Inicio Conciertos METAL NORTE – Crónica y fotos de ZENOBIA, OPERA MAGNA, DRAGONFLY, DEBLER y...

METAL NORTE – Crónica y fotos de ZENOBIA, OPERA MAGNA, DRAGONFLY, DEBLER y OVERLOUD

6

 

 

 

RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!

 

ZENOBIA

+ OPERA MAGNA + DRAGONFLY + DEBLER y OVERLOUD

Sábado 20 de Octubre de 2018 – Sala Tunk – Irún

Un año más la Sala Tunk celebró una nueva edición de su festival METAL NORTE, y ya van 9. El cartel fue de lujo, formado por bandas de calibre nacional, lo que significó la mejor entrada en cuanto afluencia en todas sus ediciones, por lo que Maxi y todo su equipo estaban contestos por el trabajo realizado y por ver como el público gozó a raudales en todos los sentidos.

A mediodía, a mi llegada, se celebró una comida metalera multitudinaria, y más tarde, el festival arrancó pasadas las seis y media de la tarde.

Lo hizo con OVERLOAD, una banda  a la que vi por primera vez en directo.

Son de Donosti, y por ello han trillado Euskadi y alrededores dando caña como lo hicieron la pasada noche.

Sonaron muy potentes presentando los temas de su nueva entrega "Loud Machine", sin olvidar su anterior “Altered Ego”.

Noté que son una banda muy solvente, compacta, como las muchas que inundan el Estado luchado por hacerse un hueco. Derrocharon actitud, posibilidades y entereza, tanto instrumental como escénica.

Me gustaron temas como “Swallow of Love”, al que siguió  “The Way Of Sorrow”,  y el final “Desert Law”.

Como siempre digo con bandas como ellos, con promoción y conciertos, pueden llegar lejos.  Me dejaron con un buen sabor de boca, así como a un público que a aquella pronta hora casi llenaba ya la Tunk.

Tras los cambios DÈBLER saltaron a escena. Les he visto ya varias veces, entre ellas las dos memorables noches que tocaron en México, y sinceramente, aunque hay quien piensa que es una banda apta para los más  jóvenes, en Irún gustaron a todos, y mucho, demostrando que gustan a todo tipo de metaleros.

Convencieron gracias a una puesta en escena en cuanto a actitud, maneras y unas canciones pegadizas e incendiarias.

Rubén su cantante, en mi opinión cada vez mejora más y más. Los conciertos le han dado la experiencia y soltura suficiente, como a toda la banda. Canta muy bien, afinado, a pesar de su aguda voz y los tonos altos en los que se maneja, muy bien, por cierto.

El resto del grupo ha cogido más tablas aún, y el rodaje les ha dado una madurez muy solvente y notable.

Dani el violinista sigue siendo el miembro más animado y visualmente más activo, tocando muy bien, junto a los hermanos Álex y Sergio, excelentes toda la actuación, y Nelson tocando con potencia y desparpajo total.

Temas como “Nada nos podrá parar”, “Mar de Lágrimas” o “Sentencia Final” sonaron muy bien y gustaron.

El final con el festivo “La procesión de los Borrachos” divirtieron sobremanera al público. Muy bien por DÈBLER.

Tras ellos, una dupla de bandas valencianas: DRAGONFLY y OPERA MAGNA.

Hacía muchísimo que no veía a los primeros. El grupo cada día está más liderado por el bajista Juanba Nadal, quien además canta muchas estrofas compartiendo protagonismo vocal con Pablo Solano, vocalista y centro del grupo.

Junto a ellos, me encantó el guitarrista Víctor González, metódico, con actitud y cumpliendo a la perfección.  No pudo asistir su teclista, por lo que se tuvieron que ayudar de teclados pregrabados, pero quien si me gustó, y mucho, fue su batería Jorge Alcázar, quien se marcó además un gran solo.

Solano demostró su elegancia intrínseca en cada estrofa, movimiento… En mi opinión es uno de los vocalistas más selectos de este país.

Cantó bien, aunque le vi muy serio, igual que Juanba, quien se echó a las espaldas la banda, tocando a las mil maravillas y cantando parte de las canciones de forma sorprendente.

Aunque no tocan mucho en este país, en Latino América gozan de gran fama, por ello en unos días vuelven a girar por allí, lo que será muy gratificante para sus fans, quienes disfrutarán de un show tan solvente como el que realizaron sin fisuras esta noche en Irún.

Destacaría temas como “Mares de Sueños”,  de su álbum “Genesis” de 2017, “Vuela Conmigo”,  de su mítico “Atlas”, “Siente” con su estructura altamente prog y su gran melodía, también del mismo disco de 2007, y “Ángeles de una sola ala”, muy power y potente, recordando su álbum “Alma Irae” de 2008.

Fue  una actuación perfecta y seria, demostrando que la banda valenciana no baja la guardia.

Vi a OPERA MAGNA en Madrid junto a KAMELOT, pero me quedé con ganas de más y os aseguro que mi hambre quedó saciada esta noche en la Tunk.

Reconozco que tengo cierta debilidad melómana por ellos, y no es para menos. Cada vez me gustan más como banda, y sus temas me parecen verdaderas joyas.

El conjunto ofreció un conciertazo de tomo y lomo. Su repertorio fue muy directo, ascendente y cada canción melodía, fraseo, instrumentación mejoraba a la anterior.

Así fue su actuación.

