Inicio Conciertos Crónica y fotos de ZENOBIA en Madrid

Crónica y fotos de ZENOBIA en Madrid

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

ZENOBIA

Sábado 14 de Abril de 2018 – Sala Cool Stage – Madrid

“La Noche Del Huracán”

ZENOBIA llenó la Sala Cool Stage de Madrid para la grabación de su disco en directo, La noche del huracán, que previsiblemente saldrá a la venta este mismo verano y que sirve como colofón de la presentación en vivo de su Alma de fuego II.

La sala ya estaba casi llena un rato antes de que empezara el show y el ambiente era muy “de festival”, con la gente de buen rollo, bebiendo y esperando a que comenzara el concierto. Fue pocos minutos antes de las nueve de la noche y los integrantes de ZENOBIA fueron saliendo al escenario con una versión muy cinematográfica de fondo del “Paint it Black” de los ROLLING STONES.

Arrancaron muy potentes con “100 Dardos”, de Alma de Fuego II, con un público entregado cantando y dando palmas desde el minuto uno.

La puesta en escena del grupo fue muy sencilla, con un luminoso que presidía el fondo del escenario en el que se leía ZENOBIA: La Noche del Huracán, más las pintas que cada uno sacó. Por ejemplo, Víctor de Andrés salió cual pirata de rojo y sombrero, Jorge iba más rockero a lo Axl Rose (con el pelo teñido de rosa/fucsia, eso sí) y el resto de integrantes con ropa oscura. Se quisieron centrar en dar caña con su música y así lo hicieron.

Tras las pertinentes buenas noches de Jorge, que nos agradeció a todos por estar allí en la grabación del disco, acometieron “La última vez”, de Supernova,  en la que el público, como en la mayor parte del repertorio, cantó con fuerza.

El sonido estuvo bien definido y contundente durante toda la noche, aunque, desde yo estaba, al lado de la mesa de mezclas, tuve algunos problemas para distinguir en ciertos momentos las guitarras de Víctor, como en “El pacto”. En todo caso, seguro que en el disco en directo todo suena en su sitio.

Por cierto, y hablando de “El pacto”, aquí Jorge me recordó mucho al bueno de Adrián Barilari de RATA BLANCA, tanto por técnica como por timbre. Jorge ha mejorado mucho con el paso de los años y es uno de nuestros vocalistas de metal más solventes de la actualidad, aunque quizá a veces peque de querer ser el cantante gritón de heavy que no es. Los sobreagudos no le suelen quedar tan afilados como a TETE NOVOA o LEO y los usó como recurso habitual, algo que creo que afecta al resultado global de las canciones. Todo esto en mi opinión, claro, y no hace que sea ni mucho menos peor cantante. Tiene talento y es un ciclón encima del escenario.

“La fiebre del oro” nos la presentaron como una canción con una “letra con un mensaje contra los políticos” y bordaron esos grooves más modernos con ese doble pedal totalmente speed metal del estribillo. Muy buen trabajo de Javi a la batería, dicho sea de paso, marcando como un reloj y repartiendo estopa desde los parches.

Justo antes de “Corazón de hielo” a Jorge se le vio emocionado y tildó como “un enorme placer presentar en la capital  y que la sala esté tan llena, es una noche mágica”. Bordaron esas melodías marca de la casa de ZENOBIA, y es que hay que reconocer a los riojanos que se han hecho un hueco en nuestro metal con influencias muy claras, pero también con mucha personalidad propia, un sello que les distingue de otros.

El público seguía entregado y no llevábamos ni la mitad del concierto cuando empezaron a gritar aquello de “Zenooobia, Zenooobia”, así que fue un buen momento para que el grupo tocara la primera de las baladas de la noche para calmar un poco los ánimos.

“Vuelve” fue bonita y vimos a Jorge cantar con feeling sentado al borde del escenario, aunque, como comentaremos, la palma de las baladas se la llevó otra del repertorio.

Retomaron el vuelo, nunca mejor dicho, con “Ícaro”, una canción muy cañera que, según Jorge, “habla de la lucha por tus sueños aunque te vaya en ello la vida”. Muy buena.

