Inicio Conciertos Crónica y fotos de KOMA en Barcelona

Crónica y fotos de KOMA en Barcelona

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

KOMA

Viernes 30 de Noviembre de 2018 – Sala Razzmatazz 2 – Barcelona

Los navarros fueron una de las formaciones más queridas dentro del panorama metálico nacional. Divertidos, potentes, reivindicativos…, KOMA podían presumir de  no tener  pelos en la lengua, ya fuera a la hora de  criticar cualquier tipo de injusticia, o para hacernos esbozar una socarrona sonrisa con algunas de sus disparatadas e irreverentes letras. De modo  que cuando se hizo público que los pamplonicas volvían a la carretera todos los que llevamos recorriendo los garitos desde mediados de los  noventa no pudimos más que felicitarnos y apuntar en nuestra particular agenda de conciertos la fecha y el lugar en que tendría lugar su retorno a la  Ciudad Condal.

He de admitir que tenía ciertas reservas sobre como respondería la audiencia
barcelonesa a la convocatoria del combo navarro tras permanecer más de un lustro fuera de circulación. Pero lo cierto es el incombustible Brigi Duque y sus muchachos consiguieron congregar a un buen numero de incondicionales para acabar completando las tres cuartas partes del aforo del Razzmatazz 2, dejando así patente que había muchísimas ganas de verles de nuevo sobre los escenarios.

Ellos eran el único reclamo de la velada, con lo que todos intuimos que el cuarteto nos deleitaría con un show extenso, en el que no faltarían algunos de su clásicos imprescindibles, y en el que la única incógnita giraría en torno a que tal estarían ellos tras este periodo en el que “la bestia” ha estado hibernando. Precisamente su retorno ha estado acompañado del recopilatorio “La Bestia Nunca Duerme”, así que el repertorio de esta noche estaría muy centrado en su contenido.

Como si el tiempo no hubiera transcurrido desde su última visita a tierras catalanas, KOMA irrumpieron  en escena para rápidamente dejar patente que no han perdido ni un ápice del hambre y la actitud que siempre les caracterizó. Derrocharon entrega y vitalidad, mostrándose de lo más cercanos para dejar clara  su intención de hacer mover al personal  desde que dieran el pistoletazo de salida con “Los Niños De Lapos Guerra”, que nos dejaba con un Brigi sublime, que se convirtió casi de forma instantánea en el perfecto anfitrión, creando un vinculo con sus seguidores que se mantuvo inalterable durante todo el show.

Salieron a por todas, dispuestos a arrollar con todo a su paso, como si tuvieran miedo de no ser capaces de meter todo su repertorio en el tiempo del que disponían. Así que tras el primer trallazo, un descomunal redoble de batería fue el encargado de anunciarnos que había llegado el momento de uno de sus grandes himnos, el primerizo “Tío Sam”, que se convirtió en el responsable de poner por primera vez el recinto patas arriba mientras Brigi y el bajista Rafa Redín se repartían sus desternillantes estrofas.

Me sorprendió muy positivamente la predisposición de una audiencia que parecía decidida a convertirse en parte activa del show, saltando constantemente y cantando al dedillo las letras de todos los clásicos de la banda, con lo que al atacar el cuarteto piezas como “Jack Queen Jack” o “El Pato”, el recinto parecía más un karaoke que un concierto de rock propiamente dicho. Por otro lado, como comentaba anteriormente, el  ritmo de la descarga fue arrolladora, con los pamplonicas entrelazando sus temas para conseguir que la actividad en los aledaños del escenario no se detuviera mientras se iban sucediendo tras la primera charla de Brigi temas como “La Revolución”, que llegaba acompañado de las palmas del público,  “La Chulería”, y la cachonda “Jipis” que hacia que todo el mundo se pusiera a botar siguiendo su contagioso ritmo fiestero.

Una segunda incursión sobre el material de su quinta entrega discográfica de 2004 “Sinónimo de Incordiar”, fue la excusa perfecta para que el cuarteto desempolvara la reivindicativa “Protestantes”, para que acto seguido Rafa, Natxo y Brigi  se repartieran las líneas vocales de “Vaya Carrera Que Llevas Chaval” para acabar firmando uno de los momentos más divertidos y cachondos de la velada. Y es que KOMA demostraron sobre las tablas que los motivos que les llevaron a la separación parecen haber quedado definitivamente enterrados, ya que entre ellos se vio una camaradería y un buen rollo que se acabó contagiando a la gente propiciando que el recinto se convirtiera en una auténtica reunión de amigos con todos desparramando a la hora de entonar las estrofas de “El Muro De Berlín”.

Lo dicho, muchos fueron los momentos en que la formación navarra consiguió  desatar la euforia entre unas primeras filas que parecían cada vez más exaltadas y eufóricas. Aunque, personalmente, me quedaría con la rabia y la rotunda mala leche que destilaron temas como “El Catador De Vinagre” y “Marea Gora”. La excitación del desatado personal lejos de remitir seguiría en aumento cuando sin previo aviso nos espetaron “Menos Mal”, que acabó fundiéndose para poner el punto final a esta primera parte del show con la imprescindible “La Almohada Cervical”.

Tras concedernos unos instantes de tregua, en los que el escenario quedó sumido en la más absoluta penumbra, Brigi y Natxo volvían a escena  para marcarse un escueto y, por que no decirlo, sorpresivo set acústico que incluyó un par de temas que según nos contaron hacia bastante tiempo que no tocaban en directo “Deprimido Singular” y “Buitres”.

No tardarían mucho en volver a sumarse a la fiesta la base rítmica del cuarteto para con la formación al completo volver a hacer danzar al personal al son del aplastante ritmo de “Por Los Siglos De Los Siglos”, que acabó dejando paso,  por si faltaba algo en la fiesta, a los pasajes de corte reggae de “Me Vacío”. Con la banda encarando la recta final del show tocaba repasar un par de composiciones que formaron parte de su primera demo de 1995, “Caer” y “El Pobre”.

Por enésima vez durante la velada, aunque no fue la última, todos nos pusimos a botar intensamente para acompañar la desternillante “Imagínatelos Cagando”, con todo el personal haciéndose cargo de los estribillos. Esto ya no había quien lo parara, así que incluso hubo una pequeña invasión del escenario durante “Sakeo”. Mientras que para “El Sonajero”, también de su álbum de 2007, apareció en escena un trompetista para sumarse al cuarteto, dando al fin de fiesta un simpático toque pachanguero.

Pero no, la fiesta todavía no había acabado. Los navarros aún se habían guardado un par de sorpresas para hacer que todos nos volviéramos a casa con una sonrisa dibujada en el rostro. “Sé Donde Vives” fue la escogida para dar el pistoletazo de salida  a unos bises  que alcanzaron su momento álgido  cuando la banda nos  deleitó con  un suculento medley que incluyó pasajes de “El Marqués de Txorrapelada/Aquí Huele Como que Han Fumao/Mi Jefe/ El Infarto”, provocando el delirio generalizado del personal. Como rúbrica definitiva para  esta intensa velada en la que KOMA  exhibieron músculo para dejar patente que su vuelta es con todas las consecuencias, Brigi y sus muchachos invitaron nuevamente al trompetista para que les acompañara en “Bienvenido A Degüelto”.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Jordi Gil

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.