Inicio Conciertos Crónica y fotos de ANGRA + OPERATION: MINDCRIME + FALCYON WAY en...

Crónica y fotos de ANGRA + OPERATION: MINDCRIME + FALCYON WAY en Valencia

1
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

ANGRA

+ OPERATION: MINDCRIME + HALCYON WAY

Miércoles 28 de Marzo de 2018 – Sala Rock City – Almàssera – Valencia

Siempre es de agradecer que en vísperas de festivo se nos ofrezcan oportunidades como la que vivimos hace unos días en Valencia. ANGRA son una banda fácil de ver por nuestras tierras y aunque hace poco estuvieron celebrando el 20 aniversario del álbum “Holy Land” por nuestro país, ahora repetían con nuevo disco bajo el brazo.

Pese a que el estatus de la banda ya no es el que era y que únicamente de la formación original quede Rafael Bittencourt, la sala Rock City obtuvo una más que notable asistencia, siendo muchos los aficionados de la banda brasileña que no quisieron perderse la oportunidad de ver a ANGRA en directo.

Debido a compromisos laborales no pudimos llegar a tiempo para la actuación de AVELION, encargados de abrir la velada, así que pedimos disculpas a la banda. Sí que llegamos justos para ver la actuación de HALCON WAY, formación americana que practica un peculiar estilo, mezclando power metal con voces guturales con pasajes electrónicos que particularmente me recordaban a AMARANTHE, pero que me dejaron algo frío en su actuación.

Abrieron el concierto con “Eviscerate The Morning Sun”, perteneciente a su último plástico “Conquer” editado en 2014 seguido por “Hatred Is My Cause”. El vocalista Steve Braun demostró tener carisma y supo mover al público, todavía escaso en esos momentos, mientras que el guitarrista Jon Bodan y el bajista Skyler Moore le apoyaban con sus guturales en momentos puntuales. 

Con “Desecration Day” recordaron su álbum “Building The Towers” y como final nos ofrecieron “Home”. Pese a que derrocharon actitud y simpatía en el escenario y luego en el puesto de merchandising firmando discos y charlando con los fans, no conseguí conectar con su sonido aunque a muchos de los presentes en la sala parecieron disfrutar del show de los americanos.

Uno de los puntos fuertes de esta gira es la inclusión de OPERATION: MINDCRIME. O lo que es lo mismo, Geoff Tate interpretando de forma casi íntegra el clásico álbum de su ex banda QUEENSRŸCHE. De hecho pude escuchar a varias personas afirmar que venían más por ver a Geoff Tate que a los cabezas de cartel. 

“I Remember Now”, tema que abre el citado álbum sirvió como intro. Mientras los músicos ocupaban sus posiciones, la sala ya rebosante se preparaba para recibir al ovacionado vocalista que bajo un atuendo más propio de un gánster comenzó sin dilaciones a interpretar en orden todas las canciones del álbum que este año cumple el 30 aniversario de su salida. 

El sonido rozó la perfección y la banda supo dar la talla en lo instrumental apoyando al vocalista con coros y manteniendo el ambiente caldeado cuando Tate abandonaba el escenario en momentos puntuales. Casi ninguna pega se le puede poner a la interpretación del ex voceras de QUEENSRŸCHE. Cierto que no arriesgó en las notas más agudas, pero quitando ese detalle, supo encandilar al público y deleitarnos con clásicos como “Anarchy-X”, la coreada “Revolution Calling” cuyo estribillo fue cantado por el público o “Spreading The Disease”.

Para “The Mission” contaron con la colaboración de una vocalista femenina y no fue hasta finalizar “The Needle Lies” cuando Geoff Tate se dirigió al respetable para darnos las buenas noches. Como era de esperar y siguiendo el orden del álbum, finalizaron con “I Don’t Believe In Love” y “Eyes Of A Stranger”, con la que se despidieron dejando a un público satisfecho que tuvo la oportunidad de escuchar en directo uno de los discos más populares de la banda americana cantados por su vocalista original.

La espera terminaba y por fin los brasileños ANGRA hacían acto de presencia en el escenario. Con una formación prácticamente desconocida para los seguidores más acérrimos de la banda, sin la presencia de Kiko Loureiro, actualmente centrado en MEGADETH y desde hace unos años con el vocalista italiano Fabio Lione quien acababa de terminar hace unos días la gira de despedida de RHAPSODY, la banda demostró que aún tienen gancho y calidad musical.

Con su nuevo trabajo “ØMNI” recién salido del horno, abrieron el concierto con “Travelers Of Time” pero fue la esperada “Nothing To Say” la que hizo reaccionar al público, siendo el primer clásico de la noche. Fabio supo dar la talla. Pese a que no llegó a los agudos de André Matos su mera presencia y su simpatía logró convencer al público, al cual se dirigió en castellano siempre que pudo.

También destacar la labor del joven Bruno Valverde a la batería, quien empuñaba las baquetas al estilo del jazz pero asombró con su técnica y el guitarrista Marcelo Barbosa, encargado de la mayor parte de los solos. El bajista Felipe Andreoli, el segundo miembro más veterano de la banda, incorporado en 2001 estuvo más comedido y el líder Rafael Bittencourt siempre sonriente supo ejercer de maestro de ceremonias pero sabiendo dar protagonismo a sus compañeros.

Con “Angels And Demons” se remontaron al álbum “Temple Of Shadows” pero aunque el público esperaba clásicos incidieron mucho en los dos álbumes en los que Lione es vocalista, sonando cortes como “Newborn Me” del anterior trabajo “Secret Garden” o “War Horns” del nuevo trabajo y una de las canciones más heavys de “ØMNI”. 

“Acid Rain” volvió a desatar ovaciones y fue la primera referencia a ese gran trabajo que es “Rebirth” donde Lione se atrevió a bajarse del escenario y cantar rodeado de un público que no paraba de hacerse fotos con él y cantar a su vera. Desde luego uno de los momentos álgidos de la noche. “Final Light” o “Insania” continuaban repasando la etapa más actual de la formación brasileña, más centrada en el metal progresivo que en el power metal más canónico intercalando ambos temas con un solo de batería de Bruno Valverde que nos hizo alucinar.

Otro momento a destacar fue la interpretación del tema “Lisbon” con el que se remontaban al ya lejano “Fireworks”, editado hace ahora 20 años. Tras “Magic Mirror” la banda abandonaba el escenario para que minutos después Bittencourt saliera a dar un breve discurso en el que agradecía nuestra presencia y en el que destacaba que pese a ser el único miembro fundador que queda en la banda, el espíritu de ANGRA sigue con sus nuevos compañeros. Tras eso, con acústica en mano, interpretó el tema “Lullaby For Lucifer”, perteneciente al álbum “Holy Land”. Con la banda ya completa en el escenario dieron paso a “Rebirth”, siendo uno de los momentos más emotivos del concierto.

Se acercaba el final y con la deseada “Carry On” el público arrancó a cantar, aunque hacia mitad fue intercalada por “Nova Era”, donde de nuevo Fabio se bajó junto al público para cantarla, teniendo algunos problemas con el micrófono pero que no empañó un fin de fiesta donde los seguidores de ANGRA pudieron cantar junto al vocalista uno de sus temas más populares.

En resumen un concierto corto, donde se echó en falta alguna canción de sus primeros años pero que aún así gustó y sirvió para que ANGRA reivindicara su carrera y su nueva etapa donde todavía tienen mucho que decir.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Lorena Mora

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

1 COMENTARIO

  1. Aunque no sea una sala excesivamente grande, un gustazo ver la Rock City a tope. Los grupos estuvieron todos a un gran nivel, la banda de Tate supo dar el callo, pero lo de los músicos de Angra ya fue sencillamente un espectáculo, y a mí personalmente me gustó bastante el setlist. Increíble como toca esa gente.

    Por cierto… la segunda banda que tocó se llama HALCYON WAY, no Falcon Way ni Halcon Way.

    ¡Saludos!