Inicio Conciertos HELLFEST OPEN AIR – Crónica y Fotos del Viernes día 22 –...

HELLFEST OPEN AIR – Crónica y Fotos del Viernes día 22 – 1ª Parte con JUDAS PRIEST + STONE SOUR + HOLLYWOOD VAMPIRES y A PERFECT CIRCLE

16
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

HELLFEST OPEN AIR

TOSELAND + TESSERACT + CHRIS SLADE + SONS OF APOLLO + ROSE TATTOO + JOAN JETT & THE BLACKHEARTS + MESHUGGAH + EUROPE + STEVEN WILSON + HOLLYWOOD VAMPIRES + STONE SOUR + JUDAS PRIEST + A PERFECT CIRCLE

Viernes 22 Sábado 23 y Domingo 24 de Junio de 2018 – Clisson – Francia

Otro año más, volvemos a una de las mecas del rock/metal internacional, y es que HELLFEST se ha ido abriendo hueco tras estos trece años entre los mejores festivales del género a nivel mundial. Tres días cargados de música desde primera hora de la mañana hasta última hora de la noche, jornadas intensas para las que hace falta siempre ir bien preparado. Para esta edición, contamos con el cartel de ‘no hay billetes’ desde hace unos cuantos meses, prácticamente desde que se pusieron a la venta los abonos. La organización, el ambiente, los escenarios,… y por supuesto las bandas siempre son un gran reclamo para este festival que tiene lugar año tras año en Clisson, un pequeño pueblo a unos veinte kilometros de Nantes.

Este 2018 nos trae como cabezas de cartel del evento a IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST y AVENGED SEVENFOLD, tres grandes nombres que lideran un evento con aproximadamente 160 bandas. Lo que ha hecho grande a este festival en contra de lo que muchos piensen no son los cabezas de cartel, son los nombres de mitad de cartel, y es que siempre hay nombres más que interesantes en mitad de tabla, de esos que son difíciles de ver en tu lugar de residencia y que te llaman incluso más la atención que los gigantes, siempre hay de estos grupos de todos los estilos y géneros posibles.

En este caso, podemos encontrar en este cartel ‘golosinas’ como HOLLYWOOD VAMPIRES, DEFTONES, ALICE IN CHAINS, DIMMU BORGIR, JOAN JETT & THE BLACKHEARTs o JONATHAN DAVIS en solitario, sin olvidarnos de otros nombres más abajo como la banda de CHRIS SLADE (ex- batería de AC/DC), los míticos ROSE TATTOO, SONS OF APOLLO (toda una all-star band), los divertidos alemanes ESKIMO CALLBOY, o la banda de JAMES TOSELAND (conocido motorista) que lleva el nombre de su apellido.

Además, siempre cartel colmado de grandes nombres como NIGHTWISH, EUROPE, SHINEDOWN, IN THIS MOMENT, A PERFECT CIRCLE, ACCEPT, MEGADETH, ARCH ENEMY, ASKING ALEXANDRIA o KILLSWITCH ENGAGE, entre otros muchos. Toda esta cantidad de bandas como en los últimos años se reparten en seis escenarios repartidos del siguiente modo: en primer lugar, los mainstages se encuentran uno pegado al otro y en cuanto termina uno en un lado comienza el otro en el otro escenario; misma dinámica en los dos siguientes escenarios, y es que Altar y Temple están un tanto retirados de estos dos principales, anteriormente estaban uno frente al otro, pero por momentos era imposible acceder ante la gran demanda de estos dos escenarios, por lo que los colocaron con una cubierta y con la misma composición que los dos principales, uno al lado del otro pero siempre con los sonidos más folk/viking/black/death/thrash; el Valley suele acoger a bandas más dedicadas a un sonido más setentero y stoner generalmente, y también se encuentra cerca de Altar y Temple; mientras tanto, el último y más alejado de todos es la Warzone, la zona dedicada también a algunas bandas stoner, pero con más presencia de punk y hardcore, con una ambientación espectacular creada por el equipo de HELLFEST. Todo ello en un horario diario que nos lleva desde las 10:30 de la mañana hasta las 2 de la mañana aproximadamente, una auténtica maratón de conciertos.

DÍA 1:

Tras llegar el día previo al festival, montar tiendas y adentrarnos un año más en el infierno galo, y aunque esa noche también disfrutamos de algún que otro show musical de pequeñas bandas invitadas o no tan conocidas con shows más que peculiares en la denominada Metal Corner y el Hellstage, ahora sí era el momento de que se abriesen las puertas de HELLFEST, imponentes siempre, y pisar de nuevo esa zona de festival que tantas ganas teníamos de volver a catar.

