Inicio Conciertos LEYENDAS DEL ROCK – Crónica y fotos del Viernes (Primera parte) con...

LEYENDAS DEL ROCK – Crónica y fotos del Viernes (Primera parte) con POWERWOLF, CHILDREN OF BODOM, SONATA ARCTICA, TURISAS, JINJER, etc

3
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2019
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2019
Madness Live!
Madness Live!
Madness Live!

 

LEYENDAS DEL ROCK

TURISAS + AZRAEL + SONATA ARCTICA + TANK
+ DEVILDRIVER + PRAYING MANTIS + CHILDREN OF BODOM
+ JINJER + POWERWOLF

Viernes 10 de Agosto de 2018 – Polideportivo Municipal – Villena – Alicante

TURISAS

TURISAS llevan la friolera de 5 años sin sacar nuevo material, por lo que su presencia en el LEYENDAS DEL ROCK no aportaba ninguna novedad respecto a su visita en 2015, de hecho el repertorio fue bastante parecido al de 3 años atrás, mostrando hasta la misma escenografía.

Eso no pareció importar a los seguidores de la banda finesa quienes disfrutaron de un concierto breve pero cargado de intensidad donde la banda quiso explotar sus 50 minutos de actuación repasando sus grandes éxitos.

Con la épica “The March Of The Varangian Guard” la banda irrumpía en el escenario, con un sonido que les hizo justicia y que sumado a la actitud de los componentes les hizo ganar puntos ante un público que ya se mostraba participativo bailando y cantando los temas.

“A Portage To The Unknow” y “To Holmgard and Beyond” de su segundo trabajo “The Varangian Way” fueron las siguiente en sonar y Mathias Nygard nos recordaba que en marzo regresarán a España junto a KORPIKLAANI y TROLLFEST, supuestamente con nuevo disco publicado.

“We Ride Together” fue la única referencia a su último trabajo “Turisas2013” el cual ha pasado muy desapercibido en su discografía mientras que la festiva “In The Court Of Jarisleif” consiguió hacer bailar a las primeras filas con el violinista Olli Vänskä animando en todo momento a los presentes. Tocaba alzar el puño y corear el estribillo en “Battle Metal” con la que la banda se despedía momentáneamente.

No tardaron en reaparecer para brindarnos sus dos últimos hits, “Stand Up And Fight” y la siempre esperada versión de BONEY M “Rasputin” con la que el recinto se vino arriba saltando y con la que se marchaban hasta el año que viene en la apetecible gira mencionada.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

AZRAEL

Los encargados de abrir el escenario Mark Reale en esta jornada de viernes fueron unos viejos conocidos para los que cada año nos desplazamos a Villena: AZRAEL. Con más de 25 años de trayectoria a sus espaldas la formación granadina volvió a hacer gala de la ilusión y el empuje necesarios para ofrecernos un muy buen show, dejando patente su amor  por el metal clásico de corte melódico.

Aunque a un servidor le hubiera encantado volver a escuchar alguno de los temas de sus dos primeras entregas, “Nada Por Nadie” y “Futuro”, lo cierto es que el repertorio estuvo bastante equilibrado, así que no faltaron los coreables estribillos de  “Tarde Ya”, ni tampoco temas más complejos y con mayor desarrollo como “Mujer De Hielo”.

Aunque a estas horas de la tarde la sensación de bochorno todavía se dejaba notar con fuerza, los que se acercaron al escenario Mark Reale no dudaron en sumarse a las demandas de Marc Riera a la hora de apoyar los estribillos de temas más recientes como “Al Amanecer”. Pero, evidentemente, lo que más disfrutaron los seguidores de los andaluces fueron temas como “Nada Que Temer”, “Sacrificio” o ya en la parte final del show un explosivo “Para Bien O Para Mal”.

Lo dicho, a pesar de su veteranía AZRAEL demostraron mantener intacto su espíritu de lucha  y la firme determinación de salir siempre a por todas.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver 

 


 

SONATA ARTICA

La formación finlandesa  que lidera el vocalista Tony Kakko era otra de las bandas que repetía aparición en los escenarios principales del Leyendas tras su paso en la edición de 2015. Sin nuevo material que presentar los de Kemi nos propusieron un repertorio basado en algunos singles de sus últimas entregas. Aunque ni el sonido, ni curiosamente el tiempo, acabaron acompañándoles.

