Inicio Conciertos Crónica y fotos de CANNIBAL CORPSE + THE BLACK DAHLIA MURDER +...

Crónica y fotos de CANNIBAL CORPSE + THE BLACK DAHLIA MURDER + IN ARKADIA en Bilbao

0
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020

 

CANNIBAL CORPSE

+ THE BLACK DAHLIA MURDER + IN ARKADIA

Sábado 3 de Marzo de 2018 – Sala Santana 27 – Bilbao

Cita con la mayor agresividad sonora a cargo de uno de los grandes grupos de metal extremo de todos los tiempos. CANNIBAL CORPSE es una banda que se ha erigido prácticamente como el nombre de referencia para el arte metalero más bizarro.

Si cuando se formaban a finales de los años 80 alguien hubiera sugerido que haciendo este estilo se iban contar por millones sus discos vendidos probablemente nadie lo hubiera creído en un estilo en principio underground.

Sin embargo, estamos ante uno de esos grupos pioneros a los que el tiempo les brinda el puesto de relevancia que merecen. El cartel se nutría de otra banda tan rompedora de un tiempo a esta aparte en este estilo, y también con una importante originalidad y frescura para el mismo como THE BLACK DAHLIA MURDER; con unos invitados para mí completamente desconocidos hasta esta noche como IN ARKADIA.

Los franceses IN ARKADIA se acoplaron al cartel de los dos grupos estadounidenses aportando un estilo relativamente moderno ante lo que proponían sus acompañantes en el escenario. Con dos vocalistas al frente el grupo expuso un metalcore del que tanto se ha llevado en los últimos tiempos en toda Europa, aunque destacando por una visceralidad tal que no les hizo desentonar del todo en una noche de puro metal extremo.

Cuentan ya con unos cuantos discos a sus espaldas, el último de ellos “Lions” recién editado a finales de febrero. Y pese a no encajar del todo en esta velada extrema, su agresividad y su buen hacer hizo que el personal disfrutara de su descarga, pudiéndose apreciar la predisposición del personal a los pogos en una noche que daría para ello, con los primeros movimientos ante dos cantantes que se desgañitaron y una banda muy sólida que nos cosió a base de riffs. No solo salieron bien parados del envite, sino que a más de uno le llamaron la atención.

Con ocho discos de estudio a sus espaldas THE BLACK DAHLIA MURDER se ha convertido en un grupo importante en el estilo. No serían pocos los seguidores que vieron en este cartel un mayor atractivo con la presencia de la banda que capitanearía un frontman tan particular como Trevor Strnad, que no para de moverse en escena cual director de orquesta balanceando su brazo, poniendo orden en un caos sonoro intencionadamente agónico y desquiciante. Y es que estamos ante un grupo que ha sabido forjar un estilo cuando menos personal en estas lides.

Su actuación daría espacio para una media docena de temas, donde no dejaron de presentar su última obra “Nightbringers”, con una importante selección de temas como el homónimo de la obra, “Widowmaker”, “Jars” o “Catacomb Hecatomb”.

Temas nuevos que fueron inteligentemente intercalados entre piezas que enloquecieron a sus fieles seguidores en este aquelarre de desatada efusividad, como fueron “Contagion” o “What Horrible Night To Have A Course”, si bien el final de la descarga se lo dedicarían a su trabajo de 2007 “Nocturnal” con los broches de “Everything Went Black” y un “Warborn” que no por rebajar el tempo dejó de ser menos intenso. De hecho fue un gran colofón para una esquizofrénica actuación.

Con el ambiente muy caldeado salió a escena CANNIBAL CORPSE. Uno de esos grupos sin los que no se puede entender todo un estilo. Y eso la gente lo sabe y lo valora. Además no se dedica a vivir de rentas, algo que se podrían permitir con discos de los que siempre serán piezas angulares de este estilo, sino que tienen un nuevo disco en su haber de título “Red Before Black”, al que comenzaron dando cancha con los consecutivos “Code Of The Slashers”, “Only One Will Die” y el homónimo tema de la obra.

Desde ese momento ya vemos la actitud general de un concierto que no rompería esa tónica de un George Fisher al frente de las tablas normalmente con el rostro tapado por su pelo, y un grupo algo frio y muy concentrado en tocar. Es verdad que estos temas requieren una destreza nada desdeñable, pero no estaría de más que hubiera algo más de comunicación gestual con el público. Un público que pese a ello montó unas buenas jaranas de mitad de la sala para adelante.

“Scourge Of Iron” y “Evisceration Plague” nos acercaban a trabajos del pasado reciente de la banda, sin perder de vista su nueva referencia con “Scavener Consuming Death”, dejando por el camino un repaso a temas tan descuartizadores como “The Wretched Sawwn”, antes de que diéramos algún paso más atrás en el tiempo con “Pounded Into Dust”.

La banda tiene capacidad para calentar el ambiente por la simple caída sobre todos nosotros de algunos clásicos como un “Gutted” que llegaría precedido de “Kill Or Become”. Y aun seguirían apostando por l nueva obra en una parte avanzada de la actuación con “Corpus Delicti”, antes de adentrarse en el tramo que muchos estaban esperando, con clásicos de los 90 como “Devoured By Vermin” y, por supuesto, de aquellos primeros años con Chris Barnes como vocalista que han dejado un rastro de sangre imborrable en la memoria de muchos.

“A Skull Full Of Maggots” daría ese paso ya definitivo para zambullirse en aquellos primeros años de la banda, continuando con un “I Cum Blood” celebradísimo y un “Make Them Suffer” que comenzó a presentar Fisher, aunque prácticamente le quitaron el título de la  boca los seguidores en un solo grito.

“Stripped, Raped And Strangled” contó con la colaboración de Trevor Strnad de THE BLACK DAHLIA MURDER y cerraron con otro de los temas más esperados por todo el personal, como fue “Hammer Smashed Face”, que supuso el enterramiento final a este nuevo paso de CANNIBAL CORPSE por los escenarios vizcaínos.

Una banda que sigue siendo acreedora a un gran nombre internacional, abanderados del death metal más puro. Eso sí, se les puede achacar una frialdad que hacen de sus descargas algo muy bien ejecutado, pero bastante mecánico. Un detalle es que apenas sin saludar se marcharon de allí todos sus miembros apenas dejar de sonar los instrumentos.

Solo George Fisher, se quedó unos minutos agradeciendo a los presentes su predisposición ante esta máquina de triturar carne que, en cualquier caso, siempre será CANNIBAL CORPSE.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.