TOSELAND

El festival arranca motores con el ex-motorista TOSELAND con su proyecto musical, basado en un hard rock de calidad y en el que él pone la voz y hace la labor de frontman a la perfección. Una pena sólo poder disfrutar de 30 minutos de show suyo, pero la verdad es que suficiente para descubrir el potencial que tiene el combo.

Canciones como “Puppet On A Chain” o “Living On A Moment” despliegan a la perfección lo que es TOSELAND como banda, un hard rock clásico pero fiero y veloz con la peculiar y personal voz de James. Grandísimo inicio de festival y muchas ganas de verlos de gira.

TESSERACT

La banda de Reino Unido TESSERACT era la siguiente en llegar, estamos hablando de unos de los precursores del djent, subgénero que surge de la variación del metal progresivo. Talento por los cuatro costados y un buen hacer musical impecable, pero no es el estilo musical que suele destacar a estas horas de la mañana, en otro encuadre podría haber tenido mucha mejor recepción.

A pesar de ello, hay que destacar las melodías y las voces limpias en cortes como “Luminary”, o el acierto en otras piezas complejas como “King”. TESSERACT es un reclamo para los amantes de este estilo, por ello ya veíamos a una importante masa de público disfrutando desde primera hora.

THE CHRIS SLADE BAND

Para muchos el mejor batería que ha tenido AC/DC y es que la energía que sigue transmitiendo el bueno de Chris Slade es impresionante. Ahora nos visita con una banda con la que interpreta varios covers de los temas que ha tocado siempre, incluyendo por supuesto mucho repertorio de AC/DC.

Carismático a más no poder, pero hay que decir que aunque la labor de la banda es buena, no deja de ser una cover band y a nivel originalidad dejó un poco que desear. Aun así, es una gozada escuchar siempre “Highway To Hell” en un festival, o “Thunderstruck”, pero también nos hacían echar de menos al señor Gary Moore con su “Parisienne Walkways”. Su set básicamente basado en cortes efectivos de AC/DC resultó efectivo pero a su vez echamos en falta material aparte de covers.

SONS OF APOLLO

Podríamos hablar de un all star sin dudar al hablar de SONS OF APOLLO, y es que el combo está formado ni más ni menos que por Jeff Scott Soto a la voz, “Bumblefoot” a la guitarra, Billy Sheehan al bajo, Derek Sherinian al teclado y Mike Portnoy tras los platos.

La superbanda americana se mueve entre el metal progresivo y el hard rock consiguiendo una buena mezcla con una calidad sonora impresionante.

No sé si fue la pronta hora, el poco tiempo del que disfrutaron, o que el sonido no terminó de acompañar, pero no pudimos disfrutar al cien por cien del sonido de esta banda que derrocha calidad por cada lado que lo mires.

“God Of The Sun” y “Signs Of The Time” arracaban un set breve y con mucha calidad pero que sonaba poco compacto y un punto que para muchos era un reclamo importante acabó pasando desapercibido. Final con “Alive” y “Coming Home” con una banda que parecía más una jam que un grupo como tal, aun así, es una auténtica gozada disfrutar de estos músicos en primera persona.

ROSE TATTOO

Sorpresón el que nos llevamos al ver en el cartel a una leyenda como ROSE TATTOO, los australianos semieclipsados por AC/DC, junto a los cuales y a The Angels marcaron un sonido de hard rock australiano que fue más que reconocido a nivel mundial en su época.

Hard rock sin concesiones con “Angry” Anderson al frente, que no tuvieron todo el acierto que desearíamos con un sonido de nuevo fallón y con clásicos como “One Of The Boys” o la mítica “Rock ‘n’ Roll Outlaw” sonando potentes, pero en un set un tanto descafeinado por momentos. No terminaron de enganchar a un público por momentos impasible. Sólo pudimos ver la parte media/final del show porque había que aprovechar para alimentarse y resguardarse un poco del calor, por lo que no se pudo llegar al foso a tiempo a hacer fotos.

JOAN JETT & THE BLACKHEARTS

Una auténtica leyenda del rock, y es que sin ir más lejos quién no ha cantado alguna vez el conocidísimo “I Love Rock And Roll”. Joan Jett es mucho más que eso y lo volvió a demostrar una vez más junto a THE BLACKHEARTS, los músicos con quienes comparte escenario y crean un sólido combo.