Arrancaron bien, arropados por sus seguidores y proponiéndonos en el arranque la fuerza hard roquera de “Shitload Of Money”, pero lamentablemente el embrujo inicial no tardó en diluirse. Poco importó que Tony se aproximara al filo del escenario para buscar el apoyo y la complicidad de los presentes durante “The Last Amazing Grays”, ya que cuando apareció la lluvia la gente huyó a buscar cobijo en la zona cubierta.

Pese a ello, los que decidimos hacer frente a la lluvia y quedarnos  frente al escenario pudimos disfrutar de la elegancia de los teclados envolviendo la voz de Tony durante la emotiva “Paid In Full”, o de la fuerza roquera que imprimieron a un coreado “The Wolves Die Young”. Y es que incluso la tecnología se puso en contra de los finlandeses, ya que durante “Closer To An Animal” y “Losing My Insanity”, la pantalla del festival dejó de ofrecer imágenes de lo que estaba sucediendo sobre las tablas.

Afortunadamente, pese a los problemas técnicos  todos nos quedamos con un buen sabor de boca al volver a cantar, una vez más, el que fue su primer gran éxito “FullMoon”. Para dejar que el último esfuerzo de unos voluntariosos SONATA ARTICA fuera para otra de sus nuevas composiciones “Life”. Lo dicho, Tony Kakko y sus muchachos no tuvieron su tarde. Las inclemencias meteorológicas y los problemas técnicos parecieron aliarse para impedir que los lobos de Kemi tuvieran ocasión de mostrarnos su mejor cara.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver

 


 

TANK

Algo que nunca falta en las ediciones del LEYENDAS DEL ROCK desde hace unos años es la presencia de bandas de la llamada NWOBHM que suelen actuar en el escenario Mark Reale, atrayendo a los amantes de ese sonido y que nos permiten ver bandas que en otras circunstancias serían más complicadas de ver. Este año TANK eran junto a PRAYING MANTIS y SAXON las bandas elegidas (en el caso de SAXON actuaban como cabezas de cartel debido a su popularidad y a su trayectoria)

Desde 2007 tenemos en activo dos versiones de TANK. Por un lado, la del vocalista Algy Ward y por otro la versión creada por los guitarristas Mick Tucker y Cliff Evans, quienes eran los que estaban presentes en el LEYENDAS DEL ROCK y que cuentan entre sus filas con el vocalista David Readman, ex VODOO CIRCLE y ex PINK CREAM 69, aportando más atractivo a esta formación.

La banda aprovechó para tocar temas de todas sus etapas, comenzando por “This Means War” del álbum homónimo publicado en 1983 o “Judgement Day”. El sonido pudo haber sido mejor y la banda pese a su buena ejecución estuvo algo estática, lo que mermó la actuación de los británicos.

También quisieron interpretar canciones de su nueva etapa como “Don’t Dream In The Dark” o “Valley Of Tears” de su último trabajo de mismo nombre.

Con el tiempo ya justo la banda se despedía con uno de sus clásicos, “(He Fell In Love With A) Stormtrooper” de su primer plástico “Filth Hounds Of Hades” el cual como dato curioso fue producido por “Fast” Eddie Clarke de MOTÖRHEAD.

Sin hacer un concierto llamativo TANK supieron contentar a su público con un repertorio equilibrado con el que quisieron demostrar que hay vida más allá de los gloriosos años 80 y que esta versión de la banda sigue dando guerra.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Carlos Oliver


DEVILDRIVER

Todos tenemos un pasado. Seguramente poco podían imaginarse los seguidores de los nu-metaleros Coal Chamber a finales de los noventa que dos décadas después verían convertido al carismático Dez Fafara en un feroz y aguerrido metalero al frente de sus DEVILDRIVER. Y es que la actual formación del frontman californiano es una autentica apisonadora de crear metal humeante y pesado, capaz de combinar la rotundidad del groove y las tempestuosas acometidas del death metal melódico.

Así que ante estas perspectiva uno solo puede sumarse a los circle-pits y dejarse arrastrar por la tenacidad que los de Santa Bárbara exhibieron en temas como “End Of The Line” y “Hold Back The Day”, con un Fafara imperial, que no paró de moverse sobre el escenario mientras buscaba la constante reacción de unas primeras filas que parecían absolutamente poseídas.

