Inicio Conciertos Crónica y fotos de U.D.O. + RED PARTIZAN + DEAD CITY RUINS...

Crónica y fotos de U.D.O. + RED PARTIZAN + DEAD CITY RUINS en Madrid

1
Century Media - Triptikon
Century Media - Triptikon

 

U.D.O.

+ RED PARTIZAN + DEAD CITY RUINS

Domingo 21 de Enero de 2019 – Sala Moon Live – Madrid

Tenía muchas ganas de ver la nueva gira de U.D.O., que casualmente empezaba en Madrid. Ya nos dijo en la entrevista que no pensaba tocar ni un solo tema de ACEEPT, que ya lo hizo con DIRKSCHNEIDER, por ello el concierto estuvo basado en la presentación de “Steelfactory”, un disco realmente bueno, e himnos del pasado.

No pude ver a la primera banda DEAD CITY RUINS, por lo que pido disculpas, pero a no ser que metiera mi coche en la sala, lo se encontrar aparcamiento en el centro es tarea arduo complicado y a veces pasa factura. DEAD CITY RUINS abren la gira. Los de Melbourne presentaron temas de su reciente trabajo “Never Say Die”.

La banda practica un heavy con toque blues, y en algunos temas recuerdan el rock de vieja escuela tipo THIN LIZZY/Glenn Hughes. Prometo verlos en la próxima ocasión.

Nada más entrar a  la sala me encontré con Fitty Wienhold, ex- bajista de U.D.O. Estuvimos recordando los conciertos en México de U.D.O. de hace años en el MAGO DE OZ FEST y estaba expectante de ver a la que hasta hace poco había sido su banda sin tocar con ellos; de hecho vio el concierto completo en la mesa de sonido.

A los pocos minutos saltaron al escenario RED PARTIZAN. La banda me pareció altamente interesante. Formados en la antigua Yugoslavia, aunque desde hace años están afincados en Alemania, poseen un sello musical que combina guitarras heavies, con una voz ácida masculina, una voz lírica femenina, sintetizadores y arreglos electrónicos pregrabados y bases muy RAMMSTEIN.  Una vez que me fui metiendo en sus temas, me fueron convenciendo.

El grupo es claramente liderado por su vocalista Manuel Mijalkovski, quien físicamente parece hermano del propio Udo, aunque este le cede total protagonismo a su vocalista femenina.

Arrancaron con “Gods Of War”. La voz ruda, -con acentazo alemán-, de Manuel  fue protagonista, junto al contrapunto de la voz femenina. El bajista redondeaba el tema con voces y las guitarras poderosas daban forma a un tema de caras influencias de RAMMSTEIN, como casi todos.

“Dead Man´s  Hans” sonó aún más RAMMSTEIN, con un ritmo muy propio de la banda alemana gracias a las bases de teclados y arreglos electrónicos y samplers.

El tercer tema “Stand Up and Rise” sonó en la misma onda, pero aún más comercial en cuanto a melodía, machacón y pesado, destacando una vez más la voz ácida y ronca de Manuel, mezclada con las melodías de la cantante à lo EPICA,  con unas guitarras muy heavies y los sintetizadores que marcaban el ritmo.

El tema que más cuajó entre el público fue “Rebels & Pastizans”, una especie de himno presentado con gran énfasis por Manuel.

El estribillo más melódico de “The End” marcó el próximo tema, donde su cantante femenina habló en castellano, haciendo bastantes esfuerzos, dando las gracias al público e invitando a que os pasáramos por el merchandising para comprar las camisetas exclusivas de la gira.

Siguieron con un tema muy potente llamado “End of The Thrill” y fueron cerrando con “Russian Rulette” y un tema final muy trallero, “Wanted dead or Alive” con unas guitarras muy recias y más bases a lo RAMMSTEIN.

Un concierto entretenido e interesante de RED PARTIZAN.

Tras los cambios, con la batería elevada en una tarima, dos hélices iluminadas a derecha e izquierda, y un sonido muy bueno, U.D.O.  pareció en escena poco a poco con una introducción grabada y el hijo del vocalista Sven Dirkschneider  levantando los brazos subido a la banqueta de  la batería.

Udo ha perdido a su compinche de mil batallas Fitty, y ha metido en la banda a  Tilen Hudrap al bajo y a Dee Dammers a la guitarra, junto al ruso Andrey Smirnov , quien ya llevaba un tiempo trabajando con el ex vocalista de ACCEPT como guitarrista.  Con el rejuvenecimiento,  la continuidad está garantizada y los bríos se renuevan, aunque ahora todo depende de lo que dure el bueno de Udo.  

Mentiría si no digo que eché de menos a Fitty, pero por otro lado, ver a un tío como Tilen moviéndose, tocando y haciendo piña, me gustó. La banda, como tal, sonó como un reloj, engrasada y a cañón, con  potencia. Además los dos guitarrista demostraron calidad por doquier, Andrey más heavy y Dee más melódico, y Sven, hijo de Udo, sin ser un batería de primerísima línea, dejó claro que está en el combo porque toca muy bien, no por ser hijo de quien es.

El mismo domingo por la tarde leí el comunicado donde se explicaban los problemas de una de las rodillas del cantante. Hay que aplaudir que no haya suspendido, demostrando pundonor y amor por el heavy metal y respeto por su público. Es cierto que en tramos del concierto cojeó y se le vio notablemente fastidiado, pero en cuanto a entrega y voz, Udo lo dio todo.