El grupo sonó muy compacto y conjuntado, con un José Broseta perfecto a la voz, dominando los tonos más altos, sin un mínimo desajuste, cantando con soltura, garra, rabia y llenando el escenario de furia y actitud. Muy bien, Broseta, ¡un 10!

El resto del grupo estuvo a la misma altura. OPERA MAGNA demostraron estar en una forma colosal.

Reconozco que me gusta mucho la elegancia y categoría de sus dos guitarristas, especialmente Javier Nula, quien con Kike Mompó forma un duo extraordinario.

Las orquestaciones sonaron majestuosas, así como los teclados de Nacho González, teclista también de SYSTEMIA, la otra banda en la que así mismo canta Broseta.

El set list brilló intensamente, los temas fueron cayendo y convenciendo. Tras la introducción instrumental habitual y victoriosa “Rojo Escarlata” su canción “Para Siempre” fue apoteósica. Mis felicitaciones a su técnico de sonido quien cumplió a la perfección dándole al grupo el empaque y calidad sonora que merecen.

Por ello, “Donde Latía un Corazón” o “El Pozo y el Péndulo” fueron ardientes y poderosos.

Me encantó “Corazón Delator” y especialmente “La Herida” su tema más afectivo. Una gran actuación.

Y tras múltiples cambios y un tiempo muerto un poco largo necesario para que los técnicos trabajaran, ZENOBIA salieron a escena y fueron, -como a mí me gusta decir-, como El caballo de Atila. Lo de los riojanos no tiene nombre. Jorge se hizo el dueño y señor de la noche, demostrando que su decisión de dejar aparcada la guitarra para ser frontman, fue lo mejor que ha hecho en estos años. No solo cantó de lujo, sino que escénicamente implantó su  ley.

Junto a él, su compinche Víctor de Andrés, quien lució una guitarra alucinante, compartió liderazgo. Lo he dicho muchas veces… Lo de Víctor no es virtuosismo, ni es un Steve Vai o Satriani, pero en cuanto a carisma, escena y personalidad, pocos le ganan. No le hace falta ser un “Yngwie” de la guitarra, entre otras cosas porque De Andrés pasea su magnetismo por el escenario y con cada pose, riff o solo se gana a un público que terminó encantado con él.  Javi a la batería estuvo inmenso, sobrio pero pétreo, y el simpático y risueño teclista Ernesto cumplió como el que más.  Salva, el bajista, fue  el “segundo pirata” de la banda. Fue  el elemento musical y escénico perfecto para que el coctel  fuera  explosivo y mortal como fue esta noche.

Tema a tema la banda fue creciendo y conquistando a la totalidad del público que casi llenaba hasta los topes la Tunk. Gracias al impecable y milimétrico trabajo del técnico de la sala, Iza Izaguirre, sonaron muy bien y poderosos, lo que acompañó mucho para que la actuación fuera muy destacada.

El público cantó y disfrutó al son de himnos como “L última vez”, cantada por Berceo muy bien, “La fiebre del Oro” rotunda, la gran “Corazón de Hielo”, la preciosa y cargada de emoción “Vuelve” donde Jorge lo dio todo…

“La legión Infernal” y “Lengua de Serpiente” fueron bestiales en conjunto, y “El Sueño de un Loco”  me encantó como lo hizo la primera vez que la escuché en el estudio de Dan Díez. ¡¡Buenísimo tema!!

Otro momento cargado de sentimiento llegó con “Ante tus ojos”, con Jorge de nuevo pletórico, pero la batalla prosiguió con “Borraré Tu nombre” y “Mi alma es tempestad”.

El momento más festivo fue cuando “Una de Piratas” llegó. Jorge abrió un cofre y tiró monedas al público, mientras un par de fans ondeaban las banderas piratas y Jesús, organizador del Heavy Jaia de Donosti, se vistió de pirata y cantó con Jorge el tema, muy bien, con mucha actitud y una voz que recordó a la de Óscar Sancho. 

El final con el triunvirato “Lo llevo en la Sangre”, que todo el mundo cantó, un “Unidos por el Metal” un poco descafeinado y “La Tormenta” puso fin a una descarga impresionante de unos ZENOBIA imparables.

Y tras ellos, estuve pinchando vídeos de metal y regalando camisetas hasta pasadas las 5 de la madrugada.

También fue un gran placer presentar a todas las bandas y charlar con muchos colegas y hacer muchos amigos. Buena gente la de Irún, ¡Sí señor!

Gracias a Maxi y todo el equipo de METAL NORTE. Fue una noche inolvidable.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Carlos Fabian

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

ZENOBIA

 


 

OPERA MAGNA

 


 

DRAGONFLY

 


 

DEBLER

 


OVERLOUD

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. Me alegro especialmente por leer una buena crítica de Dragonfly, es una banda que en estudio me gusta bastante lo que hacen pero en directo no se les suele leer críticas demasiado buenas (o al menos es mi impresión). Lo dicho, me alegra saber que sé encuentran buena forma, a ver si los puedo volver a ver pronto.

  2. Evidentemente Opera Magna está a otro nivel del resto de grupos, pero no sólo de estos sino de la mayoría del metal español. Una lástima que con todo el tiempo que llevan sólo hayan sacado 2 discos y 2 “mediosdiscos” y que tampoco tengan una gran actividad en directo, porque tanto en estudio como en directo son una autentica maravilla. Esperando como loco su actoIII.