La de Filadelfia y los suyos dieron un gran concierto que superaba nuestras expectativas en muchos aspectos, y es que Joan está en un nivel vocal y físico espectacular, brillante con una actitud y una linea vocal prácticamente perfecta, y con unos músicos muy compactos y con un sonido que acompañaba ahora sí, haciéndonos disfrutar de un inicio arrollador con “Victim of Circumstance” y “Cherry Bomb” de su época en THE RUNAWAYS.

Cero parones, rock and roll en estado puro con algunos toques más punk pero con una actitud y un sonido por encima de la media, como quedó demostrado en la definitiva “I Hate Myself For Loving You”.

Nos quedamos con ganas de más Joan Jett, pero la verdad es que es imposible no salir feliz de este concierto tan acertado.

MESHUGGAH

Si hace poco hablábamos de TESSERACT como una de las bandas más importantes del género progresivo y djent, qué vamos a decir de MESHUGGAH.

Los suecos llevan en activo más de 30 años ya, siempre liderados por la fuerza de Jens Kidman, carismático y con una personalidad brutal sobre el escenario como demostraba desde el inicio con “Born In Dissonance”. Concierto aun así de menos a más con un sonidazo de nuevo que terminó de estallar con “Bleed”, clasicazo que no podía faltar esta tarde, y la definitiva y acertada “Demiurge”.

Es una gozada disfrutar de esos ritmos y sonidos imposibles de los suecos de nuevo en un festival, ya había ganas de poder volver a catarlos a pesar de tener que disfrutarlos con el sol en todo lo alto.

EUROPE

Hablando de años de historia, llegamos a EUROPE. Los suecos son una leyenda del hard rock de siempre, y no sólo por su “The Final Countdown”, ya que para muchos es esa canción y dejaron de existir, una pena que no se empaparan de su prolífera discografía, porque tras muchos años desde sus inicios siguen haciendo materiales tan buenos como el último “Walk The Earth”.

Tempest se sigue conservando a las mil maravillas en todos los aspectos y con Norum forman una dupla explosiva que siempre se ha compenetrado a la perfección. Siempre cumplidores , siempre elegantes y siempre a la altura de las circunstancias, comenzando con el temazo “Walk The Earth”, que personalmente me parece de los mejores singles que han sacado en los últimos años.

Continuaron con una tempranera “Rock The Night” o “Scream Of Anger” en un set cargado de clásicos, perfectos siempre para un festival. “Last Look At Eden” y su sonido misterioso, su siempre excelente “Sign Of The Times”, o su archiconocida “Superstitious” no dejaban indiferente a nadie, con un Joey imparable, devorando el escenario sin descanso.

Final con “Cherokee” y por supuesto “The Final Countdown” en un show que ponía de nuevo la bandera del hard rock en todo lo alto, qué elegancia y qué buen saber hacer sobre un escenario. Rara vez fallan en directo, habría que rebuscar mucho en estos últimos años.

STEVEN WILSON

Uno de los reyes del progresivo sin duda es Steven Wilson, un estudioso y un amante de la música con mayúsculas, y como artista siempre buscando temas tristes y críticos con la sociedad y dando mil vueltas a su sonido desarrollando un rock/metal progresivo de gran calidad para expresar su sentir. El artista londinense se mostraba más cercano de lo habitual y en conexión con el público, algo que demuestra lo artista que es, sabiendo que en los festivales es algo necesario para brillar, y es que en los festivales no es tan fácil enganchar al público como en un show propio.

Tiró de galones para hacerlo y de cortes como “Home Invasion” o “Pariah” para conectar con el respetable. Aunque no sea un estilo del que disfrute a nivel personal excesivamente, he de reconocer que tanto su sonido como esas melodías crean un mundo en el que perderse y en el que sumergirse, pero pienso que no es para nada tan sencillo como en un concierto propio.

El marco, como en el caso de otros grupos, no fue el mejor para brillar con luz propia en el día de hoy, aunque su profesionalidad, su clase y su impecable trabajo queda más que destacado, superando mis expectativas en directo, pero desenganchando a público por el camino, probablemente ante el reclamo del siguiente de los conciertos, pero la despedida con “Sleep Together” de su época PORCUPINE TREE fue perfecta para cerrar otro capítulo más de Steven Wilson. Me quedo eso sí, con ganas de poder disfrutar de su show propio de nuevo en breve.

