Inicio Conciertos Crónica y fotos de DÜNEDAIN + RISING CORE + TRAYAX en Barcelona

Crónica y fotos de DÜNEDAIN + RISING CORE + TRAYAX en Barcelona

0
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
SONY - AMON AMARTH
IRON MAIDEN
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
SONY - AMON AMARTH
IRON MAIDEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN

 

DÜNEDAIN

+ RISING CORE + TRAYAX

Sábado 15 de Diciembre de 2018 – Sala Razzmatazz 3 – Barcelona

Los últimos días del año suelen ser el momento idóneo para hacer balance, para echar la vista atrás y sacar conclusiones de lo acontecido antes plantearse nuevos retos y objetivos. Para DÜNEDAIN este 2018 ha sido un año intenso, en el que la banda no sólo ha seguido girando por nuestro país, sino que también ha realizado  su primera incursión en tierras mexicanas. Con su formación ya plenamente consolidada los abulenses siguen mostrando una implacable determinación en su objetivo de no estancarse e ir  creciendo disco a disco y concierto a concierto. La última parada de su gira Pandemonium tuvo lugar en la sala pequeña del Razzmatazz y para ejercer como anfitriones contarían con el concurso de dos bandas catalanas: TRAYAX y RISING CORE.

La responsabilidad de inaugurar esta  velada de sábado recayó sobre TRAYAX. Tras permanecer un tiempo alejados de los escenarios la joven formación egarense anunciaba recientemente la incorporación de nuevos fichajes para completar su actual line-up. Respaldados sobre ese triple ataque de guitarras, al más puro estilo Maiden, TRAYAX aprovecharon su escueto tiempo sobre las tablas para presentarnos un heavy/power salpicado de esencias y guiños clásicos, en el que pudimos percibir claramente la influencia de los grandes nombres de la N.W.O.B.H.M., de modo que no faltaron las melodías dobladas a lo largo de temas como “King Of The Night” y  el marchoso “She´s The Killer”.

Quizás el principal hándicap de la descarga de TRAYAX fue la excesiva pasividad de su frontman, Jaume, quien permaneció en segundo plano a la hora de atacar los hímnicos estribillos de “For Heavy Metal”, dejando que fueran sus compañeros quienes intentaran animar al personal. Eso si, donde Jaume si que se mostró de lo más solvente fue en su faceta como vocalista, exhibiendo un  potente registro a la hora de encarar los increscendos épicos que marcaron temas como el maideniano “Hills Of Misery”.

Las esencias clásicas de los nombres míticos de la escena de los ochenta servirían como excusa para que el sexteto mostrara su calidad instrumental a la hora de adentrarse en los resultones desarrollos de “Sons Of The Lightning Storm”. Mientras que la elegida para finiquitar este primer asalto de la noche  fue la powermetalera “Dragons Of The Seas”. Lo dicho que los chicos de TRAYAX demostraron buenas maneras y aptitudes técnicas, aunque personalmente me dejaron con la sensación de que a  esta nueva formación todavía le hace falta un poco más de rodaje.

Tras haber dado el pistoletazo de salida con una buena ración de puro clasicismo metalero de manos de TRAYAX tocaba cambiar radicalmente de registro para introducirnos de lleno dentro de la elegancia y la sofisticación melódica que nos brindaron sus paisanos de RISING CORE. A diferencia de lo que sucediera con los encargados de abrir la velada, la banda que capitanea  la vocalista Verónica Galindo hizo gala del aplomo y la seguridad propias de una formación con tablas  y y plenamente consolidada que ha defendido su propuesta en marcos importantes como el festival Ripollet Rock.

Con su segundo y último trabajo ya muy rodado “Under Thoughts” RISING CORE supieron jugar sus bazas ante un público que se mostró de lo más receptivo con ellos. Una vez más me volvió a gustar su cuidada puesta en escena, con Juan Martín y Juan Francisco Jerez llevando el peso instrumental mientras Verónica se encargaba de centrar sobre ella gran parte de las miradas a la hora de atacar temas como “Going Up”, que se convirtió en la perfecta carta de presentación para los que todavía no les conocían, aunando contundencia, melodía y elegancia.

