Inicio Conciertos Crónica y fotos de MASTERPLAN + SKELETOON + TAKEN + DARK EMBRACE...

Crónica y fotos de MASTERPLAN + SKELETOON + TAKEN + DARK EMBRACE en Irún – Gipuzkoa

0
ROCK N ROCK
Madness Live!
ROCK N ROCK
Madness Live!
   

 

MASTERPLAN

+ SKELETOON + TAKEN + DARK EMBRACE

Sábado 5 de Mayo de 2018 – Sala Tunk! – Irún – Gipuzkoa

Pese a que la gira se anunció como especial, rememorando los años de Roland Grapow en HELLOWEEN, lo cierto es que el concierto que nos brindaron los alemanes no distó demasiado de los que la banda venía ofreciendo en la gira de presentación de pasadas obras. Es decir, un buen puñado de temas de su debut homónimo, que sigue siendo su piedra filosofal, y algunos recuerdos para sus otras obras, incluidas dos piezas de HELLOWEEN regrabadas para “Pumpkings” con la actual formación de la banda, disco con el que Roland Grapow deja un mensaje más que claro sobre lo que piensa sobre su no inclusión en la reunión de su ex banda, de la que formó parte durante más de una década firmando importantes canciones en la historia de la calabaza.

La Tunk! registró un ambiente de lujo, con un lleno que obligó a abrir la parte superior. Y pese a que tal vez para muchos el repertorio no fuera el esperado, ya que se anunció como una gira especial de repaso a los años de Roland Grapow en HELLOWEEN, y dos temas se antoja como algo exiguo en el set list, nadie saldría decepcionado de una nueva ocasión en que los alemanes demuestran el potencial como banda que poseen con el peso de miembros de gran trayectoria como el propio Roland Grapow en la guitarra, Rick Altzi en la voz y Jari Kainulainen en el bajo.

DARK EMBRACE fue el contrapunto estilístico en un power metalero cartel con la calabaza alemana como indudable influencia en los otros tres grupos en liza. Ese hecho y el ser los primeros en salir pudieron hacer que el público no correspondiera con total justicia una propuesta con dosis de originalidad, agresiva y sensacionalmente ejecutada. Eso sí, el cierre con la declaración de principios “Metalhedas Till´I Die” fue muy agradecida por el personal tras la dedicatoria por parte del vocalista a todos los que formamos parte de este movimiento.

También es el tema que cierra su disco “The Call Of The Wolves” para cuya grabación contaron con la leyenda en la batería Snowy Shaw (KIK DIAMOND, MERCYFUL FATE, DREAM EVIL, THERION, DIMMU BORGIR…), aunque no se haya incorporado como miembro oficial de la banda y no podamos verle en citas como esta. Pero el cuarteto que conforma la banda se muestra como un arrasador combo con experiencia acumulada a pesar de no haber sido muy prolíficos en lanzamientos discográficos.

Los navarros TAKEN se meterían al personal en el bolsillo de una manera más clara. Otra banda de calidad pero en este caso completamente power metaleros. Hemos visto a los navarros en varias ocasiones y es apreciable que paso a paso la banda coge más seguridad, algo unido a una calidad de la que el grupo siempre ha hecho gala.

El entendimiento entre cada miembro de una banda formada por 7 músicos es notable, como el nivel individual y colectivo que reflejan en los temas de su debut homónimo, a los que siguen dando rienda suelta con una plasmación en vivo muy fiel. La presencia poco habitual de dos teclados surte el efecto de conservar sin artificialidad la ampulosidad de una propuesta que aparte de huella alemana también tiene la del metal italiano con ese sinfonismo que creó escuela por parte de bandas como RHAPSODY o LABYRINTH.

Precisamente el vocalista de los italianos SKELETOON colaboraría en la versión de “Reach Our For The Light” de AVANTASIA, haciendo un titánico dúo con un David Arredondo que no flojeó en ningún agudo de los que alardeó, por exigente que éste fuera.

Admiración levantó el grupo entre todos los presentes en la sala, tanto si ya les conocíamos, porque vemos que van cada vez a más, como si era la primera vez que les veían en directo, lo que puede suponer toda una impresión si te pilla desapercibido.

SKELETOON son deudores directos de los HELLOWEEN más tradicionales. De hecho, lo suyo es el happy metal en toda regla, con unos componentes que no pretenden dejar en sus letras un mensaje excesivamente trascendental, sino pasarlo bien de la manera más freaky.

Tomi Fooler bromeaba sobre las temática de sus canciones, encontrando respuesta por parte de una persona del público que a la que invitaría a subirse al escenario con una camiseta de Los Goonies y un tatuaje que no llegue a apreciar, pero que también gustó al vocalista de la banda, que en alguno de sus portentosos agudos se señalaba la “S” de Superman de su camiseta, con mucho sentido del humor, aunque la capacidad vocal de este heredero de Michael Kiske es para tomar muy en serio. Cómo canta el amigo.

Hicieron un repaso a sus dos trabajos “The Curse Of The Avenger” y “Ticking Clock”, editados de manera consecutiva en 2016 y 2017. Para el primero contaron con la colaboración de Roland Grapow en algún tema como “Heroes Don´t Complain”, aunque el guitarrista alemán se reservaría para la actuación de su banda y no aparecería en el escenario.