HOLLYWOOD VAMPIRES

Uno de los platos más esperados llegaba al fin, y es que teníamos muchas ganas de disfrutar de HOLLYWOOD VAMPIRES. Aunque sea una superbanda haciendo covers, hay tanta historia de la música sobre ese escenario que es inevitable pensar en ello. Liderada por Alice Cooper a la voz y Johnny Depp y Joe Perry a las guitarras, el combo como digo hace covers de grandes hits del rock a su estilo propio. El reclamo era brutal, sólo había que ver a la incontable masa de público que abarrotaba los alrededores del mainstage 1. Quedó más que claro cuál era el gran reclamo cuando iban saliendo los músicos e iban recibiendo su correspondiente reconocimiento, y es que Alice Cooper y Joe Perry recibieron un calor importante pero fue aparecer Jack Sparrow, mejor dicho Johnny Depp en escena y caerse literalmente Clisson.

El show comenzaba y lo hacía con “I Want My Now” y una acertadísima “Raise the Dead”. Pronto llegaban las covers con “I Got a Line on You” de Spirit, pasando por The Doors, entre otros, y llegando a “The Jack” de AC/DC y “Ace of Spades” de Motörhead dedicada por Alice a Lemmy, con la parte más agresiva del set, siguiendo con “Baba O’Riley” de The Who. Algunas de las partes de la banda revisitaban sus propias canciones, como “I’m Eighteen” de Alice Cooper, “Combination” con Joe Perry a la voz o “Sweet Emotion” de Aerosmith.

Y también hubo momentos de disfrutar de Johnny Depp a la voz y guitarra en “People Who Died”, cover de The Jim Carroll Band, puro rock and roll frenético, o en "Heroes", con su homenaje a David Bowie y muy acertado a las voces, con Joe redondeando con las preciosas melodías de guitarra.

Llegábamos a los bises y todo finalizaría con un maestro de ceremonias único como Alice Cooper presentando su famoso “School’s Out”, que ponía el fin de fiesta revisitando por momentos a Pink Floyd y su “Another Brick In The Wall”, a un concierto muy bueno en lo musical y en lo escénico, aunque no olvidemos que vuelve a ser una banda de covers, aun así su espectáculo y su música nos atrapó durante hora y media sin aburrirnos en ningún momento.

Estamos hablando de artistas que simplemente con mirarlos moverse o simplemente hacer un gesto en el escenario atrapan tu atención y si encima tienen ese don musical el show es total.

Lo único que hace que este no sea un concierto perfecto, que no es poco, es que no tengan material propio suficiente para valerse de él prácticamente por completo en el concierto, esperemos que este proyecto de amigos se convierta en un futuro muy próximo en una banda con su discografía propia, porque es innegable que se lo pasan como enanos en el escenario.

STONE SOUR

Que los fans de SLIPKNOT no me maten, pero personalmente es el formato en el que más me gusta ver a Corey Taylor. El combo americano nos presenta en esta ocasión su último plástico “Hydrograd” y lo hace trayéndonos su propio show, con una escena bastante trabajada y con algunos cortes no tan habituales en su set. Arranque poderoso con “Whiplash Pants” y la siempre efectiva “Absolute Zero” (que para mi gusto debería enganchar con “Gone Sovereign”), dando un pistoletazo (literal y de confeti) de salida muy ambicioso. Juegos de luces complicados en lo fotográfico pero vistosos en lo visual y un sonido potente y nítido nos permitía disfrutar de “Say You’ll Haunt Me” por ejemplo con esas melodías maravillosas y la pegada de Mayorga tras los platos pudiendo discernir todos los instrumentos.

Una de las que personalmente más admiro del último disco sonaba a las mil maravillas, hablo de “Rose Red Violent Blue (This Song Is Dumb & So Am I)”, y es que me parece exquisita la forma de componer esta pieza rebuscando en otro género para la estrofa y retomando la potencia en ese estribillo tan efectivo y festivo.

El final llegaba con un latigazo final perfecto, enlazando “Song #3”, la bella “Through Glass” y la agresiva y contundente “Fabuless”, que se convertirá con total seguridad en un hit que no se moverá de su setlist en futuras entregas. Grandísimo concierto, de lo mejor del día sin lugar a dudas.

JUDAS PRIEST

Los ‘metal gods’ ya están aquí. Rob Halford y los suyos aterrizan en HELLFEST con nuevo álbum bajo el brazo “Firepower”. JUDAS PRIEST no son historia ni leyendas del heavy metal, son el heavy metal con todas sus letras, y es que a pesar de no contar en sus filas con KK Downing o Glenn Tipton (diagnosticado hace unos meses con una enfermedad), no pierden ni un ápice de su sonido ni de su potencia con este nuevo trabajo, el cual ha tenido mejor acogida incluso que los dos previos.

