Inicio Conciertos Crónica y fotos del GARAGE SOUND FESTIVAL – Viernes 8 de Junio...

Crónica y fotos del GARAGE SOUND FESTIVAL – Viernes 8 de Junio – BUCKCHERRY + DANKO JONES + HARDCORE SUPERSTAR + THE TEMPERANCE MOVEMENT en Madrid

0
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

GARAGE SOUND FESTIVAL

+ STONE BROKEN + MAMMOTH MAMMOTH + THE TEMPERANCE MOVEMENT
+ HARDCORE SUPERSTAR + BUCKCHERRY + DANKO JONES + MOTORJESUS

Viernes 8 y Sábado 9 de Junio de 2018 – Auditorio Miguel Ríos – Rivas Vaciamadrid – Madrid

Vienes 8

Si el año pasado nos quejábamos de calor y sol, este año todo lo contrario, arrancábamos motores con lluvias racheadas y un cielo encapotado que nos terminaba de dar un respiro a media noche.

GARAGE SOUND ya estaba de vuelta, con música de calidad y grandes bandas compartiendo un gran cartel, muy bien acompañado todo por espectáculos de motor, como bike shows, car shows, saltos de freestyle de motos, exposiciones, y muy buen ambiente, algo que marca a este festival desde su primera edición y que en esta no cambiaría.

STONE BROKEN

La segunda edición del festival de rock y motor por excelencia daba su pistoletazo con carne fresca, los ingleses STONE BROKEN. La banda nos sorprendía con un sonido elegante y potente que nos recuerda a los mejores NICKELBACK y a otras grandes bandas de rock / metal norteamericano de esa gran oleada de bandas que surgieron a comienzos de siglo, aunque aún se les ve un poco verdes escénicamente.

Supieron solventar ese estatismo y esa poca comunicación con el respetable con piezas como “Larger Than Life”, cover de BACKSTREET BOYS muy bien ejecutada, pero también nos dejaban material propio como una poderosa “Heartbeat Away” o la galopada de “Worth Fighting For”. Habrá que seguir de cerca a estos chicos desde ya.

MAMMOTH MAMMOTH

Hiperactivos, ese es el mejor calificativo. Rock sin concesiones de unos MAMMOTH MAMMOTH que sorprendieron para bien, sobre todo con un cantante y un bajista que no paraban de moverse por lo largo y ancho del escenario, incluyendo ascensión de torre de sonido al más puro estilo AIRBOURNE, o simplemente mezclándose entre sus seguidores.

Notable concierto de los australianos que desarrollan un estilo a medio caballo entre hard rock y stoner, que pusieron sus once años de carrera a nuestro servicio con cortes de la contundencia de “Hell’s Likely” o “Sittin’ Pretty”. El cierre como es habitual en sus shows lo ponía “Mount The Mountain”, perfecta para despedir a los oceánicos tras un enérgico show.

THE TEMPERANCE MOVEMENT

Llegaba uno de los grandes momentos del festival, la aparición de THE TEMPERANCE MOVEMENT con su blues rock y hard rock que no dejó indiferente a nadie desde el inicio con un sonido excelente y con esa voz rasgada de Phil Campbell que da una dimensión mucho mayor si cabe al buen hacer de la banda.

Fue la gran sensación para todos aquellos que no lo conocían, un seguro para aquellos que ya les habían catado previamente, y para muchos el mejor concierto del festival. Arrancaron con un movido “Caught In The Middle”, mientras el hard rock de “Only Friend” hacía grandes estragos, era el elemento necesario para terminar de enganchar a todo el público. “Love and Devotion” tiene uno de esos estribillos que no te puedes sacar de la cabeza, mientras la belleza la ponía “A Deeper Cut”, la que da tema a su último trabajo.

El cierre llegaba con el riff magnífico de “Battle Lines” con su vocalista Phil hiperactivo sin parar por el escenario como durante toda la actuación, mientras la conclusión la marcaba  “Midnight Black”, macarra y melódica a partes iguales, rock setentero al más puro estilo Free. La actuación perfecta del festival sin duda.

