Inicio Conciertos Crónica y fotos de SNAKEYES en Madrid

Crónica y fotos de SNAKEYES en Madrid

3
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

SNAKEYES

Viernes 13 de Abril de 2018 – Sala Sound Stage – Madrid

El pasado viernes pude disfrutar de una gran descarga de heavy metal. La que imprimieron a su paso por Madrid SNAKEYES, la banda formada por los tres ex- SPHINX, Pepe Pineda, al bajo, producción, composición, etc, el batería Carlos Delgado y el guitarrista Justi Bala, junto al vocalista rumano Cosmin Aionita.

Tras una mini actuación para amigos y prensa celebrada en Madrid el pasado diciembre, donde presentaron su nuevo álbum “Metal Monster” y varias actuaciones dentro de su gira de conciertos, esta noche tocaron de manera más formal, ofreciendo una gran descarga plena y poderosa.

No pude llegar a ver a los teloneros EVIL HUNTER, la banda liderada por el guitarrista José Rubio. He podido escuchar su disco de debut y lo cierto es que apuntan bien. Hacen un heavy metal con toques power y hard muy interesante, donde destaca el trabajo de su líder a la guitarra, junto a  Victor Durán, la buena voz, muy intensa e interesante de Damián Chicano, la potente batería de  Gustavo Segura , junto al bajista Alberto Garrido. Me han gustado los temas, la garra intrínseca de ellos y las trabajadas melodías. Habrá que seguirles la pista.

Llegué dos minutos antes de que SNAKEYES pisaran el escenario. Tenía muchas ganas de verlos después de su mini show en diciembre y el gran sabor de boca que me ha dejado su extraordinario “Metal Monster”.

Dieron un conciertazo, con Pepe Pineda como “capitán” del navío, agitando sus melenas, moviéndose al son de los temas, dando la cara, y llevando las riendas, junto a un Carlos que cada vez me parece mejor batería, un Cosmin que vi mucho más suelto escénicamente, que cantó “como Dios” y que no paró de hablar entre tema y tema, incluso haciendo algunos chistes.

Justi, el guitarrista, demostró su gran valía en riff y solos, pero escénicamente estuvo en la sombra. El problema crónico de su espalda le pasó una vez más factura, y dejo coja a su banda en escena. Tocó en una esquina, apoyando su pierna en una caja de bebida, aunque a ratos se acercaba al centro, posaba con su hacha y mientras el dolor se lo permitió tomo posesión del escenario, pero solo en contadas ocasiones. Una pena…No obstante tocó muy bien. Como bien dijo Pepe en la presentación de la formación, -casi al final-, hay que darle un gran aplauso por su persistencia y su esfuerzo. Yo me sumo al aplauso.

Presentaron su nuevo “Metal Monster”, aunque hicieron algún guiño al EP y al debut, además de tocar algunas versiones.

Arrancaron con un Pepe Pineda muy enérgico con “Into the Unknown”. Desde el primer acorde supimos que íbamos a disfrutar, aunque siento decir que la sala mostraba un cuarto de entrada, lo que me parece penoso para ver a una banda tan genial, con dos discazos llenos  de himnos de heavy metal “a lo JUDAS, PRIMAL FEAR, MAIDEN” con un cantante que canta con una voz comparable a la de Ripper Owens o el mismísimo Halford, y unas canciones de gran nivel. ¿Dónde estaban todos los que se sienten  más heavies que el viento, los que se dan un puñetazo en el pecho diciendo que son “los más heavies”, los que llevan cinturón de balas y parche en la espalda? ¿Dónde estabais? La entrada al concierto era muy barata y que yo sepa no tocaban a la misma hora y en la sala de enfrente JUDAS ni OVERKILL.

Volviendo al “bolo”, a pesar de algunos problemillas técnicos propiciados por alguna interferencia del móvil de Carlos y los ajustes lógicos de niveles y ecualizaciones, Evolution y  Down With The Devil sonaron brutales, con Cosmin cantando perfecto, afilado, híper heavy, llegando con soltura total a los tonos más agudos y altos. El vocalista certificó una vez más, -y esta noche con creces-, que es una nueva y real alternativa a voces como las de Halford/Ripper/Ralf Scheepers.  Pepe Pineda lo sabe, y por ello estuvo toda la noche feliz y encendido.

Point of No Return  y  Cyberkiller fueron otras dos de las piezas más destacadas. Solo faltó que fuéramos 500 en la sala para que la fiesta de heavy metal fuera total, pero los que allí estuvimos, incluidos Sílver de SILVER FIST y Óscar de LUJURIA, disfrutamos a tope.

Los temas fueron cayendo, Carlos tocando a la perfección, Justi marcándose unos estupendos solos, Cosmin rozando la perfección y muy suelto, y Pepe dominando. Fueron gloriosos los momentos  vividos en Demon In Your Mind , Sign of Death  y  Facing the Darkness…

Como iban muy bien de tiempo, aprovecharon para calentar al público aún más con varias versiones, cosa que a mi particularmente no me gustó, pero entiendo que los fans disfruten.

La noche fue bestial y se fue coronando gracias a temazos como Mask of Reality,  Metal Killer , el tema que da título al disco Metal Monster , que muchos cantaron y  Ultimate Sin.

Una gran noche de HEAVY METAL. Recuerdo con cariño un comentario que me hizo  un asistente al concierto: “Basa, tienes razón en decir que VHALDEMAR son la banda número uno del heavy metal ahora mismo, pero la segunda son SNAKEYES”. Amigo, te di la razón en el momento, y lo comparto al 100%.  A ver si el resto del planeta heavymetalero nacional o estatal reacciona y apoya a estos dos grupos, como a otros muchos.

Texto y fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. Hombre Rafa, cómo te pones con los ausentes habituales… estarían todos en Blaze Bayley que tocaba el mismo día… ah, no, que tampoco fue mucha gente… ya sabes el dicho… mucho te quiero perrito, pero pan poquito.

    Como anoche Lionheart, muy vacío, y el otro día, otro, y otro, y podríamos seguir…

    Ahora…. todos somos mega heavies… pastel… Y que todavía haya algunos que presuman de escena… luego que si no hay relevo, que si patatín, que si patatán… Calzonazos es lo que sobran.

  2. Es muy lamentable que a la gente no le de la gana ir a los conciertos. Pero es lo que hay. Gracias a los grupos y promotores que siguen con ganas de arriesgar y muchas veces perder dinero y esfuerzo , y con los 4 gatos que nos molestamos en apoyar el rollo , esto podra seguir adelante.