Pese a ello el combo catalán también tuvo ocasión de mostrarnos su vertiente más aguerrida y metalera dando buena cuenta de los  incisivos riffs  de “Feel The Wind”, con la que nos proponían una primera escala en el material de su opera prima “Rise”. Pero si algo me gustaría destacar de la presentación de RISING CORE fue su soltura a la hora de desenvolverse por diferentes estilos y sonoridades. Así que su esquinamiento hacia derroteros más relajados y melancólicos, con destacado protagonismo de los de teclados de Helenca Montañés,  llegó de manos del atractivo “Broken”:

Mucho más directa y destilando esencias más oscuras y tortuosas sonó la pieza que cerraba su debut “Pain Inside”, en la que los teclados fueron relegados a un segundo plano para dejar que la guitarra de Juan Martin fuera quien se encargara de llevar  todo el peso de la composición hasta que Verónica nos sorprendió al interpretar un desarrollo instrumental con la flauta. El equilibrio perfecto entre contundencia, melodía y precioso lirismo vocal llegó de manos de “Reunion”. Mientras que la elegida para poner de manifiesto que la banda siente predilección por las atmósferas y tempos más netamente metaleros fue la abrasiva “Falling”, que nos dejaba con un fantástico trabajo del batería Nestor Morente.

Para encarar la recta final de su presentación los egarenses optaron por ofrecernos una última mirada a su debut, repescando para ello los potentes increscendos de “Tied Hands”, que nos dejaba a Verónica nuevamente demostrando sus habilidades con la  flauta. La rúbrica para una descarga que acabó dejándonos con un muy buen sabor de boca corrió por cuenta de “Better Choices”. Pese a que no dispusieron de mucho tiempo, lo cierto es que RISING CORE dejaron patente que son una formación con tablas, personalidad, y un futuro prometedor.

Sin duda la gira de presentación de “Pandemonium”, que esta noche llegaba a su fin en la capital catalana, ha marcado  un punto de inflexión en la carrera de una banda ya veterana como son DÜNEDAIN, ya que ha significado la integración definitiva y la plena consolidación de su actual line-up con el  vocalista Carlos Sanz al frente, quien a la postre se ha acabado convirtiendo en el complemento perfecto para un Tony Delgado que ahora puede tocar más relajado y centrado en su labor como solista.

Nos enfrentábamos pues a una cita especial, una velada en la que el quinteto aparecería en escena con la firme convicción de convencer a sus seguidores y ratificar las fantásticas sensaciones que ya nos dejaron en su anterior visita en la sala Upload en el mes de Mayo del pasado año. Así que una vez más, los abulenses volvieron a demostrar que el esfuerzo, la constancia, y el trabajo duro, siempre acaban teniendo recompensa, ya que a la hora prevista para el inicio de su presentación  el recinto registraba un ambiente de lo más animado.

Como suele ser habitual en ellos no hubo grandes montajes escénicos ni pretenciosos juegos de luces. El único elemento escénico fue un telón de fondo presidiendo el escenario donde  un equipo humano motivado y muy enchufado nos ofreció su mejor versión. Además la conexión con el respetable fue inmediata, de modo que cuando los músicos aparecieron  sobre las tablas para romper el hielo con la inicial “Legado” la respuesta de las primeras filas fue incontestable. Al igual que ya sucediera en su anterior visita, el tándem vocal que conformaron Carlos y Tony resultó de lo más potente y efectivo, especialmente a la hora de doblar las vibrantes líneas vocales que marcaron temas como “Bola De Cristal”, que nos dejaba con la estampa de un público entregado que no vaciló a la hora de hacer suyo el estribillo  y entonar su fantástica melodía central.

