tener uno con quince años, que, aunque le da alergia, le gusta su compañía), su experiencia como piloto (regalándonos algo que se supone es un secreto según él y es que con el Boing 757 es como aterrizar tu sillón más cómodo) o lo engorroso que fue volar la réplica de El Espíritu de San Luis.

No podía faltar, a petición popular, regalarnos un “Scream for me Madrid!” e incluso despedirse cantando, escogiendo para ello la primera estrofa de “Revelations”.

Sin duda, un evento distinto, pero totalmente disfrutable para todos aquellos que estuvimos allí escuchando a uno de nuestras más queridas figuras dentro del heavy metal departir sobre su vida. A fin de cuentas, Bruce había ido a hablar de su libro.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Recordamos la crítica del Libro de Bruce Dickinson realizada por J. José Jiménez

 

 

 

7 COMENTARIOS

  1. A mi personalmente el libro me ha gustado muchisimo. Habia leido los de Mötley Crüe, Slash y Ozzy y de este me gusto especialmente que Bruce Dickinson tiene más facetas a parte de su vida como músico de las que hablar. Me llamo la atención el hecho de que se encontrara en New York el 11S. ¿No se si hablasteis de ese tema en concreto y de como pudo afectarle siendo piloto comercial?. Saludos