De Armageddon recuperaron “La legión infernal”, que aunque no es de sus mejores tiene un estribillo conciso y contundente que es muy efectivo en directo. Siguieron repasando sus cinco discos de estudio con temas como “Lengua de serpiente”, dedicada a “esas personas tóxicas que te rodean”, o “El sueño de un loco”, una medio tempo con mucha fuerza y un groove más pesado.

Y ahora sí, llegó uno de los momentos más especiales de la noche con “Ante tus ojos”, esa balada de Luchando hasta el final, el debut de ZENOBIA (y también el gran olvidado de la noche, con solo este tema dentro del repertorio). La primera mitad de la canción se la cantó entera el público, con la ayuda de Ernesto y su teclado. Vimos a Jorge emocionadísimo: ver a varios centenares de personas cantando una de tus canciones no es para menos. El resto de la banda se sumó a partir de la segunda mitad y sellaron con feeling uno de los puntos álgidos de la actuación.

Volvimos a la caña con “Borraré tu nombre”, que levantó mucho al público, y justo antes de “Mi alma es tempestad” Jorge reconoció sorprendido que le acababan de informar de que había sold out. No le faltó motivación a la banda durante el show, pero este detalle seguro que les acabó de enchufar.

Según el propio Jorge presentarán “Ángel negro” como vídeo adelanto del disco, y es que colocaron varias GoPros por el escenario y había también varias cámaras más por el recinto, así que si quisieran tal vez podrían editar un DVD, aunque lo que sabemos por ahora es que será solo CD. En cualquier caso, “Ángel negro” es un buen aperitivo, y es que es una de las más rápidas y cañeras de su repertorio.

Con las revoluciones a tope, ZENOBIA quiso tener un gesto con Lemmy Kilmister y se marcaron una versión enorme del “Ace of Spades” de MOTÖRHEAD. Incluso Jorge puso la voz rasgada típica de Lemmy y daba bastante el pego. Les quedó muy bien.

Quizá lo que eché en falta durante la noche fue alguna colaboración, teniendo en cuenta que era una cita especial y que la estaban grabando para la posteridad. Fue evidente en temas como “Una de piratas”, en cuya versión de estudio participaba Óscar Sancho de LUJURIA. No hubo ningún invitado en ningún tema, y es una decisión que hay que respetar, sobre todo porque la ausencia de colaboraciones no afectó en absoluto al resultado final de las canciones.

Y, cómo no, otro de los momentazos del concierto fue “Lo llevo en la sangre”, cuyo estribillo fue cantado incluso entre tema y tema por el público durante el show. Se ha convertido en el himno de ZENOBIA y, como tal, fue una fiesta cuando la tocaron.

Podrían haber acabado con el clímax de su himno, pero decidieron hacer unos bises. Tras unos minutos de reposo, volvieron al escenario para acometer “Unidos por el metal”, otra de las que nunca faltan y que todo el público canta, y “La tormenta”, que nos acabó de despeinar a todos con una caña brutal.

ZENOBIA es una de nuestras mejores formaciones de heavy y speed metal y esta noche lo demostraron con nota. Tienen todos los ingredientes para hacer disfrutar a la gente con el metal: buenos riffs, estribillos pegadizos y mucha caña.

Cuando pasen unos años y se consideren históricos como unos SARATOGA u OBÚS, esta “Noche del huracán” seguro que despierta muy buenos recuerdos para los que estuvimos allí.

Grandes, ZENOBIA.

Setlist

  • 100 Dardos
  • La última vez
  • Entre tinieblas / El pacto
  • La fiebre del oro
  • Corazón de hielo
  • Vuelve
  • Ícaro
  • La legión infernal
  • Lengua de serpiente
  • El sueño de un loco
  • Ante tus ojos
  • Borraré tu nombre
  • Mi alma es tempestad
  • Ángel negro
  • Ace of Spades (versión de Motörhead)
  • Una de piratas
  • Lo llevo en la sangre
  • Unidos por el metal
  • La tormenta

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Álvaro Carlier

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.