HARDCORE SUPERSTAR

Qué ganas teníamos de ver de vuelta a los suecos HARDCORE SUPERSTAR. Los escandinavos salieron como un rodillo, son una apisonadora en directo, no paran de lado a lado del escenario, energía por los cuatro costados desbordada con un Jocke Berg que también bajó de las tablas para interactuar con su entregado público. El inicio no podía ser mejor, y si el sonido acompaña ya ni os cuento, así llegaba “Kick on the Upperclass”, primer clásico en caer y en poner patas arriba Rivas, seguida de “Electric Rider” y “Dreamin’ in a Casket”. Más clásicos como ese poderoso estribillo de “My Good Reputation”, que ponía a cantar a todo Madrid.

“Liberation” y sobre todo “Touch The Sky” al menos nos permitían tomarnos un breve respiro, pero el inicio arrollador de “Last Call for Alcohol” es algo que deberían tener todos los festivales, sonó frenética de principio a fin, quizás de lo mejor de su set. Era el momento de traernos algo nuevo como “Bring the House Down”, la cual por cierto tuvo una respuesta excelente, y es que la banda liderada por Jocke no nos estaba dando concesiones, sin grandes discursos, directos a la yugular, y ahora llegaba “Baboon” y la extremadamente pegadiza “Moonshine” que cantábamos a una sóla voz.

Aún había tiempo para más, y es que cuando ya parecía que se nos escurrían del escenario los suecos comenzaba a sonar todo un himno que Berg nos anunciaba como la canción de un día de la semana, por supuesto hablaba de “We Don’t Celebrate Sundays”, y Madrid se venía abajo literalmente, ninguna canción de otro grupo ponía a arder Rivas como lo hizo esta.

Y para concluir, si buscamos en los últimos trabajos de la banda no encontraremos un corte tan efectivo como “Above The Law”, cien por cien Hardcore, todo un acierto para la despedida con ese carácter festivo por todo lo alto y con un combo que había arrasado literalmente, iba a ser muy difícil de superar para los cabezas de cartel tanto del día como del festival. ¡Ojalá les tengamos pronto con su propio show en nuestro país!

BUCKCHERRY

Duele decir esto por parte de un fan de siempre de BUCKCHERRY, pero es la peor vez que he visto a Josh de voz con diferencia, lejos queda esa última gira por nuestro país con varias salas llenas y con un ambientazo tremendo fundiendo su voz junto a las nuestras. La gente parada salvo en momentos puntuales, Josh Todd como digo sin voz por momentos, y cuando tienes una voz tan característica como la suya, es más que evidente cuándo no está del todo bien. Aun así, BUCKCHERRY son y seguirán siendo una auténtica fiesta, todo un símbolo de libertad de expresión y de cómo pasárselo bien en un escenario y en la vida en general, y lo comenzaron a demostrar con “Ridin’”, un clasicazo cargado de hard rock de calidad, enganchando con la frenética “Broken Glass” o “Slamin’”, en un inicio en el que la voz daba alguna señal de lo que nos encontraríamos, y hasta este momento poco importaba porque era un inicio totalmente arrollador.

“Rose” nos daba un respiro, mientras llegaba otro gran clásico que les llevaba a la fama en su momento como “Lit Up” y ese “I love the cocaine” que coreaba todo Madrid, con la pista entregándose a fondo, mientras daba paso a la reversionada “Say Fuck It” de Icona Pop, que hacía acto de presencia volviendo a hacer despegar nuestros pies chapoteantes del suelo, y es que los charcos en la tierra hacían sus pequeños pero notables estragos. Aunque ya no esté en la banda el co-creador de la banda Keith Nelson, la verdad es que Stevie D ha asumido bastante bien ese papel, para muchos no existe ya Buckcherry sin él, pero las riendas indudablemente les guste o no las sigue llevando Josh Todd a la voz, un frontman de lo más completo, y ese papel de guitarrista principal lo cumple a la perfección ahora el bueno de Stevie, como queda claro en ese riff principal de “Tired of You” o en la también rasgada y divertida “Rescue Me”, en la cual la exigencia del estribillo sobre todo descolgaba un poco más vocalmente a Josh, una pena pero no estaba en su mejor noche como hemos reiterado.

