Inicio Conciertos Crónica y fotos de SIRENIA + TRIOSPHERE + PARATRA + SEASONS OF...

Crónica y fotos de SIRENIA + TRIOSPHERE + PARATRA + SEASONS OF TEARS en Madrid

0
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

SIRENIA

+ TRIOSPHERE + PARATRA + SEASONS OF TEARS

Viernes 9 de Noviembre de 2018 – Sala Mon – Madrid

Siempre es una fecha señalada en el calendario cuando un festivo local, como es el 9 de noviembre en Madrid, cae en viernes. Y cómo no, una buena manera de aprovecharlo es ir de concierto, máxime cuando SIRENIA se presentaban en la capital después de nueve años desde su anterior visita. Su más reciente obra, “Arcane Astral Aeons” (de la que pronto tendréis la reviewI) era la razón perfecta para hacerlo.

Sin embargo, y ésta es la principal problemática de hacer conciertos en los puentes festivos, apenas cien personas se decidieron a acudir a la cita, dejando desangelada la asistencia, pese a lo atractivo del cartel.

De hecho, no seríamos más de veinte personas las que nos congregábamos a primera hora para presenciar el concierto de unos SEASONS OF TEARS a los que no conocía y que sin embargo, lograron dejar una más que grata impresión.

Al quinteto francés le tocó salir a tocar incluso diez minutos antes de lo estipulado y, pese a lo desangelado del aforo, se afanaron por sacar adelante una buen actuación de metal sinfónico de corte épico y con alguna que otra reminiscencia de metal extremo, incluso de progresivo. Me encantó cómo conjugaban las cuatro voces de Juliette (voz lírica principal), Matt (guitarrista y voz de tenor), Volac (bajista y voz gutural) y Léna (teclista y coros).

Totalmente contraria era la propuesta de PARATRA, quienes desde Bombay venían a presentar su metal electrónico con sitar y guitarra eléctrica. Una mezcolanza que, si bien en estudio no me terminaba de convencer, en directo resultó de lo más efectiva, sirviendo para animar a un público que iba llegando escalonadamente a la MON.

Como anécdota, decir que, en mis más de veinticinco años asistiendo a conciertos, es la primera vez que una banda comienza a tocar de manera instrumental esperando a que su vocalista se incorpore al concierto cuando llegue a la sala. No pocas fueron las risas cuando, justo antes de comenzar su tercer tema, apareciera éste, ante la sorpresa de todos diciendo “es que me he perdido”.

Temas como “Waves of Time”, “Will Power”, “Stay Away” o la animada “Crazy Dream” nos dejaron una grata sensación. Fueron el punto divertido de la velada.

Por su parte, TRIOSPHERE pusieron la nota de heavy metal más clásico, aunque sin desdeñar esos toques sinfónicos que nutren su música. Liderados por Ida Haukland, quien hizo gala de una poderosa voz, repleta de matices y por el guitarrista Marius Silver Bergesen que se marcó un conciertazo repleto de grandes solos, tirando de técnica mientras ocupaba la zona delantera y central para lucirse en algunos momentos, dieron el que, personalmente, fue el mejor concierto de la noche, por encima incluso de los cabezas de cartel.

Comenzaron con la potente “My Fortress”, dejando destellos de calidad con “Steal Away the Night” y su genial juego de licks y ritmos de guitarra. La vertiginosa “The Sphere” precedió al denso medio tiempo “Marionette”.

No pararon las buenas sensaciones, con una banda sonriente, pletórica, haciendo las cosas verdaderamente bien con grandes interpretaciones como “Sunriser” o la compleja “Storyteller”, que dejaron encantados tanto a propios como extraños.

Marius se soplaría los dedos antes de atacar el rápido y exigente riff de “Relentless” con la que encararían la recta final antes de atacar “The Heart’s Dominion”, con esos coros tan acentuados, poniendo punto y final a la que como digo, fue por interpretación, carisma y sonido la mejor actuación de la noche.

SIRENIA llegaban a Madrid con varias novedades, aparte de la más destacada que era el lanzamiento y puesta en escena de los temas pertenecientes a su nueva obra, “Arcane Astral Aeons”. Por una parte, Morten Veland al fin se ha decidido a incluir el bajo como instrumento de directo, siendo él mismo el que ha pasado a interpretar dicho instrumento. La incorporación del guitarrista Nils Courbaron, acompañando al habitual Jan Erik Soltvet resultó más que acertada, pues Nils también hacía la labor de vocalista melódico, acompañando a la solista Emmanuelle.

Sin embargo y pese a la característica profesionalidad de los noruegos, no terminaron de rubricar un concierto que sirviera para el recuerdo. Se les veía serios, supongo que por la poca respuesta en cuanto a la asistencia de público. Incluso quitaron tres temas del repertorio que venían interpretando en otras ciudades dentro de esta misma gira. Y aunque lo que hicieron, lo hicieron bien, faltó ese extra, esa motivación y energía que sí habían desplegado TRIOSPHERE justo unos minutos antes que ellos.

Por el contrario, me gustó mucho la faceta más cruda de la banda que pudimos apreciar esa noche. Pese a los necesarios samplers, los coros y orquestaciones quedaron muy por debajo a como están en el disco, con lo que SIRENIA sonaron mucho más a directo.

Arrancaron igual que con su último disco, con “In Styx Embrace”, siguiendo con “Dim Days of Dolor”, la cual es ya todo un clásico de la banda, pese a pertenecer a su obra anterior y en la que pudimos apreciar las primeras líneas vocales melódicas de Nils. “Goddess of the Sea” sonó pomposa y grandilocuente, regalándonos su faceta más directa con un “Queen of Lies” impresionante, que ya desde que la escuché en estudio, tenía visos de ser un tema ideal para los directos. ¡Y no decepcionó!

“Elixir” supuso un pequeño descanso para la voz de Emmanuelle, tomando Nils el protagonismo hasta que su compañera se le unió al final para terminar el tema.

Volviendo al nuevo disco, “Asphyxia” les quedó bastante bien, así como la pegadiza “Treasure n’ Treason”.

“Winter Land” supondría la única concesión a aquel extraño disco denominado “The Enigma of Life” para, a continuación, testar su nuevo single en directo. “Into the Night” es pegadiza, pero no conseguiría la respuesta unánime de un público cada vez más aletargado y estático. Todo lo contrario que un “Ashes to Ashes” fantástico, pletórico.

Terminaron ante de los bises dando un repaso a su tercer álbum con los dos singles que editaron de él: “My Mind’s Eye” y “The Other Side”, con Emmanuelle llevándoselos a su terreno vocal.

Volverían pronto al escenario para interpretar dos de sus temas más característicos y reconocidos; por un lado, “The Path to Decay” que supuso en su momento el pistoletazo de inicio a la carrera de la banda junto a la vocalista Ailyn Giménez y, por el otro, su tema clásico por excelencia, “Sister Nightfall” que nos dejó con la apreciación de la evolución en la música de SIRENIA a terrenos más melódicos con el paso de los años.

En definitiva, nueve años de espera hacían presagiar una mayor calidad y sobre todo entrega por parte de Veland y sus chicos. Lamentablemente, éstos parece que se quedaron únicamente con la impresión de la poca asistencia a su concierto. Esperemos que para la próxima vez, todo resulte mejor.

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.