Inicio Conciertos Crónica y fotos del ZOMBIE JAIALDIA con TYGERS OF PAN TANG +...

Crónica y fotos del ZOMBIE JAIALDIA con TYGERS OF PAN TANG + LIONSOUL + DAERIA + KAUCE + THE HELLECTRIC DEVILZ en Donostia

0

 

VII ZOMBIE JAIALDIA

TYGERS OF PAN TANG + LIONSOUL + DAERIA + KAUCE + THE HELLECTRIC DEVILZ

Sábado 17 de Noviembre de 2018 – C.C. Larratxo – Donostia

Nueva cita con uno de los grupos referentes del heavy metal británico más tradicional con la resaca aun en el cuerpo de lo vivido con DIAMOND HEAD en Gasteiz 24 horas antes. Mi contacto con TYGERS OF PAN TANG en directo se remitía exclusivamente a su actuación en el Azkena de hace un par de años. Nada que ver, en principio, con un concierto en sala como cabezas de cartel, como así lo corroboraríamos al filo de la media noche, cuando saldrían al escenario para finiquitar con una gran actuación esta segunda jornada de la nueva edición del VII ZOMBIE JAIALDIA. El día anterior se viviría una primera jornada de tendencia metalera extrema en esta misma sala.

El cartel compuesto por cinco bandas lo abrían THE HELLECTRIC DEVILZ, a los que no me dio tiempo ni a fotografiar debido a que llegué un poco tarde por el viaje y la búsqueda de aparcamiento, pero sobre todo porque al poco de entrar por la puerta del C.C Larratxo la banda se veía obligada a cortar su actuación por rotura de parche de la batería. Una autentica faena, por no decir algo más fuerte.

Así que al primer grupo que veríamos realmente en acción fue a KAUCE. Su actuación no tuvo ningún percance, todo lo contrario. Sonaron bastante bien y siguieron desgranado en directo temas de su debut “Sin Salida”, que ya data de hace 3 años, tiempo suficiente para que ya cuenten con algunas nuevas canciones como “Siria”, “El Ojo Del Huracán” y “Mordaza”, que introdujeron en este repertorio y que apuntan a un afianzamiento de su estilo heavy metal con mucho peso en la voz de Iñaki, cuyo penetrante y potente registro fue exhibido en plenas condiciones en esta actuación.

Además es un hombre que no para en escena, trasmitiendo en cada instante sobre las tablas pura emoción.

Eso, junto a la potencia con la que sonó la banda, contribuyó a que el personal disfrutara de su pasional actuación y tal vez alguno aun apuntara su nombre como el de un nuevo descubrimiento a seguir en el futuro.

DAERIA llegarían a Donosti con la reciente edición de su disco “Fenix” bajo el brazo. A él dedicarían buena parte de su repertorio. Mostrando una formación capitaneada por Victor Vázquez, pero en la que se integran músicos de mucho nivel, con dos figuras que en el plano solista destacan sobremanera como es su pareja a la guitarra Eimel Trejo y el vocalista Angel Ortiz, que puede que deba controlar su ímpetu para modular su voz como en estudio, pero que mostró un espectacular registro limpio y melódico que para el power metal que actualmente practica la banda es ideal.

Además tampoco le falta descaro para acaparar las miradas del público. Laura fue sustituida en esta actuación debido a su embarazo por otro músico que desempeñó muy bien su papel.

La banda llevó un juego de luces y unos efectos de humo que dieron mucho juego a  nivel visual. Dejaron una grata sensación con temas nuevos como “Luz De Luna”, que destacó mucho en directo, el single “Reina De Corazones”, donde Angel se permitía brindar el micro al público para terminar de cantar el estribillo, o el propio “Fenix”.

También rescataron temas de la época de Döria, previa al cambo de denominación, como “Pensavientos”, su gran himno al menos para mí, y el final “Caperucita Feroz”.

Con un buen sonido, la calidad y la seguridad que muestran en estudio y en directo son un grupo que pisa como firme presente en este estilo de heavy metal melódico con derivación hacia el power y un endurecimiento sonoro muy actual.

LIONSOUL era la banda que acompañaba en esta gira a TYGERS OF PAN TANG, banda italiana de power metal, capaz de aportar al estilo algún matiz más moderno, pero muy purista en cuanto al mantenimiento de ritmos veloces, guitarras dobladas con solos precisos y una voz aguda verdaderamente meritoria.

Comenzaron con algunos problemas de sonido que les incomodó, hasta el punto de pedir que les quitaran completamente el sonido de monitores. Pero pese a ello brindaron una actuación consistente, mostrándose muy compactos y con mucho rodaje. Si acaso se les podría criticar que se pueden llegar a hacer algo lineales, pero facturan el estilo  de manera más que convincente.