Para un amante de esta banda recibir “Too Drunk…” es un verdadero regalo, aunque no todo el mundo sepa apreciarla, pero tiene un rollo tremendo, y las melodías durante la estrofa y ese contagioso estribillo deberían estar siempre en su set. Nos ponemos sentimentales ahora con “Sorry” y con el público moviendo los brazos de lado a lado de una forma poco convincente y desanimada, y fue con “The Vacuum” con la que definitivamente desengancharon al público, quien desde este momento se mostraba frío y apático a lo que estaba viendo, aunque algunos seguíamos disfrutando del set y coreando las canciones tratando de disimular lo evidente, aunque no sería precisamente esta al ser una nueva servida para la ocasión, quizás no era el mejor momento para introducirla en el set.

Llegaba “Gluttony” ante un público impasivo, y mira que el trallazo es importante, pero no fue hasta “Crazy Bitch”, revisitando en su interior “Jungle Fever” y “Proud Mary”, cuando la gente despertó del letargo y se volvió a meter en faena, aunque “Out of Line” es una descripción perfecta de lo que volvía a suceder. Una nueva y acertada “Tight Pants” llegaba al rescate volviendo a tener una gran acogida, para cerrar definitivamente con “Roadhouse Blues”, una cover de The Doors que ponía el broche a una actuación con demasiados altibajos. Yo sigo pensando, dejando la voz de Josh aparte, que BUCKCHERRY es una banda de recintos cerrados, la frialdad de los festivales en jornadas tan agotadoras como esta no les sienta nada bien. No sé si es cuestión de la lejanía del público al escenario, que la banda pone el piloto automático para cumplir como si fuese una noche más, o que simplemente no fue su día, pero no se dieron las circunstancias para hacer de esta su gran noche, algo que esperábamos muchos.

DANKO JONES

Divertidísimo como siempre “Dan Cojones”. Rock n roll sin concesiones, frontman y maestro de ceremonias único llevándose al público a su terreno siempre desde el primer momento. DANKO JONES recordaba una y otra vez su nombre en español a los asistentes, mientras soltaba perlas musicales como la coreadísima y divertida “First Date” o las afiladas y agresivas “Full Of Regret” y “Had Enough”.

Danko y los suyos tienen un directo que nunca defrauda, y suena a tópico, pero es que es completamente cierto, su show siempre es enérgico, fresco, divertido y con enganche. Ritmo puro y subiendo el pistón con “Wild Cat”, para mí de lo mejorcito de ese trabajo que lleva el mismo nombre y otra de las que han llegado para quedarse en su set.

Más coreables como “My Little Rock’n’Roll” seguían haciendo las delicias de un público que a pesar de las altas horas y de un día pasado por agua tenía muchas ganas de rock, una pena que no contasen con más tiempo para seguir deleitándonos con su rock and roll y su verdadero show. El trio sabe llenar el escenario y contagiar a todo el respetable con su inconfundible sonido y ritmo.

MOTORJESUS

Poca gente aguantó hasta el final para disfrutar de los alemanes MOTORJESUS, que desempolvaron toda la metralla, y pusieron a arder los motores del GARAGE a eso de las dos y diez de la mañana. Como digo el día había sido largo y había que reponer fuerzas también para la segunda jornada. Aun así los germanos no se achicaron y tuvieron un arranque brutal con “Motor Discipline” y “Fist Of The Dragon”.

Lo que echamos en falta en esta banda es un poco de variedad en su sonido, es en ocasiones demasiado lineal, no sé si la pesadez de tantas horas tiene que ver en esta opinión, pero realmente su show estaba siendo un tanto plano. Cabe destacar también “Return To The Demons” y “A New War”, sin duda las dos más reconocibles del grupo teutón, y así se echaba el cierre al garaje por hoy.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.