Debo admitirlo, teniendo en cuenta que los americanos hacia bastante tiempo que no se dejaban ver aquí, me sorprendió el repertorio que escogieron, decantándose por los temas de sus primeros trabajos y haciendo especial hincapié en el material de su segundo largo “The Fury Of Our Maker´s Hand” de 2005.  Así que junto a  la arrolladora dupla inicial tampoco faltaron trallazos incontestables como “Grindfucked”, con Fafara mostrando desafiante el dedo anular al personal.

Y es que si la acción fue incesante en los aledaños del escenario, lo mismo sucedió sobre las tablas con una banda absolutamente desatada y dispuesta a convencer a los que todavía no habían tenido ocasión de escuchar los panterosos riffs de “Cry For Me Sky (Eulogy Of The Scorned)”, o la tortuosa  intensidad que desplegaron a lo largo de “My Night Sky”.

Uno de los pocos momentos en los que los americanos levantaron mínimamente el pie del acelerador fue durante su versión de Awolnation, “Sail”. Pero los pogos y los circle-pits no tardaron en reaparecer cuando la banda atacó “Before The Hangman´s Noose” y “I Could Care Less”. Como era previsible el frontman también tuvo palabras de agradecimiento para la gran familia metalera  durante los parlamentos que sirvieron como presentación a “Clouds Over California”, que nos dejaba la imagen de un exultante Fafara señalando orgulloso el enorme circle-pit que daba vueltas incansablemente frente al escenario.

Por si alguien albergaba alguna duda sobre el potencial de DEVILDRIVER en directo, Fafara y sus muchachos nos volvieron a ofrecer argumentos de peso para castigar nuestras cervicales al ritmo de “Ruthless” y “The Mountain”, que desataba la locura una vez más en las proximidades del escenario.

DEVILDRIVER demostraron que son una maquina infernal de facturar de metal aplastante y abrasivo, comandados por un frontman sólido y convincente como es  Dez Fafara.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

PRAYING MANTIS

Siempre es un placer volver a disfrutar de los británicos PRAYING MANTIS, ya sea como cabezas de cartel en una sala hace unos meses en Madrid, o insertados en la programación de un festival tan grande como el LEYENDAS.

Siempre cumplen, con la clase y la autenticidad como señas inconfundibles, cuidando las melodías sin dejar de lado la contundencia, para seguir manteniendo vivo el legado de la cara más melódica de la New Wave Of British Heavy Metal.

Siempre con los hermanos Troy al frente, Tino a la guitarra y Chris al bajo, acompañados desde hace ya algún tiempo por un excelente trío de músicos neerlandeses que han dado un nuevo impulso a un grupo que nunca ha recogido los frutos de su tremenda calidad.

Así, sin apenas preámbulos aparecieron en las tablas del escenario Reale con el imponente vocalista John Cuipers dirigiendo la operaciones tras las notas inconfundibles de la primigenia “Captured City” sonando nítidas, espectacularmente limpias y potentes, con la guitarra de Tino doblándose con acierto con la de Andy Burgess, sobre la precisa pegada del batería Hans in’t Zandt y con los omnipresentes coros de Chris.

Sin pausa continuaron con la más rotunda “Panic In The Streets” una de las dos que cayeron de su primer larga duración oficial “Time Tell No Lies” (1981) pura esencia de la NWOBHM, al igual que el tema que da nombre al grupo “Praying Mantis” que siguió a continuación.

Terna de temas más recientes comenzando por “Fight For Your Honour” uno de los destacados de su penúltimo disco “Legacy” (2015) que resultó tremendamente efectivo con su épica melodía coral y su rotundo estribillo, al igual que el de “Keep It Alive” espectacular en sus coros, como los de las maravillosamente melódicas “Highway” y “Dream On” con la que dieron un pequeño descanso a la velocidad y la distorsión de las guitarras de Tino y Andy rozando el A.O.R. resultando tan intensas como emotivas.

Volvieron a acelerar recuperando filo con “Time Slipping Away” excelente en sus guitarras y coros marca de la casa, llegando a un muy buen estribillo cantado por los devotos fieles del grupo que disfrutábamos de los últimos coletazos de su actuación, aunque todavía quedaba un maravilloso recuerdo para la entrañable “Children of The Earth” que fue un gran final para una nueva exhibición de clase y buen hacer de una de mis bandas favoritas del hard & heavy británico.