Cuentan en su haber con dos trabajos, “Omega” y el más reciente “Welcome Storm”. A ellos dedicaron su presencia sobre las tablas, con mayor representación de su nuevo trabajo, pero demostrando que en ambos discos tienen canciones de gran impacto de cara a los directos, consiguiendo que el ritmo y la intensidad no decayera un solo momento. Para los amantes del estilo un grupo interesante, sobre todo por ese pequeño resquicio que dejan para un ápice de modernidad que les dé cierto aire diferente a lo ya escuchado.

Con casi media hora de retraso sobre lo previsto TYGERS OF PAN TANG saldrían a escena para brindar un concierto al que no se me ocurre tacha alguna que ponerle. Su repertorio tiró de sus primeras y más emblemáticas obras, pero apostando a su vez por los temas de su época más reciente con gran resultado. Esto unido a una entrega plena de la banda, una actitud impecable y un sonido que les fue valorable hace que nos quitemos el sombrero ante ellos. Hay veces que reconocer que se ha hecho bien no es suficiente y esta es una de esas veces. Quedó bien claro que TYGERS OF PAN TANG tienen una buena renta en sus trabajos editados en la primera mitad de los 80, pero que ni mucho menos se conforman con eso y realizar una gira para meros nostálgicos.

Ya la entrada a escena con el nuevo himno “Only The Brave” transmitió las mejores sensaciones, la banda brillaba a pleno rendimiento con Jacopo Meille mostrando un estado de voz fabuloso. Un hombre que con un registro muy natural logra abarcar muchísimo, sin necesitar falsetes, no necesita hacer excesivos aspavientos y además tiene una elegancia y clase que no pasa desapercibida.

Hay que destacar que si bien no hablamos de los TYGERS OF PAN TANG clásicos y mucho menos originales, la formación que acompaña al original Robb Weir lleva ya muchos años de trayectoria conjunta. No hablamos de un grupo de mercenarios, lo que se refleja en una implicación absoluta. La más reciente incorporación fue la del guitarrista Micky Crystal en 2013, pero sus otros compañeros llevan junto al líder de la banda unos cuantos lustros. Una formación estable que contagió al público su entusiasmo. Ni un mal gesto les vimos a los músicos, interactuando entre ellos y transmitiendo diversión en todo momento.

Los clásicos no se hicieron esperar, con “Love Don´t Stay” de “Crazy Nights” de 1981, “Lonely At The Top” de “The Cage” de 1982 y “Gangland” de “Spellbound” de 1981. Canciones que en la actualidad suenan revitalizadas y para nada trasnochadas. Ocurre lo mismo si la banda tira de su debut “Wild Cat” con un “Euthanasia” que cerraría un arranque fantástico, intachable, con mucho ritmo y con un grupo que no dejó de mostrar su mejor cara ante un público al que no dejaría de hacer guiños. Sobre todo un Robb Weir al que se le veía feliz manteniendo vivo ese sueño que arranó su andadura allá por el año 1978 y que cuatro décadas después puede seguir dando lecciones de heavy metal sobre un escenario.

Para ello tienen una amplia colección de canciones, donde los temas recientes encuentran un lugar honorífico. Y es que “Keep Me Alive” de su anterior disco “Ambush” podríamos considerarlo otro gran momento de su descarga. Nada desmerecedor al lado de clásicos como “Take It” o “Don´t Stop By” que le sucederían.

La apuesta por su homónimo nuevo trabajo seguía siendo clara con “Glad Rags”, con un trabajo de coros perfecto que hacen de éste un tema de lo más sugerente con un roquero riff acedeciano, y un excelente “Never Give In”. Y aun no aparcarían ese nuevo trabajo como mejor muestra del estado de creatividad de la banda, en plena forma física y mental en este 2018. Y es que tras los clásicos “Slave To Freedom” y “Raised On Rock” aun nos brindarían “The Devil You Know”, antes de un infalible “Suzie Smiled” con el que se marchaban al back stage.

Los presentes reclamarían su vuelta, que sería para bordar otros dos grandes clásicos de su primera época como “Hellbound” y “Love Potion No.9”, tras el cual el grupo se despedía entre oes, aclamado por los presentes tras una descarga simplemente magistral, íntegra y donde demostraron que el heavy metal les debe un hueco de honor, no solo como banda histórica, sino como un grupo que puede seguir siendo redescubierto en la actualidad, de seguir ganando adeptos entre los que tal vez nunca profundizaran en su música y de seguir haciendo vibrar como a un adolescente a todo viejo fan.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

TYGERS OF PAN TANG

 


 

LIONSOUL

 


 

DAERIA

 

 

OBUS - MADRID
EASY RIDER - Metamorphosis
SARATOGA GIRA
DARK RAILS - HELL-TRAIN
GUADAÑA – Erytheia
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
EVIL HUNTER - Lockdown
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

 

 

 

RESURRECTION FEST
METAL PARADISE
KIVENTS
MAGO DE OZ - Bandera Negra
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE