Inicio Conciertos Crónica y fotos de YOB + WIEGEDOOD en Madrid

Crónica y fotos de YOB + WIEGEDOOD en Madrid

0
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
MAGO DE OZ - Ira Dei
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
MAGO DE OZ - Ira Dei
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ON FIRE ROCK - LEPOKA
Madness Live!
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ON FIRE ROCK - LEPOKA
Madness Live!
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ON FIRE ROCK - LEPOKA
Madness Live!

 

YOB

+ WIEGEDOOD

Domingo 28 de Noviembre de 2018 – Sala Caracol – Madrid

Si bien es cierto que, para muchos, el domingo es el día más “puñetero” de la semana para ir a un concierto, no lo es menos que, bien mirado, quizás sea la mejor forma de terminar una semana, por mucho que el incipiente frío ya nos amenace o que el fin de semana se desvanezca. Ya volverá en cinco días. Lo que tardará mucho más en regresar es una gira como la que el pasado domingo teníamos la suerte de disfrutar en Madrid, aunando talentos tan dispares como los de YOB y WIEGEDOOD, quizás a priori demasiado distantes estilísticamente hablando pero que sobre el papel congeniaron de maravilla, haciéndonos pasar una noche única que quedará como una de las más memorables en lo que a metal extremo se refiere, en los anales de este 2018 que poco a poco se apaga. No hace demasiado tiempo quizás hubiese sido difícil ver a una banda de ‘black metal’ abriendo para una banda de ‘doom’ como YOB, pero lo cierto es que la pasada noche todo parecía encajar, todo tenía un porqué, y todo resultó adecuado e inolvidable para los que amamos esta música. Bien mirado, con dos de las bandas más en forma dentro de sus respectivos estilos nada podía salir mal.

 

WIEGEDOOD

Los belgas WIEGEDOOD eran los encargados de abrir la velada a eso de las 20.15H, y no se hicieron esperar para nada. El trío abría rabioso con “Ontzieling”, con un sonido sobrenatural, atronador, y una entrada ya en la Caracol mucho más que digna, lo que siempre gusta y hace lucir la actuación de una banda telonera que, en este caso, tenía casi sabor a cabeza de cartel.

La banda de Levy Seynaeve (AMENRA) es sin duda la más refrescante e intensa de cuantas novedades nos ha ofrecido el ‘black metal’ en los últimos años, con tres discos para enmarcar en un espacio de tiempo verdaderamente corto, y guardando una etética y temática correlativa que nos ha enamorado, creciendo en popularidad como la espuma y cada vez haciéndose notar más y más.

El trío nos ofreció un concierto exageradamente intenso, quizás no demasiado vistoso en lo visual, algo austero, pero violento como el mismo género y como decía increíble en el apartado de sonido, donde tanto con WIEGEDOOD como después con YOB la Caracol sonó demencial, como era necesario, y como siempre debería ser en cualquier recinto donde se desarrolle un concierto (lamentablemente hay que destacarlo porque no siempre es así).

El trío se vació con temas principalmente de “De doden hebben het goed II” y “III”, destacando sobremanera el inmenso torrente vocal de Levy y un Wim Sreppoc (OATHBREAKER) al que el pequeño kit de batería se le quedó evidentemente muy corto.

Su mezcla de ‘BM’ con partes ‘post rock’/ ‘ambient’ en temas como “De Dodden Hebben Het Goed III”, “Prowl” o la majestuosa “Onder Gaan”, con la que se despidieron, nos mantuvo en vilo y alerta unos tres cuartos de hora, y la sensación que a mí personalmente se me quedó es la de haber visto a una banda realmente solvente en directo, haciendo funcionar una propuesta que mezcla lo más clásico del estilo más primitivo con partes muy vanguardistas, con un gran futuro por delante.

 

YOB

Ya con la Caracol prácticamente a reventar, apenas si superábamos las 21.30H cuando los proyectores decoraban el marco del escenario con el logo de YOB y otros motivos, abriéndose el telón y accediendo a escena el trío de Oregón, dentro de la más absoluta sobriedad, para entre rojos silenciar a toda la sala y comenzar con un desgarrador “Ablaze” que sembró el más absoluto entusiasmo, con el que comenzaban exactamente igual que su último y genial “Our Raw Heart”.

Para que YOB dieran el memorable concierto que dieron en Madrid, y para que esta alucinante gira se haya materializado han tenido que darse un gran número de circunstancias, pero por encima de todo el cariño y apoyo de los fans hacia la banda ha sido determinante.

Cabe recordar que, va a hacer ahora 2 años, Mike Scheidt era diagnosticado tardíamente con una enfermedad intestinal muy grave que estuvo a punto de terminar con su vida, y que gracias a todo el apoyo, anímico y económico recibido, hoy hablaos de un ‘frontman’ con energías renovadas, con un ansia de vivir que se contagia, y de un trabajo majestuoso que lució increíble en vivo. Quizás por eso, y porque YOB es probablemente la mejor banda de ‘doom’ del s. XXI, el suyo fuese el concierto más especial de cuantos Madrid les ha visto en los últimos años.

Prácticamente todo lo que se vio sobre el escenario de la Caracol fue perfecto, preciso, y precioso… El sonido ya decíamos que con WIEGEDOOD fue puro músculo, pero es que con los americanos resultó ser un derrame de emociones, poderío y fuerza. Desde que Mike, Travis y Aaron salieron a escena, el trío funcionó como si de un sólo músico se tratase, y la banda nos transmitió un torrente de sensaciones a golpe de ‘riffs’ cadentes, oníricos, y melodías evocadoras, ya eternas… “The Screen” nos volvió a demostrar por qué su último trabajo es un 10, y de paso nos atacó directamente a las cervicales con unos ritmos matadores, pura cátedra del género.

Todavía resuenan en mi cabeza. No hace falta decir, que en el apartado vocal Mike volvió a dar toda una lección de amplitud y poderío vocal, con un eco majestuoso y una ejecución que fue como estar escuchando en casa los discos, pero con él allí, delante, sintiéndolo, dejándolo todo por los que allí nos congregábamos. Luego vino “Ball Of Molten Lead”, un tema que los americanos se niegan a abandonar, y no me extraña, para después seguir con ese himno de funeral que es “The Lie That Is Sin”, de su enorme “The Great Cessation”. El increíble tema que da nombre a su último trabajo vino después con su cadencia imperial y sus melodías oníricas; también tenía que estar, y desde ahí el concierto pasó a un nivel ya superior con una última parte para enmarcar.

Era el turno de “Gasping Air”, un monolito invaluable que define por sí solo la palabra ‘heavy’, un clásico moderno del género que encima vino con sorpresa, con Levy de WIEGEDOOD acompañando a Mike a las voces y creando una atmósfera que se me antoja indefinible. Hay que vivirlo. Sonó de una forma inaudita, y Levy se marchó justo antes del solo para que YOB terminasen en todo lo más alto. Justo ahí, con la Caracol a sus pies, llegaba “Marrow” para terminar de rendirnos, y para, de paso, volvernos a recordar que nadie hace lo que ellos hacen, ni cómo lo hacen. Parece fácil…

Un concierto perfecto, donde todo sonó como tenía que sonar como una de las bandas más grandes del ‘doom’ actual se merece. Ojalá regresen pronto, y ojalá consigan mantener el nivel que llevan años demostrando tanto en el estudio como encima del escenario. No tiene pinta de que vaya a ser diferente…

Setlist YOB:

  • Ablaze
  • The Screen
  • Ball of Molten Lead
  • The Lie That Is Sin
  • Our Raw Heart
  • Grasping Air (con Levy Seynaeve (Wiegedood))
  • Marrow

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.