Texto: Mariano Palomo

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

CHILDREN OF BODOM

Hay bandas que parecen especialmente  creadas para triunfar  en los  festivales veraniegos. Sin duda este podría ser el caso de los finlandeses CHILDREN OF BODOM, ya que la formación que capitanea con mano de hierro el controvertido Alexi Laiho tiene la virtud de gustar tanto a los seguidores del power como a los incondicionales del death metal melódico.

Y aunque, a priori, el combo de Espoo lo tenía todo a favor para acabar firmando  un fantástico concierto, en esta ocasión no tuvieron la suerte de su lado. Lamentablemente, ellos fueron los que padecieron uno de los peores sonidos de todo el festival, con unas guitarras que se perdían constantemente y con un sonido embarullado y poco matizado, lo que nos impidió disfrutar de los característicos duelos que suelen protagonizar el propio Alexi y el teclista Jonne Wirman, con lo que la gente fue perdiendo el interés a medida  que avanzaba el show y los problemas técnicos iban cada vez a peor.

Los finlandeses entraron en escena golpeando fuerte, apostando por una carta ganadora como es “Are You Dead Yet?”, pero desde el mismo arranque pudimos apreciar que las guitarras de Alexi y Daniel Freyberg no acababan de sonar como nos hubiera gustado. Y aunque todos pensábamos que la situación se solucionaría rápidamente, esto no sucedió. Así que pese a los esfuerzos de una banda que lo dio todo, con Alexi recurriendo una y otra vez a su clásica pose alzando su flecha al aire, temas como “In Your Face” no sirvieron para que la audiencia se enganchara al show de los finlandeses.

Una lastima, porque el repertorio me pareció de lo más acertado, alternando un buen numero de viejas favoritas con material de su última entrega como “Morrigan” o la propia “I Worship Chaos”. Algo mejor sonaron los desarrollos más contemporizados y melódicos de “Angel´s Don´t Kill”, con el que el quinteto abría el capítulo dedicado a su tercera obra “Hate Crew Deathroll”,  que se completaría con la posterior aparición de “Needled 24/7”, que fue presentada en castellano por el bajista Henkka T. Blacksmith, y el propio tema homónimo en la parte final del show.

De entre las más celebradas destacaría clásicos del calibre de “Hate Me!”, el intenso headbanging de la banda durante “Everytime I Die”, y, como no, las impresionantes pinceladas neoclásicas de esa gema que es “Towards Dead End”. Lo dicho,  esta vez  CHILDREN OF BODOM no tuvieron suerte, fueron la excepción de un Leyendas que en líneas generales sonó bastante bien. Así que esperemos que Alexi “Wildchild” Laiho y sus secuaces tengan oportunidad de desquitarse en próximas ediciones.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

 


 

JINJER

Llevo diciendo desde hace mucho que esta banda es una clara alternativa metalera en este siglo XXI. Su fiereza, puesta en escena, temas, actitud e ideas hacen que JINJER estén triunfando paso a paso en este complejo mundo del metal.

La primera vez que oí hablar de ellos alguien me dijo que eran como ARCH ENEMY, pero más potentes, por un lado, y más técnicos por otro. Lo cierto es que esa opinión no escapa demasiado, con matices, a la realidad.

JINJER fueron en Villena un absoluto misil, una banda que desde que salió a escena, nos aniquiló, con el Mark Reale hasta la bandera.

Su vocalista Tatiana Shmailyuk es pura dinamita, canta en gutural infernalmente, pero además domina los tramos melódicos. Con altas dosis de actitud y agresividad se comportó en LEYENDAS anta un público mitad entregado, mitad perplejo.

Y la banda toca con mucha técnica y nivel, especialmente su bajista Eugene Kostyuk, acompañado del guitarrista Roman Ibramkhalilov y el batería Vladislav Ulasevish. Forman un bloque rocoso y poderoso, ideal para que Tatiana haga sus locuras vocales y escénicas y tire del carro.