Hablaré de la descarga. Tras la citada intro, atacaron con un bestial “Tongue Ripper” con un grito de Udo fornido y la banda dando tralla y rebosando actitud escénica, mientras el cantante se situó en su lugar central, vestido de negro, olvidando por fin sus vestiduras de camuflaje. Me encantó la ejecución, la interpretación, y el sonidazo, especialmente el de la batería y guitarras. Me embargó el solo de Andrey y el posterior doblaje con  Dee. No bajó el listón en todo el show. La labor de los músicos de la banda es tan total que los cuatro hacen coros junto a la voz solista de Udo, lo que consiguió que los estribillos sonaron realmente redondos tema a tema.

Para el segundo tema Udo pide palmas y posa junto a Andrey  a lo ACCEPT y tocan un gran  “Make The move”  que secunda el público con los clásicos ¡¡eh eh eh!! “. Vamos a pasarlo bien” dice el cantante, y así fue.  

Udo se dirige al público y dice:  “Vamos a tocar una vieja canción” y nos regalan un corrosivo  “24/7” donde el nuevo bajista lo da todo y los fans cantan a muerte el estribillo, mientras Udo cantó muy bien, su hijo le pegó con calidad y potencia y las guitarras fueron estrepitosas.

Tras un parón de segundos, suena la intro, se mueven las aspas luminosas y nos asesinan con un desgarrador  “Mástercutor “ Udo pega un grito y Andrey   y Dee Dammers se erigen como protagonistas, marcándose dos solos espeluznantes.

Sven marca con su batería  y consigue los ¡¡eh eh eh!! del público. Las guitarras marcadas y vigorosas dan paso a un medio tiempo muy pesado: “Cry of a nation”. En él, Sven  se luce y Udo se apoya en  el guitarrista  rubio, moviendo su cabeza con sus clásicas caras de éxtasis heavymetalero. Tras un gran solo de Andrey, Udo juega con el público y se sitúa desafiante con sus cuatro compañeros en el  centro, y llega un segundo solo de guitarra. Rápidamente  enganchan con “Metal machine” sonando machacona y con rotundidad teutona. El final lo tocan más rápido con solo a dos guitarras. Uno de los mejores instantes  heavies del show.

Udo se dirige de nuevo al público y presenta “Independence Day”  y entre guitarrazos y guitarrazos consigue una vez más los vítores  del público. La Batería sonó muy guerrera con un eficaz sonido de timbal base y ritmo de caja al unísono y las  Guitarras muy marcadas. Su estribillo fue excelente.  Los coros de “oh,  oh,  oh” fueron totales y el solo de guitarra de Dee. El final del tema fue para el público,  que no paró de corear a golpe bombo .

Con gritos de ¡¡Udo udo!  Llegó “In The Heart of The City”, un tema más  hard con guitarras sesgadas a medio tiempo/medio balada.  El Riff de las Guitarra sonó de lujo. Me encantó este tema.

Tras él, tocaron un rotundo “Vendetta” con un  Riff muy ACCEPT  muy machacón . Llega el Doble bombo y más caña con “Rising High”, otro buen tema con coros marcados y rotundos, solazo de Andrey   y luego doblete.

La banda se marcha del escenario y Dee Dammers tiene su momento, donde en vez de marcarse un solo heavy, rápido y poderoso, nos regala un solo lleno de armonías, melodía,  arpegios, que suena de lujo, a ritmo cristalino y elegante.  Ello da  pie para Udo salga cojeando y cante junto a él  el inicio de “In The Darkness “ mágico. Tras las primeras estrofas entra la banda. Marcándose un temazo, con solazo de Dee.

Llegó otra balada/medio tiempo pesado:  “I give  as good as i get”… También de lujo.

Tras este, Sven y Tilen Hudrap al bajo , hacen un mini solo rítmico y tocan un “Hungry and Angry” que en mi opinión pasó bastante desapercibido. .

Tras este, tocaron la pesada “Heart of Stone”, muy  cantada por el público,  de hecho en su parte central los ¡¡eh eh eh!! fueron constantes, mientras Sven se  lució haciendo redobles.

Llega un Riff 100% ACCEPT para dar paso a un buen “One Heart One Soul”, muy machacón y con un gran estribillo muy melódico. La banda se despide con un “¡Adiós Madrid!

A los pocos minutos vuelven al escenario con “Holy” con Sven especialmente motivado, la banda agitando melenas y Udo saliendo de los camerinos cojo a cantar.

Rápidamente, un trepidante redoble y tocan con caña un bestial “Animal House”,

aunque un poco más lento que la original. Con la guitarra en alto y de espaldas el ruso Andrey Smirnov  se marca un buen solo y luego se luce su compañero Dee.

“Man and Machine” precedido de su  intro y redobles de guerra  hace que  publico cante y canta uno de los mejores temas de la noche. Y el final llegó con  un gran “They Want war” con las pregrabadas voces de niños en la intro y coros y la consecuente respuesta del público.   Un gran tema para el final.

En mi opinión U.D.O. triunfó en Madrid. Un gran concierto sin temas de ACCEPT, a pesar que la mayoría los echamos de menos.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Mikel Masa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.