Los británicos son un rodillo metálico que te pasa por encima con una puesta en escena no tan espectacular como otras superbandas, pero no hace falta cuando musicalmente llenan el escenario de esta forma, y sobre todo un Rob Halford que está en su época dorada de voz, parece que tras aquellos sobresaltos de las quejas de algunos fans por su estado vocal, Rob se lo ha tomado con filosofía y está más en forma que nunca.

Si ellos son sinónimo de heavy metal, “War Pigs” de Black Sabbath tiene que ser una de sus intros, para enganchar con la intro definitiva que daba paso a la afilada “Firepower”. Con varios símbolos del logo de la banda en la parte trasera, y una colocación en escena idéntica que en giras previas, sin grandes alardes en lo visual, sonaba ahora una joya como “Grinder” o la siempre necesaria “Sinner”.

Desde el inicio nos dábamos cuenta de que esto funciona, sólo hay que ver su forma de moverse por el escenario, aunque a Andy Sneap se le ve aún un poco verde, todo lo contrario que Richie Faulkner, quien se ha adaptado a las mil maravillas y definitivamente a su puesto en la banda. “The Ripper” o “Lightning Strike” de su nuevo trabajo no bajaban ni un ápice de intensidad, mientras las bellas melodías iniciales de “Bloodstone” daban paso a ese riff maravilloso que marca el devenir de la composición, qué buen rescate de su discazo “Screaming For Vengeance”.

Otra más que clásica como “Saints in Hell” se colocaba perfecta en el set para no desenganchar, y es que “Turbo Lover” nos volvía a agarrar con fuerza, como la frenética “Tyrant”, con melodías mágicas que marcan lo que es Judas al cien por cien. Momento para revisitar su “Defenders Of The Faith”, un disco al que tengo especial cariño de esta banda, primero con su “Night Comes Down”, un corte más reposado cargado de calidad y un peso brutal, un medio tiempo que nunca desentonará, todo un placer tenerlo de vuelta a sus setlist, pero especial ilusión me hizo poder escuchar “Freewheel Burning”, excelente aportación a su directo con el lado más frenético y desbocado de los ingleses.

Turno ahora para meternos con material nuevo, con la intro “Guardians” y su “Rising From Ruins”, efectiva y sin desentonar, no como sucedía con algunos materiales anteriores. Y de aquí al final, sprint ganador comenzando por “You’ve Got Another Thing Comin’” y ese estribillo mágico, con el momento Halford en moto y ‘tapping’ de guitarra mítico para “Hell Bent for Leather”, y el punto de locura desenfrenada con “Painkiller” con un Halford dando una lección absoluta de lo que es conservar su voz, y es que fueron muchos los que mataron a Judas y a Halford en lo personal con su estado vocal hace unos años, pero aquí está el ejemplo de que el que lucha por seguir en su lugar lo consigue, pasando por encima literalmente de todo el cartel hasta el momento, ofreciendo un show brillante y que cogería su punto emotivo al rememorar la figura de Glenn Tipton, quien en esta ocasión no podía estar en la cita gala acompañando en los bises  como en otras ciudades de la gira.

Sí lo hacía desde la pantalla con fundidos en esos bises demoledores como las poderosas pisadas de “Metal Gods”, el riff único e irrepetible de “Breaking the Law” y la fiesta absoluta final con “Living After Midnight” como es habitual. Emoción, fuerza, poderío y muchas ganas de demostrar que queda Judas para rato. The Priest is back absolutamente, ¡qué nivel dieron una noche más!

A PERFECT CIRCLE

El día lo cerraban en los escenarios principales A PERFECT CIRCLE, otro de los grandes reclamos del festival para muchos, y es que una reunión como esta no podía faltar en HELLFEST. No es una reunión como tal, pero hace catorce años que no teníamos material nuevo de la banda, dinámica que rompió “Eat The Elephant”, con el que volvieron a trabajar como un grupo a pleno rendimiento y con el que lanzaron una gira ahora sí masiva que les trae de nuevo por Europa. Con Maynard Keenan a la voz (también conocido por su trabajo en Tool) y Billy Howerdel a la guitarra como cabezas visibles y con una escenografía curiosa, con guitarra y bajo al frente y tres plataformas tras ellos donde se encuentra el resto de la banda.