Estos ucranianos fueron una de las bandas más destacadas del día y me atrevo a decir que de todo el festival. Los muchos que os acercasteis a verlos lo sabéis; el resto podéis comprobar su valía en la próxima gira que harán junto a AMORPHIS y SOILWORK y que pasará en febrero por Madrid y Barcelona.

Nos mataron con temas como “Who’s Gonna Be the One “ de su álbum “Cloud Factory”, y presentaron temas de su reciente CD ‘King Of Everything’, tocando temas como “I Speak Astronomy “ ,  “Just Another” o “Captain Clock”, con el que terminaron.

Una burrada de bolo el que se marcaron. Brutales JINJER. Aunque no vi el concierto entero porque se solapaba con el de POWERWOLF lo que vi fue extraordinario.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

POWERWOLF

Fui raudo y veloz desde el Mark Reale al escenario principal, y con todo con eso me perdí  el inicio de POWERWOLF.

La banda levantó gran interés pues el escenario principal estaba a reventar. Rápidamente me metí en su descarga y comencé a disfrutar.

POWERWOLF es una de esas bandas que porque así lo ha elegido el público, está en boca de muchos y encantan a muchos seguidores metaleros, sobre todo de pronta edad. Un caso similar está pasando desde hace más tiempo con SABATON, por poner otro ejemplo.

El caso es que, gustos personales aparte, ambas formaciones lo hacen muy bien, y no están en primera línea porque sí, sino por méritos propios y el consecuente apoyo de los fans. Además hace dos años se destaparon en LEYENDAS como una de las claras revelaciones, por eso ahora ha vuelto a repetir en mejor posición y con más reconocimiento, y pronto girarán.

“Army of the Night” fue una descarga de euforia, comercialidad a la que el público respondió con saltos y cánticos. No es para menos, ya que es un himno de nivel, quizás el más popular de la banda, que lucía un montaje sencillo, pero efectivo; eso sí cada integrante salió maquillado y vestido como es habitual.

El sonido fue óptimo, y su vocalista Attila Dorn cantó a pleno pulmón, aunque hubo tramos en los que su voz estuvo un tanto escondida. El resto de la formación  hizo un gran trabajo tanto musical, como escénico, demostrando que tienen ganas y hambre de comerse el escenario, cosa que consiguieron claramente en LEYENDAS.

Tras el júbilo levantado por “Army of the Night”,  sonó “Incense & Iron” de “The Sacrament of Sin”. Attila pregunta a la audiencia si ha escuchado y le ha gustado el nuevo álbum y por ello tocaron el citado y más de sus canciones como  “Demons Are a Girl’s Best Friend”, muy coreado por el público y  “Fire and Forgive”.

Pero como no podía ser de otra forma, no faltaron clásicos como el buenísimo “Resurrection By Erection”,  “Werewolves of Armenia “,- dos de los más reconocidos himnos  del álbum "Bible of the Beast"-, "We Drink Your Blood" del CD "Blood of the Saints" o el final “Lupus Dei”.

Sin duda están en muy buena forma y disfrutan de un momento que han conseguido a base de hacer buenas y pegadizas canciones y arduo trabajo. Triunfaron para muchos en LEYENDAS.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo – Juan_Ramon_Felipe@rafabasa.com

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. De este día destaco Sonata y Powerwolf.

    Los primeros por todo lo que sufrieron para dar su concierto (la lluvia refrescó el ambiente pero también fue un coñazo) y los segundos por lo increíbles que sonaron. No sabía que powerwolf eran tan impactantes en directo. Quedé gratamente sorprendida!

  2. A mi me gustaron muchísimo Jinjer, Powerwolf me sorprendieron para bien (su música no me gusta mucho pero en directo son muy buenos), Turisas entretenidos y me quedé a cuadros con el batería de Devildriver , Austin d’Amond…menudo pedazo de bestia!
    En lo negativo, Sonata sonaron bastante mal y lo de COB fue muy chungo, que un grupo de ese nivel suene tan mal TODO el concierto es para coger al técnico y echarlo a la calle.

  3. Sonata son la verguenza de las verguenzas.
    Sañvo in flames no he visto jamas una decadencia así. Sus ultimos discos son horrendos y infumables. Y para colmo a pesar del poco tiempo que tenian se dedicaron solo a tocar canciones viejas. Osea las peores.
    Los vi la primera vez en el otro leyendas. Este ni me moleste en salir a la lluvia para cerlos mejor