Si a lo largo del show el trabajo vocal estuvo repartido, inclinándose obviamente a favor de Carlos. Lo cierto es que a la hora de ejercer como maestro de ceremonias podría decirse que fue Tony quien se encargó de llevar la voz cantante, dirigiéndose al respetable a la hora de introducir cortes como el sensacional “Vuela”, que fue el elegido para  redondear una aplastante tripleta de apertura extraída de su última entrega discográfica. Evidentemente para cualquiera que haya seguido la trayectoria del combo de Madrigal de las Altas Torres resulta incuestionable que la banda está viviendo un momento dulce, pero también estaremos de acuerdo en que otro de los puntos álgidos de su carrera llegó con la publicación de las dos partes de “Buscando El Norte”; y la mejor prueba fue comprobar el ambiente de euforia que se desató cuando Tony anunció el siguiente tema de la noche “Fiel A Mi Libertad”, que gracias a sus pegadizas melodías y al concurso de un Carlos que se mostró pletórico acabó convirtiéndose en uno de los puntos culminantes de esta primera mitad del show.

Dispuestos a dejar que el ambiente festivo y la complicidad con las primeras filas no decreciesen, Tony se encargó de tomar la voz cantante para guiar nuestros pasos hacia los compases iniciales de otra de las nuevas “Hechizo”. Con un respetable completamente entregado ante la demostración de fuerza y potencia que nos estaban ofreciendo los abulenses, a continuación fue Carlos quien tomó las riendas para presentarnos esa demoledora crítica contra el maltrato de género que es “1000 Golpes”, que se saldaba con Tony, Mariano y Alberto ocupando el centro del escenario mientras las primeras filas levantaban los puños al aire para protagonizar un épico final.

Como era previsible a lo largo de la velada DÜNEDAIN desplegaron todas las armas que les han convertido en uno de los nombres de referencia dentro del metal nacional. Así que no faltaron la contundencia, la velocidad, la melodía. Pero tampoco esos jugosos guiños de corte gótico que sirvieron para que “Confía En El Amanecer” cambiara el ritmo que hasta ese momento había llevado el concierto. Con el respetable  reclamando nuevamente el papel protagonista, acompañando el arranque del tema con palmas, se iniciaba  ese vibrante ataque melódico que es la incontestable “La Rosa Negra”, con la que volvían a incidir en el material de las dos partes de la obra que publicaron en 2009.

No abandonarían el contenido de “Buscando El Norte”, ya que acto seguido llegó el momento de la cabalgada powermetalera que encierra  “Mi Alma Sigue En Pie”, que Carlos presentó como una de sus favoritas dentro del repertorio de la banda. Lamentablemente el tiempo de los abulenses estaba llegando a su fin, de modo que así nos lo anunciaron. Pero la contundente negativa de una entusiasmada audiencia que todavía estaba deseosa de emociones fuertes acabó propiciando que el quinteto se abalanzará con aplastante convicción sobre “Una Razón”, que se saldaba con una nueva exhibición de Carlos.

Pero no, la fiesta todavía no había concluido. De modo que todos nos pusimos a botar  junto a la banda para dejarnos imbuir de los aromas festivos y las melodías de corte folk de  “Tu Sueño”. Antes de dar por concluido de forma definitiva el show Tony agradeció la entrega y el respaldo de sus seguidores  durante los parlamentos que sirvieron como preámbulo  para el incontestable “Por Los Siglos De Los Siglos”, y la definitiva “Corazón De Invierno”, con la que volvían a poner el recinto patas arriba.

En definitiva que DÜNEDAIN pusieron un brillante colofón en Barcelona  a la gira de presentación de “Pandemonium”. Ahora tocara hacer balance antes de concentrarse en trabajar en las composiciones que darán forma a su nueva obra. Así que esperemos que Tony y sus muchachos sean capaces de mantener la trayectoria ascendente que han seguido en los últimos años.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Fran Labrada

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.