Así arrancaba el show de A PERFECT CIRCLE, con el prometedor inicio de “Counting Bodies Like Sheep to the Rhythm of the War Drums” con un sonido contundente y limpio, un concierto al que le pasó lo peor que le podía pasar, que iba perdiendo gente por momentos también debido a las altas horas de la noche y que aún quedaba mucho festival, y es que el concierto fue claramente de más a menos, sin tampoco ser una dinámica escabrosa, pero difuminándose con el paso del tiempo. Recuperó fuerza con “So Long, and Thanks for All the Fish” o “TalkTalk”, dos imprescindibles que sonaron con fuerza y emoción, pero que no encontraban continuidad. Volvimos a recuperar la esperanza con la nueva “The Doomed” que suena excelente también en directo, y sin darnos cuenta nos presentábamos en el final del día con “The Outsider”. Concierto que pasó un tanto desapercibido pero que hizo las delicias de los fans de una banda que volvíamos a tener por aquí tras un largo tiempo. Uno de los puntos que me dejan más frío de su concierto es que Maynard, siendo el lider de la banda, se mantenga al fondo del escenario y en la más absoluta oscuridad, algo que quita mucha fuerza a su puesta escénica y que termina por desconectarte en ciertos momentos.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

16 COMENTARIOS

  1. como he dicho en alguna ocasión voy a esperar otros 5 años para ver a judas seguro que Halford canta mejor que ahora y sin duda mejor que en los 80.
    Vale ya de peloteo por favor.
    Sabemos que halford está en 67 tacos y que para su edad lo hace que te cagas pero decir que hace una giras cuando tenïa 58 o 60 tacos cantaba peor no se lo cree ni el tato.

    • Sobre la exageración en la crónica estamos todos de acuerdo, pero no es menos cierto que Halford (y yo les he visto en todas sus giras desde 2001) canta ahora mucho mejor que en 2004 o, incluso, 2009. Eso tb es un hecho. No se como demonios puede ser pero así es. Cosas de ser el Metal God supongo.

        • Pues la gran mayoria de gente no coincide contigo. Lo de “como siempre” es relativo, depende de a que época te refieras. Halford lleva en trayectoria ascendente desde 2005 y hay además dvds oficiales que lo atestiguan. Yo noté el gran cambio en la gira del Epitaph en su primera parte en 2011. Y me sorprendió especialmente que en la anterior gira del Redeemer se marcó la mejor interpretación del Painkiller que yo nunca le he escuchado. Y en esta gira ha mantenido el nivel aunque el setlist es bastante distinto. Repito, no se como lo ha hecho, pero es un hecho. Y que conste que tomar como medida a estas alturas el Painkiller para valorar el estado de su voz me parece profundamente absurdo e injusto, pero es lo que hacen siempre la mayoría de sus detractores así que…

          • el “como siempre” me referia a cantar las canciones en su versión original, muchos cantantes poco a poco van transformando los tonos para sufrir menos de voz pero supongo que referente a Judas tu sabes mas que yo ya que sigues más de cerca su trayectoria.
            Solo puede haber una explicación entonces, que estuvo 10 años jodido por algo y ahora parece haberse recuperado aún así no logro entenderlo.De los Dvds no me fiaria mucho cada vez están más retocados.

          • Bueno claro, eso es lo mas inteligente cuando un vocalista va envejeciendo y su repertorio tiene el nivel de exigencia qur tiene el de Judas. Halford por supuesto que también lo a hecho, con algunas mas y con otras menos, pero es algo necesario. Cuando no lo haces puedes acabar como Paul Stanley intentando cantar igual que en los discos cuando su voz ya está muy lejos de esas capacidades. Respecto a la mejora de Halford yo la única explicación que le encuentro es que en estos últimos años haya variado su técnica vocal de alguna forma para conseguir volver a hacer/llegar a algunas partes (agudas) que hasta hace pocos años le resultaban demasiado difíciles.

  2. Es totalmente cierto que Halford ha ido de menos a más en los últimos 10 años. Esto no quiere decir que cante mejor que en los años 90, estaría bueno, pero si mejor que en las últimas giras. Y dicho esto, el debate aburre ya, tenemos una puta manos de retirar a la gente , llevo escuchando esto desde hace 10-15 años… Al parecer Judas se tenían que haber retirado con 50 años…. Todos se tienen que retirar… Cansinos. Cuando ya no estén os vais a aburrir un huevo.