Para ese momento Tomi Fooler ya se había bajado del escenario un par de veces para mezclarse con el personal, algo que posteriormente harían sus compañeros. Se trata de una banda con un show de lo más cómico y entretenido. Incluso se te puede venir en algún momento a le mente la imagen de Spinal Tap.

Tras representaciones de su última obra como “Dreamland o Mooncry” nos acercaríamos a una recta final marcada por la versión de Edguy de “Lavatory Love Machine”, nuevamente con el chico goonie invitado a subir al escenario, y los temas de su primer disco “Joker´s Turn”, que invita a levantar el puño, y el himno “Heavy Metal Dreamers”. Divertidos es decir poco, pero además un grupo de power metal excelente.

La excelencia la vienen demostrando desde que iniciara su carrera MASTERPLAN, banda surgida como proyecto de los ex de HELLOWEEN Roland Grapow y Uli Kusch en su día con Jorn Lande como primer vocalista. El hecho de que no tardando mucho el dúo de los ex- HELLOWEEN se redujera solo a la mitad tras la salida del batería, que el culo inquieto de Jorn Lande no se pudiera quedar como cantante fijo en la formación (a pesar de su regreso en una segunda etapa ya pasada) y que su primer disco parece que haya eclipsado todo lo que han hecho después puede explicar que, a mi modo de ver, la banda no esté todo lo reconocida que mereciera.

A pesar de ello, el lleno en salas de pequeño aforo como la Tunk!, con capacidad para unas trescientas personas, debe suponer un acicate para que la banda siga mirando al futuro con optimismo. De hecho, prometería Roland Grapow que cuando terminaran la gira se pondrían manos a la obra con un nuevo disco de  temas nuevos y propios.

La banda de momento sigue apostando de lleno por un debut sobresaliente, arrancando sin miramiento con uno de sus temas más recordados como es “Enlighten Me”, seguido de “Spirit Never Dies” de la misma obra, con un Rick Altzi que a estas alturas ya no  tiene que demostrar su idoneidad como vocalista de la banda, aunque no sea Jorn encaja en los temas que registrara el noruego como anillo al dedo, como lo hace en los de Mike Dimeo, que dejó su huella en “MK II”, del que rescataron “Lost And Gone” posteriormente a un recordatorio de “Aeronautics”· con “Wounds”.

De hecho, la banda no deja de tener presentes sus cinco obras previas a “Pumpkings”, apostando bastante por los dos primeros, con “Crimson Rider”, “I´m Not Afraid”, “Back For My Life” y un “Kind Hearted Light” que marcó un punto muy alto, con el público completamente entregado a la banda, diría que casi olvidándose de que se nos habían prometido temas de HELLOWEEN.

Estos llegarían tras un “Time To Be King” que daba título a otro gran disco de la banda. Bueno, al menos llegaría uno de esos dos temas elegidos de “Pumpkings” para recordarnos que Roland Grapow dejó un sello en una época post Kai Hansen en HELLOWEEN que con el tiempo se puede ver con una perspectiva mucho más valorable que en aquellos complicados años.

Lo cierto es que tras el solo de guitarra del rubio guitarrista “Time Of The Oath” sería un momento difícilmente superable en todo el concierto. Y Rick Altzi con su registro fuerte y rasgado distinto al de Andi Deris, creo que lo borda, aunque leí en su día alguna crítica negativa precisamente por no encajar en el estilo de HELLOWEEN. Pues bajo mi punto de vista le da su fuerte personalidad de manera impecable.

“Keep Your Dream Alive” fue el temazo elegido de “Novum Initium”, una única representación de ese trabajo pero que, sin embargo, es un tema muy significativo e importante en su repertorio, que siempre mantiene la constante de regresar a su debut, como en la recta final de manera consecutiva con tres grandes canciones como “Crystal Night”, “Soulburn” y “Heroes”, con los oes del personal arreciando ante la marcha de la banda, poco antes solicitados por los propios músicos, que les encanta este tipo de cosas, sobre todo cuando vienen de fuera.

Además se ganaron también ese buen ambiente con constantes guiños entre ellos y, sin ser unos cachondos en el mismo plan que SKELETOON, con mucho sentido del humor.

Regresaron con todo un cañonazo de “Helloween” recogido en “Pumpkings” como “The Chance”, llegando al final con “Crowling From Hell”, donde Rick Altzi presentó a toda la banda, con solo de cada uno de los componentes, desembocando el solo de teclado de Axel Mackenrott en el “Smoke On The Water” de PURPLE y con pedazo de solo de batería de Kevin Kott. Un tipo espectacular tras los parches.

Con la aprobación de una sala volcada con la banda, los músicos se despedían, aunque los que les hemos visto ya en varias ocasiones hubiéramos agradecido que esta ocasión hubiera sido un tanto diferente apostando más por un repertorio especial dedicado a HELLOWEEN. Que son una gran banda y que tienen un impecable directo, ya lo sabíamos.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

MASTERPLAN

 


 

SKELETOON

 


 

TAKEN

 


DARK EMBRACE